Información del mercado

El mercado (nivel de vida, rasgos de la demanda, centros económicos)

Egipto es un mercado que supera los 92 millones de potenciales consumidores, siendo el tercer país más poblado de África, tras Nigeria y Etiopía. Se estima que aproximadamente el 20% de la población tiene un poder adquisitivo medio y alto. Adicionalmente, desde Egipto se accede a un inmenso mercado regional, gracias los acuerdos de librecambio suscritos con otros países o áreas geográficas, como Turquía, los socios del Acuerdo de Agadir (Marruecos, Túnez y Jordania), los diecinueve Estados africanos que conforman COMESA (Common Market for Eastern and Southern Europe) y los países PAFTA (Pan-Arab-Free Trade Area), que incluyen a Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita, Kuwait, Bahrein y Líbano, entre otros.

Desde Egipto se accede con trato preferencial incluso al mercado estadounidense, gracias al Acuerdo QIZ para textiles, en virtud del cual se puede exportar al mercado norteamericano a cero arancel, siempre que los productos tengan un componente israelí del 10,5% y egipcio del 35%, como mínimo.

La demanda interna ha mostrado un gran dinamismo en los últimos años, a pesar de los retos económicos, lo que demuestra la confianza del consumidor en las políticas del Gobierno.

En cuanto a la actividad económica, cabe mencionar El Cairo y Alejandría como los dos principales núcleos de población en los que se concentra prácticamente toda la actividad del país.
 

Volver a índice de Información del mercado

Canales de distribución. Estructura y marco legal de la distribución comercial

La cadena de distribución comercial por lo general es bastante sencilla: Mayoristas - minoristas. Los importadores casi siempre actúan como mayoristas y tienen sus propios almacenes y establecimientos, en algunos casos incluso con venta directa al público (showrooms).

Los márgenes comerciales de los mayoristas cuando se trata de productos de consumo suelen estar entre el 5 y el 10% y los de los minoristas alrededor del 20%.

También es frecuente que los importadores se denominen "sole agent", lo que supone que detentan la distribución en exclusiva de una marca o de un fabricante. Aunque generalmente el importador egipcio no exige la exclusividad por contrato escrito, en la mayoría de los sectores todos los agentes y distribuidores se conocen entre sí y por tanto el proveedor tiene que seleccionar y centrar su colaboración comercial con uno de ellos.

La legislación egipcia distingue entre 4 tipos de agentes:
1. Comisionistas: son los operadores que celebran las transacciones comerciales en su propio nombre pero por cuenta de terceros,
2. Agentes en nómina de una empresa (denominados “Agentes de contratos” en Egipto), que son empleados por sus directores,
3. Agentes Comerciales, que sea agente de negocios entre otros, o reunir a las partes en una transacción triangular, en ambos casos a cambio de una comisión,
4. Agentes Comerciales (al-Wakil al-tijari), que efectúan operaciones en nombre de una empresa.

El nuevo Código de Comercio regula los "agentes contractuales" (Wakil al-'uqud) en sus artículos 177 y 191. Esta categoría de agente se dedica, sin estar bajo un contrato de trabajo o un contrato de servicio, para promover, negociar y concluir contratos por cuenta de terceras partes (productores, comerciantes o distribuidores), a cambio de una comisión. Un "agente de contrato", también podrá garantizar la ejecución de los contratos celebrados en nombre y por cuenta del obligado principal.

Los más importantes, los que generan una cifra de negocio relevante en el extranjero, suelen tener un agente de compras establecido en Europa o en los principales países proveedores que es quien lleva a cabo la consolidación de los pedidos y la gestión financiera.

En cuanto al marco legal, todas estas actividades están reglamentadas por la Ley de Comercio de 17 de mayo de 1999.

La franquicia, está recibiendo la atención del gobierno y del sector privado en los últimos años. Según un estudio elaborado por el Social Fund for Development en los últimos años se ha multiplicado el número de franquicias, particularmente, en el sector de la moda. El 49% de las franquicias en Egipto corresponde a confección, distribución comercial, y mueble y decoración. El 51% restante se distribuye entre una veintena de sectores. El Social Fund For Development apoya el establecimiento de franquicias fundamentalmente a través del apoyo a los franquiciadores potenciales egipcios. Geográficamente, el sector está aún muy concentrado en El Cairo (75%), seguido por la ciudad de Alejandría (13%).
 

Volver a índice de Información del mercado

Importancia económica del país en la región

 De acuerdo a la siguiente tabla, Egipto se consolida como la tercera economía de la zona en términos de PIB, por detrás de Arabia Saudí y Emiratos Árabes.

La siguiente tabla refleja una comparación entre las principales variables económicas de los países de la región en 2015.

   PIB (millardos de USD) Var. PIB (%) Población (millones)   PIB per capita (USD)
Arabia Saudí 665,5 3,4 27,8 23.938,8
Emiratos Árabes 339,1 3,0 9,2 36858,7
Egipto 315,0 4,2 87,6 3.595,9
Catar 192,1 4,7 2,2 87.318,2
Argelia 175,1 3,0 39,5 4.432,9
Marruecos 103,1 4,9 33,2 3.105,4
Jordania 38,21 2,9 8,1 4.717,3
Libia 29,72 -6,1 6,4 4.643,8

Fuente:  The World Factbook (estimaciones)

Volver a índice de Información del mercado

Perspectivas de desarrollo económico

Egipto se ha considerado tradicionalmente como un país pobre en recursos y con abundante mano de obra, tanto cualificada, como no cualificada, en comparación con los países de la zona. En la actualidad, el país exporta mano de obra a los países del Golfo debido al elevado desempleo que últimamente ha sufrido el país.

Desde 2004, el Gobierno ha acometido una serie de reformas estructurales que eran imprescindibles para impulsar el desarrollo del país. Los programas de privatización de empresas que habían sido nacionalizadas en la época de Nasser, las políticas liberalizadoras de la economía, los esfuerzos por aumentar los ingresos fiscales y por atraer inversión directa extranjera y el crecimiento del sector turístico han traído consigo un crecimiento sostenido de la economía, que se ha traducido en generación de empleo y en mejora de la situación del tejido empresarial egipcio. Como ya se comentó anteriormente, todo ello tuvo como resultado tasas de crecimiento de la economía y un paulatino incremento de la inversión directa extranjera (IDE) que en 2008 alcanzó la cifra record de 13.000 millones de dólares, si bien se han visto empañados por la situación actual.

Para continuar por la senda del crecimiento, el Gobierno debe continuar impulsando las reformas estructurales, que se han estancado en algunos casos. En concreto, el FMI apunta la necesidad de profundizar en la consolidación fiscal, mediante la introducción del impuesto sobre el valor añadido, el proceso de privatización y la reforma del sistema de subsidios a la alimentación y a los carburantes.

La recuperación de tasas de crecimiento similares a las alcanzadas en la época anterior a la Revolución es el objetivo del Gobierno y para ello cuenta con una pujante demanda interna, sustentada en los sectores construcción, comercio y nuevas tecnologías, que continuarán siendo los motores de la economía. Otro factor que influirá, sin duda, positivamente son las reservas de gas y de petróleo con las que cuenta el país y el rápido desarrollo que está experimentando el sector hidrocarburos, que continuará siendo destino de inversores extranjeros.

El cuanto al consumo y la inversión pública, el Gobierno acaba de aprobar un paquete de estímulo económico por 3.200M$, parcialmente financiado por países del Golfo. Asimismo, la financiación de infraestructuras se va a realizar en buena medida con la colaboración del capital privado, a través de la puesta en marcha de contratos PPP. Se han identificado ya unos 50 proyectos PPP en los sectores de transporte, tratamiento de agua y residuos sólidos, energía y educación.
 

Volver a índice de Información del mercado

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex