Régimen arancelario y reglamentación

Régimen de comercio exterior.Tramitación de las importaciones

El régimen de importación canadiense, regulado por La Ley de Aduanas (Canada Customs Act), corresponde a un modelo de intercambio comercial liberalizado. La mayoría de las importaciones no requieren autorización de ningún tipo. Sin embargo, algunos bienes sólo pueden ser importados previa obtención de una licencia. Es el caso del acero, armas, textiles y productos agrícolas. La Ley de Permisos de Exportación e Importación (Export and Import Permits Act) incluye una lista de control de importaciones en la que se especifican todas las mercancías cuya importación en Canadá está prohibida o sujeta a contingentes.

Las solicitudes de licencia de importación deben ir acompañadas de factura proforma; las autoridades aduaneras pueden exigir más documentos. El período de validez de una licencia es de 30 días. Las solicitudes de licencia se pueden tramitar a través de un agente de aduanas o bien en una de las Oficinas de Control del Comercio y Barreras Técnicas (Trade Control Bureau). Para más información se puede consultar este enlace.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Aranceles y otros pagos en frontera. Regímenes económicos aduaneros

La gran mayoría de los países recibe el trato arancelario de nación más favorecida. España forma parte de ese grupo hasta la entrada en vigor provisional del acuerdo CETA (junio de 2017), que eliminará el 99% de los aranceles entre la UE y Canadá. Los países en desarrollo, al igual que algunos países de la Commonwealth, reciben un trato más favorable con aranceles preferenciales. Por otro lado, por el tratado de libre comercio NAFTA se han eliminado prácticamente todas las barreras comerciales entre EE.UU., México y Canadá desde el 1 de enero de 2003. En mayo de 2017, EE. UU. ha iniciado los trámites para proceder a la revisión del tratado.

Canadá ha suscrito acuerdos bilaterales de libre comercio con Chile, Colombia, Corea del Sur, Costa Rica, Honduras, Israel, Jordania, Panamá, Perú, Estados Unidos, NAFTA y la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC/EFTA). También ha firmado acuerdos de libre comercio con la UE (CETA), Ucrania y el Acuerdo Trans-Pacífico (TPP), aunque todavía no han entrado en vigor. En el caso de CETA, se espera que se empiece a aplicar de forma provisional en junio de 2017, hasta que se produzca la ratificación por parte de todos los EE. MM. En relación al TPP, tras el rechazo de EE. UU., se ha empezado a renegociar un nuevo acuerdo en el que Canadá está participando. A día de hoy, Canadá está negociando tratados de libre comercio con CA4, CARICOM, India, Japón, Marruecos, República Dominicana y Singapur. También se está revisando el acuerdo de libre comercio firmado con Costa Rica. A su vez, se han iniciado conversaciones para desarrollar acuerdos similares con China, Turquía, Tailandia, Filipinas y Mercosur. [Fuente: Foreign Affairs and International Trade Canada]

Con la entrada en vigor del acuerdo CETA, se eliminarán la mayoría de los aranceles en el comercio entre Canadá y los países de la UE. La mayoría de los aranceles (98%) desaparecerán desde el primer día y el resto (1%) se irán eliminando de forma escalonada sobre periodos de 3 a 7 años. Únicamente seguirán gravados algunos productos, especialmente agroalimentarios que se consideran sensibles.

Como en todos los acuerdos preferenciales, el exportador que quiera beneficiarse de las preferencias arancelarias previstas en el mismo, deberá cumplir con las normas de origen del acuerdo y aportar una prueba de origen. Esta prueba de origen consistirá en una declaración de origen en factura o en otro documento de carácter comercial, pero que sólo podrán emitir aquellos exportadores registrados por la autoridad aduanera competente. A diferencia de otros acuerdos bilaterales, en el caso de Canadá no está prevista la posibilidad de expedición de certificado de origen (EUR.1). 

De acuerdo con la información suministrada por la DG TAXUD de la Comisión europea, se pretende que todos los exportadores a Canadá que expidan declaraciones de origen en factura estén registrados en el sistema REX y utilicen el nº de registro REX en las declaraciones de origen. No obstante, está previsto un periodo transitorio para 2017. Desde la entrada en vigor del acuerdo hasta el 31 de diciembre de 2017, los Exportadores Autorizados a efectos de origen podrán seguir utilizando este número en sus exportaciones a Canadá. Los exportadores que no tengan nº registro de Exportador Autorizado y quieran beneficiarse de las preferencias arancelarias deberán solicitar al Departamento de Aduanas el registro en el sistema REX.

El CETA también supondrá la eliminación de muchas barreras no arancelarias que frenan el comercio y las inversiones entre la UE y Canadá; incluyendo, barreras al comercio de servicios, inversión extranjera, barreras técnicas y fitosanitarias, compras públicas y movilidad laboral. Se han acordado asimismo medidas para proteger las inversiones que entrarán en vigor una vez que todos los Estados miembro de la UE hayan ratificado también el acuerdo, y un mecanismo para reconocer y ejecutar los acuerdos de reconocimiento de cualificaciones que negocien entre sí los colegios profesionales de ambas partes.

Las importaciones, además de los aranceles correspondientes, también están sujetas al impuesto de valor añadido federal, denominado GST (5%), y a los correspondientes impuestos indirectos provinciales si el bien importado es trasladado directamente de la aduana al usuario final. Las mercancías importadas por fabricantes o detallistas para su elaboración o comercialización no están sujetas al pago del impuesto provincial. Si la mercancía ha de tributar, el pago del impuesto provincial es responsabilidad directa del importador. A diferencia de los aranceles y el GST, éste no se percibe en frontera.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Normas y requisitos técnicos. Homologación, certificación y etiquetado

Normas y requisitos técnicos. Homologación, certificación y etiquetado

Los procedimientos de normalización en Canadá, integrados en el National Standards System, incluyen a todos los entes públicos y privados que refrendan la calidad de los productos y servicios que se comercializan en el mercado canadiense.

Organismos de acreditación

Consejo de Normas de Canadá (Standards Council of Canada - SCC)

El principal organismo público dentro del sistema es el Consejo de Normas de Canadá (Standards Council of Canada – SCC). Éste tiene competencias para acreditar a los organismos de desarrollo de normas y certificación (entidades de certificación y laboratorios de ensayos y calibración), así como para coordinar la actividad de todos los organismos del National Standards System.

El SCC es un organismo independiente del Estado, aunque financiado en parte con fondos públicos.

Para el exportador español que desee vender sus productos y/o servicios en Canadá, el SCC es el mejor interlocutor para encontrar la información necesaria para iniciar los trámites de certificación. El SCC cobra una tarifa por estudiar las necesidades normativas del producto y por la norma en sí. Otra opción es utilizar las bases de datos en Internet del SCC o del organismo encargado de certificar ese tipo de productos. Sin embargo, dichas bases de datos son difíciles de consultar y la información que se obtiene puede resultar confusa.

El SCC no emite certificaciones de conformidad, pero acredita a otros organismos para que lo hagan en su lugar.

Organismos acreditados. Organizaciones de desarrollo de normas y certificaciones

Las Organizaciones de Desarrollo de Normas son aquellas que están acreditadas por el SCC a tal efecto. Existen cuatro Organizaciones acreditadas en Canadá:

Asociación Canadiense de Normas (Canadian Standards Association - CSA)

La CSA es un organismo privado sin ánimo de lucro creado en 1919. Su área de competencia es esencialmente, aunque no se restringe a ella, el desarrollo de normas de seguridad eléctrica. También desarrolla normas para los aparatos y electrodomésticos que funcionan con gas natural o propano, la minería, la construcción y el material de oficina, entre otros.

Los fabricantes españoles pueden obtener la certificación del CSA a través de varias agencias de certificación en Holanda (KEMA), Francia (LCIE) e Inglaterra (CSA/BSI).

Underwriters Laboratory of Canada (ULC)

Establecido en 1920, el ULC es un organismo privado sin ánimo de lucro que desarrolla normas para la prevención de incendios y robos. Asimismo, elabora normas para la seguridad de edificios y materiales peligrosos.

El ULC y la CSA tienen firmado un acuerdo para aceptar los resultados de ensayos de la otra parte.

La Oficina de Normalización de Quebec (Le Bureau de Normalisation de Quebec - BNQ)

La Oficina de Normalización de Quebec (BNQ) es un organismo público que depende del Centro de Investigaciones Industriales de Quebec (Centre de Recherches Industrielles du Quebec - CRIQ). Redacta normas en cuatro áreas, medioambiente, obras públicas, sanidad y seguridad.

Las normas de BNQ no sólo son válidas para la provincia de Quebec, sino que también pueden hacerse de ámbito nacional tras ser aprobadas por el SCC. Algunas de las normas redactadas por BNQ forman parte de la reglamentación canadiense y son de obligado cumplimiento.

Consejo General de Normas Canadienses (Canadian General Standards Board - CGSB)

El CGSB es un organismo público que depende del Ministerio de Obras Públicas (Public Works and Government Services Canada). Es la única organización de desarrollo de normas que depende directamente del Gobierno Federal de Canadá.

El CGSB desarrolla normas en más de 70 áreas de competencia. Los sectores más importantes son:

  • Construcción
  • Textil y ropa
  • Transportes y distribución
  • Seguridad pública
  • Tecnología relacionada con la sanidad
  • Material de oficina
  • Tecnología de comunicaciones e informática
  • Medioambiente

Organismos de certificación

Existen varios organismos con capacidad para emitir certificaciones de conformidad y laboratorios de ensayos y calibración. Pueden consultarse en el Calibration Laboratory Assessment Service (CLAS).

Normas de obligado cumplimiento y voluntarias

Las normas establecidas por las administraciones federales, provinciales y municipales son, en principio, de obligado cumplimiento.

Las normas elaboradas por organismos privados o sin una relación directa con las autoridades administrativas son, en principio, de cumplimiento voluntario. Sin embargo, las prácticas comerciales de un sector pueden convertirlas en cuasi obligatorias, ya que ningún importador acepta productos sin certificación canadiense.

Muchas veces las administraciones públicas se basan en las normas desarrolladas por organismos privados cuando quieren incluir especificaciones técnicas o de seguridad en sus textos legislativos. Esto transforma una norma en obligatoria y se hace generalmente introduciéndola en el texto de la ley (ie. Ley de Alimentos y Medicamentos - Food and Drugs Act) de forma explícita o haciendo referencia a la norma. Esta última es la manera más habitual.

Existen tres tipos de normas de obligado cumplimiento y que están relacionadas con:

  • La seguridad eléctrica
  • Las instalaciones de gas
  • La fontanería

Cada autoridad provincial tiene potestad para adoptar y modificar las normas desarrolladas por las organizaciones habilitadas a tal efecto según su conveniencia.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras comerciales a bienes y servicios españoles

Bebidas alcohólicas y alimentos. Columbia Británica ha puesto en vigor desde abril de 2016 un nuevo régimen de venta de vinos y licores en supermercados. Multiplica el impacto de discriminaciones existentes (pero autorizadas por los acuerdos en vigor con la UE y NAFTA) y crea potencialmente nuevas. Multiplica las existentes al autorizar a transferir a los supermercados licencias (60) para la venta exclusiva de vinos de la provincia que poseen ahora pequeñas tiendas independientes. El régimen podría crear nuevas discriminaciones al contemplar también la posibilidad de transferir licencias que autorizan tanto la venta de vinos locales como de importación. Ante una transferencia, el supermercado puede optar por mantenerla como licencia que permita la venta de vinos importados, pero tendrá que habilitar un espacio segregado del resto de la tienda, con cajas propias (modelo  “tienda dentro de la tienda”). Por otro lado, el supermercado puede optar por restringir la venta a vinos de la provincia. Podrá así vender los vinos en los anaqueles de supermercado, sin más. Aquí el problema es doble, por el menoscabo que supone perder las ventas de vino importado que permitía esa licencia y por el riesgo de que la provincia pretenda socavar por este método el límite de 60 licencias que tiene establecido por los acuerdos.

Ontario, Columbia Británica y otros monopolios provinciales mantienen otras prácticas discriminatorias como diferenciales de costes de servicio (DCS) entre productos nacionales e importados, diferentes márgenes comerciales, multas desproporcionadas a proveedores que no cumplen la normativa administrativa del monopolio o canales de distribución alternativos al monopolio solo para productores locales. La entrada en vigor del acuerdo CETA impone una cierta disciplina sobre los monopolios, que tendrán que auditar sus DCS, publicarlos y aplicarlos en función del volumen distribuido. También limita la proliferación de puntos de venta fuera de los monopolios, a los que no pueden acceder los vinos importados.

La UE se unió a EE. UU., como parte interesada, en las dos quejas presentadas ante la OMC contra Canadá en enero y octubre de 2017 por la ley de Columbia Británica que permite la venta de vinos de la provincia en supermercados. EE.UU. cree que la legislación es discriminatoria al conceder a los vinos de la provincia una ventaja injusta frente a los de fuera de la provincia, que están colocados en otra zona del supermercado y tienen puntos de venta diferentes.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras no arancelarias. Contingentes y licencias de importación

Barreras no arancelarias y contingentes

El reparto de competencias entre el poder federal y las diferentes provincias y territorios de Canadá emana de la organización territorial del Estado como confederación y del reparto de poderes que establece la constitución canadiense. Ésta confiere en particular a los territorios subfederales (provincias) una total independencia legislativa y reglamentaria sobre las políticas económicas y sociales dentro de sus respectivas jurisdicciones. La independencia de las provincias dentro de su ámbito de competencia significa, especialmente, que el Gobierno federal carece de competencias para supervisar o revisar las decisiones que toman. Asimismo, el Parlamento federal carece de poder para legislar en áreas de competencia de los parlamentos provinciales.

El marco reglamentario para el comercio interno de bienes y servicios, las inversiones y las compras públicas en el mercado interno canadiense es principalmente una competencia provincial, que cuando se ejerce se hace de forma independiente del poder federal, sin derecho de veto o revisión por su parte.

En paralelo al desarrollo constitucional del país, el desarrollo normativo y la integración histórica del país han favorecido la aparición de barreras técnicas al comercio, a las inversiones, a la movilidad de mano de obra o al suministro interprovincial de productos y servicios que suponen unas barreras al comercio significativas.

En aplicación del principio de federalismo cooperativo, en 1994, el Gobierno federal, las provincias y los territorios firmaron un acuerdo para desmantelar paulatinamente las barreras internas al comercio. El denominado Acuerdo de Comercio Interno (ACI) establece reglas generales para reducir o eliminar barreras al libre movimiento de personas, bienes, servicios e inversiones en Canadá. Desde su entrada en vigor se han hecho avances respecto a muchas barreras, especialmente en compras públicas y movimiento interprovincial de ciertas mercancías, pero aún así el grado de unificación del mercado interno canadiense es con todo mucho más limitado que el de la UE en muchos ámbitos.

En abril de 2017, las provincias, territorios y el Gobierno federal firmaron un nuevo acuerdo de comercio interno, el Canada Free Trade Agreement (CFTA). Este entrará en vigor el 1 de julio de 2017, misma fecha en la que se espera que se ponga en marcha provisionalmente el acuerdo económico y comercial entre la UE y Canadá (CETA). El CFTA promete reducir las barreras al comercio interno, la inversión y la movilidad de los trabajadores.

El CFTA se concibe con un enfoque de “lista negativa” –parecido al del CETA-. En él sólo aparecen las categorías que se excluyen del libre comercio. En cuanto a la contratación pública, el nuevo acuerdo supondrá una oportunidad para que empresas locales opten en mejores condiciones a las licitaciones, gracias a la creación de un portal digital que integrará las ofertas de contratación de las administraciones. Este sistema pretende equiparar las opciones de las empresas canadienses frente a las europeas, ya que el CETA exige también un portal integrado en el que las empresas europeas tengan acceso a las ofertas de contratación pública de Canadá. Por otro lado, se espera que el CFTA solucione algunos temas como las diferentes normas provinciales de etiquetado, embalaje y clasificación de los productos de consumo y las normas de seguridad para industrias transfronterizas como el transporte, el reconocimiento a nivel nacional de credenciales y calificaciones profesionales y la liberalización de sectores en los que las provincias poseen monopolios locales, como la distribución de alcohol.

Otras barreras al comercio surgen de la legislación federal. Así, Canadá impone, por ejemplo, tamaños reglamentarios específicos para los envases de determinados productos hortofrutícolas y cárnicos para la venta al público. Establece también contingentes arancelarios para productos agrícolas sometidos a un régimen de gestión de la oferta que protege a los productores nacionales de la competencia extranjera e incluso de la competencia de otras provincias canadienses –aunque como se mencionaba anteriormente, a esto último se le pretende dar respuesta con el CFTA–. Es el caso, entre otros, de los productos lácteos y las aves de corral.

En otro ámbito, donde las competencias son mixtas entre el Gobierno federal y las provincias, estas últimas disfrutan de un monopolio de importación y distribución de bebidas alcohólicas.

La Secretaría de Estado de Comercio del Ministerio de Economía y Competitividad publica una base de datos donde se puede encontrar más información sobre las barreras no arancelarias de Canadá y otros países.

Licencias de importación

Canadá controla las importaciones de los siguientes productos mediante cuotas arancelarias y/o permisos de importación o exportación. A continuación, se especifican los distintos productos objeto de limitación a la importación, así como el motivo por el que se lleva a cabo el control:

Productos sometidos a licencias de importación:

  • Public Health Agency of Canada
    • Patógenos humanos: para proteger la salud.
  • Health Canada
    • Medicamentos con receta, narcóticos: controlar que la importación no exceda las necesidades del país.
    • Cáñamo industrial: evitar el desvío de la producción hacia el mercado negro de drogas ilegales.
    • Equipamiento médico: por seguridad.
    • Patógenos animales: para proteger la salud humana y animal.
    • Insectos: Para proteger la sanidad vegetal y evitar la propagación de plagas.
    • Medicamentos de uso veterinario: Para proteger la salud animal.
    • Animales y aves vivos, semen y embriones: Para proteger la salud animal.
    • Frutas, plantas y semillas: Para proteger la sanidad vegetal y evitar la propagación de plagas.
  • Environment Canada
    • Especies en peligro de extinción: Para conservar la biodiversidad y proteger el medioambiente. (Wildlife Service)
    • Sustancias destructoras de la capa de ozono: para proteger el medioambiente y la salud. (CEPA Environmental Registry)
  • Vehículos a motor y neumáticos: Para garantizar el cumplimiento de las normativas de seguridad y de emisiones.

Productos sometidos a control de las importaciones:

  • Export and Import Control Bureau (EICB)
    • Explosivos: por seguridad.
    • Equipamiento nuclear, aparatos radioactivos, sustancias nucleares: por seguridad, salud y protección del medioambiente.
    • Huevos de incubadora y polluelos; huevos y productos del huevo; pollo, pavo y derivados; carne de vacuno; trigo y cebada; margarina y lácteos: Para gestionar los contingentes arancelarios sobre estos productos.
    • Armas: Por seguridad.
    • Textiles: Para controlar las importaciones de países con aranceles preferenciales (NAFTA, Chile, Costa Rica).
    • Acero: Seguimiento de las importaciones para evitar prácticas antidumping.

El listado completo de productos sometidos a controles de importación puede consultarse en la página del Ministerio de Justicia de Canadá

Importaciones prohibidas

El arancel aduanero de Canadá prohíbe la importación de determinados productos clasificados en las partidas 989700, 989800 y 989900. Las importaciones prohibidas engloban muchos de los artículos enumerados en los párrafos anteriores cuando la importación se produce sin licencia y otros cuya importación está prohibida prácticamente bajo cualquier circunstancia. Éstos últimos incluyen:

  • Libros con copyright canadiense;
  • Monedas y billetes falsos;
  • Aeronaves de segunda mano;
  • Bienes fabricados por reclusos en un penal;
  • Colchones de segunda mano;
  • Bienes en los que se hace una descripción falsa del origen geográfico o cuya importación esté prohibida por una orden emitida bajo la Ley de Marcas;
  • Vehículos a motor de segunda mano;
  • Cerillas de fósforo blanco;
  • Libros, material impreso, dibujos, grabados o representaciones de cualquier tipo que estén considerados como propaganda que hace apología del odio o que incite a la traición o a la sedición.

La Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá publica una serie de Memorandos que incluyen información detallada sobre los criterios de clasificación de productos que caen en las categorías anteriores.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex