Demanda y Coyuntura

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

Como puede observarse de los cuadros anteriores, los sectores productivos más importantes en el país son: manufacturas, petróleo y minería, construcción y agropecuario. Destaca el crecimiento experimentado en el año 2014 por la acuicultura y pesca de camarón (14%) y petróleo y minería (8%), la evolución positiva de estos sectores es muy relevante porque son los sectores más importantes de exportación ecuatoriana, sobre todo el petrolero.

Es muy notable el crecimiento de la acuicultura (sector camaronero), gracias a unos excelentes resultados de exportación por la mejora de precios en los mercados internacionales debido a la caída en la producción de los países asiáticos.

Algunos sectores, especialmente el de la construcción han experimentado una desaceleración en su crecimiento por el menor ritmo de la inversión en obra pública estatal y las dificultades del BIESS (Banco de la Seguridad Social) para financiar viviendas privadas. Este sector ha sido muy importante en los últimos 10 años, creciendo de media un 7,3% anual y en algunos años superando el 10%; pese a haber experimentado una desaceleración en 2014, el sector ha experimentado un ritmo de crecimiento importante, del 5,5%, y continúa siendo uno de los más importantes. En el período 2008 y 2012, el aporte del sector de la construcción al PIB se situó entre el 8% y 10%, muy por encima de los demás sectores económicos, lo que refleja su importancia dentro de la estructura económica del país. Para el año 2013, el indicador de crecimiento para este sector fue del 10% y 9,8% para el 2014, con valores absolutos que superaron en este último año los USD 10.600 millones (10,2% del PIB año 2014). Pese a la ralentización de la economía ecuatoriana, fundamentalmente por la sensible caída del precio del petróleo y la apreciación del dólar que afecta a sus exportaciones, la obra pública -que en menor medida  sigue impulsando el gobierno- y el dinamismo de la construcción privada siguen incidiendo positivamente para este crecimiento.

En cuanto a los subsectores del sector servicios, los que más han crecido son el suministro de electricidad y agua (9%), las actividades profesionales, técnicas y administrativas (7,7%) y el alojamiento y servicios de comida (6,9%). Por su aportación al PIB, destacan la importancia del sector comercio, comunicaciones y educación y salud.

Aunque el año 2014 no ha sido especialmente bueno para el sector petrolero, debido a la caída de los precios del petróleo en los últimos meses del año 2014, hay que destacar la importancia crucial que históricamente ha tenido este sector para el país. Su aporte a las exportaciones es del 51,6% en 2014 y su participación en estos momentos en el presupuesto general del Estado está cerca del 30% de los ingresos, lo que demuestra que la influencia del precio del petróleo y sus exportaciones en la economía ecuatoriana es todavía muy elevada.

En cuanto a la evolución del PIB desde el punto de vista de la demanda, la inversión total del país (pública y privada) ha crecido en el año 2013 al 6,6% sobre el año anterior; el consumo público lo ha hecho al 4,3% y el consumo privado al 3,2%. En el sector exterior, la aportación de las exportaciones ha crecido el 4,5% sobre el año anterior y las importaciones el 3,4%. En el 2014, estas variables han presentado crecimientos menores, así tenemos que la inversión experimentó una subida del 3,7%; el consumo público en 3,6% y el consumo privado en 3,9%.  Por su parte, en valores absolutos, las exportaciones han crecido el 6,2% y las importaciones lo han hecho en 5,5%.

PRODUCTO INTERNO BRUTO PETROLERO Y NO PETROLERO  

 

2013

2014

 

(p)

(prev.)

Miles de dólares de 2007

PIB ramas petroleras

7.166.277

7.414.660

PIB ramas no petroleras

57.247.663

59.631.076

Otros elementos del PIB

2.667.129

2.724.610

PIB total

67.081.069

69.770.346

Tasas de variación (a precios de 2007)

PIB ramas petroleras

3,2

3,5

PIB ramas no petroleras

5,0

4,2

Otros elementos del PIB

1,9

2,2

PIB total

4,6

4,0

Estructura porcentual (a precios de 2007)

PIB ramas petroleras

10,7

10,6

PIB ramas no petroleras

85,3

85,5

Otros elementos del PIB

4,0

3,9

PIB total

100,0

100,0

Fuente: Banco Central del Ecuador

   

Según información del Banco Central del Ecuador, en el 2014 el PIB de las ramas petroleras habría crecido un 3,5% y su aporte al PIB total es del 10,6%.  Por su parte, las actividades que aglutinan el PIB no petrolero  se habrían incrementado en 4,2% y su contribución al PIB total es del  85,5%.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de PIB por sectores de actividad y por componentes del gasto

Tabla 5: PIB por sectores de actividad y por componentes del gasto

 

ECUADOR - PIB (Precios constantes - millones USD)    
Período / Industrias 2013 2014 Peso sobre PIB 2014 Tasas variación 2014-2013
Agricultura, ganadería, caza y silvicultura 4.943.856 5.059.553 7,25% 2,34%
Acuicultura y pesca de camarón 367.801 393.331 0,56% 6,94%
Pesca (excepto camarón) 433.011 445.781 0,64% 2,95%
Subtotal AGROPECUARIO 5.744.668 5.898.665 8,45% 2,68%
Petróleo y minas 6.781.539 6.973.863 10,00% 2,84%
Refinación de Petróleo 717.617 415.321 0,60% -42,12%
Manufactura (excepto refinación de petróleo) 7.928.166 8.167.326 11,71% 3,02%
Subtotal INDUSTRIAL 15.427.322 15.556.510 22,30% 0,84%
Suministro de electricidad y agua 1.484.491 1.599.781 2,29% 7,77%
Construcción 6.644.152 7.129.408 10,22% 7,30%
Comercio 6.939.242 7.482.477 10,73% 7,83%
Alojamiento y servicios de comida 1.208.325 1.292.203 1,85% 6,94%
Transporte 4.406.570 4.677.824 6,70% 6,16%
Correo y Comunica-ciones 2.371.474 2.566.313 3,68% 8,22%
Actividades de servicios financieros 1.977.112 2.055.054 2,95% 3,94%
Actividades profesionales, técnicas y administrativas 4.235.737 4.392.456 6,30% 3,70%
Enseñanza y Servicios sociales y de salud 5.338.243 5.428.244 7,78% 1,69%
Administración pública, defensa; planes de seguridad social obligatoria 4.178.959 4.348.272 6,23% 4,05%
Servicio doméstico 178.129 186.596 0,27% 4,75%
Otros Servicios (2) 4.505.844 4.502.223 6,45% -0,08%
Subtotal SERVICIOS 43.468.278 45.660.851 65,45% 5,04%
TOTAL VALOR AGREGADO BRUTO 64.640.268 67.116.026 96,20% 3,83%
OTROS ELEMENTOS DEL PIB 2.652.957 2.650.213 3,80% -0,10%
PIB TOTAL 67.293.225 69.766.239 100,00% 3,67%
Fuente: Banco Central del Ecuador        
         
POR COMPONENTES DEL GASTO (sobre oferta total: PIB + Importaciones de bienes y servicios) 2013 2014    
CONSUMO 55,98 56,05    
Consumo Privado (incluye el gasto de consumo de las Instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares, ISFLSH) 46 45,99    
Consumo Público 9,98 10,06    
FORMACIÓN BRUTA DE CAPITAL FIJO 21,48 21,7    
FBCF 20,62 20,73    
Var. existencias 0,86 0,97    
EXPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS 22,54 22,25    
DISCREPANCIA ESTADÍSTICA  - -    
TOTAL (menos importaciones) 100 100    
Fuente: Banco Central del Ecuador        

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Evolución de las principales variables económicas: crecimiento, inflación…

La estabilidad política y social de los últimos años se han traducido también en un progreso económico, que comienza a dar signos de agotamiento debido tanto a factores exógenos (como la apreciación del dólar o la caída del precio del petróleo y otras materias primas) como propios de un modelo económico basado en el gasto público como motor de crecimiento, que ha desplazado a la iniciativa privada.
El crecimiento medio de la economía ecuatoriana en el periodo 2007-2013 ha sido del 4,3% anual, superior a la media de América Latina y el Caribe. La dolarización ha sido una característica muy positiva de la economía ecuatoriana que ha generado estabilidad financiera y bajas tasas de inflación. Este crecimiento y mejora del bienestar del país se refleja en la ampliación y renovación de las infraestructuras de salud, educación o la red viaria del país; el incremento del salario real de los trabajadores en más del 45% o la reducción del índice de pobreza en casi 15 puntos.
Por el contrario, en los dos últimos años las tasas de crecimiento del PIB muestran una clara desaceleración (3,8% en 2014 y 0,2% en 2015) y el previsible estancamiento o contracción económica en 2016. Con los ajustes por el terremoto de abril pasado, las autoridades acaban de publicar las previsiones para el 2016, reconociendo que este año la economía experimentará una severa contracción de -1,7%. Debido a la fuerte caída de las importaciones, la oferta global caerá en -6% y por el recorte del gasto público, la demanda interna se contraerá en -5,4%. No hay aún previsión oficial para el 2017, aunque el FMI prevé una caída de -2,7% del PIB y un estancamiento de la economía para todo el quinquenio. La Cepal cifra la baja del PIB -2,5%.

2.1 Evolución de la economía en el año 2015.
Desde 2014 el panorama económico se ha visto fuertemente afectado por dos circunstancias exógenas, como son la caída del precio del petróleo (el petróleo ecuatoriano, de peor calidad que el Brent, cayó hasta los 36,2 dólares por barril en agosto), y la apreciación del dólar. Además, la economía ecuatoriana ha acusado la ralentización del crecimiento económico en Latinoamérica, lastrados por la situación en Brasil y la situación en China, relevante socio comercial de la región.
Ante el agravamiento del déficit comercial y la imposibilidad de actuar sobre el tipo de cambio por la dolarización, la Administración ecuatoriana ha impuesto en marzo de 2015 medidas de salvaguardia consistentes en sobretasas arancelarias de entre el 5% y el 45% sobre casi 3.000 partidas, totalizando el 31% de las importaciones ecuatorianas. Sin embargo, en los meses de vigencia de las referidas salvaguardias, no ha podido evitarse una notable reducción de las reservas internacionales, lo que compromete en cierto modo la dolarización. A finales de abril 2016, las salvaguardias fueron prorrogadas por un año, hasta junio 2017, con nuevos rangos de 15%, 25% y 40%. Sin embargo, el 6 de septiembre pasado, el Comité de Comercio Exterior (Comex) decidió que, a partir del 26 de octubre de 2016, las sobretasas que hoy están en el 40% pasen al 35%¸ las de 25% al 15% y las del 15% se mantengan igual. La medida fue tomada coincidiendo con la visita de una delegación oficial, encabezada por el vicepresidente, Jorge Glas, a varios países de la UE, incluido España, para acelerar el proceso de cierre del Acuerdo Multipartes, que Ecuador se espera que entre en vigencia a partir del 1 de enero 2017.

Por lo que se refiere a las cuentas del Sector Público, a cierre de 2015 el déficit público, según las estadísticas del Banco Central del Ecuador es aprox 5% del PIB. Además, el endeudamiento del Estado ha crecido en 2.612 millones de dólares, ascendiendo a 32.752 millones de dólares, más del 33% del PIB, siendo el límite legal de 40%, de cuyo total, 20.206 corresponde a deuda externa.
En todo caso, esta deuda se caracteriza por lo elevado de sus intereses (ya que más que préstamos con multilaterales, la mayoría son operaciones bilaterales), dado que la prima de riesgo país es una de las más altas de la región y se sitúa en torno a los 1.000 puntos.
A la cifra de deuda pública total habría que añadir el importe de las ventas anticipadas de petróleo realizadas a China y que no son contabilizadas como deuda externa por el Banco Central ecuatoriano. En términos absolutos, según el Fondo Monetario Internacional el endeudamiento externo podría haber alcanzado, a diciembre del 2015, el 36% del PIB, y continuaría en ascenso.
Los resultados macroeconómicos que acabamos de mencionar, muestran, de manera cada vez más evidente, la dificultad de continuar con un modelo de crecimiento de la economía basado en un incremento del gasto público (inversiones públicas y gasto corriente), que resulta cada vez más difícil de financiar. Por la necesidad de revertir esta situación, el gobierno ecuatoriano ha acometido ciertas reformas con la finalidad de incentivar la inversión privada, tanto nacional como extranjera, entre otras:
• Impulso de la inversión en Sectores Estratégicos, como la minería o la energía, e industria manufacturera, presentando un Plan de Inversiones en dichos sectores para los ejercicios 2015-2017., que totalizan 37.000 millones de dólares.
• Nuevos modelos de contrato en el sector petrolero como el contrato, en diciembre de 2015, de prestación de servicios específicos con financiamiento para el Bloque 61, entre Petroamazonas EP y Schlumberger. La concreción de este acuerdo, implicará que los valores para inversiones petroleras serán asumidos por la inversionista, liberando al Gobierno del financiamiento de estas operaciones.
• Repotenciación de la Refinería de Esmeraldas, para aumentar su capacidad de refinación de derivados, reduciendo en parte la dependencia de Ecuador de los mismos (importados), y por tanto, la salida de divisas.
• El gran proyecto industrial ecuatoriano de creación de una refinería en el Pacifico para tratar 200.000 barriles diarios de crudo pesado, con un inversión de 10 mil millones de dólares, no ha registrado hasta el momento avances significativos.
• Promoción del cambio en la matriz productiva del país, sustitución de importaciones y cambio de la matriz energética, como eje central de la política económica del gobierno: grandes presas hidroeléctricas y de varios proyectos industriales estratégicos que utilizarían el exceso de energía eléctrica con el que contará previsiblemente el país a partir del año 2016.
• Aprobación de la Ley Orgánica de Incentivos para las Asociaciones Público Privadas y la Inversión extranjera, que introduce y refuerza incentivos fiscales para la inversión privada al tiempo que amplía el ámbito de aplicación para la iniciativa privada a sectores hasta ahora vedados: infraestructuras, puertos, aeropuertos, vivienda social, concesiones viales, etc.
 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de principales indicadores macroeconómicos

PRINCIPALES INDICADORES ECONÓMICOS

2012

2013

2014

2015

PIB

PIB (MUSD a precios corrientes)

87.495

93.577

100.543

x

Tasa de variación real (%)

5%

4,5%

3,8%

x%

Tasa de variación nominal (%)

9,6%

7,3%

7,33%

x%

INFLACIÓN

Media anual (%)

4,16%

2,7%

3,53%

3,38%

TIPOS DE INTERÉS DE INTERVENCIÓN DEL BANCO CENTRAL

Media anual (%)

9,33%

8,17%

8,12%

9,32%

EMPLEO Y TASA DE PARO

Población (x 1.000 habitantes) (proyecciones según censo 2010)

15.260

15.744

15.980

16.279

Población económicamente activa (x 1.000 habitantes)

6.701

6.952

6.921

7.500

% Desempleo sobre población activa

4.12%

4,15%

4.54%

4,77%

DÉFICIT PÚBLICO

en M USD

985,5

5.059,7

7.319,7

1.206

% de PIB

-1,1%

-5,4%

-7,2%

x%

DEUDA PÚBLICA

en M USD

18.652

22.846

30.014

32.752

en % de PIB

21,3%

24,4%

30%

33,1%

EXPORTACIONES DE BIENES (BP)

en MUSD

23.764

24.847

25.732

17.029 (nov 2015)

% variación respecto a período anterior

6,5%

5%

3%

-29,2%

IMPORTACIONES DE BIENES (BP)

en MUSD

24.018

25.888

26.459

19.057 (nov 2015)

% variación respecto a período anterior

4,7%

7,2%

2,2%

-21,2%

SALDO B. COMERCIAL

en MUSD

-245

-1.084

-727

-2.028 (nov 2015)

en % de PIB

-0,2%

-1,16%

-0,7%

x%

SALDO B. CUENTA CORRIENTE

en MUSD

-279,7

-1.232

-1.322

-1.646 (III trimestre 2015)

en % de PIB

-0,3%

-1,3%

-1,3%

x%

DEUDA EXTERNA

en MUSD

10.871

12.920,2

17.456

20.434

en % de PIB

12,4%

14,3%

17,3%

20,6%

SERVICIO DE LA DEUDA EXTERNA

en MUSD

1.668,9

1.918,5

2.482,4

1.939,9

en % de exportaciones de b. y s.

7%

7%

8,8%

10,3%

RESERVAS INTERNACIONALES

en MUSD

3.737

4.360,5

3.666

2.496

en meses de importación de b. y s.

15,7%

16,4%

x%

x%

INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA

en MUSD

591,3

703

773

516,3 (III trimestre 2015)

Tasa de variación

-7,9%

18,9%

10%

-33,2%

TIPO DE CAMBIO DEL EURO FRENTE AL DÓLAR

media anual

1,286

1,328

1,321

1,1095

fin de período

1,312

1,370

1,216

1,0887

Fuente: Banco Central del Ecuador, Ministerio de Finanzas, Servicio Nacional de Aduanas del Ecuador e Instituto Ecuatoriano de Estadísticas y Censos.

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Principales objetivos de política económica

Cabe reseñar algunas orientaciones generales del Gobierno ecuatoriano en materia económica:

  • Objetivos a corto plazo: corregir los desequilibrios fiscales y de balanza de pagos, y moderar el ritmo de endeudamiento del país.
  • Objetivos a medio y largo plazo: impulsar el cambio de la matriz energética y de la matriz productiva.

 Ambos temas han sido tratados en extenso en el punto 2.1 Situación Económica.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Previsiones macroeconómicas

Perspectivas económicas del país:

El año 2015 viene marcado por el fuerte descenso de los precios del petróleo, que está reduciendo los ingresos por exportación (el petróleo ha representado tradicionalmente algo más del 50% del total de la exportación) y también los ingresos fiscales (el petróleo ha supuesto entre el 10 y el 15% de los ingresos del Estado).  De igual manera,  el fortalecimiento del dólar que resta competitividad a la exportación ecuatoriana  y hace más competitivos los productos de la UE, China, Colombia y Ecuador, en el mercado interior, está suponiendo una fuerte amenaza para la Balanza Comercial ecuatoriana.  Adicionalmente,  las necesidades de financiamiento del presupuesto de Estado (8.800 millones sobre 36.000 millones de presupuesto para el 2015), están obligando a la Administración ecuatoriana a una intensa búsqueda de financiación exterior, lo que se traduce en un incremento significativo del nivel de endeudamiento del país. 

En este contexto, el crecimiento previsto del PIB del próximo año del 4,1% ha sido ya revisado al 1,9%, y es probable que no llegue a alcanzar ese nivel.  No sería tampoco extraño que Ecuador entrase técnicamente en recesión en los dos últimos semestres del 2015. 

En el año 2016, la situación presenta características bastantes similares a las del 2015, posiblemente con un cierto agravamiento de las dificultades del país para obtener la financiación exterior que necesita, si el Gobierno desea continuar con su política de mantener el gasto público como palanca fundamental del crecimiento.  En este sentido, la proximidad de las elecciones  generales de febrero del año 2017 hace prever que el Gobierno hará los máximos esfuerzos para seguir con la política actual, buscando financiación exterior en todas las fuentes internacionales posibles. 

Con una perspectiva de medio y largo plazo, las mayores expectativas están puestas en la iniciación en los años 2016 y siguientes  de algunos de los grandes proyectos industriales previstos en el Programa de Cambio de la Matriz Productiva (refinería, petroquímica, cementeras, astilleros, etc.), que muy probablemente requerirán inversión extranjera. No obstante, los cambios económicos más relevantes y ciertos se esperan para los años 2016-2017, en los que deberían entrar en funcionamiento las ocho grandes centrales hidroeléctricas que se están construyendo en este momento y las nuevas producciones petroleras de Yasuní y Pungarayacu.

Las centrales hidroeléctricas van a aportar una potencia de 3000 Mws, equivalentes al 60% de la potencia instalada actualmente en el país. Entre ellas, la más destacada es la presa de Coca-Codo Sinclair, que aportará por si sola una potencia de 1500 Mws. La práctica totalidad de estas presas están siendo construidas con financiación china y por empresas chinas.

Con la aportación de estas centrales hidroeléctricas se espera conseguir una sensible reducción del gasto en subvenciones públicas a los combustibles, así como eliminar las importaciones de electricidad e, incluso, disponer de un excedente para exportación. Se espera también poder disponer de esta electricidad para suministrarla, a precios muy competitivos, a los nuevos proyectos industriales (refinería, acería, petroquímica, etc.).

En cuanto a las nuevas producciones petroleras, se estima que las reservas del Yasuni y Punguruyacu, y el mejor aprovechamiento de pozos ya maduros, tendrían una aportación conjunta de 200.000 barriles día a partir de 2016-2017, lo que incrementaría la producción actual en un 40% aproximadamente.  No obstante, el bajo nivel actual de los precios del petróleo está poniendo en riesgo la continuidad de estos proyectos petroleros. 

En el contexto económico actual, la mayoría de los expertos económicos independientes creen que el Gobierno debería profundizar aún más en algunas medidas y cambios de políticas que ha empezado a adoptar recientemente, tales como moderar  todavía el aumento del gasto público y de los salarios, reducir las subvenciones al consumo de combustibles, seguir diversificando las fuentes de financiación exterior, modificar algunos aspectos de la Ley de Minería y de las normas que rigen la exploración y explotación petrolera para incentivar la inversión etc.  Se concede especial relevancia a una nueva política de atracción de inversiones extranjeras, que hasta ahora presentan importes nada significativos, y, a este respecto, se resalta el interés de la nueva normativa en proyecto sobre incentivar las Alianzas Público Privadas para acometer proyectos de infraestructura, que ya no pueden ser financiados por el Estado.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política fiscal y presupuestaria

Política fiscal

Durante la administración Correa, el Presupuesto General del Estado se ha mantenido constantemente al alza, llegando a niveles récord, gracias a los elevados precios del petróleo en los mercados internacionales, a un continuo incremento de la recaudación fiscal y, en los últimos años, a un rápido aumento del endeudamiento.

El presupuesto aprobado para el año 2015 asciende a 36.317 millones de dólares con un incremento del 5% sobre el año anterior, incremento mucho más moderado que el de los últimos años. Este presupuesto se basa en una estimación del crecimiento del PIB del 4,0%, un precio del barril de petróleo pesado ecuatoriano de $80 por barril y una inflación del 3,2%.

En cuanto a los ingresos, se estima que la recaudación de impuestos ascienda al 40% del total, que los ingresos derivados del petróleo supongan otro 40% y que la financiación externa, ajena al presupuesto, aporte cerca de 7.500 millones de dólares, más de un 20% del presupuesto, para completar el volumen de ingresos y gastos aprobado. Si los precios del petróleo se mantienen alrededor de 50 dólares, y no los 80 previstos en el presupuesto, las necesidades de financiación se elevarán a 10.000 millones de dólares, es decir, el 10% del PIB y más de un 25% del presupuesto.

Entre los gastos fiscales previstos, además del 25% destinado a gasto de personal, sobresalen las partidas dedicadas a:

-subvenciones por importe de 6.200 millones de dólares, de los cuales cerca de 5.000 millones de dólares se destinan a subvencionar combustibles y aproximadamente 1.000  a un bono de desarrollo humano, que beneficia fundamentalmente a las madres solteras en la zonas rurales y suburbios de las ciudades.

-inversión pública, que se mantiene en 7.200 millones de dólares, un 20% del presupuesto y en retroceso frente a años anteriores.

-servicio de deuda: interese más amortización de capital por importe de 5.000 millones de dólares, en fuerte crecimiento cada año y en una relación inversa con las cifras que se destinan a inversión pública.

Entre los analistas económicos ha causado preocupación el volumen de déficit de financiamiento planteado en el presupuesto, pero el Gobierno ha señalado que el margen de endeudamiento del país todavía es todavía amplio, dado que la suma de la deuda pública externa e interna supone alrededor del 30% del Producto Interno Bruto. Los economistas críticos corrigen esta cifra hacia un 32%, al tener en cuenta los garantizados por entrega de petróleo, y estiman que en el año 2015 la deuda pública alcanzará un nivel del 36-38%, muy próximo al límite constitucional del 40%.

En este contexto, el Gobierno está desarrollando una intensísima actividad en política fiscal que incluye la reducción de gastos del Estado, pero, sobre todo, la aprobación de nuevas normas fiscales (Ley de Incentivos a la Producción y Control del Fraude Fiscal, Cláusula de Salvaguardia con imposición de sobretasas arancelarias, Ley de Plusvalía, Ley de Remisión de Intereses y Multas Tributarias, Ley de Herencia…), que pretenden incrementar la recaudación fiscal y, en algunos casos, hacer avanzar el programa ideológico del partido Alianza País con vistas a las elecciones generales de principios del año 2017. 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política monetaria

Política monetaria

Ecuador no tiene una política monetaria autónoma, debido a la dolarización del sistema monetario desde el año 2000.

El Gobierno ecuatoriano tiene la voluntad de mantener la dolarización, convencido de que en Ecuador sus efectos positivos superan a los negativos. Frente a la marcada inestabilidad política de los años anteriores, la dolarización ha traído mayor previsibilidad y estabilidad a la economía ecuatoriana. La dolarización ha hecho olvidar el enorme riesgo de tipo de cambio, la alta inflación y las permanentes devaluaciones que habían acompañado la historia económica del país. Además, la baja inflación del país que ha traído la dolarización ha supuesto unos tipos de interés bastante estables y no muy altos que han permitido el desarrollo del crédito hipotecario a plazos largos y han favorecido la inversión productiva.

Por el contrario, cuando se producen déficits de balanza de pagos, como ha ocurrido en el año 2013 y 2014, al no poder devaluar, hay que adoptar medidas de política económica o comercial para recuperar la competitividad que pueden ser poco populares y que al Gobierno le cuesta tomar, como es el caso de la adopción de la cláusula de salvaguardia por razón de balanza de pagos en marzo 2015. Estos déficits suponen también un drenaje de liquidez de la economía, que ralentiza el crédito y el crecimiento del país.

En el balance anterior, el Gobierno ecuatoriano se ha decidido, al menos por el momento,  por mantener la dolarización, aunque esto suponga un freno para algunas políticas populistas que probablemente le gustaría seguir.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

El Gobierno ecuatoriano está decidido desde hace tiempo a llevar a cabo una política económica que tiene entre sus objetivos principales el cambio de la matriz energética y el cambio de la matriz productiva del país.

En el primer caso, se trata de disminuir la dependencia del petróleo como principal fuente de energía, que representa actualmente alrededor del 92% del total del consumo energético del país. Además, la necesidad de importar grandes volúmenes de derivados de petróleo, por la insuficiencia de la capacidad de refino, y los altos volúmenes de subvenciones que se aplican a los precios de los combustibles, hacen que ese objetivo sea una política obligada a largo plazo.

Para conseguir el cambio de la Matriz Energética, se espera que en los años 2016-2017 entren en funcionamiento las ocho grandes centrales hidroeléctricas que se están construyendo en este momento y las nuevas producciones petroleras de Yasuní y Pungarayacu, como ya se ha explicado en el apartado anterior.

El cambio de matriz productiva trata de aumentar el valor añadido de las producciones locales, que actualmente están basadas en el sector primario (pesca, banano, flores, cacao, etc.) con una escasísima transformación de los productos dentro del país. Para conseguir este objetivo el Gobierno ha establecido una amplia gama de incentivos fiscales, financieros, de reserva de mercado, etc., que en su mayor parte están contenidos en el Código de la Producción.

El Ministerio de Sectores Estratégicos ha publicado un catálogo de inversiones por importe de 37.000 millones de dólares, que recoge los proyectos más importantes que se incluyen dentro del cambio de la Matriz Productiva, y para la mayoría de los cuales el Gobierno desea la participación de la inversión extranjera.

ProyectosNúmero de proyectosMonto de inversión (MMUSD)
Industrias básicas 10 11.955
Mineros 8 133
Bloques mineros para subasta 25 -
Mineros privados 11 -
Petroleros 21 17.034
Bioenergéticos 2 1.155
Eléctricos 13 5.786
Hídricos 3 727
Telecomunicaciones 1 363
TOTAL 94 37.153

Adicionalmente, y aplicado fundamentalmente a proyectos de inversión extranjera de tamaño pequeño y mediano, se están promocionando los contratos de inversión, que se firman individualmente con cada inversor extranjero, que garantizan la permanencia del marco de actuación dentro del país, fundamentalmente en aspectos fiscales, para un plazo de 15 años.

Para mayor información se pueden consultar los apartados relativos a inversión extranjera directa.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex