Mercado de Trabajo

Régimen de contratación laboral

La normativa jurídica laboral se fundamenta principalmente en la siguiente legislación:

  • Labour Act No.21 de 1974 (Cap. 273 de 1990), que establece las condiciones generales de la relación laboral entre empleador y empleado.
  • Trade Disputes Decree de 1976, sobre arbitraje.
  • Trade Unions Decree de 1978, que reconoce a los sindicatos pero prohíbe la afiliación obligatoria.
  • National Salaries, Incomes and Wages Decree de 1993, que obliga a las empresas a seguir las directrices sobre productividad, precios, rentas y salarios.
  • National Minimum Wages Act 6 de 1981 (Cap 267 de 1990), que estipula el salario mínimo. Se aplica a empresas de más de 50 empleados.
  • National Directorate of Employment Decree 24 de 1989, que establece un directorio que concede préstamos a graduados desempleados, que quieren iniciar su propio negocio.
  • Trade Unions (amendment) Decree 4 de 1996, que reforzó los poderes del Gobierno sobre los sindicatos tras la huelga general de 1994 y redujo el número de sindicatos. Con el nuevo proceso de transición democrática se ha vuelto a un clima de mayor libertad para los sindicatos, que se engloban en el National Labour Congress.
  • Nigeria Social Insurance Trust Fund, se estableció por el Decreto 73 de 1993 para reemplazar al National Provident Fund creado en 1964. Se trata de un fondo de seguridad social financiado por pagos obligatorios del 2,5% y 5% de los salarios de empresarios y empleados.
  • Workmen’s Compensation Act, relativo a la responsabilidad del empresario en los accidentes de trabajo de sus empleados.
  • Immigration Act 1963 y 1972.

Contratos

La contratación de trabajadores nigerianos en Nigeria, sus derechos y obligaciones, aparecen regulados en la Nigerian Labour Act, Cap. 198, de 1990, y en la Workmen's Compensation Act, Cap. 470, de 1990. El derecho laboral nigeriano se caracteriza por su ambigüedad y por la gran cantidad de lagunas legales que presenta. Sus características principales son las siguientes:

 

  • La comunicación del fin del contrato debe de hacerse un mes antes de que el contrato expire, siempre que éste sea por 5 años o más. La notificación deberá ser por escrito, si el contrato tiene una duración de más de 3 meses.
  • Las mujeres tienen derecho a disponer de 6 semanas de baja por maternidad.
  • Existe el despido libre.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Régimen de trabajadores extranjeros

La Immigration Act de 1963 es el texto legal vigente que regula la entrada, salida y estancia de extranjeros en Nigeria. Según esta Ley, ninguna persona que no sea nigeriana puede trabajar en Nigeria (excepto para el Gobierno Federal o los Gobiernos Estatales) ni por cuenta ajena ni por su propia cuenta, ni asociarse con ninguna persona a efectos laborales, ni establecer una sociedad anónima, sin el consentimiento por escrito del jefe de la Oficina de Inmigración.

Por lo tanto, el primer paso que debe seguir un extranjero que desee establecerse en Nigeria es obtener el permiso correspondiente del Ministerio del Interior.

Normalmente, las cuotas de personal extranjero se conceden por un periodo determinado de tiempo, siempre y cuando que el puesto de trabajo para el que se solicitan no pueda ser cubierto por un nacional nigeriano.

Una vez concedida la cuota de expatriados, se concede también el permiso de residencia.

Cada expatriado residente en Nigeria debe pagar unos 300 dólares al año, con excepción del personal de las Embajadas extranjeras y de cónyuges de nigerianos.

La legislación nigeriana de inmigración (Immigration Act, 1963) establece claramente que ningún extranjero puede trabajar en Nigeria a no ser que disponga de un alto nivel de capacitación respaldado por un título.

Por lo tanto, los extranjeros ocupan principalmente puestos de dirección y supervisión. Salvo casos muy concretos, el trabajo meramente manual lo realiza personal local. Bien es cierto que muchas compañías emplean personal extranjero que, en teoría, no podría trabajar en Nigeria por tratarse de personal de baja cualificación. Así, por ejemplo, una empresa de construcción registrada en Nigeria no puede emplear albañiles, carpinteros, electricistas, maquinistas o soldadores extranjeros de una manera permanente, aunque, para un trabajo temporal o proyecto, sí existe la posibilidad de incorporarlos a la obra, si bien no existe la posibilidad de transferir en divisa el salario de tales empleados.

Para que una empresa, registrada en Nigeria, pueda tener personal extranjero en plantilla tiene que disponer de una cuota de personal extranjero (Expatriate Quota), que ampare a los empleados. Dicha cuota se solicita inicialmente al mismo tiempo que el Business Permit, concediéndose conjuntamente.

Para incorporar a un empleado a la cuota, la empresa, registrada en Nigeria, cumplimenta los impresos Inmigration T/I en el Departamento de Inmigración. Con un ejemplar procesado de dichos impresos, el técnico extranjero solicita de la Embajada de Nigeria en su país un visado denominado STR, que le permita desplazarse a Nigeria. Además, deberá presentar en la Embajada una copia del contrato de trabajo y del título de cualificación. Obtenido el visado, se desplaza a Nigeria, donde se tramita su residencia. Y posteriormente, obtenida la residencia, puede solicitar un visado múltiple, que le permita entrar y salir del país cuantas veces desee en un año sin necesidad de solicitar cada vez un visado.

La tramitación la realiza la empresa, que desea contratar al trabajador, solicitando al Director General del Ministerio del Interior permiso para la contratación y para mantener al expatriado. Concedida la cuota de expatriados, se otorga al trabajador el permiso de residencia por un período de 2 años, pero renovable siempre y cuando la Expatriate Quota sea válida.

La característica más relevante de todo el sistema legal de inmigración nigeriano es que un extranjero debe ser residente en Nigeria si quiere trabajar en el país, lo cual implica que la remuneración por su trabajo debe pagarse en moneda local y que dicha remuneración está sujeta a los impuestos vigentes sobre la renta de las personas físicas.

El procedimiento habitual de pago al personal extranjero, que trabaja en Nigeria, consiste en abonar una parte del salario en Europa (el grueso del salario) y el resto en Nigeria y en nairas, además de facilitar la empresa, por regla general, vivienda, vehículo y, en algunos casos, servicio doméstico.

Los requisitos para la contratación de personal expatriado aparecen recogidos en la Immigration Act de 1963 y en la modificación a la ley de 1972.

De acuerdo con las normas de Derecho Internacional, la contratación de personal español por una empresa española en el extranjero se regirá por la legislación laboral española.

 

Recientemente (2016), dados los problemas que está atravesando la economía nigeriana, especialmente en los sectores de petróleo y gas, y en la construcción, muchos extranjeros trabajadores expatriados están volviendo a sus países de origen. Ya que conforme a que las divisas del país escasean, y que la naira se devalúa, es más caro mantener a estos trabajadores, suyos sueldos se pagan, en parte, con divisa extranjera.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Jornada laboral y permisos

El horario de trabajo normal es de 40 horas semanales, distribuidas en cinco días. Con horas extras, no pueden sobrepasarse las 58 horas. Se permite el trabajo a tiempo parcial y el trabajo temporal.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Costes laborales. Salarios

Nigeria es un país intensivo en mano de obra, por lo que el acceso a la misma es bastante fácil. Esto hace que los salarios sean muy bajos (a partir de los 100€/mes). Para los expatriados las condiciones laborales son muy diferentes. Los salarios son más altos que en la cultura occidental, puesto que deben compensar el índice de peligrosidad en el país.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Seguridad social

No existe Seguridad Social, ni subsidios por desempleo. El trabajador tiene derecho a que se le retribuyan hasta 12 días por año por enfermedad, siempre que éstos se justifiquen.

En lo que se refiere a pensiones de jubilación, la ley de pensiones de 2004 deroga la anterior de 1990. Esta ley establece un nuevo esquema de pensión contributario para los empresarios en ambos sectores público y privados en Nigeria.

Anteriormente la contribución se repartía entre el contratante (6,5% del sueldo) y el empleado (3,5%), mientras que ahora pasa a ser de un mínimo de 7,5% del patrón y un 7,5% del empleado.

 

Hay un ente regulador: el “National Pension Comisión” (NPC). El NPC regula las actividades de los “Pension Fund Administrators” (PFAs), que manejan las cuentas de ahorro para jubilaciones de los empleados. Los empleados deciden que PFAs es más conveniente para ellos. Destacar que en el pasado, estos fondos siempre terminaban desapareciendo, lo que ha producido un sentimiento de rechazo por parte de los trabajadores, que ven en esta contribución más un impuesto que una cotización.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Relaciones colectivas; sindicatos; huelga

El derecho de huelga aparece sumamente restringido, pudiendo ser causa de despido.

Existen sindicatos (trade unions) muy poderosos, que en ocasiones han obligado al gobierno a dar marcha atrás en sus decisiones, como con ocasión de un proyecto de subida del precio de la gasolina recientemente. Los principales sindicatos son:

1. Nigerian Labour Congress, con 4 millones de miembros y 29 sindicatos afiliados es de largo el mayor y más influyente.

2. Nigeria Automobile Technicians Association [NATA], 80.000 afiliados.

3. National Union of Chemical, Footwear, Rubber, Leather and Non-Metallic Products Employees [NUCFRLNMPE], 60.000 afiliados.

 

4. National Union of Petroleum & Natural Gas Workers [NUPENG], que con 30.000 miembros es el cuarto en tamaño pero muy influyente.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex