Sectores de oportunidad

Sectores más interesantes para nuestro comercio

La crisis a la que se enfrenta actualmente Brasil reduce notablemente las oportunidades a corto plazo, con la salvedad de algunos sectores concretos. A medio plazo, sin embargo, factores como el potencial de desarrollo de Brasil, las carencias existentes y el afianzamiento previsto de la clase media (clase C) proporcionan un amplio espectro de oportunidades de exportación para las empresas españolas, sin dejar a un lado las innegables barreras de entrada al mercado y los reseñables requisitos de localización, que hacen que muchas veces sea necesario invertir en Brasil para acceder al mercado. 

En general, se detectan oportunidades en:

  • Productos agroalimentarios: Hay demanda de productos de calidad, como aceite de oliva o vino. Hay buenas oportunidades de exportación de frutas y verduras por la complementariedad de estaciones. Se exportan a Brasil cada vez más productos transformados, como jamón, embutidos y quesos, aunque continuan sujetos a mucha burocracia.
  • Máquinas herramienta y bienes de equipo: los programas de inversión en infraestructuras ofrecen oportunidades, especialmente en maquinaria de alto contenido tecnológico, a cuya demanda no pueden dar respuesta los productores nacionales. 
  • Medio Ambiente: la normativa sobre residuos sólidos  crea oportunidades para los fabricantes españoles de equipos de control, análisis y tratamiento de residuos.
  • Gestión del agua: la sequía padecida por Brasil ha abierto nuevas e importantes oportunidades en este área, donde España es vista como una referencia. Asimismo, las grandes necesidades de saneamiento hacen que la gestión de agua, en sentido amplio, sea una fuente de oportunidades nada desdeñable.
  • Sector de automoción: Brasil se encuentra en los puestos de cabeza mundiales como consumidor y fabricante de automóviles, lo que genera importantes oportunidades. No obstante, las medidas de protección de la industria nacional son considerables y la crisis que sufre el país está afectando actualmente de manera negativa al sector.
  • Energía solar: existen oportunidades para las empresas debido a la apuesta del gobierno por este sector, en el que Brasil cuenta con un gran potencial. Se trata de un sector emergente con gran potencial (Brasil quiere diversificar sus fuentes de energía) si bien en la actualidad, la crisis económica está ralentizando el despegue. Como ejemplo de ello, en diciembre de 2016 se procedió a cancelar la única subasta/licitación  prevista en el año en materia de energía solar y fotovoltaica debido a que el Gobierno consideró que existe exceso de energía contratada en relación a la actual demanda.
  • Siderurgia: con oportunidades para productos donde no haya producción local (aceros largos, planos, raíles), pero el poderoso lobby local dificulta las importaciones.
  • Sector petrolífero: Hay oportunidades en equipamientos para la explotación de los yacimientos petrolíferos, sobre todo en el pre-sal. El PPI del gobierno incluye varios proyectos a licitar a lo largo de 2017.
  • Sector agrícola: Hay oportunidades en maquinaria agrícola, sistemas de riego y fertilizantes, siempre que no se encuentren disponibles en Brasil.
  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex