Información práctica

Formalidades de entrada y salida

Rusia exige visados y permisos de residencia para los extranjeros. El 1 de noviembre de 2002 entró en vigor una nueva ley sobre la situación legal de los extranjeros. A partir de dicha fecha, el Ministerio de Asuntos Exteriores ha transferido parte de sus competencias al Ministerio de Interior, que se ocupa de las solicitudes de residencia que no sean para cuerpos diplomáticos, gubernamentales u organizaciones internacionales. Se ha establecido un Departamento de Pasaportes y Visados en Moscú que es el responsable de la expedición de invitaciones y registro de extranjeros.

El Departamento de Inmigración se ocupa de las relaciones laborales y los permisos de trabajo para extranjeros. Con el fin de crear una base de datos con los extranjeros que se hallen en el país se ha introducido un nuevo documento, la Tarjeta de Inmigración.

Desde el 14 de febrero de 2003 es obligatorio que todos los
extranjeros lleven consigo en todo momento dicha tarjeta (que se proporcionará a la entrada a Rusia y que será sellada en frontera con la fecha de entrada, y a la salida del país), el pasaporte y el visado. En caso de pérdida de la tarjeta de inmigración, se deberá notificar, en el plazo de tres días, a las autoridades locales de inmigración, y ellos se encargarán de emitir un duplicado, una vez hayan sido presentados los documentos que acrediten la entrada en Rusia por parte del individuo Se establecen tres regímenes de residencia en Rusia:

Estancia temporal: Determinada por la duración del visado y prorrogable. No puede superar noventa días, a excepción de los casos previstos por la Ley Federal.

Residencia temporal: Permiso concedido para tres años y sujeto a cupos establecidos por el Gobierno. El plazo del Ministerio del Interior para tramitarlo es de 6 meses y si fuera rechazada la solicitud se podría cursar una nueva, transcurrido un año.

Residencia permanente: Sólo puede tramitarse durante el período de validez de un permiso de residencia temporal y de ser concedida, tiene una validez de 5 años, transcurridos los cuales puede prolongarse. Antes de recibir un permiso permanente, un extranjero debe haber vivido en Rusia con un permiso temporal durante al menos un año.

Existen 4 tipos de visas, dependiendo de la finalidad de la visita:

  • Visado de negocios: Emitido para aquellas personas que vienen con el objetivo de realizar negocios, incluyendo la participación en negocios, conferencias y consultas, firmas de contratos y capacitación profesional. Este tipo de visa no concede a sus poseedores una posición oficial en entidades legales rusas, para representarlas o para realizar trabajos bajo acuerdos civiles o de trabajo. Las visas de negocio también cubren a algunas personas que vienen a realizar trabajos de montaje, donde ayuden a poner en funcionamiento maquinaria importada o para trabajar para un vendedor extranjero. Habitualmente, este tipo de visas son emitidas por los consulados rusos en el extranjero y a partir de invitaciones realizadas por los anfitriones rusos, siendo la validez máxima del visado de 3 meses para aquellos visados de 1 ó 2 entradas y de 12 meses para los multientrada. La validez de las visas de negocios se puede extender hasta 5 años.Visado de trabajo: Se emite para personas individuales que viajan a la Federación para trabajar o prestar servicios bajo un acuerdo civil o de empleo. A diferencia del visado de negocios, el de trabajo permite al expatriado ocupar una posición en una empresa rusa y actuar en su plenitud de poderes para la empresa. Actualmente existen tres modalidades diferentes de visado de trabajo.
  • Visado simple: Tiene una validez de 90 días y es expedido por el Consulado Ruso, a partir de una invitación de visado de trabajo realizada por una compañía rusa. Dicha invitación se emite en base a un permiso de trabajo que ha de obtener previamente el trabajador extranjero.
  • Visado de múltiple entrada: Válido por el periodo que abarca el permiso de trabajo. Se realiza a partir del visado simple. Lo emite el departamento local del Servicio Federal de Migración Ruso (SFMR).
  • Visado para especialistas altamente cualificados: Vigente desde el 01.07.2010. Cuenta con múltiples ventajas, como por ejemplo, su validez por tres años. Para poder acceder a este tipo de visado, el salario del especialista debe ser superior a dos millones de rublos al año.

Para que una compañía rusa pueda contratar a un trabajador extranjero (que no pertenezca a una nación CIS) es necesario que ésta esté acreditada por el SFMR. Este proceso de acreditación dura unos 80 días y cuesta 1000 euros, de media, a la empresa solicitante.

Visado para “Inasotrudniki”: Éste es un tipo especial de visa emitida para empleados expatriados acreditados de empresas extranjeras que operen en Rusia a través de su oficina de representación o sus filiales. En la práctica es un visado más fácil de obtener desde un punto de vista administrativo, ya que separa la solicitud de visa de la del permiso de trabajo.
Visados Familiares: Destinado a esposas e hijos que será emitido a la vez que cuando el expatriado solicita su propia visa

No obstante, Rusia está simplificando su legislación de inmigración con el fin atraer especialistas extranjeros, sin los cuales la modernización del país sería imposible. Los trabajadores extranjeros altamente cualificados recibirán permisos de trabajo fuera del sistema de cuotas del Servicio Federales de Inmigración. Una solicitud escrita será suficiente, de acuerdo a la legislación para la concesión del permiso. El Gobierno confirmará la solicitud, que deberá ser revisada en un periodo de 14 días. Actualmente los permisos de trabajo necesitan de 12 a 23 meses para ser procesados.

El nivel de cualificación de los especialistas será determinado por su salario. De esta manera, se considerarán trabajadores cualificados a aquellos que ganen más de 2 millones de rublos al año ($ 67.500), aunque el Gobierno tendrá el derecho a reducir esta cifra para conceder más autorizaciones. Los permisos de trabajo para trabajadores altamente cualificados serán por la duración del contracto, sin límite en el número de renovaciones.

Respecto a las relaciones laborales el empleador debe tener un permiso para invitar y contratar personal extranjero, y el empleado debe tener un permiso de trabajo (previamente, era suficiente la Tarjeta de Acreditación) si no es residente temporal o permanente. Las invitaciones para llevar a cabo actividades laborales están también sujetas a cupos establecidos por el Gobierno (aunque existe una lista de puestos, que se emite con carácter anual, exenta de cuota), se tramitan en el Ministerio del Interior y el empleador debe proporcionar los fondos necesarios para la eventual repatriación del trabajador extranjero, que serán devueltos en rublos cuando abandone Rusia una vez finalizado su contrato de trabajo.

El empleador será responsable de las posibles violaciones de procedimientos legales o leyes que incumpliera el empleado, así como de la veracidad de los datos proporcionados para solicitar las invitaciones. Es necesario un pasaporte nacional válido para la obtención del visado, cuya validez excederá en al menos seis meses la fecha de partida prevista de la Federación de Rusia.

Hay que señalar que para los visados de entrada múltiple o por motivos de trabajo, las representaciones consulares de la Federación de Rusia tienen derecho a exigir que el solicitante se someta a una prueba de detección de anticuerpos del SIDA, la cual, de ser positiva, conlleva la denegación automática de entrada al país.
En marzo de 2011, ha entrado en vigor una ley que suaviza las normas de concesión de visados y registro para extranjeros. Entre las modificaciones realizadas, destacan:
- Los extranjeros estarán obligadas a formalizar el registro de estancia de la policía únicamente si la duración de la misma es mayor a 7 días laborables, por los 3 que se especificaban anteriormente.
- Los encargados de llevar a cabo el registro de entrada y de salida podrán seguir siendo las empresas para las cuales trabajan los expatriados, y no los dueños de su lugar de residencia, como exigía la primera publicación de la ley que se llevó a cabo en febrero.
- Los policías no podrán multar en la calle a aquellos extranjeros que no tengan en regla los papeles del registro de inmigración. A partir de ahora, será la parte que invita la responsable de cualquier infracción que se haya producido. Por tanto dicha parte, normalmente las empresas, deberá informar a sus empleados de que deben llevar siempre consigo el registro válido, para así evitar multas que pueden alcanzar los 17.500 dólares.

Volver a índice de Información práctica

Lengua oficial y religión

El idioma oficial de la Federación Rusa es el ruso, aunque en todo el territorio se hablan más de 150 lenguas distintas. La principal lengua extranjera es el inglés, aunque ello no significa que su uso y conocimiento estén muy extendidos. La religión mayoritaria es la ortodoxa, practicada por en torno al 25% de la población. Un 15% de la población practica la religión musulmana.

Volver a índice de Información práctica

Moneda y tipo de cambio

La unidad monetaria es el rublo, dividido en 100 kopeks. Hay billetes de 10, 50, 100, 500, 1.000 y 5.000 rublos, y monedas de 1, 2, 5 y 10 rublos y de 1, 5, 10 y 50 kopeks.

El rublo es una moneda convertible libremente, tanto fuera, como dentro de Rusia desde el 1 de julio de 2006. Están prohibidas, de forma genérica, las transacciones con otra moneda dentro del territorio de Rusia. Lo habitual hasta ahora era viajar al país con dólares USA o euros, aunque también se pueden utilizar los cajeros automáticos, y cambiar moneda en un banco o en uno de los múltiples establecimientos de cambio.

Los tipos de cambio oficiales a 25 de abril de 2016 son: R 74.797 por euro y R 66.471 por dólar estadounidense. Pero se trata de unos tipos de cambio que a lo largo de los últimos dos años han mostrado grandes volatilidades, llegando a moverse de los R 40 por euro a los R 100 por euro en espacio de unos meses.

Volver a índice de Información práctica

Seguridad

La seguridad en Moscú es razonable aunque, como en otras ciudades, los extranjeros son objetivo preferente para la delincuencia menor. Los delitos violentos - que según las estadísticas del Ministerio del Interior han disminuido en los años recientes-  van principalmente dirigido no contra los extranjeros sino contra los “nuevos rusos”, esto es, los representantes de la oligarquía con fortunas de origen opaco y más que cuestionable acumuladas en los últimos años. Los asesinatos por encargo de banqueros, empresarios y funcionarios de alto nivel, así como de periodistas, siguen siendo relativamente frecuentes.

 Abundan los robos, especialmente de automóviles.  Son también frecuentes las sustracciones de carteras y bolsos y más recientemente, aunque en menor medida, los robos en las viviendas.

 Existen numerosas mafias organizadas, especializadas en las distintas clases de actividades ilegales, y las propias estructuras estatales encargadas de mantener el orden no son precisamente inmunes a la corrupción.

 Es necesario observar precauciones elementales, habituales en cualquier gran ciudad, pero que hasta hace pocos años apenas eran necesarias en este país: no caminar solo por calles no céntricas de noche; aparcar el coche siempre en aparcamientos vigilados; alquilar viviendas con servicios de seguridad de 24 horas, especialmente el parking; algunos recomiendan no coger taxis piratas (escasean los legales), aunque la mayor parte del personal de la oficina los utiliza habitualmente en sus desplazamientos, sin que haya habido problema alguno hasta ahora.

 Aunque el comportamiento de la milicia (policía urbana y de tráfico) suele ser cortés (aunque brusco) con el personal diplomático, se producen incidentes puntuales. Lo mejor, si no se ha cometido una infracción seria, es pretender que no se habla ni se  entiende el idioma. Normalmente puede solucionarse el asunto con un billete de 1000 rublos. Si no se quiere pagar, lo mejor es llamar al Cónsul General o al teléfono del puesto de la Policía Nacional de nuestra Embajada.



 

Volver a índice de Información práctica

Condiciones sanitarias

Las condiciones sanitarias en la Federación de Rusia son irregulares. La mayoría de los hospitales públicos se encuentran en malas condiciones, no reuniendo ni las mínimas condiciones higiénicas.

Algunos públicos y los privados se encuentran en condiciones aceptables. En estos últimos, los precios son muy altos, en especial cuando los clientes son extranjeros. Según indican las autoridades rusas, no hay problemas a la hora de encontrar medicamentos, no obstante se recomienda a aquellos visitantes que estén tomando medicamentos o necesiten de estos de forma permanente que lleven la correspondiente reserva que les cubra el periodo de estancia en Rusia. Esta recomendación es de especial interés para aquellas personas que padezcan enfermedades coronarias o del sistema circulatorio y para aquellas que necesiten de la toma diaria de insulina. Sólo un 20% de la población rusa tiene acceso a servicios médicos de calidad.

En el caso de una enfermedad crónica que precise gran cantidad y variedad de medicamentos y no sea posible proveerse para toda la estancia en Rusia, es aconsejable disponer de la receta e informe médico donde se especifique el principio activo y nombre genérico de los medicamentos, para facilitar su obtención en las farmacias rusas.

El agua en las grandes ciudades, aunque potable en teoría, es preferible no beberla. Se recomienda recurrir a bebidas embotelladas y evitar las bebidas con hielo. En San Petersburgo el agua no es potable, y en Moscú deja un residuo al hervirse, especialmente en la época de deshielo.
Aunque se han dado casos de gripe aviar y gripe A, en la actualidad no hay ninguna restricción. No obstante, se recomienda antes del viaje consultar las páginas web del Ministerio de Sanidad y Política Social y de la OMS.

La Oficina de Información Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores de España recomienda, además de tener actualizada la cartilla de vacunación, las siguientes vacunas para las personas que tengan prevista una larga estancia:

• Contra la rabia (para cazadores, zoólogos, veterinarios o personas que vayan a estar en contacto con animales).
• Contra la encefalitis, la enfermedad de Laima y demás enfermedades transmitidas por garrapatas. La encefalitis es endémica de las zonas próximas a los Urales y en Siberia, pero en los últimos años se viene observando la presencia de garrapatas portadoras de esta enfermedad en los bosques occidentales de Rusia. Las fechas de máxima actividad de la garrapata portadora son los meses de mayo y junio, descendiendo su actividad conforme avanza el verano y desapareciendo en invierno. Las garrapatas que transmiten la enfermedad de Laima están muy extendidas por los bosques occidentales de Rusia. En caso de ser obligatoria la visita a bosques se recomienda vestir cazadora impermeable con capuchón ajustado y revisar el cuerpo después de abandonar el bosque, en especial los pliegues de la piel y lugares íntimos donde la piel es más sensible. Tanto la encefalitis como la enfermedad de Laima afectan al sistema nervioso central, ocasionando graves lesiones y produciendo la muerte en los casos más graves.

Puede existir riesgo muy limitado de paludismo, exclusivamente por P. vivax, en áreas de intensa influencia migratoria proveniente de países del sur de la Confederación de Estados Independientes, aunque no es necesario adoptar medidas preventivas.
 

Volver a índice de Información práctica

Comunicaciones y conexiones con España

CONEXIONES AÉREAS

• con Rusia. La conexiones entre Rusia y España, han visto su oferta aumentada considerablemente en los últimos años. Así, desde Moscú se puede volar a:

Madrid: Ofrecen vuelos regulares con dicha conexión, AEROFLOT e IBERIA.
Barcelona: Con AEROFLOT, AIR EUROPA y AZURAIR.
Alicante: En los vuelos de IBERIA y VUELING.
Málaga: Con AEROFLOT.
Tenerife: Vuelos de VIM AIR, AEROFLOT y AZURAIR.
Palma de Mallorca: Con vuelos regulares de S7 AIRLINES y URAL AIRLINES.

TELECOMUNICACIONES

Telefonía móvil. Existen tres compañías principales: MTS, Beeline y Megafón. La compra de un móvil implica la firma de un contrato sin importar el sistema que se elija, de tarjeta o de contrato. No cabe la domiciliación bancaria de los recibos: o bien se elige el sistema de las tarjetas habitual en toda Europa; o bien se recarga el teléfono con el saldo elegido lo que permitirá hablar hasta que se agote el dinero depositado. Hay distintas ofertas de precios según la franja horaria elegida.

COMUNICACIONES POR VÍA MARÍTIMA

Existe comunicación entre los principales puertos españoles y los rusos, sobre todo San Petersburgo, Kaliningrado y Novorossiisk, muchas veces a través de líneas con escala en los Países Bajos o en Alemania. Igualmente, ha habido comunicación entre los puertos mediterráneos españoles y los del mar Negro.

Volver a índice de Información práctica

Vestido y etiqueta

Vestido y calzado habitual

 Invierno. Aunque en opinión de los rusos el invierno ya no es lo que era y hace varios años que no se disfruta de un “auténtico invierno ruso” (cosa ésta muy opinable), las prendas imprescindible son similares, haga sólo –5º C o –20º C. La diferencia estriba en las capas de protección que uno necesite superponerse:

 - Gorro de piel (la tradicional shapka), preferiblemente con cubre-orejas, bufanda y guantes forrados.

- Botas forradas con piel, suela gruesa y, dentro de lo posible, antideslizante.

-Abrigo largo, por debajo de la rodilla. Especialmente recomendables los denominados double-face (piel vuelta por fuera, piel con pelo por dentro), en ruso conocidos como dubliónka.

-Para pasear a bajas temperaturas (menos de –15º C) lo más práctico es anorak de plumas largo, pantalones térmicos y botas après-ski. Por debajo de -25º, uno se queda en casa o sale en coche (si consigue que arranque).

 Si la ocasión (cena, recepción o similar) requiere una cierta formalidad en el vestir, la costumbre es llevar los zapatos en una bolsa y cambiarse en la entrada de la casa, tanto al llegar como al salir. Para el calzado masculino existen una especie de chanclos de goma que cubren adecuadamente el zapato y evitan algunos resbalones, pero en modo alguno protegen del frío, así que mejor se cambia uno de calzado al llegar a casa del anfitrión.  En el caso de las mujeres, sólo las rusas parecen ser capaces de caminar por el hielo y la nieve con tacones altos sin caerse.

 En todos los establecimientos públicos (museos, teatros, restaurantes, hoteles, etc.) existe un guardarropa.  Su uso no es opcional, sino obligatorio. 

 Las prendas interiores tipo “Damart” sólo son aconsejables para permanecer al aire libre durante un tiempo prolongado[1], puesto que en los edificios las calefacciones son buenas, incluso excesivas, y es preferible llevar ropa de la que uno pueda desprenderse fácilmente al entrar.

Las posibilidades de comprar localmente las prendas señaladas como imprescindibles son amplias, sobre todo en lo que se refiere a gorros de piel (muy variados, desde los económicos de piel de conejo hasta los de visón, zorro y otros), botas y guantes.

En Moscú pueden encontrarse abrigos de distintas pieles (visón, nutria, astrakán), a precios ya prácticamente idénticos – y frecuentemente superiores -a los occidentales, así como buen surtido de anoraks de plumas fabricados en China, de precio  razonable.

 Etiqueta Oficial. No existen normas especiales, se aplican las reglas habituales en los países occidentales, con un matiz más conservador en lo que al vestir masculino se refiere.

  


[1]             Y también para estar en casa durante las fases de transición entre estaciones, cuando o bien ya han cortado la calefacción (i.e., Mayo) o bien no la han  dado aún (Septiembre) y llega una ola de frío (lo que es bastante frecuente).

Volver a índice de Información práctica

Hora local, vacaciones y días festivos

La Federación Rusa abarca nueve husos horarios, desde GMT +2 a GMT +11, excluyendo el huso GMT +4. La diferencia horaria en Moscú respecto a España es de +2 h. (GMT +3) durante el invierno. Con el cambio de hora de primavera en Europa, la diferencia horaria se reduce a una hora de marzo a octubre.

Las fiestas del calendario ruso son las siguientes:

  • Año nuevo: primera semana de enero
  • Navidad Ortodoxa: 7 de enero
  • Día del Defensor de la Patria: 23 de febrero
  • Día Internacional de la Mujer: 8 de marzo
  • Día de la Primavera y el Trabajo: 1-2 de mayo
  • Día de la Victoria: 9 de mayo
  • Día de Rusia: 12 de junio
  • Día de la Reconciliación: 4 de noviembre

Volver a índice de Información práctica

Horarios laborales (bancos, comercios, empresas y AA.PP.)

Las oficinas rusas están generalmente abiertas de 9:00 a 18:00 horas de lunes a viernes, permaneciendo cerradas los sábados y domingos. Para evitar sorpresas, las citas deberían programarse con un adelanto considerable. Las llamadas telefónicas tendrán más éxito si se realizan por la mañana temprano.

OFICINAS Y BANCOS:
Lunes a viernes de 09:00 a 18:00 horas.

COMERCIOS:
En general, de lunes a viernes de 09:00 a 21:00 horas y los sábados de 09:00 a 18:00 horas. Existen muchos comercios abiertos las 24 horas del día.

ADMINISTRACIÓN PÚBLICA:
Habitualmente, de lunes a viernes de 09:00 a 18:00 horas. En algunos sitios ha comenzado a ponerse en práctica la jornada reducida los viernes, y este día la jornada laboral puede finalizar al menos una hora antes, en torno a las 16:00 o 17:00 horas.

Volver a índice de Información práctica

Transporte interior

Carreteras. Hay algunas carreteras en buen estado (las que van de Moscú a determinados aeropuertos y a varios centros turísticos cercanos), pero en general su conservación es bastante lamentable, debido en parte a la dureza del clima y en parte al abandono y la falta de mantenimiento. El gobierno ha asegurado que en los próximos años (i.e., para el campeonato mundial de fútbol en 2018) el ancestral problema de las carreteras rusas va a quedar solucionado, al menos en lo que se refiere a las vías que enlazan las 13 ciudades designadas para albergar los partidos, pero es más que dudoso que lo consiga.

El ferrocarril es un medio bastante seguro y puntual, aunque no demasiado cómodo para viajes largos. La red ferroviaria es muy amplia y variada: desde el denominado elektríchka para viajes de cercanías hasta los rápidos como el SAPSAN de los trayectos Moscú-San Petersburgo y Moscú – Nizhniy Novgorod. Si la distancia no es excesiva, el tren es más seguro que el avión (especialmente si se vuela en pequeñas compañías locales), dada la relajación de las normas de seguridad y los eventuales retrasos y cancelaciones de vuelos.

El transporte aéreo era tradicionalmente el medio más utilizado para el desplazamiento de viajeros por el interior de la ex-URSS, dadas las grandes distancias y el bajo precio de los billetes, que lo hacía accesible a la mayoría de la población. Las distancias siguen siendo tan enormes como antes en la U.R.S.S., pero los precios han aumentado hasta niveles prohibitivos para gran parte de los ciudadanos rusos.

La compañía nacional AEROFLOT (distinta de AEROFLOT INTERNACIONAL) fue dividida en más de 100 compañías independientes, muchas de ellas regionales o locales, que carecen de los medios para mantener adecuadamente los aviones.  Ello unido a la antigüedad  de la flota y al relajamiento general de la disciplina, y a la falta de mantenimiento y de seguridad de muchos aeropuertos, ha hecho descender considerablemente los niveles de seguridad en los vuelos interiores.  Según algunos expertos occidentales, el riesgo es unas 10 veces superior al de otras compañías europeas.

Para el personal diplomático es relativamente fácil adquirir billetes, sujeto a las complicaciones indicadas anteriormente. Los precios, cambian con mucha frecuencia y no siempre tienen relación con la distancia a recorrer, tal y como ocurre en occidente.

Para los viajes interiores y a otras repúblicas de la ex-URSS, es preferible elegir la propia AEROFLOT o la compañía privada TRANSAERO.

Transportes urbanos

En conjunto, el sistema de transporte público en Moscú y San Petersburgo es adecuado, barato y permite desplazarse sin graves problemas, aunque no debe esperarse mucha comodidad.

El metro es el medio más utilizado.  En Moscú tiene 186 estaciones en 12 líneas, con   308,7  km de longitud; es rápido, seguro (salvo cuando ha sido objeto de atentados terroristas, como los del año 2004 y  marzo de 2010) y cómodo, esto último salvo en las horas punta (de 7 a 10 de la mañana y de 4 a 7 de la tarde). Funciona desde las 06.00 hasta la 01.00 y los trenes pasan, como máximo, cada minuto y medio. El precio actual es de R 28 por trayecto, independientemente de la longitud del recorrido.  No hay billetes, sino tarjetas (válidas para 1, 2, 5, 10, 20 y 60 viajes) con banda magnética que se adquieren en la entrada.

Tiene el inconveniente de que, salvo en la zona céntrica, la red de estaciones no es muy tupida y normalmente se encuentran a considerable distancia del punto al que se pretende llegar, lo que hace necesario enlazar con el transporte de superficie. Ello provoca jornadas de desplazamiento considerablemente largas, dadas las dimensiones de la ciudad. Además, es preciso un mínimo conocimiento del alfabeto para poder orientarse, ya que los letreros en las estaciones están solamente en cirílico, aunque los planos desplegados en todas las estaciones y vagones ya contienen los nombres en el alfabeto latino. Los nombres de las estaciones se anuncian  en ruso de forma comprensible por los altavoces.

 Los autobuses, trolebuses y tranvías  tienen, en su mayoría, un aspecto obsoleto y algo cochambroso, pero consiguen, sin incidentes graves aunque con frecuentes averías, depositar a los viajeros a lo largo de su recorrido. Salvo en horas punta y en días laborables, el trayecto resulta agradable y permite contemplar la ciudad con cierta calma.  Se detienen en todas las paradas, sin necesidad de que el viajero lo solicite.  El horario de funcionamiento el mismo que para el metro, salvo los tranvías, que operan desde las 05.30 h hasta las 01.30 h.   Se pueden comprar tarjetas de 2, 5, 10 o más viajes.

 Los taxis strictu sensu, es decir, identificados exteriormente como tales y dotados de taxímetro, son pocos[1] y actúan según criterios propios e incomprensibles para el usuario. Han ido apareciendo compañías privadas de taxis, que hay que solicitar por teléfono, y que funcionan con bastante seriedad. Los tiempos para las recogidas son amplios (se recomienda llamar con  al menos una hora de antelación), los precios son aceptables y se puede elegir el tipo de vehículo (económico, business, lujo).  Si no se habla ruso es preferible ni intentar llamar, ya que resulta del todo imposible entenderse en inglés.

Por otra parte, cualquier coche, particular u oficial, incluidas ambulancias y coches fúnebres entre otros, actúa frecuentemente como taxi espontáneo. No son recomendables por la noche.

 Existen también taxis colectivos, con itinerario fijo y paradas coincidentes con las de los restantes transportes de superficie, pero sólo a solicitud del usuario. 



[1]             De los casi 20.000 taxis que había en Moscú en la era soviética han quedado, tras la privatización realizada en 1992, unos 4.500.

 

Volver a índice de Información práctica

Vivienda

Las posibilidades de elección de vivienda son muy amplias y todo depende del presupuesto.  

Uno de los segmentos que más se ha desarrollado en los últimos dos años es el de las urbanizaciones en las afueras de la ciudad, normalmente en régimen de alquiler o leasing.  Denominadas cottages, reúnen todas las condiciones de comodidad y seguridad y los precios (en divisas) son en general más elevados que en un país europeo occidental. No se recomienda esta opción debido a las condiciones de tráfico, especialmente en invierno. 

La oferta de pisos de alquiler en la ciudad también ha aumentado considerablemente ya que, dado el nivel de precios, para muchas personas (especialmente jubilados) que disponen de un apartamento relativamente amplio es mucho más rentable arrendarlo a un inquilino extranjero y trasladarse a vivir a otro más pequeño o más alejado.  

 Los niveles aproximados de precios (alquiler mensual) para los pisos más comunes son:

 - de dos habitaciones (salón+1 dormitorio) y unos 70 m2, céntrico: € 1500-2.000, aproximadamente, dependiendo de la situación y, sobre todo, del estado de reforma del piso.

- de 3 habitaciones (salón + 2 dormitorios), y 100-120 m2: de € 2.500 a € 3.500 según proximidad al centro o a una estación de Metro y grado de evroremónt (reformas realizadas para adecuarlo al gusto y costumbres occidentales).

- de 4 habitaciones (salón + 3 dormitorios y, en general, dos baños): de € 3.500 a € 7.000, según factores indicados anteriormente. En viviendas de este tamaño, en buen barrio, y convenientemente reformadas, los precios pueden superar fácilmente los € 8.000-10.000.

Para los extranjeros, tanto personal diplomático como empresarios, sigue siendo frecuente, aunque menos que antes y ya no obligatorio,  alquilar una vivienda a través del organismo estatal UPDK, lo que sigue teniendo ventajas en términos de  seguridad y comodidad. La proximidad mayor o menor al centro de la ciudad y a una estación de metro influye mucho en el precio.

El sector privado inmobiliario está desde hace dos años en pleno desarrollo y están proliferando las agencias inmobiliarias. Algunas de estas agencias, (www.Blackwood.ru www.PennyLane.ru, www.evans.ru), ofrecen muy buenos servicios y son de total garantía y han facilitado vivienda a varios miembros de esta Embajada. Las agencias disponen de website y es posible tener una primera idea de precios y de su apariencia al ofrecer algunas agencias fotografías en su web. En general, hay bastantes pisos en buenas condiciones, convenientemente rehabilitados al estilo occidental. El aspecto peor de la vivienda privada es el mal estado de los portales, escaleras y zonas comunes.

 En todo caso se recomienda vivir en el centro de la ciudad, lo más cerca posible de la Oficina, dado que el incremento de tráfico de los últimos años ha sido espectacular, con atascos generales a diario y casi a cualquier hora. Los tiempos de desplazamiento se han multiplicado por dos en ese período, y no parece que las autoridades locales vayan a  conseguir, al menos a corto plazo, ningún resultado positivo.

Volver a índice de Información práctica

Menaje doméstico. Mobiliario y electrodomésticos

Mobiliario

Los muebles rusos son en general de baja calidad y de un gusto que no suele coincidir con el de Europa Occidental. Existe una cada vez más amplia oferta de muebles de importación (italianos, españoles, franceses y alemanes en su mayoría), aunque a precios realmente excesivos, en general unas tres veces su precio en España. Conviene, en todo caso, traérselos en la mudanza.

 Desde hace dos años existe la siempre fácil solución de acudir a uno de los tres IKEAs de Moscú, exactamente iguales en forma y contenido de su oferta que los del resto de Europa aunque con precios superiores.

Electrodomésticos

Se pueden adquirir electrodomésticos de todas las grandes marcas. El servicio técnico está asegurado y es de buena calidad (AEG, BOSCH, SIEMENS, SONY, BANG&OLUFSEN...)

Volver a índice de Información práctica

Sistema educativo y colegios

En Moscú hay varios colegios rusos con clases en español, uno de ellos muy cerca de la Embajada de España (Colegio nº 110). Adecuado para niños de corta edad, si quieren aprender ruso. Gratuito. La única limitación es el número de plazas disponibles. En la mayoría de colegios públicos rusos hay enseñanza de idiomas extranjeros.

Instituciones educativas extranjeras

- British International School: de 3 a 18 años. En total son 8 colegios, 4 en la zona Norte, 2 en el Sur y 2 en el centro de Moscú. El precio trimestral varía de € 7.000 a € 7.500, según la edad, más una cuota de registro de € 3.000. Si el alumno no tiene un nivel suficiente de inglés se le asigna a un grupo especial hasta que puede incorporarse a las clases "normales".

- colegio angloamericano: con examen de acceso y pago adelantado de entre R 660.000 (€ 16.250) por curso, más una cuota de matrícula de R 300.000 (€ 7.500). Se da prioridad a los ciudadanos de Reino Unido, Canadá, EEUU.. Tiene guardería.

- colegio alemán: normalmente sólo admiten alumnos germanoparlantes o con un buen dominio del idioma, tras el correspondiente examen. Además, requiere el conocimiento del idioma inglés desde el 3-r grado y el francés desde el 6º.El pago anual es de 6.500 Euros solo enseñanza, más una fianza de 700 Euros que se devuelve al dejar el colegio (si no se pierden manuales, o no se causa ningún desperfecto en el colegio), más una cuota de registro de 600 Euros.

- liceo francés: relativamente accesible. Cubre el primer y segundo ciclo de enseñanza, hasta el examen del Baccalauréat. El coste anual varía según el curso de 2.800 a 6.200 Euros.

- colegio italiano: similar al francés, pero sólo tiene guardería y escuela primaria.

- otros: además de los citados, tienen escuela propia las Embajadas de Arabia Saudí, Bulgaria, Chequia, Eslovaquia, Holanda, Hungría, India, Indonesia, Irán, Israel, Italia, Lituania, Pakistán, Polonia, Finlandia, Suecia y Japón. Hay asimismo una Jewish school and kindergarten.

Existen también colegios privados rusos, pero dado que son de creación relativamente reciente no se dispone de referencias acerca de la calidad de la enseñanza y educación impartidas. Los precios suelen ser exorbitantes.

 

Volver a índice de Información práctica

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex