Noticias

La filial china de Agui representa ya un 21% de la facturación del grupo industrial vasco

Agosto - 2017 | Empresa XXI | Comentarios (0)

La empresa guipuzcoana, especializada en el desarrollo de procesos y fabricación de conjuntos mecánicos, arrancó su actividad en el gigante asiático en febrero de 2007, a partir de una pequeña estructura formada por un expatriado y dos empleados locales.

Diez años más tarde, en julio de 2017, Agui Kunshan emplea a 25 personas, entre mano de obra directa e indirecta, en una planta de 2.000 metros cuadrados en el número 521 de Yanwu North Road, una ubicación a la que la compañía tuvo que trasladarse el año pasado en busca de más espacio para poder abordar los nuevos proyectos en los que se ha ido embarcando a lo largo de los últimos años. Y es que, tal y como explica –en declaraciones que recoge Empresa XXI- el actual director de la filial china de Talleres Agui, Jokin Arrasate, en un principio, el planteamiento era que la planta ayudara a su matriz del País Vasco, entonces en Astigarraga y hoy en Oiartzun, a ser más competitiva localizando en el país oriental piezas sencillas y de poco valor añadido para montarlas en conjuntos que se vendían en Europa.

Sin embargo, con el tiempo, las oportunidades se han materializado y Agui Kunshan ha ido forjándose un nombre en China y consiguiendo, de este modo, clientes en dicho mercado. El primero, en 2012. Ello ha permitido a la compañía, que se dedica, principalmente, a producir componentes mecánicos en los que es capaz de integrar multitud de tecnologías -piezas estampadas, mecanizadas, fundidas, soldadas, plásticos, muelles, etc.- para sectores tan variados como la elevación, el energético, o el hospitalario; incrementar de un modo considerable su facturación. En 2016, ésta ascendió a cuatro millones de euros, es decir, un 21% de la facturación total del grupo, que se cifró en 19 millones en dicho período.

Aunque no es el corazón de su negocio propiamente dicho, la empresa también ofrece en China trading de una serie de piezas concretas con “un servicio muy personalizado y una logística flexible para cada cliente”, según Jokin Arrasate.

Esta filial, propiedad 100% de Talleres Agui, es, de momento, la única implantación exterior de la corporación guipuzcoana. En estos 11 años en China, los productos de Agui Kunshan se han instalado en clientes de la talla de Ormazabal, HP, Otis y Kleemann, entre otros. Aunque la empresa no cuenta con una red comercial en el gigante oriental, quedando esta labor directamente en manos de su director, sí que tiene acuerdos comerciales con una importante estructura de proveedores locales.

Con respecto al futuro de la empresa, Arrasate subraya que “la demanda en China sigue creciendo y las oportunidades siguen apareciendo”, si bien reconoce que “la competencia se está multiplicando”. Por ello, “el reto principal es seguir creciendo mejorando la rentabilidad del negocio” a través de la motivación del equipo humano y el apoyo de la matriz en la mejora de los procesos internos.

Desde 2013, los planes de esta filial se centran en la búsqueda de nuevos clientes en China. Actualmente, no tiene nuevos planes de inversión en el país, aunque no los descarta si nuevos proyectos así lo requieren.


Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: