Información del mercado

El mercado (nivel de vida, rasgos de la demanda, centros económicos)

Santiago se configura como el más destacable centro de negocios de Chile. Sólo la Región Metropolitana de Santiago concentra más de 7 millones de habitantes (aproximadamente el 40% de la población total del país).  En otras regiones se localizan determinados sectores, tales como la minería en la región de Antofagasta y Calama o la pesca en el sur. También cabe recalcar la creciente importancia que van adquiriendo determinadas ciudades, como es el caso de Concepción, en la Región del Bío Bío, además del eje Valparaíso – Viña del Mar en la V Región.

Respecto al nivel de vida, ya hemos señalado que es un país de grandes diferencias de renta y con una clase alta y media alta muy reducida. Aunque el potente crecimiento de los últimos años ha reforzado la clase media, hay que señalar que ésta es relativamente reducida. 

Volver a índice de Información del mercado

Canales de distribución. Estructura y marco legal de la distribución comercial

En Chile existe una fuerte concentración en la distribución comercial, dándose, en determinados sectores, la particularidad de que unos pocos actores concentran un gran porcentaje de las ventas totales. Este es el caso de supermercados e hipermercados, grandes tiendas, establecimientos de hogar y construcción, y cadenas de farmacias.

La idea general en relación a los canales de distribución en Chile es que, por competitividad, la comercialización de productos en el país sea a través de, la importación directa, o la figura de un distribuidor; la figura del agente comercial casi no existe.

Supermercados e hipermercados

En este sector, cuatro empresas concentran más del 75% de las ventas totales, estimadas en unos 9.000 millones de dólares al año. En concreto, la mayor cuota de mercado, un 31%, corresponde a Walmart (supermercados Líder, Express, Ekono y Superbodega aCuenta), seguido de Cencosud con un 21% (supermercados Jumbo y Santa Isabel), el 18% del mercado es para SMU (supermercado Unimarc, Alvi y Mayorista 10) y por último, Falabella (supermercados Tottus) acapara el 6% del mercado total.

Grandes almacenes

Una concentración similar existe también en el sector de los grandes almacenes o tiendas por departamentos donde 3 actores reúnen prácticamente el 100% de la participación de mercado. Por orden de importancia destaca Falabella, que posee el 42% de la cuota de mercado, París el 29% y Ripley otro 26%. En este sector también compite La Polar pero con una participación mucho menor.

Hogar y construcción

El volumen de negocio de este sector es de 7.000 millones de dólares al año, aproximadamente. El líder indiscutible es Sodimac, con un 36% de participación en el mercado, seguido de Construmart, con un 11% y MTS, con un 10%. Por último, están Easy y Chilemat, con un 7% cada uno.

Farmacias

El sector de las farmacias en Chile se encuentra concentrado en tres grandes cadenas que acaparan el 92% de las ventas. Cruz Verde posee una cuota de mercado del 40% con 540 locales, Farmacias Ahumada del 30% con 351 locales y Salcobrand un 25% con 230 locales. El resto de farmacias suman 450 locales, pero sólo tienen una participación en el mercado de un 5%.

Perfumerías

No obstante, en productos como los cosméticos o la confección, un número reducido de tiendas exclusivas o cadenas especializadas encuentran un espacio. Destacan Pre Unic y Pichara.

Volver a índice de Información del mercado

Importancia económica del país en la región

Chile es un país relativamente pequeño, en comparación con sus vecinos, con una población de, aproximadamente, 17 millones de habitantes y con una desigual distribución de la renta, lo que limita aún más el tamaño efectivo del mercado. Sin embargo, su crecimiento sostenido, la transparencia de su legislación, su buen manejo macroeconómico y su apertura a otros mercados, le han convertido en uno de los países más dinámicos de la región.

Esta confianza que genera le ha convertido en un importante receptor de inversión extranjera, si lo comparamos con el pequeño tamaño de su mercado. Si bien en el último Informe Mundial de Inversiones elaborado por UNCTAD en 2014, las inversiones en Chile cayeron en un 29% en 2013, los datos publicados por este mismo organismo, en 2014 los flujos de inversión directa extranjera crecieron en un 38% alcanzando los 22.949 millones de dólares y manteniéndose como el tercer receptor de IDE en la región latinoamericana (por detrás de Brasil e Islas Vírgenes y ligeramente por encima de México). El atractivo de los recursos naturales de América del Sur ha atraído a los inversores extranjeros hacia estos países a lo largo de los últimos años. No obstante, la incertidumbre económica mundial y el menor ritmo de crecimiento de los mercados emergentes están afectando de manera negativa a los flujos de inversión.

Por otro lado, Chile juega un rol crucial en la inversión en Iberoamérica. Desde hace varios años las empresas chilenas están realizando importantes inversiones para ampliar su presencia en el extranjero, fundamentalmente en Perú, Brasil, Argentina y Colombia. De hecho, dentro de la región, Chile arrebató a México en 2012 el primer lugar como principal inversor en el exterior, con flujos cercanos a los 12.000 millones de dólares en 2011, situación que se repitió en 2014, año en el que Chile más que duplicó la IDE de México.

En resumen, el país ha llevado a cabo las reformas necesarias, posee una estabilidad -tanto económica, como social y política- muy superior al resto de países de la zona y ofrece un marco jurídico claro para la inversión. Todo esto hace que su importancia como destino de inversiones y como potencia económica regional esté muy por encima de lo que le correspondería, dado el tamaño de su mercado. No obstante, no hay que olvidar que este reducido tamaño hace que la economía chilena no pueda compararse con las economías argentina o brasileña.

Volver a índice de Información del mercado

Perspectivas de desarrollo económico

En el Informe de Política Monetaria (IPOM) de marzo de 2017, el Banco Central proyectó para 2017 un crecimiento de la economía que sitúa entre 1 y 2%, rango inferior al previsto en diciembre (1,5-2,5%), que se explica por una parte por la desaceleración experimentada durante 2016 se prolongó durante el comienzo del 2017. Por otra parte, la debilidad en los sectores ligados a la inversión en construcción y los servicios relacionados también contribuye a un menor crecimiento de la economía en el año corriente, junto con un menor crecimiento de los servicios personales. La prolongada paralización en una de las principales mineras del país tendrá un impacto relevante en el PIB del primer trimestre y le resta cerca de 0,2 puntos porcentuales a la proyección de crecimiento del 2017. Asimismo, las estimaciones de inflación para 2017 indican que ésta seguirá descendiendo, pero de forma transitoria, para situarse en el 3% a fines del año y se proyecta que oscilará en torno a ese valor hasta el primer trimestre del 2019. La relativa estabilidad del tipo de cambio real en torno a los niveles actuales es uno de los factores en los que se apoyan las proyecciones de inflación.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), si bien alaba la hábil gestión económica de Chile, ha alertado sobre la exposición a un escenario internacional inestable y sobre la vulnerabilidad de la economía por la caída en el precio del cobre, algo en lo que coincide el Foro Económico Mundial (WEF). Por otra parte, ha destacado que es esencial aumentar la productividad y flexibilizar el mercado laboral, pues se ha flexibilizado la inversión privada en el sector energético. Con respecto a las previsiones de crecimiento, el FMI proyecta una tasa del 2,1% para 2017, explicado por una perspectiva positiva de los precios del cobre y una mayor demanda externa esperada. El Banco Mundial sitúa la tasa de crecimiento para 2017 en el 2% y afirma que no se superará el 2,5% hasta 2019.

Volver a índice de Información del mercado

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex