Sectores de oportunidad

Sectores más interesantes para nuestro comercio

La empresa española podría encontrar oportunidades de entrada en el mercado finlandés en los sectores con presencia tradicional española como el alimentario o la moda y confección y el calzado y en sectores industriales de intensidad tecnológica media como el de máquina herramienta o maquinaria para la construcción. En este último caso, la estrategia de penetración principal de las empresas interesadas debería enfatizar la competitividad en el precio y la fortaleza del servicio post-venta de los productos españoles.

El sector de las energías  también ofrece un potencial de desarrollo para empresas de construcción e ingeniería, en el ámbito enregético. Así, por subsectrores, se pueden destacar:

Energía eólica: en la actualidad hay una capacidad instalada de menos de 500MW y se espera que en este año pueda alcanzar en torno a los 700 MW. Para el 2020 se desea completar una instalación de 2.500 MW, por lo que consideran que se dispone de suficiente margen para llevar a cabo la instalación restante. Sin embargo, se enfrentan, como en la mayoría de los países, a problemas vinculados con la autorización de licencias, pues empieza a existir una sensible negativa por parte de los afectados de tener en su entorno parques eólicos. El esquema de estímulos públicos está previsto que abarque un periodo de 12 años a partir del momento de la puesta en marcha.

Energía solar: muy eficiente en verano por los largos periodos de insolación en esas fechas, sin embargo, cuenta con el problema de que Finlandia se autoabastece al 100% de energía renovable no productora de CO2 durante este periodo (hidráulica, biomasa y eólica), con lo cual su uso eficiente es cuestionable.

Energía Nuclear. Finlandia apuesta claramente por la energía nuclear y en estos momentos, existen tres proyectos en construcción o aprobados. El llamado Olkilouto III (AREVA); el de Pyhäjok; y el de Kiluoto IV.

Gas (GNL): Finlandia depende casi exclusivamente del gas que importa GASUM (empresa pública distribuidora de gas) a través de la red de ductos desde Rusia. Hay dos factores que harán cambiar este esquema: la Directiva de azufres en los buques que navegan por el mar Báltico, que obligará a cambiar el fuel por gas y, específicamente, GNL (de fácil transporte y almacenamiento). Para llevar a cabo esta iniciativa, se están desarrollando instalaciones de almacenamiento y regasificación en distintos puertso del país. Y la postura de la UE, que pretende dotar de un sistema autónomo de gas a Finlandia y las repúblicas bálticas, mediante el abastecimiento a través de la red y almacenamiento de GNL.

Plantas de hidrocarburos para la ejecución del contrato de diseño y construcción de plantas de generación de energía eléctrica y vapor que abastecerían a las refinerías (Técnicas Reunidas se adjudicó un contrato con Neste en el complejo petroquímico de Borealis en Porvoo. Sin embargo, el rápido desplome de los precios de los hidrocarburos durante 2015 ha hecho replantearse algunos de estos proyectos, o posponerlos en el tiempo.

La cyberseguridad es un sector en el que empresas finlandesas están empezando a ser punteras. El gobierno finlandés está pronmoviendo este sector que considera como la alternativa a la perdida de fuerza de su sector de telecomunicaciones (cierre de Nokia). Empresas españolas creadoras de software y aplicaciones específicas podrían tener una oportunidad para establecerse en este mercado y vender sus servicios.

En el mundo TIC y digitalización, el activo finlandés en materia de innovación, después de la caída de NOKIA, sigue siendo atractivo para que empresas españolas puedan acceder a un nivel de tecnología razonablemente avanzado, de origen europeo, y tratar de desvincularse de las restricciones que ya imponen los grandes grupos norteamericanos e, incipientemente, chinos. En esta línea han visitado Finlandia instituciones financieras, deportivas, fabricantes de componentes eléctricos etc.

Por otra parte, Finlandia junto a Suecia, Noruega y Dinamarca han afianzado el sistema de interconexión eléctrica ya existente entre estos países (Nordigrid). El objetivo implícito de esta política es evitar una situación de dependencia del abastecimiento energético procedente de Rusia a largo plazo. También se trata de diversificar el suministro y para ello Finlandia participa activamente en el proyecto de crear un gaseoducto báltico. 

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex