Marco jurídico

Resumen del marco jurídico para los negocios

El marco legal de la inversión extranjera en Tailandia es la Foreign Business Act (FBA), B.E. 2542 de 1999, promulgada para regular y limitar la inversión extranjera en ciertos sectores, sustituyendo a la Alien Business Act de 1972.

Adicionalmente, la legislación de la Junta de Inversiones de Tailandia (Investment Promotion Act, o BOI Act B.E., de 1977) y de la Autoridad Industrial (Industrial Estate Authority Act de 1979), también recogen disposiciones relativas a la inversión extranjera. La primera de ellas, establece el marco legal para los incentivos a la inversión concedidos por el Board of Investment (BOI) en Tailandia, y la segunda ofrece asistencia e incentivos especiales para inversores que operen dentro de polígonos industriales. 

  • Foreign Business Act de 1999:

La FBA es la principal regulación de la inversión extranjera en Tailandia  y en su articulado se restringen los derechos de los extranjeros a realizar negocios, limitando las actividades que éstos pueden desarrollar en el país, así como la adquisición de propiedades.

El término extranjero se define en la ley como: a) persona física de nacionalidad no tailandesa, b) persona jurídica no registrada en Tailandia, c) persona jurídica registrada en Tailandia que al menos el 50% de su capital registrado o acciones esté en manos de a) o b); d) sociedad comanditaria registrada en Tailandia con socios colectivos extranjeros.

La FBA establece una serie de sectores de actividad en los que las empresas han de ser propiedad mayoritariamente tailandesa, atendiendo a su capital, e impone penalizaciones a cualquier nacional que posea acciones en nombre de un extranjero.

Los sectores en los que la FBA establece limitaciones de inversión a los extranjeros se encuentran en tres listas, atendiendo a diversas razones. De esta forma, si una determinada actividad no está incluida en ninguna de las tres listas, el inversor extranjero puede tener el 100% del capital de la empresa. 

  1. Lista 1: Actividades estrictamente prohibidas a los extranjeros salvo decisión parlamentaria, por razones especiales. Se incluyen en esta lista las telecomunicaciones, agricultura, cultivo y horticultura, ganadería, silvicultura, tratamiento de madera procedente de bosques naturales, pesca, extracción de hierbas tailandesas, subasta de antigüedades y objetos de valor histórico tailandeses, crear imágenes de buda y tazones de limosna y el comercio de terrenos.
  2. Lista 2: Actividades prohibidas por afectar a seguridad nacional, cultura o tradición, salvo obtención de autorización por el Ministerio de Comercio y resolución del Consejo de Ministros. Se incluyen en esta lista actividades como la producción y venta de armas de fuego y armamento; cualquier actividad relacionada con terrenos, navegación o transporte aéreos nacionales; el comercio de antigüedades, madera tallada, seda tailandesas, instrumentos musicales nacionales y orfebrería; fabricación de azúcar a partir de caña de azúcar, producción de sal, la minería y la fabricación de muebles de madera.
  3. Lista 3: Actividades prohibidas salvo licencia del Director General del Department of Business Development (DBD). Entre otras actividades, se prohíbe: molienda de arroz y producción de productos agrícolas; pesca marina; forestación; fabricación de contrachapado y tableros de chapa; producción de cal; empresas de servicios de contabilidad; empresas de servicios legales; empresas de servicios de arquitectura; empresas de servicios de ingeniería; construcción, salvo la destinada a la prestación de servicios básicos a los ciudadanos, como servicios públicos o medios de transporte; corredores o agentes comerciales, con algunas excepciones, como las operaciones comerciales internacionales; subasta, salvo en licitaciones internacionales; el comercio interno de productos nacionales; comercio al por menor, con determinado capital mínimo; comercio al por mayor, con determinado capital mínimo; publicidad y las empresas de servicios.

No obstante y pese a las limitaciones anteriormente mencionadas, aunque la actividad de una empresa extranjera se encuentre comprendida dentro de las listas 2 ó 3 de la FBA, si ésta está promocionada por el Board of Investment, por la Investment Promotion Act o por la Industrial Estate Authority Act, la empresa extranjera podrá llevar a cabo el negocio en Tailandia con capital 100% extranjero, contando con la aprobación correspondiente, la cual se emite tras un análisis caso por caso.

El pasado 3 de diciembre de 2014 el BOI dio a conocer su nueva política en materia de promoción de inversiones, como respuesta a un cambio de los factores económicos internos y externos que afectan a Tailandia desde la última vez que la política de promoción de inversiones fuera formulada, así como a la nueva dirección que ha tomado el país desde la instauración del Consejo Nacional para la Paz y el Orden (National Council for Peace and Order, NCPO), tras el golpe de Estado del pasado mayo de 2014. 

La nueva política en materia de promoción de inversiones del Board of Investment se encuadra en una estrategia de siete años (2015-2021), y entró en vigor el pasado 1 de enero de 2015.

En ella, el BOI ofrece incentivos a aquellos proyectos de inversión que aporten tecnología, generen un alto valor añadido y/o promocionen el desarrollo y la competitividad del país. Más adelante en este informe se explicarán detalladamente estos incentivos.

Para otorgar los incentivos, el BOI hace un análisis caso por caso de los proyectos de inversión; con lo que existe cierto grado de discrecionalidad en el funcionamiento del sistema. 

  • Investment Promotion Act de 1977:

Establece el marco legal para los incentivos a la inversión concedidos por la Junta de Inversores de Tailandia, Board of Investment (BOI).

La Investment Promotion Act establece que podrán ser beneficiarias de incentivos a la inversión aquellas actividades que sean importantes y beneficiosas para el desarrollo económico y social de Tailandia o su seguridad, tengan como objeto incrementar las exportaciones del país, contengan un alto contenido tecnológico y/o ayuden a desarrollar ciertos subsectores de la industria y la agricultura que no estén suficientemente desarrollados en el país. 

  • Industrial Estate Authority Act de 1979:

Para aliviar la presión sobre Bangkok y promover el desarrollo en las zonas rurales, esta ley ofrece tanto asistencia como incentivos especiales para los inversores que operan dentro de los polígonos industriales.

Estas dos últimas leyes, buscan promover tanto la inversión extranjera como la nacional, y entre los incentivos que recogen, se incluyen ventajas fiscales (como exención del impuesto de sociedades o exención total o parcial de aranceles en la importación de maquinaria y de materias primas), y no fiscales como el permiso para poseer tierras y facilidades a la expatriación de personal. Los incentivos, así como su cuantía, se otorgarán en función del tipo de actividad y localización de la empresa. 

Adicionalmente, existe una serie de normativas que limitan la inversión extranjera en determinados sectores:

  • Financial Institutions Business Act, B.E. 2551 (2008) (FIBA):

Promulgada para derogar el Commercial Banking Act, B.E. 2505 y el Act on the Undertaking of Finance, Securities, and Credit Foncier Businesses, B.E. 2522.

De acuerdo con esta ley, se establecen limitaciones para las instituciones financieras extranjeras, término que incluye banca comercial y empresas de finanzas, valores e hipotecas. Se establece la exigencia de que al menos tres cuartas partes del accionariado de un banco comercial estén en manos de nacionales tailandeses, así como que al menos las tres cuartas partes de los consejeros también sean nacionales.

No obstante, la ley capacita al Bank of Thailand (BOT) para que permita, previa solicitud y tras realizar un análisis caso por caso, que hasta el 49% de las acciones con derecho de voto las posean extranjeros, y hasta el 50% de consejeros sean extranjeros. Además, en caso de que una institución financiera requiera ser estabilizada, el Ministry of Finance puede llegar a permitir la dirección extranjera hasta  el 100% de las acciones y de los consejeros. 

  • Life Insurance Act, B.E. 2551 (2008) y Casualty Insurance Act, B.E. 2551 (2008):

Estas leyes limitan la participación extranjera en materia de seguros hasta un 25% del número total de consejeros así como un límite máximo del 25% del total de acciones de la compañía de seguros.

Igualmente, facultan a la Oficina del Insurance Commission (OCI) a autorizar que extranjeros puedan poseer hasta el 49% de las acciones con derecho a voto de la compañía de seguros, y hasta un 50% de la dirección empresarial; previa solicitud y analizando caso por caso.

Cuando la situación financiera de la entidad o sus operaciones resulten perjudiciales para los asegurados o para el público, el Ministry of Finance puede autorizar una reestructuración de su configuración accionarial y de la composición del consejo directivo, pudiendo permitir  que la participación extranjera ascienda al 100%. 

  • Mercado inmobiliario:

En esta materia existen numerosas limitaciones para los extranjeros en función de lo establecido en diversas leyes.

En virtud del Land Code, los extranjeros (acorde a la definición del FBA) no pueden poseer tierras. Además se les restringe la dirección y realización de negocios relacionados con el desarrollo inmobiliario, concretamente:

  1. Empresas de compraventa de terrenos: actividad incluida en la lista 1 de la FBA.
  2. Desarrollo de hoteles y condominios: la primera está prohibida salvo obtención de licencia, por estar incluida en la lista 3 de la FBA. No obstante, esta prohibición no alcanza a las empresas de gestión hotelera, actividad que queda pues permitida para los extranjeros. Respecto al desarrollo de condominios, aunque no está expresamente recogido en la FBA, es una actividad que queda limitada para los extranjeros, ya que el dueño del proyecto ha de ser el propietario del terreno y los extranjeros no pueden poseer tierras, como ya se ha indicado.  
  • Telecomunicaciones (Notification of National Broadcasting and Telecommunications Commission Re: Stipulation of Prohibitions on Actions in the Nature of Foreign Dominance B.E. 2555 (2012):

Por esta ley,  se establecen prohibiciones para los extranjeros, según la definición establecida en la FBA, para operar en el sector de las telecomunicaciones, sector que además queda incluido en la lista 1 de la FBA.

En esta ley se prohíbe expresamente el dominio extranjero en las empresas que operan en el sector de telecomunicaciones, entendiéndose por dominio la tenencia de más del 49% de las acciones totales, la tenencia de más acciones preferentes que los nacionales tailandeses y el control, poder o influencia en la gerencia o política de la empresa, tanto de forma directa como indirecta.

Volver a índice de Marco jurídico

Organismos de apoyo a la inversión extranjera

Board of Investment (BOI)

Este organismo, dependiente del Ministerio de Industria, es la principal agencia gubernamental de fomento de la inversión en Tailandia y tiene como funciones las siguientes:

1.- Mejorar la competitividad y facilitar la inversión extranjera mediante: incentivos fiscales en función del tipo de la tecnología aportada o su localización en zonas específicas del país, asistencia en provisión de visados y permisos de trabajo para la entrada de un negocio extranjero, supresión de la restricción de la propiedad de tierra por entidades extranjeras en determinados casos, y restricciones a la entrada de empresas en determinados sectores para beneficiar así a empresas  ya establecidas en el mercado.

2.- Servicios de Apoyo Empresarial: proporciona información y asesoramiento para el establecimiento de empresas en Tailandia, identificación de posibles proveedores, socios, etc., además de contactos con las organizaciones públicas y privadas más relevantes y ayuda para coordinar a las empresas extranjeras con organismos públicos.

El BOI tiene una red de oficinas que operan en Tailandia así como una red exterior de 14 oficinas situadas en Pekín, Frankfurt, Guangzhou, Los Ángeles, Bombay, Nueva York, Osaka, París, Seúl, Shanghai, Estocolmo, Sidney, Taipei y Tokio.

Entre los servicios que el BOI ofrece, destaca el servicio One Start One Stop Investment Center (OSOS), creado para facilitar la apertura de negocios en Tailandia, así como para crear una fuente central de información de los servicios de asesoramiento.

Volver a índice de Marco jurídico

Cuadro de organismos de apoyo a la inversión extranjera

AGENCIA

DESCRIPCIÓN

PÁGINA WEB

Board of Investment (BOI)

Organismo dependiente del Ministerio de Industria dedicado principalmente a la atracción de inversión extranjera a Tailandia. También, aunque en menor medida, ayuda a inversores tailandeses a invertir en países extranjeros.

www.boi.go.th

Volver a índice de Marco jurídico

Detalle del APPRI con España

Cabe señalar que en 2003 se iniciaron negociaciones para la firma de un APPRI entre Tailandia y España, que no prosperaron por la negativa tailandesa a dar cobertura jurídica a todas las inversiones españolas en Tailandia, e insistir en que se llevaría un análisis y aprobación caso por caso.

Volver a índice de Marco jurídico

Otros incentivos a la inversión

Medidas

Organización responsable

Privilegios

Devolución de impuestos por transformación suficiente (Sección 19 Customs Act (No.9) B.E. 2482)

Departamento de Aduanas

Reembolso de los derechos de importación ya aplicados para las mercancías en régimen de perfeccionamiento activo objeto de transformación, mezcla, montaje o embalaje cuyo destino aduanero sea la exportación.

Devolución de impuesto por re-exportación

Departamento de Aduanas

Reembolso de los derechos de importación aplicados a las mercancías que tengan como destino aduanero la re-exportación, siempre bajo las condiciones impuestas por el Departamento de Aduanas.

Depósito franco de fabricación (sección 8, 8 bis, y capítulo 10 Customs Act (No.9) B.E. 2482)

Departamento de Aduanas

Exención de derechos de importación e impuestos para las mercancías importadas bajo régimen de depósito aduanero para ser almacenadas y utilizadas en el proceso de producción, la mezcla o el montaje en la fabricación de depósitos. A estos bienes se les garantizará la exención de derechos de importación y de exportación al salir del almacén de aduanas para su exportación.

Exención de impuestos (Ley de promoción de inversiones)

Board of Investment (Junta de Inversiones)

Exención de aranceles a la importación de materias primas y maquinarias esenciales para usar específicamente en la producción, mezcla o montaje de productos para su exportación, incluidos los productos importados para su reexportación.

 

Volver a índice de Marco jurídico

Zonas francas y ZEE

Las Zonas Económicas Especiales (SEZ por sus siglas en inglés) son una prioridad para el gobierno tailandés en su objetivo de diseminar el desarrollo económico en varias áreas del país y como medio para fomentar la implementación de la Comunidad ASEAN y sus vínculos con otros países. En lo últimos meses se ha intensificado la promoción de estas áreas fronterizas con el fin de fortalecer las conexiones con otros países vecinos de la zona.

El programa de impulso de las SEZ en Tailandia se ha proyectado en dos fases:

-         Primera fase: SEZ ubicadas en las provincias de Tak, Mukdahan, Sa Kaeo, Trat y Songkla.

-         Segunda fase: SEZ ubicadas en las provincias de Chiang Rai, Nong Khai, Nakhon Phanom, Kanchanaburi y Narathiwat.

El comité encargado de la promoción de estas zonas es el Comité de Política para las Zonas Económicas Especiales  (Policy Comittee for Special Economic Zones, PCSEZ), que impulsa las inversiones en estas áreas a través del diseño de incentivos fiscales y no fiscales y de otras medidas de facilitación, como un sistema de ventanilla única, gestión de permisos para trabajadores extranjeros, créditos blandos y desarrollo de infraestructuras y servicios en estas zonas

Los incentivos fiscales y no fiscales son otorgados por varios organismos: la Junta de Inversiones de Tailandia (Board of Investmente, BOI), el Departamento de Hacienda (Treasury Department), el Departamento de Aduanas (Customs Department) y la Autoridad de Parques Industriales de Tailandia  (Industrial Estate Authority of Thailand, IEAT).

BOI establece una serie de incentivos para aquellas inversiones establecidas en SEZ de los sectores promocionados por el gobierno. Estos incentivos mejoran las condiciones otorgadas por este organismo para inversiones en otras localizaciones en sectores promocionados.

·         Exención del pago del Impuesto de Sociedades por un período de 8 años (no superior al 100% del valor de la inversión excluyendo coste de terrenos  y el capital circulante) y 50% de reducción por un período de 5 años

·         Deducción doble aplicable a las tasas de transporte, electricidad y suministro de agua durante 10 periodos contables desde la fecha de obtención de beneficios.

·         Deducción del 25% adicional de los costes de implantación o construcción de las instalaciones

·         Exención arancelaria para maquinaria importada

·         Exención arancelaria para materias primas necesarias para el proceso productivo de bienes que vayan a ser exportados

·         Permisos para utilizar mano de obra extranjera no cualificada

·         Otros privilegios

Existen condiciones en cuanto al capital mínimo por proyecto, que debe ser de 500.000 bahts (unos 13.000 euros) excluyendo la cuota de alquiler del terreno y los gastos del activo circulante.

Adicionalmente, para aquellos sectores que no son susceptibles de obtener privilegios por parte del BOI, el Departamento de Hacienda aplicará incentivos fiscales en el pago del Impuesto de Sociedades, con reducción del 20% al 10% en 10 periodos contables, a aquellas empresas que soliciten su establecimiento en las SEZ hasta 2017 y que no se beneficien de otras exenciones similares.

El Departamento de Aduanas otorga incentivos relativos a exenciones en el pago de aranceles de importación o tasas de exportación. Las mercancías y materias primas importadas y exportadas estarán exentas del pago del IVA (7%).

Con respecto a la importación de maquinaria usada, está permitido en caso que el coste de la maquinaria no supere los 10 millones de bahts (260.000 euros aproximadamente). El valor de la maquinaria usada se establecerá en base a unas tablas. La inversión en maquinaria nueva debe superar el 50% del coste de la maquinaria total empleada en el proyecto.

Los permisos relativos a la propiedad en los parques industriales y los permisos para el uso de mano de obra extranjera (cualificada y no cualificada) en sentido amplio son otorgados por la IEAT.

Los sectores beneficiados de estos incentivos son los ya promocionados por el BOI y 23 sectores adicionales considerados por el PCSEZ. Estos incluyen:

-      Agricultura, pesca e industrias afines

-      Productos cerámicos

-      Industria textil

-      Mueble

-      Joyería y accesorios

-      Fabricación de equipamiento médico

-      Vehículos y autopartes

-      Aplicaciones eléctricas

-      Sustancias químicas y plásticos

-      Fármacos

-      Servicios logísticos

-      Parques industriales

-      Actividades de promoción turística

-      Plantas de secado y silos

-      Producción de subproductos agrícolas y desechos

-      Producción de alimentación animal

-      Materiales de construcción y cemento armado

-      Estructuras metálicas para la construcción

-      Materiales de impresión

-      Cosméticos para la piel

-      Bienes de consumo elaborados con plástico

-      Productos de fibra o papel

-      Mejora de almacenes

Algunos de estos sectores estarán únicamente incentivados en algunas zonas.

Para más información sobre las condiciones de inversión en estas zonas, el BOI ha publicado una guía de inversiones disponible en inglés en el siguiente enlace:

  http://www.boi.go.th/upload/content/BOI-book%202015_20150818_95385.pdf

 

Volver a índice de Marco jurídico

Contratación Pública. Criterios de adjudicación de contratos

Estructura administrativa
El sistema de adquisiciones de Tailandia es bastante descentralizado.

No existe una autoridad adjudicadora central, y cada uno de las aproximadamente 200 agencias gubernamentales del país puede contratar los bienes, servicios y obras que necesitan. Sin embargo, la Oficina del Primer Ministro (OPM) tiene autoridad para expedir y actualizar los reglamentos que estipulan los procedimientos de contratación y los contratos estandarizados. Todos los organismos gubernamentales de la Administración Central y Provincial deben cumplir con dichas reglas. Las Administraciones Locales y las empresas estatales, aunque no bajo el control directo del gobierno central, tienen asimismo que defender las políticas de adquisiciones clave del gabinete, como la preferencia por los productos tailandeses. La Oficina del Presupuesto desempeña un papel en la supervisión de la contratación pública estableciendo normas para algunos artículos de uso común. El Auditor General tiene poder de supervisión sobre la contratación pública mediante la auditoría y la evaluación de las actividades de adquisición de cualquier agencia. El Fiscal General desempeña un papel en el examen de cualquier documento de licitación y el contrato que no sigue las formas estandarizadas.

Políticas generales de adquisiciones
En la licitación abierta se da preferencia a los productos, contratistas y consultores de Tailandia de la siguiente manera:

La preferencia de precio para los productos tailandeses que cumplen las normas nacionales es de 7%.Si existen tres productos tailandeses para elegir en la licitación, sólo dichos productos se tendrán en cuenta. La preferencia por los productos tailandeses registrados en el Ministerio de Industria es de 5%.La preferencia por otros productos tailandeses es de un 3 %.

Para servicios de consultoría y servicios de ingeniería, una consultora o ingeniería tailandesa debe ser contratado como empresa encargada.

Las prácticas de contratación
La adquisición de bienes y servicios, excluyendo los servicios de consultoría y la ingeniería, se gestiona de acuerdo a uno de los siguientes cinco procedimientos. 

  • El "precio de acuerdo" (de negociación) es el procedimiento aplicable a los contratos de no más de 100.000 bahts (2.500 euros, aproximadamente). 
  • La "investigación de precios" (la licitación selectiva) se aplica para los contratos de entre 100.000 y 2 millones de bahts (2.500-51.300 euros, aproximadamente). 
  • Licitación pública: se aplica a los contratos de más de 2 millones de bahts. Las licitaciones se preparan en inglés y las compañías extranjeras pueden presentar ofertas. El método de investigación de precios es más simple que la licitación en el que se imponen condiciones menos rigurosas para la divulgación de anuncios de licitación. Las ofertas se evalúan en primer lugar con los criterios técnicos establecidos y se elige el menor precio de ofertas que cumplen con dichos requisitos. 
  • El "especial" (licitación restringida): se aplican determinadas condiciones similares a las estipuladas en el artículo XV del Acuerdo de la OMC sobre Contratación Pública. 
  • El método del "caso especial" se aplica en el caso de contrato directo a agencias gubernamentales autorizadas o empresas del Estado. Los servicios de consultoría e ingeniería pueden ser contratados directamente con un consultor en particular o seleccionar una lista corta de varios consultores cualificados y luego negociar un precio con los que cumplan los requisitos técnicos. En general, los requisitos de un proyecto se indican las calificaciones de los posibles proveedores o contratistas. La precalificación puede hacerse para cada proyecto o mediante el establecimiento de listas de ofertantes calificados por las agencias adjudicadoras.

Publicación de información de adquisiciones
Las ofertas se anuncian en la agencia de adquisición y en la radio o en un periódico, generalmente en tailandés. La información completa requerida por los posibles licitantes se ofrece en los anuncios de licitación. Se proporcionan por lo menos 20 o 45 días a los interesados para preparar y presentar ofertas para la licitación pública o licitación pública internacional, respectivamente. Algunas agencias adjudicadoras podrán publicar los detalles de los contratos adjudicados de forma voluntaria.

Demanda / procedimientos de apelación
Los proveedores o contratistas perjudicados podrán presentar denuncias directamente con la agencia de reclutamiento, la Comisión de la Oficina General del Primer Ministro encargada de las adquisiciones, o el Consejo de Petición (Petition Council). En este último caso, el peticionario deberá presentar la queja dentro de los 90 días posteriores al conocimiento de la causa de la demanda. El Consejo examinará la petición sin demora. Tras la toma de una decisión, se recomienda un plazo de siete días para recurrir ante el Primer Ministro, que podría conllevar a la revocación de un acto incompatible con la ley o sin razón justificable. 

Volver a índice de Marco jurídico

Régimen de inversiones

La Foreign Business Act (FBA) de 1999 es el marco regulador de la inversión extranjera en Tailandia. Esta ley impone condiciones a la inversión extranjera en cuanto a la participación en el capital y composición del consejo de administración, atendiendo a la actividad que se desee desarrollar.

El término extranjero se define en la ley como: a) persona física de nacionalidad no tailandesa; b) persona jurídica no registrada en Tailandia; c) persona jurídica registrada en Tailandia que al menos el 50% de su capital registrado o acciones esté en manos de a) o b); d) sociedad comanditaria registrada en Tailandia con socios colectivos extranjeros.
Las actividades en las cuales la inversión extranjera está restringida se agrupan en tres listas:


Las actividades citadas en la Lista 1, están estrictamente prohibidas a los extranjeros, salvo decisión parlamentaria, por razones especiales. Entran aquí, entre otras actividades, telecomunicaciones y prensa, cría de animales, cultivo de la tierra y pesca. Sin embargo, la prohibición no impide que extranjeros participen en la actividad, sino que la participación extranjera sobrepase el 49% del capital de la sociedad que la desarrolle.

Las actividades citadas en la Lista 2, están prohibidas a los extranjeros por afectar a la seguridad nacional, la cultura o las tradiciones, a menos que se otorgue un permiso por el Ministerio de Comercio, acompañado de una resolución del Consejo de Ministros. Contando con este permiso, a los extranjeros se les permite realizar este tipo de actividades cumpliendo con las siguientes condiciones:
-Al menos el 40% de las acciones deben estar en posesión de personas físicas o personas jurídicas tailandesas (este porcentaje puede ser reducido al 25% en determinados casos).
-Dos quintas partes de los miembros de su consejo directivo deben ser personas de nacionalidad tailandesa.
Entran en esta lista negocios que afecten a la seguridad nacional como por ejemplo el transporte o la producción de explosivos, negocios que afectan a las artes y cultura y a la artesanía tradicional y negocios que afectan a los recursos naturales y el medioambiente.

Las actividades citadas en la Lista 3 no están autorizadas a las empresas extranjeras, a no ser que se consiga un permiso especial del Director General del Department of Business Development (DBD), organismo dependiente del Ministerio de Comercio. Se encuentran en esta lista aquellas actividades en las que las empresas tailandesas no están preparadas para competir con las empresas extranjeras, como es el caso de servicios legales, ingeniería, arquitectura, turismo o publicidad.A través del siguiente enlace, se puede acceder a una traducción al inglés de la citada Foreign Business Act, en la que se detallan las actividades comprendidas en cada lista.

www.boi.go.th/index.php?page=legal_issues_for_investors_01_foreign_business_act

Por otra parte, es preciso resaltar que una empresa extranjera puede llevar a cabo un negocio citado en las listas 2 ó 3 si su actividad se halla promocionada por las resoluciones ‘Investment Promotion Act’ o ‘Industrial Estate Authority Act’.

Las inversiones promocionadas por el Board of Investment y/o la Industrial Estate Authority pueden beneficiarse de incentivos fiscales, en forma de exenciones tanto del impuesto de sociedades como de derechos arancelarios, e incentivos no fiscales.
 

Volver a índice de Marco jurídico

Propiedad inmobiliaria

Los extranjeros (acorde a la definición del FBA) no pueden poseer tierras en virtud del Land Code B.E. 2497 (1954). No obstante, esta limitación a la propiedad extranjera no es absoluta, puesto que el artículo 96 bis de dicha ley incluye una excepción por la que se permite a los extranjeros adquirir tierras si, entre otros, invierten más de 40 millones de bahts (aproximadamente un millón de euros) en el país. Sin embargo, en la práctica esta excepción no suele llevarse a cabo.

Ante esta limitación a la propiedad extranjera, los extranjeros buscan métodos alternativos para poder poseer terrenos para llevar a cabo sus inversiones en el país. Una de estas formas, es la constitución de una empresa tailandesa (al menos el 51% de las acciones en manos de nacionales tailandeses) con el único objetivo de poder adquirir tierras. No obstante, el gobierno tailandés está endureciendo su normativa y eliminando tanto las empresas inactivas, sin objetivo empresarial, y persiguiendo a los testaferros tailandeses. En la realidad empresarial tailandesa es usual arrendar terrenos por periodos de 30 años (el máximo permitido en Tailandia con excepción de la tierra para fines industriales, en los que el contracto de alquiler puede llegar a 50 años), con opción de renovación del contrato de arrendamiento, sujeta a la decisión del arrendador, por periodos sucesivos de otros 30 años (o renovación por periodos de 50 años en el caso mencionado). El contrato de arrendamiento está ampliamente protegido y sigue siendo válido si la propiedad de la tierra se traspasa a un tercero. En el caso de que el arrendamiento supere los tres años de duración, es obligatorio el registro público, lo que además implica el pago de unas tasas públicas.

En último lugar, se puede recurrir a la figura del usufructo, por la que el propietario de la tierra cede el uso y disfrute del terreno a un usufructuario, quien además puede tener derecho a gestionar el terreno cedido, pudiendo llegar a arrendarlo a una tercera persona. Este derecho incluye la posibilidad de tener carácter vitalicio, y el propietario del terreno nunca podrá enajenar o transferir el terreno mientras dure el usufructo.

Aparte de esta limitación a la propiedad, a los extranjeros se les restringe la dirección y la realización de negocios relacionados con el desarrollo inmobiliario, en concreto:

- Empresas de compraventa de terrenos: Actividad incluida en la Lista 1 del FBA. Los extranjeros tienen terminantemente prohibido participar en este tipo de empresas, lo que significa que no pueden obtener licencias.

- Desarrollo de hoteles y condominios: La primera está prohibida salvo obtención de licencia, por estar incluida en la lista 3 de la FBA. Sin embargo, esta restricción no alcanza a las empresas de gestión hotelera, por lo que los extranjeros pueden ejercer libremente esta actividad. Respecto al desarrollo de condominios, aunque no está expresamente recogido en el FBA, es una actividad que queda limitada para los extranjeros, ya que el dueño del proyecto debe ser el propietario del terreno y del edificio que se pretende registrar como condominio, y los extranjeros no pueden poseer tierras.

Volver a índice de Marco jurídico

Incentivos a la inversión (fiscales, sectoriales, regionales y locales)

El sistema tailandés de incentivos a la inversión es gestionado de forma centralizada por la Junta de Inversiones (Board of Investment, BOI), aunque también participa la Industrial Estate Authority. El BOI se encarga de promover tanto la inversión extranjera como la nacional. Dispone de amplios poderes discrecionales para fomentar la inversión en ciertas áreas, de manera que se beneficie el desarrollo económico y social de Tailandia.

Los incentivos a la inversión son sobre todo de tipo fiscal, y la cuantía de los incentivos se establece en función del tipo de actividad y de la tecnología aportada. Las actividades incentivadas pertenecen fundamentalmente al sector industrial, sin embargo hay una larga lista de actividades del sector servicios y del sector agrícola que también son susceptibles de ser promocionadas. A la hora de otorgar incentivos, el BOI hace un análisis caso por caso de los proyectos de inversión, con lo cual existe cierto grado de discrecionalidad en el funcionamiento del sistema.

El pasado 3 de diciembre de 2014 el Board of Investment dio a conocer su nueva política en materia de promoción de inversiones, como respuesta a un cambio de los factores económicos internos y externos que afectan a Tailandia desde la última vez que la política de promoción de inversiones fuera formulada, así como a la nueva dirección que ha tomado el país desde la instauración del Consejo Nacional para la Paz y el Orden (National Council for Peace and Order, NCPO), tras el golpe de Estado del pasado mayo de 2014.

La nueva política en materia de promoción de inversiones del Board of Investment se encuadra en una estrategia de siete años (2015-2021), y entró en vigor el pasado 1 de enero de 2015.

Esta nueva estrategia tiene seis objetivos principales: 

  1. Promover inversiones que mejoren la competitividad del país.
  2. Promocionar actividades respetuosas con el medio ambiente.
  3. Crear clusters regionales.
  4. Promover las inversiones en las provincias del sur de Tailandia que ayuden a mejorar la economía de la zona.
  5. Fomentar las zonas especiales de desarrollo económico, creando nexos con los países vecinos con el objetivo de prepararse para el ingreso en la Comunidad Económica de la ASEAN.
  6. Incrementar la inversión tailandesa en el exterior.

 La nueva política de promoción de inversiones es dual, ya que ofrece incentivos en función de dos criterios: 

  • Tipo de actividad que se lleve a cabo en el país y transferencia de tecnología que esta actividad genera.
  • De forma adicional, en virtud de los méritos y del valor del proyecto cuando el BOI considere que la inversión beneficia al país o a una determinada industria y/o fomenta la descentralización y/o el desarrollo de áreas industriales. 

La normativa referente a la nueva estrategia del BOI, se puede consultar en el siguiente enlace:
http://www.boi.go.th/upload/content/Korea%20Road%20show%202015%20as%20of%2020042015%20ver%20Final_updated_64404.pdf

Incentivos en función del tipo de actividad
En cuanto al primer tipo de incentivos, el Board of Investment ha dividido las inversiones en dos grupos principales (A y B), que a su vez se dividen en seis categorías de actividades (A1, A2, A3, A4, B1 y B2), en función de la tecnología utilizada en cada una, del valor añadido que generen y de la promoción del desarrollo y competitividad que conlleven. Solamente las inversiones que el BOI considere que se pueden encuadrar en alguna de estas seis categorías podrán ser beneficiarias de incentivos.

Dentro del grupo A se encuentran aquellas inversiones que usan tecnología. Las actividades que se puedan incluir en esta categoría podrán ser beneficiarias tanto de incentivos fiscales como de no fiscales.

Los incentivos que el BOI puede otorgar a las inversiones que se encuadren en el grupo A consistirán en: 

  • Exención del pago del Impuesto de Sociedades durante un periodo comprendido entre los 3 y los 8 años:

o A1: 8 años sin límite.
o A2: 8 años con el límite del total de la inversión sin incluir el coste del suelo ni el capital circulante.
o A3: 5 años con el límite del total de la inversión sin incluir el coste del suelo ni el capital circulante.
o A4: 3 años con el límite del total de la inversión sin incluir el coste del suelo ni el capital circulante. 

  • Exención del pago de aranceles a la importación de maquinaria.
  • Exención del pago de aranceles a la importación de materias primas durante un año, extensible si el BOI lo considera apropiado.
  • Otros incentivos no fiscales.

 En cuanto al grupo B, en él se encuentran aquellas actividades que no usan alta tecnología, pero son consideradas importantes para la cadena de valor. Estas inversiones no gozan de exención en el pago del Impuesto de Sociedades, sino solamente de exención en el pago de aranceles e incentivos no fiscales.

Los incentivos que el BOI puede conceder a las inversiones del grupo B dependen del subgrupo al que correspondan: 

  • B1: exención del pago de aranceles a la importación de maquinaria; exención del pago de aranceles a la importación de materias primas durante un año, extensible si el BOI lo considera apropiado; e incentivos no fiscales.
  • B2: exención del pago de aranceles a la importación de materias primas durante un año, extensible si el BOI lo considera apropiado; e incentivos no fiscales.

 En total se promocionan 231 actividades económicas, de las que 183 corresponden al grupo A, y 48 al grupo B.

De entre todas ellas, 15 actividades se han clasificado como de alta prioridad por su especial importancia y utilidad para Tailandia, enmarcándose en el subgrupo A1, por lo que las empresas dedicadas a ellas podrían recibir los mayores incentivos (hasta 8 años de exención del Impuesto de Sociedades sin techo). Estas actividades son: plantaciones forestales, centros de diseño creativo y desarrollo de productos, fabricación de fuselajes de aeronaves y sus partes (motores, hélices y equipos), diseño electrónico, software, producción de electricidad a partir de residuos, empresas de servicios energéticos, parques tecnológicos, servicios en la nube, investigación y desarrollo, biotecnología, diseño de ingeniería, laboratorios científicos, servicios de calibración y centros de formación profesional.

En la normativa anteriormente citada, se puede consultar la lista completa de actividades económicas incentivadas por el Board of Investment en las páginas 10-47. Las actividades se han recogido en siete secciones por sector de actividad, y dentro de cada sección se ha indicado el grupo (A1-A4, B1-B2) que correspondería a cada tipo de actividad.

Las secciones son las siguientes:

  1. Agricultura y productos agrícolas.
  2. Minería, cerámicas y metales de base.
  3. Industria ligera.
  4. Productos de metal, maquinaria y equipos de transporte.
  5. Industria electrónica y aparatos eléctricos.
  6. Productos químicos, papel y plásticos.
  7. Servicios y empresas de servicio público.

Cabe destacar que será el Board of Investment quien decida sobre la asignación de estos incentivos, tras un examen de la solicitud por parte de la empresa interesada.

Incentivos por méritos

Con el objetivo de atraer y estimular la inversión en actividades que beneficien a la industria o al país, y/o fomenten la descentralización y/o promocionen el desarrollo de áreas industriales, el Board of Investment concede incentivos fiscales y no fiscales adicionales basados en méritos.
Los méritos señalados por el BOI son los siguientes:

  • Mejora de la competitividad del país:

Cuando el proyecto conlleve una inversión en I+D; donaciones a fondos para el desarrollo tecnológico y de recursos humanos, a institutos de investigación, organismos gubernamentales del campo de la ciencia y la tecnología o universidades; desarrollo de tecnología en el país; formación tecnológica avanzada; diseño de productos y de envasado; etc.
Los incentivos consistirán en exenciones adicionales del pago del Impuesto de Sociedades durante un período comprendido entre 1 y 3 años.

  • Descentralización:

Aquellos proyectos que se lleven a cabo en alguna de las 20 provincias con menor renta per cápita del país podrán recibir incentivos adicionales consistentes en exenciones del pago del Impuesto de Sociedades durante 3 años, con un máximo del período exento total de 8 años; doble deducción de los gastos en transporte, electricidad y agua durante 10 años; y deducción del 25% de los costes de construcción e instalación (adicional a la depreciación normal) durante un período comprendido entre 1 y 10 años.
En el caso de las actividades clasificadas en los grupos A1 y A2, estas, en lugar de beneficiarse de la exención adicional de 3 años del pago del Impuesto de Sociedades, podrán gozar de una deducción del 50% del impuesto durante 5 años, una vez que finalice la exención de 8 años en el pago de este impuesto a la que tienen derecho por ser clasificadas dentro de estos dos grupos.
Las provincias de menor renta per cápita son: Kalasin, Chaiyaphum, Nakhon Phanom, Nan, Bueng Kan, Buri Nam, Phrae, Maha Sarakham, Mukdahan, Mae Hong Son, Yasothon, Roi Et, Si Sa Ket, Sakhon Nakhon, Sa Kaew, Sukhothai, Surin, Nong Bua Lamphu, Ubon Ratchatani y Amnarcharoen.

  • Desarrollo de áreas industriales:

Los proyectos llevados a cabo en polígonos industriales o zonas industriales promocionadas por el BOI podrán beneficiarse de una exención adicional del pago del Impuesto de Sociedades durante 1 año, con un máximo del período exento total de 8 años.

Criterios para la aprobación de los proyectos
El órgano competente para decidir sobre la aprobación de un proyecto determinado y la concesión de incentivos es el Board of Investment, tras la realización de un examen de la solicitud de la empresa interesada.
Los criterios generales para la aprobación de los incentivos, son los que siguen:

  • Capital mínimo y viabilidad

La inversión mínima de capital en cada proyecto para poder ser beneficiario de los incentivos señalados es de 1 millón de bahts (aproximadamente 27.000 euros), sin incluir el coste de los terrenos y el capital circulante, a no ser que en la lista de actividades incentivadas se especifique una cifra especial para proyectos determinados. Aquellos proyectos con un valor superior a 150 millones de bahts (aproximadamente 19 millones de euros) sin incluir el coste de los terrenos y el capital circulante, deben presentar al BOI el proyecto del estudio de viabilidad.
En el caso de actividades que supongan servicios basados en el conocimiento, la inversión mínima se fija en función del gasto anual mínimo en salarios especificado en la lista de actividades incentivadas. En el caso de proyectos nuevos, el nivel de endeudamiento no puede superar en más de tres veces el nivel de fondos propios. Los proyectos de expansión serán estudiados caso por caso.

  • Protección del medio ambiente

Todos los proyectos de inversión deben llevar a cabo medidas de protección del medio ambiente y garantizar la reducción del impacto ambiental. Aquellos proyectos que, por su tamaño o sus características, tienen que presentar un informe de evaluación de impacto medioambiental, deben cumplir con la legislación y normativa ambiental aplicable. Además, los proyectos localizados en la provincia de Rayong, deben cumplir con la Política de Promoción Industrial del Área de Rayong (anuncio nº 1/2554, de 2 de mayo de 2011 del BOI).

  • Desarrollo de competitividad en el sector agrícola, industrial y de servicios

Con el objetivo de fomentar el desarrollo de la competitividad de los sectores agrícola, industrial y servicios, el valor añadido de los proyectos no puede ser inferior al 20% de sus ingresos, excepto en ciertas actividades concretas, que es el 10%.
Además, es obligatorio el uso de procesos de producción modernos y maquinaria nueva. Sin embargo, el BOI ofrece la posibilidad de utilizar maquinaria importada de segunda mano siempre que esta cumpla ciertas condiciones, con la penalización de que la empresa no podrá disfrutar de la exención en el pago de aranceles a la importación.

  • Límites a la participación extranjera en el accionariado de proyectos incentivados
    o Proyectos cuya actividad quede recogida en la Lista 1 de la FBA: los nacionales tailandeses deben tener como mínimo el 51% del capital.
    o Proyectos que desarrollen una actividad que quede encuadrada en las Listas 2 y 3 de la FBA: no existen restricciones a la participación extranjera en el capital, salvo la que puedan recoger otras leyes. Sin embargo, la Junta se reserva el derecho de establecer límites de participación extranjera para ciertas actividades según lo considere apropiado.

Volver a índice de Marco jurídico

Representación y agencia

Los contratos de agencia y representación se rigen por la Ley general de contratación en el marco del Código Civil y Mercantil de Tailandia (Thailand Civil and Commercial Code, CCC).

Por medio del contrato de agencia y/o representación, el empresario únicamente quedará obligado por los actos llevados a cabo por el agente y/o representante en el ámbito de sus funciones claramente definidas en el contrato. De este modo, todas las acciones que desarrolle el agente y/o representante fuera del alcance de sus funciones no generarán obligaciones para el empresario, salvo que éste los ratifique a posteriori.

Bajo la legislación tailandesa, los acuerdos no contemplan ninguna obligación para los exportadores. Es, por tanto, obligación de los agentes o representantes locales la obtención de las oportunas licencias de importación. Tampoco está regulada de forma explícita la terminación del acuerdo, por lo que el representante/agente y representado pueden estipular libremente la forma y condiciones en que expire su acuerdo, siempre y cuando las cláusulas estipuladas no vayan en contra de lo establecido con carácter general acerca de los derechos y deberes de las partes contractuales en el Código Civil y Mercantil, en especial en sus secciones 369 (una parte puede negarse a cumplir con sus obligaciones hasta que la otra parte haya cumplido) y 387 (ante el incumplimiento de una parte, la otra notificará un periodo de tiempo razonable para su cumplimiento, y de no cumplir podrá entonces rescindir el contrato.

Es en materia fiscal en la que cobran especial importancia estos contratos, en cuanto que las rentas obtenidas por un empresario en el extranjero, generadas en Tailandia por medio de un agente y/o representante generarán impuestos en Tailandia. Esta situación variará en función de si el agente y/o representante actúa en exclusiva para el empresario extranjero, en cuyo caso tendrá consideración de realización de negocios en Tailandia por parte del empresario, con la consiguiente obligación tributaria; en el caso de actuar el agente y/o representante para varios empresarios, estos empresarios extranjeros no tendrán que hacer frente a obligaciones tributarias.

Volver a índice de Marco jurídico

Formación de "joint-ventures". Socios locales

La legislación tailandesa contempla y permite la existencia de las joint ventures, la figura más usada por empresarios extranjeros para llevar a cabo sus negocios en Tailandia. Una joint venture constituye la unión de dos personas físicas o jurídicas para llevar a cabo un proyecto en particular. Dependiendo de la forma en la que se concluya este acuerdo de unión, existen dos tipos de joint ventures.

Por una parte, se encuentra la joint venture no constituida, esto es, la unión no registrada como entidad legal independiente de las empresas que la conforman. No obstante, esta joint venture, a efectos fiscales, si será considerada como una empresa independiente.

Por otro lado, se encuentra la joint venture constituida, en la que la unión se registra como una entidad legal, en la que las partes que conforman la unión ostentan acciones de esta nueva empresa en una proporción previamente acordada.

Respecto a requisitos de nacionalidad o residencia para ser gerente o director en una joint ventures, no existe ninguno específico. No obstante, si entran en juego los límites establecidos por la Ley de Negocios Extranjeros (Foreign Business Act) en función de la actividad a la que se quiera dedicar la joint venture, asi como los establecidos por otras leyes especiales, como la Ley de Seguros, ley de Navegación Aérea (Air Navigation Act), ley de Buques Tailandeses (Thai Vessel Act), ley de Transporte Terrestre (Land Transport Act), etc.

En el caso de tratarse de una joint venture no constituida, todos los socios tendrán responsabilidad ilimitada sobre los actos de la misma, no obstante, de estar constituida, los socios tendrán únicamente responsabilidad limitada al valor de su participación sobre la joint venture.

Volver a índice de Marco jurídico

Tipos de sociedades

La legislación tailandesa, en el Código Civil y de Comercio, artículo 1013, reconoce tres formas jurídicas empresariales: sociedades, empresas de responsabilidad limitada y joint ventures. Adicionalmente, se reconocen tres formas de establecimiento en Tailandia para empresas extranjeras: oficina de representación, sucursal y sede regional de operaciones.

En concreto, la FBA (Foreign Business Act), no hace mención expresa en su articulado a ningún tipo empresarial.

1.1. Sociedades

De acuerdo con el Código Civil y de Comercio, las sociedades pueden ser:

-      Ordinarias: todos los socios tienen responsabilidad ilimitada respecto a las obligaciones de la sociedad. Puede estar o no registrada como una entidad jurídica, por lo que puede dividirse en dos tipos:

  • Sociedad ordinaria no registrada: no tiene personalidad jurídica independiente de la de sus socios, por lo que a efectos fiscales tendrá consideración de individuo particular, no de sociedad.
  • Sociedad ordinaria registrada: registrada en el Registro Comercial como una persona jurídica y con responsabilidad fiscal propia. El registro de una sociedad proveerá de mayor protección a la entidad en cuanto que: 1) cualquier socio podrá reclamar frente a terceros en nombre de la sociedad, 2) la responsabilidad de los socios prescribirá a los dos años de abandonar la sociedad, mientas que en la no registrada esta responsabilidad no prescribe, 3) los acreedores de la sociedad deberán agotar todos los activos de la misma antes de dirigirse contra los socios y 4) los acreedores de los socios únicamente podrán dirigirse contra los beneficios que le pudiera corresponder al socio, no contra la totalidad de la sociedad.

-      Sociedades limitadas: este tipo de sociedad deberá estar registrada en todo caso y tener dos tipos de socios:

  • Uno o más socios cuya responsabilidad se limita a la cantidad de capital aportado, no respondiendo así con su patrimonio personal y sin capacidad para entrar en la gestión de la sociedad.
  • Uno o más socios con responsabilidad ilimitada respecto a las obligaciones de la entidad, llegando a responder con su patrimonio propio.

El socio gerente deberá registrar la sociedad en la oficina de registro comercial (Commercial Registration Office) de la provincia en la que se ubique. La gestión de la sociedad limitada únicamente podrá estar en manos de un socio con responsabilidad ilimitada. La cuota de registro son 100 bahts (aproximadamente 2,3 euros) por cada 100.000 bahts (aproximadamente 2.300 euros) de capital registrado, siendo la cuota mínima 1.000 bahts (aproximadamente 23 euros) y la máxima 5.000 bahts (aproximadamente 115 euros).

Al no estar incorporada la propiedad del capital a un título valor negociable o transferible, esta forma de organización no suele utilizarse en Tailandia.

1.2. Empresas de responsabilidad limitada

Existen dos tipos de empresas de responsabilidad limitada:

-      Empresa de responsabilidad limitada privada:

Estipulada en el Código Civil y de Comercio, cuenta con características básicas similares a las de las sociedades anónimas españolas. Este tipo de fórmula es muy utilizada en Tailandia al limitar la responsabilidad de los socios al capital invertido.

Esta entidad tiene personalidad jurídica propia, tiene capacidad para gestionar y operar un negocio y debe contar en todo momento con un mínimo de tres socios. Los accionistas tienen responsabilidad limitada, aunque los directores pueden llegar a tener responsabilidad ilimitada si así se estipula en los estatutos (Memorandum of Association). Estas empresas están gestionadas por el Consejo de Administración de acuerdo a las normas internas de la empresa.

Las acciones empresariales pueden ser ordinarias o preferentes, todas con derecho de voto, estando prohibida la emisión de acciones por un valor igual o menor a 5 bahts (aproximadamente 12 céntimos de euro).

La cuota de registro de los estatutos y de establecimiento de la empresa es de 5.500 bahts (aproximadamente 125 euros) por cada millón de bahts (aproximadamente 22.300 euros) de capital registrado, sin existir requisito de capital mínimo.

-      Empresa de responsabilidad limitada pública:

Estipulada en el Public Limited Company Act B.E. 2535 modificada por el Public Limited Company Act No. 2  B.E. 2544 y Public Limited Company Act No. 3 B.E. 2551 mientras que la regulación relativa a la emisión de acciones al público es la Securities and Exchange Act B.E. 2535 bajo la supervisión de la Comisión del Mercado de Valores (Securities Exchange Comission).

La empresa debe contar con al menos 15 promotores para poder constituirse, y se deberán suscribir al menos el 5% de las acciones totales y poseerlas durante al menos dos años desde la creación de la misma. Además, al menos el 50% de los promotores deben residir en Tailandia, y las acciones deben estar plenamente desembolsadas.

Deberá existir también un consejo de administración, que contará con al menos 5 miembros, de los que como mínimo la mitad deben residir en Tailandia. Únicamente las acciones de estas empresas son las que se pueden ofrecer públicamente y cotizar en el mercado de valores tailandés.

1.3. Joint Venture

Una joint venture es la unión de dos o más empresas legalmente constituidas para llevar a cabo un proyecto conjunto.

La joint venture puede tomar diversas formas, en cuanto que puede suponer, o no, la creación de una entidad jurídicamente independiente de las empresas que la forman. En general una joint venture existe cuando dos o más partes funcionan unidas en un proyecto específico o tienen una relación continua a largo plazo. El acuerdo de joint venture tiene carácter de contrato privado, por lo que no se deberá registrar. Tanto si la joint venture supone la creación de una nueva entidad, como si no, a efectos fiscales sí tendrá carácter de una única entidad y por lo tanto , se deberá presentar una declaración de impuestos, un balance de situación y una cuenta de pérdidas y ganancias de la misma.

1.4. Oficina de representación

Según la legislación tailandesa, las oficinas de representación en Tailandia han de cumplir estas características:

1.   Ser persona jurídica establecida conforme a la ley extranjera y tener en Tailandia una oficina para llevar a cabo servicios para la empresa matriz, empresas asociadas o  grupo empresarial en el extranjero.

2.   La oficina de representación llevará a cabo estos servicios para la empresa matriz, empresas asociadas o grupo empresarial sin obtener ningún beneficio salvo los fondos recibidos de la empresa matriz para su mantenimiento.

3.   La oficina de representación carece de capacidad para recibir o emitir orden de compra, negociar o concluir contratos con cualquier persona física o jurídica.

A su vez, las actividades que puede desarrollar la oficina de representación están previamente establecidas, pudiendo ser:

1.   Suministrar fuentes para la adquisición de bienes o servicios para la oficina central

2.   Comprobar y controlar la calidad y cantidad de los bienes comprados o alquilados para la fabricación en Tailandia por la oficina central

3.   Aconsejar en relación a los bienes vendidos por la oficina central a agentes o consumidores en Tailandia.

4.   Difundir información sobre nuevos productos o servicios de la oficina central.

5.   Informar a la oficina central sobre tendencias de negocios en Tailandia.

Todas estas actividades se consideran un servicio, que el Ministerio de Comercio ha aclarado que se incluyen en el ámbito de la lista 3, artículo 21 (empresas de servicios) de la FBA. Por lo tanto, para el establecimiento de una oficina de representación, se requiere una licencia del Director General del Departamento de Desarrollo de Negocios (Business Development Department). 

De exceder la oficina de representación las actividades a la que está delimitada, los ingresos generados tendrán consideración de rentas obtenidas en Tailandia, por lo que serán objeto de gravamen.

La oficina de representación tampoco tiene capacidad para actuar en nombre de terceros, por lo que de hacerlo, o de excederse en sus actividades, supone una violación de la licencia otorgada y ésta podrá ser revocada.

A pesar de no estar sujeta a tributación tailandesa, la oficina de representación ha de obtener un número de identificación del impuesto de sociedades, así como presentar la declaración de impuestos y estados financieros auditados al departamento de ingresos y al departamento de desarrollo de negocios tailandeses.

1.5. Sucursal

La  sucursal, por definición, carece de personalidad jurídica independiente de la empresa extran­jera matriz y podrá desarrollar alguna o todas las actividades comprendidas en el objeto social de esta última, pero deberá llevar contabilidad separada de aquellas actividades desarrolladas en Tailandia.

Al no tener personalidad jurídica independiente, la empresa matriz es responsable de todas las actividades y contratos concluidos por la sucursal. Sin embargo, a efectos fiscales, tendrá la consideración de establecimiento permanente, con lo que los beneficios obtenidos en Tailandia están sujetos a impuestos locales.

La legislación tailandesa regula algunas condiciones de las sucursales:

1.   Al menos una de las personas responsables de la sucursal debe tener domicilio en Tailandia, no teniendo tal consideración los hoteles.

2.   Las sucursales deben contar con un capital mínimo de 3 millones de Bahts (aproximadamente 66.600 euros) en los primeros cuatro años de su constitución.

3.   En principio, pueden establecerse sucursales por un periodo de 5 años, de no haberse solicitado un periodo inferior. Podrá solicitarse una prórroga de este periodo si la sucursal cumple el requisito de capital.

Atendiendo a la naturaleza de la empresa matriz y de las actividades que la sucursal desee llevar a cabo en Tailandia, ésta puede estar sujeta a las prohibiciones y restricciones de inversión extran­jera  recogidas en la FBA, y puede por tanto, necesitar obtener una licencia del Director General del Departamento de Desarrollo de Negocios (Business Development Department) para operar.

1.6. Oficina regional

Entidad creada bajo ley tailandesa para dar servicios de gestión, técnicos o de cualquier otro tipo a sus empresas asociadas o a sus filiales nacionales y/o extranjeras. Concretamente, los servicios que puede prestar la oficina regional son:

-          Administración general, planificación de negocios y coordinación

-          Abastecimiento de materias primas y componentes

-          Investigación y desarrollo de productos

-          Asistencia técnica

-          Control de marketing y planificación de promoción de ventas

-          Gestión de recursos humanos y  entrenamiento en la región

-          Servicios de consultoría financiera

-          Investigación y análisis económico y de inversiones

-          Control de crédito y administración

-          Cualquier otro servicio estipulado por el Director General del Departamento de Contabilidad

Para poder establecerse en Tailandia deberá cumplir dos requisitos:

-          Ser una corporación transnacional, es decir, una persona jurídica establecida bajo ley extranjera y que lleva a cabo negocios en otros países

-          Tener al menos una filial o sucursal en Tailandia u otros países de la región.

Las actividades desarrolladas por la oficina regional no generarán beneficios y no tendrá poder para aceptar órdenes de compra, emitir ofertas de venta o desarrollar negociaciones con personas físicas o jurídicas en Tailandia. Además, los gastos de la oficina regional serán financiados únicamente por la empresa matriz.

A pesar de no estar expresamente reconocida en la FBA, el Ministro de Comercio emitió una Notificación por la que establece que la oficina regional tendrá consideración de empresa de servicios, por lo que se incluye en la lista 3 de la FBA. De este modo, para que una empresa extranjera pueda establecer una oficina regional en Tailandia deberá solicitar una licencia de negocio extranjero del Director General del Departamento de Desarrollo de Negocios

Formalidades de constitución

Reserva del nombre de la empresa

Para constituir una empresa en Tailandia, es necesario, en primer lugar, reservar el nombre empresarial, completamente diferente al de cualquier otra empresa ya registrada, que además respete las diversas órdenes ministeriales vigentes. Para ello, se ha de cumplimentar el “name reservation form” y remitirlo al Departamento de Desarrollo de Negocio (Department of Business Development), dependiente del Ministerio de Comercio.

Para asegurar el registro, el solicitante deberá incluir en la solicitud el nombre elegido así como dos nombres alternativos, y será informado de la aceptación en un plazo estimado de tres días.

Una vez aceptado, el nombre de la empresa será reservado por un plazo de 30 días, no prorrogable. 

Presentación de un Memorando de Asociación

Una vez reservado el nombre de la empresa, ésta deberá presentar ante el mismo departamento un Memorando de Asociación (MOA) que deberá incluir diferentes datos en función del tipo específico de empresa que se quiera constituir.

Asimismo, el precio de este memorando varía también en función del tipo empresarial a constituir, siendo la tarifa mínima 500 bahts (aproximadamente 12 euros) y la máxima 50.000 bahts (1.200 euros).

Con carácter general, no se requiere capital mínimo para empresas con mayoría tailandesa. No obstante, de tratarse de una empresa extranjera, se requiere un capital mínimo que oscila entre los 2 y los 3 millones de bahts (aproximadamente entre 50.000 y 75.000 euros), según el tipo de negocio.

Convocatoria de una junta ordinaria

Una vez que la estructura accionarial ha sido establecida, se debe convocar una junta por la que se han de aprobar los estatutos empresariales, la elección del Consejo de Administración y la designación de un auditor, entre otros.

Registro

En los tres meses posteriores a la junta ordinaria, los directores han de presentar la solicitud para la constitución de la empresa, ya que de exceder este plazo la junta celebrada se entenderá nula y deberá celebrarse una nueva junta.

Durante el proceso, los socios están obligados a facilitar el nombre, número de licencia y la remuneración del auditor de la empresa tiene previsto contratar. La tasa de inscripción variará, una vez más, en función del tipo de empresa a registrar, pero oscilará entre 5.000 bahts (aproximadamente 120 euros) y 250.000 bahts (en torno a 6.000 euros). La tasa de inscripción es de 500 bahts por cada 100.000 bahts de capital social.


Registro de documentos fiscales

Toda empresa sujeta al impuesto de sociedades ha de obtener un número y una tarjeta de identificación del Departamento de Beneficios (Revenue Department) en los 60 días siguientes a su creación, y de ser extranjera desde que comience su actividad en Tailandia.

Las empresas que obtienen un volumen de negocio superior a 1,8 millones de bahts anuales (aproximadamente 44 mil euros), tambien deberán registrarse a efectos del IVA en el mismo departamento, en los 30 días  posteriores a alcanzar dicha cifra.

Registro en la Seguridad Social

Si la empresa cuenta con al menos un empleado, está en la obligación de registrar la cuenta del trabajador en la oficina de la seguridad social, en los 30  primeros días desde la contratación de dicho empleado, que en circunstancias normales se tramitará en un sólo día.

Volver a índice de Marco jurídico

Régimen de Franquicias

Actualmente no existe ninguna legislación específica que regule las franquicias, ni tampoco una definición concreta de esta figura. No obstante, el gobierno tailandés está redactando una ley de franquicias, en cuyo borrador se encuentra la siguiente definición:

“"La operación de un negocio en el que una de las partes, conocido como franquiciador, autoriza a la otra parte, el franquiciado, al uso de sus derechos de propiedad intelectual, o aquellos necesarios para operar un negocio durante un tiempo y en una zona determinada. Toda la operación se desarrollará bajo la dirección del franquiciador, acorde con su plan de negocio, y el franquiciado tendrá la obligación de pagar unas cuotas al franquiciador por el uso de sus derechos”.

A pesar de no existir ninguna regulación específica de franquicias, si que existen numerosas legislaciones que incluyen disposiciones relevantes para esta figura como el Código de Comercio, la ley de marcas, 1991 (trademark act), la ley de secretos comerciales de 2002 (trade secrets act), la ley de negocios extranjeros (Foreign Business Act), Ley de competencia comercial (trade competition act), la ley de  condiciones contractuales injustas (unfair contract terms act) y el código de rentas tailandés.

De acuerdo al borrador de ley de franquicias, se creará la comisión central de franquicias, que controlará directamente los negocios de las franquicias, y además regulará los tipos y condiciones de contratos de franquicias. No obstante, este es únicamente un borrador, que puede ser sujeto de enmiendas o de que se apruebe otra normativa, de acuerdo con la creación de la Comunidad Económica Asean (Economic ASEAN Community, AEC) en 2015.

La falta de una legislación específica hace que las leyes actuales solo resulten relevantes para algunos aspectos de las franquicias, dejando libertad a las partes para negociar el contrato de franquicias bajo las disposiciones legales contractuales del Código de Comercio tailandés. Esta situación supone que una franquicia pueda adoptar casi todos los tiempos empresariales existentes en Tailandia. No obstante, la forma por la que se suelen establecer es por medio de una empresa de responsabilidad limitada, tanto pública como privada. La primera se prefiere para aquellas grandes empresas que requieren inversión pública para listarse en el mercado bursátil tailandés, mientras que la segunda la prefieren las PYMES por el menor número de restricciones y requisitos de constitución.

Un contrato de franquicia requerirá necesariamente la licencia de la marca registrada por el franquiciador, licencia que deberá ser registrada en la agencia gubernamental pertinente, y podrá ser revocada si la junta de marcas considera que el licenciado no tiene capacidad para mantener la calidad del producto, si se considera que puede dar lugar a confusión al público o entra en conflicto con la política y moral pública.

Los derechos que el franquiciado ha de pagar al franquiciador están sujetos a impuestos en Tailandia, que variará su naturaleza en función de si el franquiciador dispone de un establecimiento permanente en Tailandia o no. Si dispone de un establecimiento permanente, los derechos tendrán consideración de ingresos gravables para determinar el beneficio neto empresarial, por lo que tendrá que pagar impuesto sobre sociedades. De no disponer de un establecimiento permanente, este impuesto será considerado como impuesto sobre la renta.

Volver a índice de Marco jurídico

Propiedad industrial (marcas, patentes, diseños, licencias)

En el año 2008, Tailandia firmó el Convenio de París de Protección de la Propiedad Intelectual (Paris Convention for the Protection of Industrial Property) y en el año 2009, el Tratado de Cooperación de Patentes (Patent Cooperation Treaty) alineándose de esta forma con los estándares internacionales descritos en el Acuerdo de aspectos relacionados con el Comercio de los Derechos de Propiedad Intelectual de la Organización Mundial del Comercio. Asimismo, Tailandia está llevando a cabo un amplio programa de reformas de sus principales leyes de propiedad intelectual, especialmente la Ley de Marcas y la Ley de los Derechos de Autor para hacer frente a los problemas de piratería y comercio de mercancías falsificadas, entre otros.

En 1997, se creó en Tailandia el Tribunal de Comercio Internacional y Propiedad Intelectual con jurisdicción exclusiva para los casos civiles y penales que involucren la propiedad intelectual. Más recientemente, en marzo de 2013, se creó el Centro Nacional de los Derechos de Propiedad Intelectual para prevenir la violación de los derechos de propiedad intelectual en el país. Este centro dispone de una base de datos lo que le permite seguir la evolución de los casos de infracción y así mejorar los derechos de propiedad intelectual en el país.

Tailandia opera bajo el lema "first-to-file", lo que significa que la jurisdicción de Tailandia concede la propiedad del derecho a proteger su propiedad intelectual la primera persona que presente la solicitud, sin perjuicio de lo que esté dispuesto en el Convenio de París.

A continuación, se recogen las principales características de la propiedad intelectual en Tailandia.

Tipo

Protección legal

Coste

Derechos de copyright

- Personas físicas: Vida del autor más un período de 50 años tras su fallecimiento.

- Personas jurídicas: 50 años desde la primera publicación.

No existe coste predeterminado.

Patentes de inventos

20 años desde la fecha de presentación. No hay posibilidad de extensión o renovación

THB 500 (aproximadamente 11,70€)

Patentes menores

6 años desde su presentación, extensible dos veces por períodos de dos años (con un máximo total de 10 años)

THB 500 (aproximadamente 11,70€)

Marca

10 años desde la fecha de su presentación, con posibilidad de extenderlo indefinidamente por períodos consecutivos de 10 años.

THB 500 (aproximadamente 11,70€) por la inscripción y THB 300 (alrededor de 7€) por cada producto o servicio que se registre.

Información más detallada sobre propiedad industrial en www.ipthailand.go.th

 

-      Protección de patentes y marcas

Tailandia ha aprobado la legislación de Patentes (Patent Act) que ofrece una protección poco clara al software, productos farmacéuticos y obras audiovisuales, entre otras. En esta ley de 1979, reformada en 1992 y en agosto de 1999 mediante Patent Act (Nº 3) B.E. 2542, se concede protección a las invenciones y a los diseños de producto, pero sólo para patentes registradas en Tailandia.

Trademark Act B.E. 2534 (1991), reformada en el año 2000, concede protección por diez años a las marcas registradas en Tailandia. Pueden registrarse marcas de servicios, certificadas y colectivas y el registro es renovable indefinidamente. Las marcas no registradas en el país sólo están protegidas por el Código Penal.

-      Derechos de autor

Tailandia es miembro del Convenio de Berna para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas. Esto permite a algunos derechos de autor registrados en otros países firmantes del convenio ser protegidos en Tailandia. No obstante, los derechos de autor en el ámbito literario, científico y artístico (musical, cinematográfico y audiovisual) están sobre todo protegidos por Copyright Act de 1978 (reformada en 1994) que, bajo determinadas condiciones, concede protección copyright si se satisfacen las leyes en el país extranjero correspondiente y éste es signatario de la Convención de Berna, durante la vida del autor y 50 años más. Con la reforma de 1994 se añadió también la protección de los programas de ordenador.

Optical Disc Production Act B.E. 2548 (2005) estipula que para establecer una fábrica de producción de discos se debe notificar a la autoridad pertinente. En caso contrario, las multas podrían ascender hasta 200.000 bahts (4.986€) y/o un año de cárcel. En el caso de la falsificación de marcas o códigos de copyright, las multas oscilan entre 100.000 hasta 1 millón de bahts (entre 2.493 y 24.930€) y penas de cárcel de 6 meses a cinco años.

-      Secretos comerciales:

Los secretos comerciales en Tailandia están protegidos por Trade Secrets Act de 2002. La información definida como secreto comercial no necesita ser registrada para obtener protección.

Volver a índice de Marco jurídico

Razones y ventajas para la implantación de empresas españolas

En general, la implantación en Tailandia presenta ventajas en el buen tamaño del mercado, con 64,5 millones de consumidores y una tasa de crecimiento potencial del PIB del 4-4,5%, en salarios contenidos, buenas infraestructuras y la localización estratégica del país para abordar los mercados de los países ASEAN, de conformidad con su integración en la Asean Economic Comunity (AEC).

En este sentido, la situación geográfica de Tailandia, las buenas relaciones con los países vecinos, sus infraestructuras y el esfuerzo por parte del Gobierno para convertir al país en el centro neurálgico de los principales sectores clave del desarrollo económico de la zona ASEAN, hacen que este país se erija como puente para los negocios con el Sudeste Asiático.

Además, cabe destacar que la mentalidad predominante en los negocios en Tailandia valora la presencia permanente  en el país, incluso en una relación de simples proveedores, por lo que el establecimiento de una sociedad en Tailandia es, en muchas ocasiones, condición facilitadora de las relaciones comerciales.

En referencia a la inversión, es reseñable que, aunque la Ley de Inversión Extranjera es muy limitativa, como ya se ha comentado la Junta de Inversiones (Board of Investment, BOI) ofrece generosos incentivos a la instalación productiva en el país para aquellos proyectos que conlleven una transferencia de tecnología, generen un alto valor añadido o promocionen el desarrollo y la competitividad del país.

Estos incentivos se encuadran en la nueva estrategia del BOI en materia de promoción de inversiones, que entró en vigor el pasado 1 de enero de 2015 y que estará vigente durante siete años (2015-2021).

En ella, el BOI concede incentivos a la implantación en función de dos criterios:

-          Por el tipo de actividad y la tecnología aportada:

Podrán ser promocionadas aquellas inversiones que utilicen alta tecnología, sean importantes para la cadena de valor y el desarrollo de la industria tailandesa y/o conlleven un incremento de la competitividad.

 

Se han dividido las inversiones promocionadas en dos grupos (A y B), que se dividen a su vez en seis subgrupos (A1, A2, A3, A4, B1 y B2), en función de la tecnología aportada por cada actividad. En total se promocionan 231 actividades económicas de los sectores industrial, agrícola y servicios, que recibirán mayores o menores incentivos en función del grupo al que pertenezcan.

 

Los incentivos que el BOI puede otorgar a las inversiones promocionadas consisten tanto en incentivos fiscales como no fiscales. Las actividades del grupo A podrán beneficiarse de la exención del pago del impuesto de sociedades (de 3 a 8 años), exención del pago de aranceles a la importación de maquinaria y de materias primas e incentivos no fiscales. Por otro lado, las actividades del grupo B podrán gozar de menores incentivos, que consistirán en exenciones del pago de aranceles a la importación de maquinaria (solo subgrupo B1) y de materias primas e incentivos no fiscales.

 

-          De forma adicional, por los méritos y el valor del proyecto:

El BOI podrá conceder incentivos adicionales a aquellas inversiones que beneficien al país o a una determinada industria, fomenten la descentralización y/o el desarrollo de áreas industriales promocionadas por el BOI, y/o mejoren la competitividad del país.

Para poder beneficiarse de estos incentivos, la empresa interesada debe presentar una solicitud al BOI, que será quien decida sobre su asignación.

De forma independiente a este plan de incentivos, bajo la Investment Promotion Act, el Board of Investment puede otorgar los siguientes tipos de incentivos a la inversión:

·         Garantías: contra la nacionalización, competencia de empresas nacionales y monopolios, control de precios, etc.

·     Protección: sujeto a necesidad y justificación; puede suponer la imposición de un recargo sobre importaciones de productos competidores o incluso la prohibición de su importación, etc.

·         Reducción de las restricciones a la participación de extranjeros e incentivos no fiscales.

 

Volver a índice de Marco jurídico

Barreras de entrada para inversores españoles

La legislación tailandesa es muy restrictiva, puesto que la “Foreign Business Act” (FBA) prohíbe la propiedad de tierras y la participación en un gran número de actividades. Además, para operar en la mayoría de sectores manteniendo la mayoría de capital extranjero, es preciso contar con una licencia que se solicita al Ministerio de Comercio, cuya obtención es muy lenta y complicada, lo que fuerza a las empresas a constituirse como empresas tailandesas, ya sea a través de Joint Ventures con socios locales reales o mediante la utilización de la figura de “accionistas nominales” (oficialmente la empresa es mayoritariamente tailandesa pero mediante acuerdo privado la parte extranjera detenta el control de la compañía), a pesar de que la figura es ilegal.

Existen, no obstante, una serie de actividades de inversión promocionadas por el Board of Investment, por la “Investment Promotion Act” o por la “Industrial Estate Authority Act”, consideradas de interés para el país (actividades que aporten tecnología, importantes para la cadena de valor, fomenten la descentralización y/o promocionen y desarrollen la competitividad del país). En este caso, los inversores extranjeros tienen mayores facilidades y pueden llegar a constituir la empresa con capital 100% extranjero.

Por otra parte, Tailandia puede quedar obligada, por un tratado del que sea parte, a permitir a empresas extranjeras desarrollar un negocio clasificado en las listas de la FBA. En retorno, se permitirá a nacionales y empresas tailandesas desarrollar negocios en países extranjeros que sean parte del tratado. Esto ocurre en el caso de Estados Unidos que, tras firmar el “Treaty of Amity” con Tailandia, sus empresas reciben tratamiento nacional, lo que pone en desventaja a las empresas europeas.

Respecto a la contratación de personal expatriado, ésta queda limitada por el requisito de contratar 4 trabajadores locales por cada trabajador extranjero. También, existen ciertas profesiones técnicas a las que los extranjeros tienen restringido el acceso, como las profesiones de arquitecto e ingeniero.

 

Volver a índice de Marco jurídico

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex