Estructura de la oferta

Resumen de la estructura de la oferta

La oferta agregada se contrajo en 2015 y 2016 como consecuencia del efecto sobre el consumo y sobre las expectativas empresariales de la fuerte caída de los precios del petróleo de los últimos años. El sector petrolero y gasístico es clave en la economía rusa, al contribuir al 20% del PIB y al 50% de los ingresos públicos. Asimismo, el incremento de los precios al consumo registrados en los últimos años (la inflación media en 2015 fue del 12,9 % y en 2016 del 5,4%) unidos a las sanciones económicas impuestas a Rusia por la anexión de Crimea y a las medidas de retorsión aplicadas por Rusia a cambio, han empeorado el ambiente para los negocios y han reducido la inversión.

 

Con el objetivo de activar la economía y de disminuir la dependencia del exterior, el Gobierno Ruso ha venido adoptando en los últimos años una estrategia de sustitución de importaciones y autoabastecimiento a través de políticas que incentivan la incorporación a las cadenas de valor de componentes de origen ruso. En este sentido se facilitan ayudas a los inversores que incorporen en su producción un determinado porcentaje de productos de fabricación rusa y se favorecen las ofertas rusas en las compras públicas, frente a las ofertas presentadas por empresas extranjeras.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Precios (minoristas y mayoristas)

Rusia es formalmente una economía de mercado, por lo que los precios son fijados libremente por los agentes económicos en el marco de las condiciones de la oferta y la demanda.

Sin embargo, en algunos sectores existen los denominados "monopolios naturales", cuyos bienes o servicios tienen precios controlados. Se trata de:


• transporte de crudo y productos derivados a través de oleoductos troncales
• transporte de gas por gasoductos
• transporte ferroviario
• servicios de transporte en terminales, puertos y aeropuertos
• servicios de transmisión de energía eléctrica y calefacción
• servicios de utilización de la infraestructura de vías fluviales interiores

Asimismo el estado regula los precios de una serie de medicamentos, incluidos en la lista de preparados médicos esenciales, estableciendo a nivel federal un precio máximo de producción y, a nivel regional, precios máximos mayoristas y márgenes en el comercio minorista.
De manera excepcional, y con carácter temporal, el gobierno puede establecer controles sobre los precios de determinados productos, lo cual ha acontecido en 2008 y 2010 aunque de forma excepcional.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Infraestructuras económicas (transporte, telecomunicaciones y energía)

TRANSPORTE Y COMUNICACIONES

Transporte terrestre

Rusia posee la sexta red mundial de carreteras con casi 1,1 millones de km pero se clasifica tan solo en el puesto 136 de 165 países en el “World Economic Forum´s Global Competitiveness Index” por la deficiente calidad de carreteras. Debido a una insuficiente política de inversión en mantenimiento durante la década pasada, el porcentaje de carreteras pavimentadas ha disminuido 7 puntos porcentuales hasta el 77% de la totalidad de la red (840.000 km). Tan solo algo más de la mitad del total de carreteras federales (unos 28.000 km) de un total de 51.000 km (5% del total), son clasificadas como vías de calidad a pesar de ser mayoritariamente utilizadas para el tráfico de cargo entre ciudades. Y de los 28.000 km de vías de calidad tan solo 5.000 km tienen más de dos carriles.

La construcción y el mantenimiento de carreteras llegaría a un total de 250.000 millones de $ (el 70% del total) hasta el 2020 comparado con unos 144.000 millones de $ invertidos entre 2007-2013. Se espera que se distribuya de forma igualitaria entre inversiones de carreteras a nivel federal y regional aunque el gobierno ruso ha establecido el objetivo de doblar la construcción de carreteras federales desde 400-500 km por año hasta 800-1.000 km por año que se destinaría fundamentalmente a la reconstrucción de las vías federales existentes. El propósito es conseguir que casi el 100% de las carreteras federales tengan un estándar de calidad adecuado mientras que ahora mismo tan solo el 46% de dichas vías alcanzan dicho nivel de calidad.

En el año 2009, el Gobierno ruso estableció la empresa estatal AVTODOR como institución responsable para gestionar y desarrollar la red de carreteras federales de alta velocidad y atraer inversores con el fin de co-financiar la construcción de nuevas autopistas. Se pueden destacar las 3 autopistas (o vías rápidas) existentes (M-1 Bielorrusia, M-3 Ukrania y M-4 Don), con una longitud total de 2.500 km responsabilidad ahora de AVTODOR, que necesitan ser remodeladas. En consecuencia, la construcción de autopistas de peaje se realizará a través de la empresa estatal AVTODOR. Del mismo modo, la autopista de 684 km entre Moscú y San Petersburgo como la vía de circunvalación en la Región Central de Moscú (“Moscow Region Central Ring Road”) serán de peaje y está prevista su construcción en 2018, con un gasto total de más de 25.000 $ de los cuales el 30% provendrán del sector privado a través de acuerdos concesionales que prevén potenciales retornos medios de entre el 13-17%. AVTODOR ha planificado invertir alrededor de 43.000 millones de dólares hasta 2020 de los cuales unos 12.000 millones (28%) provendrán del sector privado. Es decir, alrededor de 1.500 millones al año lo cual parece un objetivo bastante razonable.

La red de carreteras se caracteriza por:

La baja densidad: según datos del Ministerio de Transportes, la densidad de la red de carreteras públicas asfaltadas no alcanza los 32 Km. por 1.000 Km.2 de territorio, cifra sensiblemente inferior a otros países comparables por tamaño (p.ej.: EEUU: 600 Km.; Canadá: 300 Km.).

Tener una estructura radial: muchas regiones sólo se comunican entre sí a través del centro.

La existencia de regiones aisladas de la red principal: Extremo Oriente, Chukotia, y la parte septentrional de Krasnoyarsk, Yakutia y Tomsk.

En período de lluvias o deshielo quedan aisladas un gran número de poblaciones, en las que viven unos catorce millones de personas.

No haber red propiamente dicha en Siberia, Extremo Oriente, norte y noroeste de Rusia.

La inexistencia de un corredor norte-sur que una los puertos del Ártico con los de los mares Báltico, Negro y Caspio, a pesar de los planes oficiales.

La escasez de puentes sobre el Volga y los ríos siberianos.

Actualmente, existen en la Federación Rusa unos 317 vehículos de motor por cada mil personas, cifra muy inferior aún a la de Europa Occidental (500 por cada mil personas), pero que ha registrado anualmente tasas de crecimiento muy importantes hasta el año 2015 en que las matriculaciones están disminuyendo del orden del 20% por la mala coyuntura económica.

El desarrollo del mercado de servicios y de pequeñas y medianas empresas ha propiciado un aumento del transporte de carga por carretera. El crecimiento económico de los últimos cuatro años, unido a la estabilidad política, ha puesto en evidencia el retraso de las infraestructuras de transporte respecto del resto de los sectores económicos del país, por lo que su reforma ha pasado a ser objetivo prioritario del Gobierno. Se pueden destacar dos programas principales: la "Estrategia de Desarrollo del Transporte de la Federación Rusa hasta el año 2020" y el "Programa de Modernización del Sistema de Transporte Ruso". En estos programas se incluye la mejora y el desarrollo de carreteras, vías férreas, aeropuertos, puertos y sistemas de transporte urbano.

A falta de dinero público para la financiación de los proyectos existentes, el Ministerio de Transportes está empezando a conceder mayor importancia a la participación del capital privado, lo que abre la posibilidad de realizar concesiones para construir carreteras de peaje. Entre los proyectos prioritarios destaca la futura autopista Moscú-Vladivostok (sería la autopista nacional más grande del mundo) y, especialmente, el proyecto de construcción de la autopista de peaje Moscú-San Petersburgo.

Transporte por ferrocarril.

Rusia posee la tercera red de FFCC por km del mundo después de EEUU y China, con una longitud total de 86.000 km (prácticamente todo propiedad del estado ruso), siendo el segundo más grande monopolio natural después de Gazprom. El gobierno posee el 100% de la propiedad de los FFCC rusos. Hay unas pocas líneas privadas que sirven a campos de hidrocarburos remotos.

En los últimos años el volumen de cargo por FFCC llegó a ser un 11% menor que el nivel de 1990 e incluso el nivel de eficiencia ha disminuido en años recientes. Las principales razones son:

  • Deficiente número de locomotoras debido al casi monopolio local del mercado de locomotoras que necesita una clara modernización.
  • Cuellos de botella en la red de alrededor de 6.000 Km o el 7,2% de la red.
  • Incremento del 30% de vagones que transportan vehículos en la pasada década.

Las inversiones hasta el 2020 ascenderán a unos 57.000 millones de $ y se concentrarán fundamentalmente en dos proyectos:

1) la extensión de las líneas ferroviarias Transiberianas  (10.000 km de líneas dobles electrificadas) y de Baikal-Amur (4.300 km en gran parte una sola línea no electrificada con unos 700 km de doble vía). Estas dos líneas son las únicas que conectan la parte sur de Siberia y el extremo oriente de la Federación Rusa con la parte más Europea del país. Dichas líneas no solo vertebran el territorio sino que juegan un papel fundamental en el comercio exterior puesto que el transporte de mercancías desde Rusia hasta Asia se realiza a través de los puertos de extremo oriente. Sin embargo, la capacidad actual de ambas líneas se encuentra ya al máximo de utilización. Por este motivo requieren una modernización y expansión. De los 17.000 millones de $ necesarios, unos 4.500 serán financiados con cargo al Fondo Nacional de Bienestar.

2) La construcción de la Vía de Alta Velocidad Moscú-Kazán por unos 50.000 millones de $ para ambos proyectos. Dicha línea implica la construcción de 770 km con un tiempo estimado de tres horas y media a unos 230 km/h en comparación con las 14 horas actuales que tardan en cubrir dicha distancia. La inversión total será de unos 28.000 millones de dólares y está prevista su finalización en 2018. El tren daría servicio a un área con 35 millones de habitantes (25% de la población rusa). Las previsiones son que el tren transporte unos 7,5 millones de pasajeros el primer año de operación (2019) aumentando hasta 23 millones en 2050 con un precio medio de unos 115 $ a precios corrientes. Sin embargo, el tema de la financiación continúa sin estar claro. De conformidad con el plan inicial 16% del total se financiaría con cargo al Fondo Nacional de Bienestar, el 9% del presupuesto federal, 15% de la emisión de bonos e inversores privados el 31%. Sin embargo, se desconoce la financiación restante del 30%. También quiénes serían los inversores privados. Esto último está ocasionando ciertos retrasos en el lanzamiento del anteproyecto.

Puertos.

Rusia dispone tanto de puertos de mar como “inland cargo ports” aunque los primeros son lógicamente los más atractivos para los inversores.

Existen 65 puertos en Rusia con una capacidad total de carga por encima de los 800 millones de tpy. En 2012 dichos puertos gestionaron 565 millones de toneladas de cargo (un 5,6% más), implicando una capacidad de utilización del 70% aunque la capacidad actual útil difiere considerablemente en función del tipo de mercancía: menor para petróleo y contenedores y mayor para carbón y acero. El flujo de exportación representa casi el 80% de volumen de cargo en los puertos de mar rusos, incluyendo más del 80% de exportaciones de petróleo y productos derivados del petróleo. En comparación, los flujos de importación tan solo representan 8% del volumen de cargo total, debido a su contenido: electrónica, ropa, componentes de automóviles, alimentos y otros bienes de consumo y maquinaria.

Las infraestructuras portuarias son más atractivas para los inversores privados al igual que las aeroportuarias, dado que es la puerta de entrada al comercio exterior que presenta un crecimiento continuo de facturación de cargo y flujos de ingresos estables. Sin embargo, la infraestructura portuaria regional es deficiente y poco rentable.

La red interna de vías fluviales se extiende en unos 100.000 km en longitud y da servicio a 120 puertos. Sin embargo, el volumen de cargo en los “inland ports” fue de 187 millones de toneladas en 2012, todavía un 25% por debajo del nivel pre-crisis y varias veces por debajo del volumen alcanzado al final de la era soviética. Las dos razones principales son la siguientes: en primer lugar,  el curso de los ríos discurre mayoritariamente en sentido sur–norte mientras la mayor parte del transporte de mercancías se mueve este-oeste o a la inversa; en segundo lugar, la mayor parte de los puertos fluviales o “inland” fueron construidos en la época de la industria pesada o durante la explotación de minerales en la zona occidental u oriental de Siberia. Como consecuencia los puertos son utilizados por el sector privado pero al mismo tiempo siguen a cargo público. El sector privado no puede invertir porque se lo impiden las leyes pero al mismo tiempo el estado no destina fondos para su mantenimiento y modernización. Los puertos se encuentran ahora mismo depreciados en un 60-70%.

Alrededor de unos 14.000 millones de $ (sin IVA) serán invertidos en facilidades portuarias con cargo a presupuesto federal y regional hasta 2020. Lo cual representa el 4% del gasto total en infraestructuras de los cuales el 60-70% serán financiados por el sector privado.

Dos importantes facilidades portuarias marítimas se están construyendo en Rusia: el Ust-Luga y el Taman. El primero se construye básicamente ex novo en el Báltico y se prevé que llegue a ser el más grande puerto de Rusia, con una capacidad de 165 millones de toneladas. Es una de las construcciones más emblemáticas desde el colapso de la Unión Soviética. Su construcción se inició en 1999 en la Bahía de Luga en el Golfo de Finlandia a unos 70 km de S. Petersburgo. Se trata de un puerto con muy buen acceso a FFCC, carreteras y gasoductos lejos de zonas industriales y ciudades para evitar la congestión y evitar atrasos a diferencia del resto de los puertos rusos.

En cuanto al segundo, se está realizando un estudio de viabilidad para el puerto de Taman, en el Mar Negro. La construcción se espera que dure 10 años con una inversión total por encima de 7.000 millones de dólares que incluye financiación tanto pública como privada. Se está diseñando para atraer volúmenes de exportación desde los puertos de Ucrania y Turquía. La inversión ascendería hacia 2030 a 7.200 millones de $ e incluirá numerosos proyectos financiados vía PPP.

Transporte aéreo.

En los últimos 20 años el número de aeropuertos en Rusia ha disminuido en casi un 80% debido a la falta de fondos a nivel federal y regional y a la falta de interés del sector privado por el escaso número de pasajeros. La situación empezó a mejorar en la primera década de los años 2000, a medida que los inversores empezaron a despertar su interés por el sector debido a la expansión de la industria aeronáutica y a la creciente demanda.

Ahora mismo la red de aeropuertos comprende 304 aeropuertos (civiles y militares), 70 de los cuales proveen servicios internacionales. Los 21 aeropuertos más grandes dan servicio a más de 1 millón de pasajeros al año, que representan el 88% del total de pasajeros que transportan los aeropuertos en Rusia.

Se ha producido un incremento muy importante en las aerolíneas debido al incremento de la renta disponible, al crecimiento de los turistas y a la absorción de pasajeros desde el corredor ferroviario hacia los vuelos domésticos. En 2012 el transporte aéreo se incrementó el 12,9%, es decir, unos 120 millones de pasajeros comparado con un aumento de pasajeros del 15,5% transportado por la líneas aéreas rusas.

Los aeropuertos de Moscú representan el 53% del tráfico aéreo en Rusia y por encima del 70% del tráfico doméstico. La importancia de los aeropuertos regionales es, por consiguiente, más bien escasa.

Hasta el 2020 por encima de los 13.000 millones de $ serán invertidos en la modernización y remodelación de facilidades aeroportuarias, fundamentalmente, las terminales. Existen dos grandes apartados en la planificación: la remodelación del “Moscú Aviation Hub” que se encuentra en buena medida con un importante excedente  de viajeros y con graves problemas de falta de capacidad; y la modernización de la infraestructura aeroportuaria en las ciudades participantes en la Copa Mundial de la FIFA en el 2018.

Telecomunicaciones.

Una prioridad fundamental de la Federación de Rusia es reforzar las industrias de telecomunicaciones e invertir más en tecnologías de la información.

Para resolver el problema de la brecha digital dentro del país, están previstos unos 215 millones de kilómetros de líneas de comunicación de fibra óptica, lo que redundará en beneficio de los asentamientos rurales de mayor tamaño, que tienen una población total de hasta 37 millones de habitantes.

El desarrollo de los servicios de banda ancha en la Federación de Rusia ha avanzado rápidamente. La Federación de Rusia figura entre los 24 países que tienen mayor velocidad de acceso a Internet. Se prevé que en 2018 el promedio de la velocidad de conexión en la Federación de Rusia alcance 44 Mbps. Según el Banco Mundial, los precios de los Servicios de Internet de la Federación de Rusia figuran entre los más bajos del mundo. Según una serie de indicadores, la Federación de Rusia es uno de los líderes mundiales en cuanto a servicios de banda ancha.

Oleoductos y gaseoductos.

La red de oleoductos y gasoductos de la Federación Rusa tiene una longitud de 50.000 Km. y 158.000 Km. respectivamente, constituyendo la más grande del mundo. La red de transporte de petróleo comprende 336 estaciones de bombeo y 849 instalaciones de almacenamiento con una longitud media de las conducciones de 3.000 a 4.000 Km. Las previsiones indican que la red crecerá en 10.000 Km. en los próximos 7 años. El sistema necesita urgentemente grandes inversiones, ya que la mitad de las instalaciones tienen más de 30 años de antigüedad. Su elevado coste de sustitución, sin embargo, exige la creación de un marco legal suficientemente atractivo para atraer la inversión extranjera.

La empresa encargada de la explotación de la red es Transneft (empresa estatal monopolista, titular de la red de oleoductos a nivel federal). Existen proyectos de construcción de nuevos oleoductos y gaseoductos para el transporte de gas y petróleo ruso hasta Turquía, a través del Mar Negro, y a los puertos del Báltico desde Siberia. También se pretende desarrollar la infraestructura en las regiones orientales del país con el propósito de asegurar la provisión de gas a los usuarios nacionales y poder exportar a Corea, China (oleoducto de Angarsk) y Japón.

Electricidad.

En 2016, la Federación de Rusia tenía una capacidad instalada de generación de electricidad de 243.188 MW, que incluía instalaciones nuevas y mejoradas de generación, con una capacidad combinada de 4.853 MW, instaladas en el curso de 2015. La capacidad de generación conectada con el sistema unificado de transmisión de electricidad (UES) de la Federación de Rusia ascendía a 235.306 MW en 2015, y su tasa de utilización era del 50,3%. En el occidente de la Federación de Rusia hay plantas que generan 50 gigavatios (GW) que se acercan a la edad prevista para su cierre. En la actualidad, las plantas de generación de electricidad a partir de gas consumen cerca del 60% del gas comercializado por Gazprom en la Federación de Rusia. Gazprom se propone reducir esa proporción a la mitad para 2020.

En 2015, el consumo de electricidad en la Federación de Rusia ascendió a 1,036 billones de kWh, de los cuales el 97,3% fue transportado por el UES. La producción de electricidad ascendió a 1,050 billones de kWh, y las instalaciones conectadas con el UES representaban el 97,8%. En 2015 se produjeron aproximadamente 521,6 millones de Gcal de energía térmica. La demanda de energía eléctrica y de energía térmica en 2015 fue inferior a la de 2014, debido principalmente a unas mejores condiciones climáticas.

La Compañía Federal de Distribución de Electricidad (FGC), que tiene la condición de monopolio natural, explota y gestiona el UES de la Federación de Rusia, incluidas las líneas de alta tensión. La FGC presta servicios de transmisión de electricidad y conexión tecnológica en 77 regiones de Rusia, que abarcan un territorio de 15,1 millones de km2. La FGC, que cuenta con más de 139.000 km de líneas de transmisión y 334 GVA de capacidad de transformación instalada, es la mayor sociedad cotizada en bolsa del mundo que se dedica a la transmisión de electricidad

Volver a índice de Estructura de la oferta

Población activa y mercado de trabajo. Desempleo

La tasa de desempleo se ha reducido desde 2009 (8,5%, máximo desde 2001) y ha seguido la siguiente evolución:

Tabla de desempleo anual en % sobre la población activa 2014 2015 2016
Tasa de desempleo 5,2 5,6 5,5
Tabla de desempleo anual por regiones 2014 2015 2016
Distrito Federal Central 3,1 3,5 3,5
Distrito Federal Noroeste 4,1 4,7 4,6
Distrito Federal Sur 6,2 6,6 6,4
Distrito Federal del Cáucaso Norte 11,2 11,1 11
Distrito Federal del Volga 4,5 4,8 4,8
Distrito Federal de los Urales 5,8 6,2 6,1
Distrito Federal de Siberia 7,0 7,7 8
Distrito Federal de Oriente 6,4 6,3 5,8

Fuente:Rosstat

Existen grandes diferencias en la situación del mercado laboral en las distintas regiones del país. Con carácter general, el desempleo es muy bajo en Moscú y otras grandes ciudades, mientras que constituye un grave problema en numerosas regiones del país (especialmente en la zona del Cáucaso y Siberia).

Desde finales de 2014 y en el año 2015, debido entre otras cuestiones a la caída del precio del crudo, principal exportación del país, Rusia entra en recesión  pero destaca el hecho de que la crisis no genera una reducción masiva de puestos de trabajo, sino que, por el contrario, el ajuste se produce a través de modificaciones en la jornada laboral -que se redujo en promedio una semana- (2,5 semanas en el sector industrial), y diversas modalidades de empleo a tiempo parcial.

La población activa a finales de 2014 se estima en 72,3 millones de personas (49% de la población total).

La distribución por sectores de la población ocupada es la siguiente:

Población Ocupada por Sector 2014 2015 2016
Agricultura, silvicultura, pesca 6,7 6,7 6,7
Minería 2,1 2,1 2,2
Industria transformadora 14,5 14,3 14,4
Producción y distribución de energía eléctrica, agua y gas 3,3 3,2 3,2
Construcción 7,6 7,6 7,2
Comercio, hostelería, restauración 18,4 18,4 18,5
 
Transporte, comunicaciones 9,5 9,5 9,5
Finanzas, inmobiliario 9,3 9,4 9,2
 
Administración pública 7,3 7,4 7,4
Educación 9,2 9,2 9,4
Sanidad y servicios sociales 7,9 7,9 8
Otras actividades económicas 4,3 4,3 4,3

Fuente: Servicio Federal de Estadística Estatal  

Volver a índice de Estructura de la oferta

PIB per capita y distribución de la renta

La evolución del PIB per cápita es la siguiente:

Año 2012 2013 2014 2015 2016
PIB per cápita en $ 15.145 15.559 14.388 9.521 8.299
Evolución % 6,7 2,7 -8,1 -33,8 -12,8

Fuente: IMF

El incremento del PIB per cápita se ha ido ralentizando desde 2012 hasta el año 2016 , llegando incluso a tener un crecimiento negativo en 2015 respecto a 2014. Este último dato se explica por la recesión que sufre Rusia en 2015.

Si se analizan los salarios en términos nominales se puede concluir que el salario medio ha ido incrementándose pero de forma más lenta y paulatina que en períodos anteriores. En   términos reales, se ha producido una disminución teniendo en cuenta que la inflación en 2015 fue del 12,9% aunque en 2016 se redujo hasta el 5,4%  

Salarios 2014 2015 2016
Enero 29.535 30.928,6 32.659,6
Febrero 29.255,3 31.325,3 n.d.

Fuente:Rosstat

Existen grandes diferencias en el salario dependiendo de la región: el distrito federal central es el lugar en el que se paga un salario mayor, 36.608 rublos en 2013 y 40.154 en 2014 con un incremento del 9,7%, mientras que en el distrito federal del Cáucaso Norte se pagan salarios más bajos, 19.611 rublos en 2013 y 21.263 rublos en 2014, con un incremento del 8,5%.

Si se analiza por sectores, los mejor remunerados son: productos del petróleo y sus derivados, 75.722 rublos/mes, actividades financieras, 69.271 y sector de la energía en general, 67.021 rublos/mes.

Por contra los sectores peor remunerados son: Industria textil y confección, 14.476 rublos/mes, agricultura, caza y silvicultura, 17.573 rublos/mes y producción de calzado y productos de piel 16.034 rublos/mes.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector primario

AGRICULTURA

La Agricultura solo contribuye al 4,6% del PIB. A pesar de la abundancia de tierras cultivables, (1,2 millones de kilómetros cuadrados), solo representan el 7,3% de la superficie del país. Este dato está muy por detrás de la media europea. La baja productividad del sector se debe a la ineficiencia de las reformas emprendidas para reorientarlo hacia una economía de mercado. 

En general, la agricultura se ve afectada por una insuficiencia crónica de financiación y equipos. Por el momento, la inversión extranjera en el sector se ve frenada por la imposibilidad de que las empresas extranjeras adquieran terrenos para uso agrícola, aunque se permiten contratos de arrendamiento de larga duración.

La agricultura rusa se ha modernizado en los últimos diez años debido al interés de inversores en el sector del cereal, en el que Rusia presenta un potencial exportador evidente. Sin embargo, los índices de producción aún se encuentran muy lejos de su potencial y la mitad de la producción agrícola del país aún está en manos de pequeños granjeros y hortelanos que comercializan sus productos en los mercados locales.

La inversión en bienes de capital fijo en el sector agrícola representa solo el 3,3% de la inversión total. Aproximadamente el 43% de la inversión se destina a edificaciones para instalaciones productivas y 36,4% en equipos y tecnología. Aproximadamente el 49% de la inversión procede de los recursos propios. En general el sector agrícola ruso presenta unos índices de inversión y de productividad bajos con una productividad reducida. El subsector más moderno es el del cereal, destinado a exportación.

Según estimaciones de la OCDE la ayuda a la agricultura en Rusia representa en torno al 9% de los ingresos agrícolas brutos, frente al promedio del 17,3% de los países de la OCDE.

GANADERIA

El sector ganadero en Rusia tiene una importancia relativamente pequeña y su principal producción son los productos lácteos (queso, mantequilla y derivados). El Gobierno ha realizado en los últimos años un importante esfuerzo de apoyo a la industria productora local en el sector avícola y en el de porcino, resultado del cual se ha alcanzado prácticamente el auto abastecimiento en ambos. La situación del vacuno es muy diferente debido a que es un subsector con períodos de amortización de la inversión más dilatados y que ha atraído tradicionalmente mucho menos a los inversores. El potencial exportador de la industria ganadera rusa es reducido debido a los elevados costes de producción, y las restrictivas políticas rusas respecto a las importaciones de carne para consumo se explican por el interés de proteger el mercado para los productores rusos.

El sector está dominado por una veintena de grandes productores, encabezados por Miratorg.

Tras las sanciones que tanto la Unión Europea como EEUU establecieron contra la Federación Rusa desde marzo de 2014 y que se han ido extendiendo durante 2015 y 2016, como consecuencia del conflicto armado en Ucrania, las autoridades rusas impusieron como respuesta una prohibición temporal de importar algunos productos agroalimentarios desde los países de la Unión Europea y EEUU. El embargo a los productos europeos y americanos ha tenido como uno de los objetivos proteger el mercado ruso a la competencia exterior aumentando su rentabilidad para los productores rusos. Las buenas perspectivas debían espolear una ola de inversiones en el sector primario.

ACTIVIDADES FORESTALES: SILVICULTURA

La Federación Rusa tiene la mayor superficie forestal del mundo, que representa aproximadamente el 20% de la superficie mundial total y abarca 882 millones de hectáreas.  Se concentra en la zona del Norte de Rusia, los Urales, Siberia y Lejano Oriente. La proporción del comercio de productos forestales con respecto al comercio total está en torno al 4% y su participación en el PIB en torno al 1,3%

La industria forestal ha decaído en producción. Debido a la creciente demanda de papel y cartón, la única industria que crece es la de celulosa y papel, debido principalmente a la inversión en nuevas tecnologías que realizan los principales productores rusos.

Según los últimos datos disponibles de la FAO, Rusia es el segundo mayor productor de madera en rollo del mundo (10% de la producción mundial), el cuarto de madera aserrada (8%), el tercero en tableros de madera (3%) y octavo de papel (4%). Asimismo, es el mayor exportador de madera en rollo del mundo (16% de las exportaciones totales), el segundo de madera aserrada (17%) y el cuarto de "pellets" de madera (6%).

La inversión extranjera en los sectores de la elaboración de la madera y de la pasta, por un lado, y del papel, por otro, representó el 38% y el 74%, respectivamente, de la inversión total en ambos sectores.

PESCA

El sector pesquero aporta en torno al 0,2% del PIB y representa el 0,2% del empleo. Sin embargo, Rusia es una de las mayores naciones pesqueras del mundo, pues tiene acceso a los océanos Ártico, Atlántico, y Pacífico y a sus mares adyacentes, así como al mar Caspio, que es interior. La pesca marítima es mucho mayor, en cuanto a capturas y a valor, que la pesca continental y la acuicultura.

Las principales especies capturadas son el bacalao, la merluza y el eglefino del Pacífico, seguidas de las mismas especies del Atlántico. Las capturas totales rondan las 4,3 millones de toneladas.

La producción acuícola, aunque reducida, ha crecido de manera sostenida y en 2014 alcanzó 163.600 toneladas y un valor de 571 millones de $.

En 2015 (último dato disponible), el valor de las exportaciones de pescado fue de 2.934 millones de $ y las importaciones 1.614 millones de $.

El Gobierno Ruso, con arreglo al Decreto 314, de 15 de abril de 2014, presta ayuda financiera al sector, para los siguientes fines: construcción y reconstrucción de embarcaciones; construcción y reconstrucción de infraestructuras de elaboración de productos pesqueros y su almacenamiento; desarrollo de la acuicultura.

MINERALES

La Federación de Rusia es un productor importante de un gran número de minerales: arsénico, amianto, bauxita, boro, cadmio, cemento, cromo, cobalto, cobre, diamantes, oro, fluorita, mineral de hierro, cal, magnesio, manganeso, níquel, platino, potasio, paladio, fosfato, renio, azufre, estaño, titanio, tungsteno y vanadio. Una sexta parte de las reservas mundiales de mineral de hierro se encuentran en los depósitos de la Anomalía Magnética de Kursk. En los Urales y en la península de Kola se encuentran los mayores yacimientos de cobre y en el extremo oriente, Karelia, la península de Kola y Siberia centromeridional se encuentran grandes depósitos de mineral de hierro. Además, la Federación de Rusia es un productor importante de combustibles fósiles.

Las exportaciones de petróleo, gas y otros minerales son muy importantes para la economía, ya que en 2015 representaron el 68,7% de las exportaciones totales de mercancías (el 26% correspondió a las exportaciones de petróleo crudo, el 19,6% a las de otros productos del petróleo, el 12,2% a las de gas natural y el 10,9% a las de otros productos de la minería).

Además, en la Federación de Rusia las reservas y la producción de minerales industriales, entre ellos la apatita, utilizada para producir fosfato y que se encuentra principalmente en las montañas del macizo de Jibini y en Kovdor, son importantes. El principal proveedor de esta materia prima para la producción de fosfato es Apatit JSC, una empresa minera y química que cuenta con cuatro instalaciones mineras (minas a cielo abierto y minas subterráneas) y una instalación de tratamiento (dos plantas), que tiene una capacidad anual de producción de 8 millones de toneladas de concentrado de apatita.

La Federación de Rusia es un productor importante de diamantes y piedras preciosas artificiales y naturales. Alrosa posee las mayores reservas mundiales de diamantes, produce cerca del 95% de los diamantes de la Federación de Rusia y en 2015 obtuvo cerca del 30% de la producción mundial de diamantes en bruto (unos 38,3 millones de quilates), generando unos ingresos totales de 224.500 millones de rublos. Según su informe anual de 2015, entre los mayores accionistas de la empresa se encuentran el Organismo Federal de Gestión del Patrimonio Estatal (43,9% del capital autorizado), el Ministerio de Propiedad y Tierras de la República de Sajá (25%) y ocho distritos de la República de Sajá (8%).41 En julio de 2016 se informó de que el Gobierno había vendido el 10,9% de las acciones de Alrosa por 52.200 millones de rublos, reduciendo así la participación del Organismo Federal de Gestión del Patrimonio Estatal al 33%.42, 43

Otros productores de minerales que cabe citar son GeoProMining (antimonio), United Company RUSAL (aluminio) y Nornilsk Nickel (níquel, paladio y platino).

ENERGÍA

La Federación de Rusia es un productor, exportador y consumidor importante de energía. Es el segundo productor mundial más importante de petróleo y de gas, el cuarto de electricidad, el sexto de carbón, y se ha convertido en una de las economías que hace un uso más intensivo de energía. La producción de petróleo llegó a un máximo en enero de 2016: 10,88 millones de barriles por día. No obstante, debido a la caída de los precios internacionales desde 2014, los ingresos obtenidos de la exportación de hidrocarburos han disminuido, lo que ha repercutido de forma negativa en la economía. En 2015, los ingresos por la exportación de petróleo crudo fueron menos de la mitad de los registrados en 2012, mientras que los obtenidos por la exportación de gas disminuyeron cerca de un tercio. 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector secundario

El sector secundario supone el 40% del PIB. La producción de maquinaria es una de las más importantes industrias rusas. Aproximadamente un 23% del total de la industria rusa pertenece a este sector. Debido a la devaluación del rublo y a la política de localización  de la producción en el territorio ruso, en los últimos años se han reducido las importaciones de maquinaria extranjera y ha aumentado la capacidad de producción de maquinaria especializada para el mercado interno.

Las fuertes restricciones a la importación de productos agroalimentarios, ha fomentado las inversiones en la industria agroalimentaria rusa, que se ha modernizado gracias a la inversiones extranjera.

La industria automovilística también ha experimentado un importante desarrollo en los últimos años. La política de localización también ha impulsado a grandes compañías como Volkswagen, Renault, Peugeot-Citroën y Ford a trasladar su producción de utilitarios para el mercado ruso, arrastrando con ellas a buena parte de la inversión extranjera en la industria de componentes de automoción.

Enorme peso tiene la industria militar, que emplea entre 2,5 y 3 millones de personas. Rusia es el segundo exportador mundial de armas convencionales, tras EE.UU. Entre ambos países copan el 58% del mercado mundial. El presupuesto de Defensa y seguridad representa el 34% del presupuesto.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector terciario

En 2015, la contribución de los servicios al PIB de la Federación de Rusia fue del 62,3%. Las actividades de servicios inmobiliarios, servicios de arrendamiento y servicios prestados a las empresas son los principales subsectores de servicios (17,3% del PIB total), seguidos por el comercio mayorista y minorista (16,3%), el transporte y las comunicaciones (7,9%), la seguridad social obligatoria (6,4%) y la intermediación financiera (5,3%).

SERVICIOS FINANCIEROS

Desde 2013, el Banco Central de Rusia se encarga de la regulación de los bancos, las compañías de seguros, los mercados de valores, los fondos privados de pensiones y las instituciones de microfinanciación. Según el FMI, gracias a la transformación del Banco Central de Rusia en un "megarregulador", la supervisión financiera se ha intensificado, y el Banco Central de Rusia ha logrado estabilizar el sistema financiero después de la casi exclusión de las entidades rusas de los mercados financieros internacionales. No obstante, el sector financiero está dominado por las actividades bancarias, en las que los bancos propiedad del Estado desempeñan un papel dominante. Así pues, hay un margen considerable de ampliación y diversificación del sector financiero ruso mediante un mayor desarrollo de los mercados de valores y seguros.

BANCA

Según el FMI, el BCR ha tenido éxito en la aplicación de medidas anticrisis para proteger la estabilidad bancaria. El programa del Gobierno de aportaciones de capital se ha completado y la mayoría de las medidas de indulgencia que se adoptaron en diciembre de 2014 se han levantado.

El Banco Central de Rusia considera que 10 bancos nacionales tienen la categoría de "sistémicamente importantes", porque en conjunto suman más del 60% de los activos totales del sector bancario de Rusia. El mayor banco en términos de activos es Sberbank; su fundador y principal accionista (50%) es el Banco Central de Rusia. El Banco VTB, el segundo mayor en términos de activos, pertenece principalmente al Gobierno de Rusia (60,9%) y el resto de las acciones se comercian en la bolsa rusa. Gazprombank, establecido en 1990 para prestar servicios bancarios a la industria del gas, se ha convertido desde entonces en el tercer banco de mayor tamaño. El Ministerio de Hacienda tiene el 100% de las acciones preferentes del tipo A de Gazprombank, y la sociedad estatal Organismo de Seguros de Depósitos tiene el 100% de las acciones preferentes del tipo B.

La participación de capital extranjero en el sistema bancario de Rusia disminuyó de un máximo del 25,1% en 2008 al 13,4% a principios de 2016.

SEGUROS

En 2015, las cinco principales compañías de seguros de la Federación de Rusia representaron el 47% del total de las primas suscritas en todos los segmentos del mercado. Rosgosstrakh (RGS) es la principal compañía aseguradora, con casi 3.400 millones de dólares EE.UU. en primas brutas suscritas en 2014, y una participación en el mercado superior al 15%.80 La segunda compañía de seguros es Sogaz Insurance Group81, seguida por Ingosstrakh Insurance Company. En 2014, tenía el 7% del mercado de seguros de Rusia, con más de 1.700 millones de dólares EE.UU. en primas brutas suscritas.

La Federación de Rusia aplica una limitación global al porcentaje de inversión extranjera en todo el sector. La participación de capital extranjero en el capital social de todas las compañías de seguros registradas en la Federación de Rusia no puede exceder del 25%.

TRANSPORTE

La Federación de Rusia cuenta con unos 86.000 kilómetros de ferrocarril, de los que 34.000 están electrificados, 1,3 millones de kilómetros de carreteras públicas, más de 100.000 kilómetros de vías navegables internas, 7.300 kilómetros de líneas de tranvía y trolebús, unos 500 kilómetros de líneas subterráneas, una capacidad de manipulación de carga en sus puertos marítimos de casi 850 millones de toneladas, y 297 aeropuertos, 117 de los cuales constituyen la base de una red nacional de aeropuertos. En 2015, el transporte representó el 5,2% del PIB total, y el 32,5% de las exportaciones totales de servicios. 

Volver a índice de Estructura de la oferta

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex