Régimen arancelario y reglamentación

Régimen de comercio exterior.Tramitación de las importaciones

Las empresas están exentas de realizar trámites administrativos para la circulación de la mayoría de mercaderías entre los países miembros de la Comunidad Europea. Los intercambios intracomunitarios necesitan tan sólo realizar una declaración de intercambio de bienes a la aduana con fines estadísticos. Todas las empresas que reciben mercaderías de otro Estado miembro por un montante total que exceda 460.000 euros y las que exporten a otro Estado miembro deben realizar la declaración cada mes. Ésta declaración indica la naturaleza de los productos, el país de origen y de destino, el valor y el peso de la mercancía.

Existe la posibilidad de realizar los trámites administrativos de manera digital para avanzar los trámites de despacho aduanero. La declaración debe transmitirse obligatoriamente por vía electrónica si el montante de las expediciones realizadas a lo largo de un año civil supera los 2.300.000 euros. El despacho aduanero se efectúa en las oficinas de aduanas competentes.

Las empresas que proveen servicios a otra empresa sita en otro Estado miembro de la Unión Europea deben transmitir a la administración aduanera una declaración europea de servicios si la empresa del otro Estado miembro ha pagado el IVA. Esta declaración debe depositarse de forma electrónica si la cifra de negocios es superior a 32.600€.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Aranceles y otros pagos en frontera. Regímenes económicos aduaneros

Formando parte de la UE, no hay fronteras ni por tanto aranceles entre España y Francia. Los derechos de aduana sobre las importaciones extracomunitarias son facturados una sola vez en territorio comunitario. Los bienes que entran en Francia para ser reexportados a otro Estado miembro de la Unión Europea pueden penetrar en el territorio francés sin pagar el IVA (el IVA se paga en el país en el que el bien va a ser consumido).

El régimen económico aduanero permite importar mercancías no comunitarias sin pagar los derechos de aduanas y los impuestos pertinentes así como depositar, utilizar o transformar estas mercancías para su reexportación fuera de la U.E. Para beneficiarse de este régimen económico aduanero hay que justificar la necesidad económica de utilizarlo.

La autorización es dada por la administración de aduanas. En ella se establecerá el cuadro jurídico en el que la empresa puede utilizar el régimen económico aduanero solicitado. Esta autorización garantiza que la empresa conoce desde el principio las condiciones de utilización del régimen y permite que la administración se asegure que las mercaderías importadas sin pagar los derechos y los impuestos no serán puestas en circulación en el mercado comunitario.

Para más detalle se aconseja consultar el portal de la aduana francesa (enlace).

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Normas y requisitos técnicos. Homologación, certificación y etiquetado

Por ser parte de la UE, la venta de un producto legalmente fabricado en un Estado miembro no puede estar prohibida en otro Estado miembro, aunque las condiciones técnicas o cualitativas difieran de las impuestas a los propios productos. Existe una única excepción: en caso de interés general (protección de la salud, los consumidores o el medio ambiente) se aplican condiciones estrictas. El mismo principio se aplica en materia de servicios.

En general, prevalecen las normas del Estado miembro de origen, lo que garantiza el respeto del principio de subsidiariedad, evitando la instauración de una normativa detallada a escala comunitaria y garantizando un mayor respeto de las tradiciones locales, regionales y nacionales y, lo que permite asimismo el mantenimiento de la diversidad de los productos y servicios.

La certificación CE es necesaria para todos aquellos productos que tengan una norma comunitaria; algunos tienen que cumplir además normas específicas francesas como son la grifería sanitaria, los extintores, etc. Si existe una norma francesa, aunque no sea obligatoria, si no se posee la certificación correspondiente es a menudo difícil vender a los profesionales ya que estiman que el respeto de la norma francesa, además de la europea, es una garantía de calidad del producto.

Las normas se pueden consultar en la web de AFNOR y en su boutique. Los temas de respeto de las normas y etiquetado se pueden encontrar para ciertos productos en la web del Ministerio de Economía francés. Y en las fichas técnicas publicadas por la Dirección de la Competencia del  Consumo y la Represión de Fraudes francesa en la rúbrica “Etiquetage” que se pueden consultar AQUÍ.

La legislación sobre garantías, fraudes y falsificaciones se recogen en el « Livre II: Conformité et sécurité des produits et des services » del código del consumo y los precios, etiquetado e información del consumidor en:

  • Partie réglementaire.
  • Livre Ier: « Information des consommateurs et formation des contrats.
  • Titre Ier: Information des consommateurs.

El código de consumo se puede consultar en la web de Legifrance.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras comerciales a bienes y servicios españoles

El sector del vino se enfrenta a una barrera derivada de la obligación de tener que pagar, en Francia, un impuesto sobre el vino (accisa) en el momento del despacho al consumo. Cuando el cliente no es una empresa especializada y dada de alta en la Administración Tributaria francesa (como por ejemplo cuando el comprador francés es un restaurante o una pequeña tienda), los trámites se complican porque tiene que existir un operador autorizado en Francia para gestionar el impuesto. Es de esperar que esta barrera desaparezca cuando se aplique totalmente el nuevo código de aduanas comunitario.

En la construcción, se puede considerar una barrera la dificultad de las empresas españolas para obtener un seguro obligatorio que garantice durante 10 años la obra.

La legislación laboral afecta negativamente a los conductores de los camiones que transportan mercancías cruzando territorio francés, ya que les prohíbe dormir en sus vehículos los días de descanso (domingo), y a que las empresas abonen como mínimo un salario equivalente al salario mínimo francés durante su recorrido en Francia. También existe una obligación de declaración previa para todo desplazamiento de trabajadores a Francia en le merco de un contrato de subcontratación que crea una cierta complicación administrativa que afecta negativamente sobre todo a las Pymes. 

 

 

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras no arancelarias. Contingentes y licencias de importación

La libre circulación de mercancías es una de las libertades que ofrece el mercado único de la Unión Europea. Desde enero de 1993, con la supresión en el mercado interior de los controles que se aplicaban a la circulación de mercancías, la Unión forma un solo territorio sin fronteras. Para terceros países, se aplican las normas comunitarias. Tan sólo hace falta autorización para el tránsito o importación de armas y municiones.

En las barreras no arancelarias hay que tener en cuenta que para ciertos productos además de cumplir las normas europeas puede exigirse el cumplimiento de normas específicas francesas complementarias.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex