Demanda y Coyuntura

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

Con datos de 2016, por el lado de la oferta, el sector primario representa el 1,3% del VAB, el secundario el 28,1% y el terciario el 70,7%. Entre los sectores de origen de mayor contribución al PIB destacan el sector manufacturero y minero (19,2%), seguido del sector comercial (12%) y del sector servicios relacionados con la vivienda (10,4%). Por su parte, los servicios públicos (administración y servicios sociales) suponen el 17,5% del PIB.
En un análisis de los componentes del gasto del PIB se aprecia que el 72,6% de esta magnitud corresponde al consumo; de éste el 52,6% corre a cargo del consumo privado y el 20% del consumo público. Por otra parte, la economía austriaca se caracteriza por una gran apertura al exterior, fenómeno típico de las economías pequeñas que se refleja en que la tanto la exportación como la importación de bienes y servicios correspondan a volúmenes cercanos o incluso superiores al 50% del PIB.

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de PIB por sectores de actividad y por componentes del gasto

PIB (por sectores de origen y componentes del gasto)2013 %2014 %2015 %2016 %
POR SECTORES DE ORIGEN
PRIMARIO1,4%1,4%1,3%1,3%
SECUNDARIO28,6%28,3%28,3%28,1%
Manufacturas y minería19,2%19,0%19,3%19,2%
Energía, agua y residuos3,0%2,8%2,6%2,4%
Construcción6,5%6,5%6,4%6,5%
TERCIARIO70,0%70,4%70,4%70,7%
Comercio12,2%12,3%12,0%12,0%
Transporte5,6%5,6%5,7%5,5%
Hostelería y restauración5,0%5,1%5,2%5,4%
TIC3,4%3,5%3,5%3,5%
Sector financiero4,4%4,4%4,2%4,1%
Inmobiliario9,7%9,8%10,1%10,4%
Ss profesionales y técnicos9,4%9,4%9,4%9,5%
Administración Pública5,2%5,1%5,1%5,2%
Educación, sanidad y social12,2%12,2%12,3%12,3%
Otros servicios2,8%2,8%2,8%2,8%
TOTAL100,0%100,0%100,0%100,0%
POR COMPONENTES DEL GASTO2013201420152016
CONSUMO73,6%73,1%72,5%72,6%
Consumo privado53,8%53,4%52,6%52,6%
Consumo público19,8%19,7%19,9%20,0%
INVERSIÓN23,8%23,6%23,5%23,8%
EXPORTACIONES BB y SS53,2%52,9%53,0%52,1%
IMPORTACIONES BB y SS50,6%49,6%49,0%48,5%

Fuente: Banco Nacional de Austria (ÖNB). junio de 2017.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Evolución de las principales variables económicas: crecimiento, inflación…

Austria presenta una economía de mercado social muy desarrollada con un elevado nivel de vida y estrechas relaciones con los demás países comunitarios, en especial con su vecino Alemania, con el que desarrolla más del 30% de su comercio exterior en ambos sentidos. Medido en PPP (Paridad del Poder de Compra), en 2015 el PIB austriaco se encontraba en el 128% del promedio de la Unión Europea, habiéndose reducido en 2016 al 126% del promedio de la Unión Europea, y ocupa el cuarto puesto en el ranking de prosperidad de la Unión, por delante de Alemania, situada en 7ª posición.
En 2009 la crisis financiera global sumió a Austria en una recesión, que ya ha sido superada. En 2016 el PIB creció un 1,5%, el nivel más alto de los últimos 5 años. En el segundo trimestre del año 2017 el PIB creció un 0,8% lo que supone una aceleración del crecimiento frente al primer trimestre del año. Dicho incremento se debe a la sólida demanda interna, consecuencia de la reforma fiscal y de la reducción del desempleo, y al repunte de la economía mundial, que beneficia a las exportaciones de Austria.
Los principales organismos e instituciones han revisado al alza sus previsiones de crecimiento de la economía austriaca para 2017: en junio, el Banco Nacional (OeNB) y la OCDE prevén un crecimiento del 2,2% para el final de este año 2017 y que el crecimiento se ralentice a partir de 2018 hasta un 1,7%. El Instituto Austriaco de Investigación Económica WIFO era más optimista y estimaba un crecimiento del 2,4% para 2017 y de 2,0% para 2018.
La tasa de desempleo aumentó en 2016 hasta el 6%, tres décimas más que en 2015. Sin embargo, a finales de junio de 2017 se encontraba en un 4,8%, tras caer desde el 5,4% en el mes anterior. Este descenso en los niveles de desempleo se inició en el mes de marzo. El Instituto Austriaco de Investigación Económica WIFO pronostica que la tasa de paro será del 5,7% en 2017 y del 5,6% en 2018. Las previsiones de Banco Nacional de Austria y la OCDE lo sitúan en el 5,5% en 2018.
La inflación anual de 2016 fue del 0,9%, igual que en 2015, mientras que en julio de 2017 se situó en un 2%, un 0,1 punto porcentual mayor que el mes anterior. El Instituto Austriaco de Investigación Económica WIFO estima que la inflación será del 1,8% en 2017 y del 1,7% en el 2018
En 2016 el superávit de la balanza por cuenta corriente se redujo ligeramente hasta el 1,7% del PIB, mientras que la balanza comercial registra un déficit del 0,1% del PIB (tras dos años consecutivos con leves superávits).
El stock de inversiones directas (ID) extranjeras en el país alcanzó en 2016 el 42,4% del PIB, nivel ligeramente inferior al del promedio de la Unión Europea. Alemania destaca como principal país inversor en Austria, con el 28,2% del total acumulado de la ID extranjera en 2016. España mantiene una participación del 0,4% en el stock de ID, situándose en el 23º puesto del ranking de países inversores en Austria.
El déficit público de 2015 fue del 1,1% del PIB, el nivel más bajo registrado en 14 años. En 2016 aumentó hasta el 1,6% tras una política fiscal ligeramente expansiva. En 2017 el déficit se reducirá gracias al crecimiento económico, a los efectos de la reforma fiscal de 2016 y a la reducción del pago de intereses de la deuda.
Según el Banco Nacional de Austria, a final del 2017 el déficit será del -0.9% del PIB. Los presupuestos de 2017 prevén unos ingresos de 73.200 millones de euros (+1,9% interanual) y gastos de 77.500 millones (-0,1%). Para 2018 prevé que se mantenga el nivel de 2017, mientras que la previsión para 2019 es que se reduzca al -0.5%. El WIFO es más optimista y prevé que en 2018 el déficit público sea del -0.7% y del -0.5% en 2019 y que continúe la recuperación que llevará a un saldo casi equilibrado en 2021 (-0.1% del PIB).
La deuda pública, que durante la crisis se incrementó en más de 30 puntos porcentuales del PIB, se ha reducido en 2016 hasta el 84,6% (desde el máximo del 85,5% del PIB de 2015). A finales del primer trimestre del 2017, la deuda pública se redujo hasta los 291,625 millones de euros, lo que representa el 82.6% del PIB y se espera que acabe el año en el 80,2% del PIB. Para 2018 el Banco Nacional de Austria prevé que el nivel se sitúe en el 78% del PIB y en 2019 en el 75,8%.
 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de principales indicadores macroeconómicos

 2013201420152016
PIB
PIB ( millones de euros a precios corrientes)322.539330.418339.896349.493
Tasa de variación real0,1%0,6%1,0%1,5%
Tasa de variación nominal1,7%2,4%2,9%2,8%
INFLACIÓN
Media anual2,01,70,90,9
Fin de período1,91,01,01,4
TIPOS MARGINALES DE CREDITO DEL BCE
Media anual1,090,490,30,26
Fin de período0,750,30,30,25
EMPLEO Y TASA DE PARO
Población (x 1.000 habitantes)8.4778.5438.6298.739
Población activa4.3364.3584.4004.490
% Desempleo sobre población activa5,45,65,76,0
DÉFICIT PÚBLICO
% de PIB1,42,71,11,6
DEUDA PÚBLICA
en millones de Euros262.317278.968290.466295.719
en % de PIB81,3%84,4%85,5%84,6%
EXPORTACIONES DE BIENES
en millones de Euros125.812128.106131.538131.125
tasa de variación respecto a período anterior1,8%1,8%2,7%-0,3%
IMPORTACIONES DE BIENES
en millones de Euros130.706129.847133.529135.667
tasa de variación respecto a período anterior-1,0%-0,7%2,8%1,6%
SALDO BL. COMERCIAL
en millones de Euros-4.895-1.741-1.991-4.542
en % de PIB-0,4%-0,6%0,1%1,3%
SALDO B. CUENTA CORRIENTE
en millones de Euros6.2957.8956.4876.002
en % de PIB2,0%2,4%1,9%1,7%
DEUDA EXTERNA BRUTA
en millones de Euros599.474610.387593.886583.605
en % de PIB185,9%184,7%174,7%167,0%
SERVICIO DE LA DEUDA EXTERNA
en millones de Eurosn.d.n.d.n.d.n.d.
en porcentaje de exportaciones de bienes y serviciosn.d.n.d.n.d.n.d.
RESERVAS INTERNACIONALES
en millones de Euros16.89320.54220.42422.159
en meses de importación de bienes y servicios1,21,51,41,5
INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA
Saldo en millones de Euros5.3943.7652.623-1.449
TIPO DE CAMBIO DEL EURO FRENTE AL DÓLAR
media anual1,32811,32851,10951,1069
fin de período1,37041,23311,08771,0543

Actualización: junio de 2017. Fuentes: Oficina de Estadística de Austria, Banco Nacional de Austria, elaboración propia.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Principales objetivos de política económica

Austria centra sus políticas de desarrollo a medio y largo plazo sobre todo en las infraestructuras y el abastecimiento y aprovechamiento energético. El plan de acción vigente sobre Sistemas de Transportes Inteligentes (ITS) incide en la gestión del tráfico y de las infraestructuras, información en tiempo real al usuario, logística y trazabilidad de mercancías, sistemas de conducción que favorezcan la seguridad y la reducción de emisiones, y nuevos conceptos de movilidad.
En el año 2007 el Gobierno austriaco creó el Fondo del Clima y la Energía con el objetivo de fomentar el desarrollo e innovación de tecnologías para frenar el cambio climático y la introducción de medidas de energía sostenibles. El objetivo principal del Fondo es una “Austria con Cero Emisiones”, con lo que pretende ser un país independiente de las importaciones de petróleo y gas, así como excluir la importación de energía atómica. Desde su creación, los ministerios de Medio Ambiente y de Infraestructuras han destinado 1.000 millones a 110.000 proyectos para cumplir sus objetivos, la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero y la transformación del sistema energético nacional. Entre los proyectos destacan, entre otros, los incentivos para la compra de vehículos eléctricos o la iniciativa “Smart Cities”, que financia la creación de proyectos de ciudad inteligente en varias regiones austriacas. Actualmente son 29 las ciudades austriacas que cuentan con proyectos subvencionados por el Fondo del Clima y la Energía. Algunas de las más importantes son Viena, Salzburgo, Graz, Linz e Innsbruck.
En relación al abastecimiento energético, el Gobierno austriaco se ha propuesto triplicar hasta 2020 la energía proveniente de las centrales eólicas hasta alcanzar 3.000 MW, así como incrementar la producción energética solar de 100 MW a 1.100 MW. Con motivo de la Conferencia Climática de París celebrada en noviembre de 2015 Austria fijó un objetivo de abastecimiento de electricidad en el 100% por energías renovables para el año 2030.
En julio de 2014 el Parlamento aprobó una Ley de eficiencia energética que prevé incrementar progresivamente la eficiencia energética de los clientes finales. Las empresas proveedoras de energía tienen que acreditar una reducción del consumo energético de sus clientes en el 0,6% anual. En caso de infracción se prevé una multa de 20 cts/kWh. Se han creado varias plataformas que permiten comprar y vender medidas de eficiencia. Asimismo, se aspira a estabilizar el consumo energético total al nivel de 1.100 petajoule anuales para el año 2020. Como medida adicional, las empresas con más de 250 empleados están obligadas a introducir un sistema de gestión energética o llevar a cabo una auditoría energética cada cuatro años. No existen obligaciones para las empresas más pequeñas.
 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Previsiones macroeconómicas

Los principales organismos internacionales y locales de previsión económica han emitido los siguientes pronósticos macroeconómicos recientes:

Previsiones macroeconómicas de Austria

OrganismoFecha previsiónVariación PIB real (%)Tasa de paro (%)Cta corriente (% PIB)Sup/Déf público (% PIB)
  20172018201720182017201820172018
Banco Nacional ÖNBjunio 2172,21,75,75,52,12,4-0,9-0,9
Instituto de Análisis Macroeconómico de Austria WIFOmarzo 20172,01,85,95,91,61,6-1,2-0,7
OCDEjunio 20172,21,75,75,51,91,9-1,0-0,7
Comisión Europeamayo 20171,71,75,95,92,02,2-1,3-1,0
FMIabril 20171,41,35,95,92,42,2-1,0-0,7

Actualización: junio de 2017

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política fiscal y presupuestaria

Política fiscal y presupuestaria

El déficit público de 2016 fue del 1,6% del PIB, después de que en 2015 fuese del 1,1%, el nivel más bajo registrado en los últimos 15 años. El aumento del déficit en 2016 es producto de una política fiscal ligeramente expansiva. La deuda pública, que durante la crisis se incrementó en más de 30 puntos porcentuales del PIB, se ha reducido en 2016 hasta el 84,6% (desde el máximo del 85,5% del PIB de 2015).
Los presupuestos de 2017 prevén unos ingresos del orden de 73.200 millones de euros (+1,9% interanual) y gastos de 77.500 millones (-0,1%). Tras deducir los gastos extraordinarios (en buena parte ocasionados por los refugiados, estimados en unos 2.000 millones), el déficit estructural se situaría en 0,5% del PIB, cumpliendo así las normas de la UE. El déficit total se estima en el 1,2% del PIB.
 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

Políticas estructurales

A comienzos de 2017, el Gobierno de coalición había presentado un plan de trabajo para los próximos 18 meses (hasta las elecciones previstas en septiembre de 2018) que se estructuraba en torno a seis áreas: (i) empleo (y economía), (ii) formación e innovación, (iii) energía y sostenibilidad, (iv) seguridad e integración, (v) modernización de estado y sociedad, (vi) Austria en Europa y en el mundo y (vii) financiación e impacto económico.
Con la crisis de gobierno que se produjo en mayo con la dimisión de Reinhold Mitterlehner como vicecanciller, ministro de Ciencia, Investigación y Economía y líder del ÖVP (Partido Popular), se produjo no solo una reestructuración en el Partido Popular y en el gobierno de coalición sino que también precipitó el adelanto de las elecciones generales al 15 de octubre de 2017. Estos hechos han dificultado la realización de este plan.
Entre las iniciativas más relevantes en términos económicos incluidas en ese plan de trabajo de principios de año se encontraban la reducción del 50% de las cuotas salariales para nuevos puestos de trabajo durante 3 años, el cambio en la tributación para empresas con sede fiscal en el extranjero, medidas para evitar el impacto negativo sobre los contribuyentes de la progresión en frío, la reducción a la mitad de las tasas aéreas, el aumento del subsidio a trabajadores de baja por enfermedad en empresas pequeñas, el aumento de las ayudas a la investigación, el fomento de la inversión en activos tangibles (excepto inmobiliarios y automóviles), un paquete de medidas para fomentar la inversión de capital privado en vivienda social, la flexibilización de los horarios de trabajo, la desincentivación de la contratación de trabajadores no austriacos, el establecimiento de un salario mínimo de 1.500 euros, la creación de 20.000 empleos para parados de larga duración de más de 50 años, la reforma de la ley de insolvencia, medidas en el sector energético para fomentar las energías verdes, reducir la dependencia eléctrica del país y preparar un mercado de comercio libre de electricidad con Alemania en caso de que se divida el actual mercado energético común, reformas financieras para aumentar el atractivo de Austria como receptor de inversión y la cuota femenina del 30% en los consejos de administración de las grandes empresas.
Durante la última semana de actividad parlamentaria antes de la pausa veraniega se han adoptado numerosas iniciativas, algunas de ellas incluidas en el plan de trabajo descrito anteriormente, entre las que destacan las siguientes: el “bono de empleo”, que entra en vigor el 1 de julio de 2017; el aumento de la prima para investigación del 12 al 14% a partir de 2018; la modificación de la ley de energías renovables por la que se ponen a disposición 660 millones de euros en subvenciones adicionales para la expansión de las energías renovables (energía eólica, fotovoltaica, pequeñas centrales hidroeléctricas y biogás); incentivos fiscales para el capital-riesgo; la “Acción 20 000” para desempleados de larga duración de más de 50 años; la relajación de la protección de los empleados; la nueva ley de protección de datos; el nuevo impuesto sobre el tabaco; el convenio multilateral contra la evasión fiscal; la implantación del reglamento contra el blanqueo de dinero.
En 2016 entró en vigor una reforma fiscal cuya medida clave supuso aumentar los tramos tarifarios del IRPF a seis en lugar de tres (se reduce el tipo más bajo al 25%, desde el 36,5%, al tiempo que se incrementa el más alto, para rentas superiores al millón de euros, al 55%, desde el 50%, medida limitada a cinco años). Además, el “impuesto negativo” para receptores de rentas inferiores a 11.000 euros/año se incrementa a 400 euros anuales.
Esta reforma se ha acompañado de otras medidas tendentes a compensar, al menos en parte, la reducción de ingresos públicos:
a. Medidas recaudatorias como la subida del IVA reducido del 10% al 13% para determinados productos y servicios (transporte aéreo, hoteles, teatros, museos, cine, plantas). Se ha reformado el impuesto sobre la transmisión de bienes inmuebles que tendrá 3 tipos impositivos (entre el 0,5% y el 3,5%). Se ha aumentado el impuesto sobre ganancias patrimoniales en la venta de bienes inmuebles del 25% al 30% (la vivienda habitual queda exenta). Se ha aumentado el impuesto sobre la renta del capital del 25% actual al 27,5% para títulos y dividendos (no para cuentas corrientes y libretas de ahorro). También aumentan los impuestos sobre el alcohol, sobre matriculación de vehículos contaminantes, sobre el tabaco.
b. Medidas contra el fraude fiscal como la obligación de cajas registradoras electrónicas para los sectores comercial, turístico y gastronómico y la posibilidad de que Hacienda inspeccione cuentas de empresas sin orden judicial.
c. Ahorros en la Administración y en el sistema de subvenciones públicas con diferentes medidas como incentivos para el empleo de personas de más de 55 años para tratar de aumentar la edad de jubilación efectiva (en paralelo a la armonización progresiva de las edades de jubilación entre hombres y mujeres para igualarlas en 2033) o la centralización de determinados gastos administrativos del Gobierno Central (limpieza, parque móvil).
 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex