La inversión española, protagonista en Irán
El desarrollo de un proyecto presupuestado en unos 3.200 millones de dólares situó a España como principal inversor en 2016.
Fuente:  AzerNews , Financial Tribune  -  12/01/2017
La energía y el agua fueron los principales destinos de la IED

El medio local Financial Tribune se hace eco del último informe sobre inversión extranjera directa (IED) del Gobierno iraní y resalta que el volumen total de la misma llegó a los 11.800 millones de dólares entre diciembre de 2015 y diciembre del año pasado.

Dentro de los 113 proyectos aprobados por el Gobierno iraní durante este período destacan los procedentes de países europeos, puesto que después de España, Alemania ocupó la segunda posición como mayor inversor con 17 iniciativas y cerca de 2.900 millones de dólares presupuestados. China subió al tercer puesto gracias a 11 proyectos y una inversión estimada en 895 millones.

Según este documento, publicado en el marco del aniversario del histórico acuerdo nuclear que permitió la apertura del país, los proyectos de los sectores de la energía, incluyendo las renovables, y del agua fueron los principales destinos de la IED, al representar 35 proyectos y más de 8.000 millones de dólares.

Irán está apostando por la tecnología y por el capital foráneo para mejorar su capacidad de generación eléctrica y su red nacional. De hecho, se calcula que solo en este apartado el país necesitará invertir unos 50.000 millones de dólares a medio plazo.

Los cálculos cifran en unos 12.000 millones de dólares la inversión necesaria para la las energías renovables, mientras que la minería requerirá de unos 50.000 millones de dólares.

Pero, sin duda y tal y como ha destacado recientemente el ministro de Petróleo, es la industria petrolera el sector que precisa de una mayor inversión. Esa necesidad se situaría en unos 200.000 millones de dólares, principalmente destinados al segmento extractivo.

Economía en expansión
Las autoridades persas han adoptado una estrategia global que incluye una serie de reformas encaminadas hacia el desarrollo de una economía de mercado real, tal y como se refleja en el último plan quinquenal correspondiente al período 2016-2021.

Irán es la segunda economía más importante de la región después de Arabia Saudí con un PIB estimado en 2015 en unos 400.000 millones de dólares. También es segundo en cuanto a población, con casi 79 millones de habitantes.

En su tejido productivo destaca la importancia del sector de los hidrocarburos y, en menor medida, de la agricultura y de los servicios. Irán ocupa el cuarto lugar en el mundo en cuanto a reservas probadas de crudo y el segundo en gas natural y sus ingresos siguen dependiendo de estos recursos, por lo que el Gobierno busca impulsar una mayor diversificación.

El Banco Mundial espera que el crecimiento real de este país asiático alcance el 4,8% del PIB en 2017, gracias al levantamiento de las sanciones y al desarrollo de un entorno más favorable para la iniciativa privada y las empresas.

Noruega e Irán refuerzan su colaboración en el sector petrolero

Irán lanza su primera licitación de proyectos de petróleo y gas

Irán prevé recibir 8.000 millones de dólares de inversión extranjera este año 

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: