Régimen arancelario y reglamentación

Régimen de comercio exterior.Tramitación de las importaciones

Como norma general, las importaciones no están sujetas a trámites especiales para la gran mayoría de los productos. Igualmente, y como sucede en el resto de países europeos, existen procedimientos especiales para la tramitación de ciertos productos agrícolas como las frutas, la carne, los animales vivos, etc. Además, no hay que olvidar que Israel es miembro de pleno derecho de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y que mantiene acuerdos de asociación con la Unión Europea y con Estados Unidos.

En determinados sectores, como los productos farmacéuticos o juguetes, al igual que en el resto de países de la OMC, existen limitaciones o barreras técnicas a la importación. Con el fin de obtener más información acerca de los requisitos de las autoridades, se recomienda que el exportador se ponga en contacto con su socio comercial en el país, que es quien le debe asesorar en estos casos, dado que, en numerosas ocasiones, la regulación, normativa o formularios están en hebreo. Al mismo tiempo, el exportador se puede poner en contacto con la Oficina Comercial para pedir asesoramiento.  

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Aranceles y otros pagos en frontera. Regímenes económicos aduaneros

El nivel de aranceles es reducido y existe un régimen de libertad comercial donde juega un papel importante el acuerdo de asociación con la UE y los acuerdos con los EEUU, además de la pertenencia a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y a la anteriormente mencionada OMC.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Normas y requisitos técnicos. Homologación, certificación y etiquetado

Los requisitos técnicos son los establecidos por las normas del Instituto de Standards de Israel y varios organismos gubernamentales y no suponen un obstáculo al comercio, ya que se trata de los requerimientos habituales en cualquier país occidental.

Es importante destacar las peculiaridades del mercado de la alimentación. La legislación religiosa judía (o halaka) prohíbe el consumo de determinados alimentos como, por ejemplo, el cerdo, los mariscos, los pescados sin escamas y otros. Estas reglas son seguidas sólo por una parte de la población y no son obligatorias. Sin embargo, existen leyes que prohíben la importación de algunos productos no kosher, como la carne.     

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

Barreras comerciales a bienes y servicios españoles

No existen contenciosos graves (salvo los que afecten a empresas concretas en un determinado momento) entre España e Israel, sino problemas de carácter multilateral que afectan a nuestro país como miembro de la UE. Entre ellos destacan los siguientes:

PARTICIPACIÓN DE EMPRESAS ESPAÑOLAS EN CONTRATOS PÚBLICOS: Israel es miembro del Acuerdo Plurilateral sobre Contratación Pública de la OMC y ha firmado con la UE el Acuerdo sobre Contratos Públicos. Así, tanto Israel como España están sometidos a una normativa que, en principio, admitiría la participación de las empresas de ambos países en la contratación con la Administración, en forma sustancialmente análoga. Israel mantiene en vigor sus Reglas Obligatorias de 1995 sobre licitaciones, que favorecen a las empresas israelíes en perjuicio de las extranjeras que pretendan participar en contratos públicos. Israel concede una ventaja del 15% al productor local frente al importador. Pero, de conformidad con una declaración expresa de Israel ante el Comité de Contratación Pública de la OMC, las normas indicadas no se aplican a los miembros del Acuerdo (España incluida).

OTRAS BARRERAS. Son reseñables otras barreras de acceso al mercado israelí:

Existen restricciones veterinarias, que afectan a la carne y animales bovinos, así como barreras a las importaciones de comida y algunos productos de higiene y textil, que no cumplan los requisitos kosher.

Existen tarifas muy elevadas y contingentes muy limitados para productos agrícolas y unos costosos requisitos en el etiquetado de los vinos.

Por parte de la UE se han identificado en el pasado (y se vienen identificando actualmente en momentos puntuales) una serie de “trade irritants” como los relativos a derechos de propiedad intelectual, las importaciones de carne y de animales vivos, las importaciones de sardinas, “public procurement” (necesidades de off-set) y algún otro de menor entidad.

Finalmente, hay que señalar que en algunos casos se retienen por parte israelí mercancías con destino a los territorios ocupados por temas de seguridad, lo que en ocasiones puede afectar a los productos enviados por empresas españolas.

Volver a índice de Régimen arancelario y reglamentación

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex