Mercado de Trabajo

Régimen de contratación laboral

La legislación laboral básica está contenida en el Código Laboral de la Federación Rusa. Esta legislación es aplicable no sólo a los trabajadores, sino también a los directivos de las empresas. Se aplica también a las filiales y representaciones de empresas extranjeras en la Federación Rusa, incluidos los trabajadores extranjeros.

La relación laboral da comienzo con la firma de un contrato por escrito entre empresa y trabajador y se considera concluido por tiempo indefinido, aunque es posible establecer periodos de prueba de hasta seis meses. La semana laboral habitual tiene 40 horas y se garantiza un mínimo de 28 días naturales de vacaciones al año. La legislación sobre bajas por enfermedad (y la costumbre establecida en los centros de trabajo) es muy permisiva, pudiéndose encontrar con cierta frecuencia fenómenos de absentismo laboral. Aunque legalmente el despido sólo es posible por una serie de causas tasadas, en realidad es mucho más fácil en Rusia que en otros países como España (en los casos de reducción de personal o liquidación de la empresa, por ejemplo, la compensación por despido se reduce a un mes de salario, que puede ser ampliada hasta dos meses más en caso de que el trabajador no encuentre empleo rápidamente).

La edad laboral mínima es de dieciséis años. Se prohíbe la discriminación por motivos no relacionados con el trabajo, así como la discriminación de las mujeres por el hecho de estar embarazadas o tener hijos.

El contrato de trabajo debe ser formalizado obligatoriamente por escrito, entre el empresario y trabajador. Antes de comenzar a trabajar, se exige una inspección médica a los menores de dieciocho años.

A diferencia de España, en la Federación Rusa existe la llamada "libreta laboral" (trudovaya knizhka), que se entrega al trabajador en su primer trabajo y en la que existe la obligación de consignar los sucesivos cambios significativos que acontezcan al trabajador a lo largo de su vida laboral.

El periodo de prueba debe ser indicado expresamente en el contrato. En general, tiene una duración máxima de tres meses, salvo para los cargos directivos, en que su duración máxima es de seis. En el caso de contratos temporales de duración de entre dos y seis meses, el período de prueba no puede superar dos semanas.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Régimen de trabajadores extranjeros

La actividad laboral de los ciudadanos extranjeros en Rusia se rige igualmente por la normativa contenida en el Código Laboral, pero aquí hay que tener en cuenta también las limitaciones reguladas en la legislación de extranjería. Dicha normativa establece un régimen distinto, más favorable, para los extranjeros procedentes de países a cuyos nacionales no se les exige visado para la entrada en Rusia, entre los que no se encuentra España.

El visado de trabajo puede ser de tres tipos: a) el visado simple tiene una validez de 90 días y es expedido por el Consulado Ruso, a partir de una invitación de visado de trabajo realizada por una compañía rusa. Dicha invitación se emite en base a un permiso de trabajo que ha de obtener previamente el trabajador extranjero. b) el visado de múltiple entrada es válido por el periodo que abarca el permiso de trabajo. Se realiza a partir del visado simple. Lo emite el departamento local del Servicio Federal de Migración Ruso (SFMR). c) el visado para especialistas altamente cualificados.

Cuenta con múltiples ventajas, como por ejemplo, su validez por tres años. Para poder acceder a este tipo de visado, el salario del especialista debe ser superior a dos millones de rublos al año.

Para que una compañía rusa pueda contratar a un trabajador extranjero (que no pertenezca a una nación CIS) es necesario que ésta esté acreditada por el SFMR. Este proceso de acreditación dura unos 80 días y cuesta 1000 euros, de media, a la empresa solicitante.

En el caso de ciudadanos españoles, que necesitan visado, se deben recibir dos permisos:

La empresa contratante debe obtener un permiso para la contratación laboral de ciudadanos extranjeros.

El trabajador contratado debe tener un permiso individual de trabajo.

La normativa vigente prevé un detallado procedimiento de concesión de los tres permisos posibles, tanto para empresarios, como para ciudadanos extranjeros no sujetos a visado y para ciudadanos extranjeros sujetos a visado obligatorio.

Por otra parte, se concede al Gobierno ruso la posibilidad de establecer cuotas de trabajadores extranjeros, por encima de las cuales no se concederán nuevos permisos de trabajo.

El contrato de trabajo

El contenido del contrato de trabajo debe respetar lo establecido en el art. 57 del CTFR. En cuanto a la formalización del mismo, se deben presentar los mismos documentos que en el caso de trabajadores rusos, pero teniendo en cuenta que los que estén en castellano (como el documento de identidad o, más normalmente, el pasaporte) deberán ser traducidos al ruso y la traducción deberá ser legalizada. En el caso del certificado del fondo de pensiones, sólo se exigirá a los extranjeros que tengan residencia permanente o temporal en Rusia, no a los transeúntes.

Aunque el trabajador extranjero no sea residente en Rusia, no necesariamente debe suponerse que el contrato debe ser temporal y limitado por el plazo de estancia en Rusia del trabajador o por el plazo por el que se le haya concedido el permiso de trabajo, así que se aplica la legislación general de contratos temporales.

Tributación del trabajador extranjero

El trabajador extranjero está sujeto al mismo régimen tributario general. El empresario debe practicar retenciones por el IRPF (13% ó 30%, según se trata de residentes o de no residentes) y realizar el pago del Impuesto Social Único.

Fondos de pensiones: la regulación es similar al caso anterior, debiendo realizarse pagos por los salarios abonados a los trabajadores extranjeros que sean residentes permanentes o temporales en la Federación Rusa. Sin embargo, no se prevén dichos pagos respecto de los transeúntes. 

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Jornada laboral y permisos

Características básicas de la jornada laboral

El límite general de la jornada laboral es de cuarenta horas semanales. En general, no hay límite diario, aunque sí existe la obligatoriedad de establecer un tiempo mínimo de fin de semana de cuarenta y dos horas y de establecer un descanso para comer de entre treinta minutos y dos horas.

Existe la obligación de acortar una hora la jornada laboral en vísperas de un día no laborable o festivo.

El empresario únicamente puede exigir la prestación de horas extraordinarias con consentimiento expreso del trabajador y consultando al comité de empresa, con una límite de cuatro horas cada dos días y de ciento veinte horas al año.

Si el trabajador debe trabajar en un día no laborable o festivo, se le debe pagar un salario equivalente al doble del establecido en un día laborable.

El descanso dominical es obligatorio, salvo excepciones.

El permiso mínimo de vacaciones pagadas asciende a 28 días anuales.

Se conceden permisos sin sueldo en determinados casos.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Costes laborales. Salarios

Existe un salario mínimo interprofesional, pero es muy reducido (aproximadamente 130€/mes). Los costes laborales siguen siendo, en general, más bajos que en España. Sin embargo, en los grandes centros de negocio como Moscú y San Petersburgo y para un buen número de puestos cualificados (por ejemplo, personal que hable idiomas) puede ocurrir que los sueldos medios sean incluso más altos que en España. Recomendamos mirar la sección de costes de establecimiento para hacerse una idea más exacta de los costes laborales.

Prescindiendo de casos particulares, el coste del trabajador para la empresa se puede clasificar en:

1. Salario: la regla general es que el salario es el que pacten las partes. Al igual que en España, existe un salario mínimo, aunque es sensiblemente inferior al vigente en nuestro país. En la gran mayoría de los casos, el mercado de trabajo determina un precio bastante por encima de dicho mínimo.

a. El salario debe abonarse en rublos obligatoriamente, prohibiéndose el pago en especie por encima del 20% del salario.

b. El empresario está obligado a retener del salario bruto el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Por regla general, en el caso de trabajadores rusos residentes, el tipo impositivo, que coincide con el tipo de retención, es el 13%.

2. Prestaciones no salariales: son una serie de garantías y compensaciones a ciertas categorías de trabajadores. Son las siguientes:

a. Por viajes de trabajo, incluyendo gastos de viaje, de estancia, dietas.
b. Gastos de traslado, en caso de movilidad geográfica dentro de la empresa.
c. El empresario está obligado a abonar un desplazamiento al año, del centro de trabajo al centro de estudios, a los estudiantes a distancia que trabajen para él.

3. Cotizaciones sociales: en el caso de los empleadores, la base imponible es la masa salarial abonada durante el período impositivo a personas físicas, tanto en metálico como en especie. Ver apartado sobre Seguridad Social 

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Seguridad social

En la Federación Rusa, como se ha visto, el régimen de seguridad social es algo diferente al español. En Rusia existen distintos fondos para cada uno de los conceptos asegurables.
Los tipos aplicables en 2015 para los diferentes Fondos que integran el sistema de Seguridad Social, con un máximo en el 30,4 % de la base imponible, son los siguientes:

1) Fondo de Pensiones: (FP):

- 22 % hasta el límite establecido (711.000 Rublos de la base imponible, acumulativa desde el inicio del año, por cada trabajador).
- 10% cuando se supera el límite establecido

2) Fondo Federal de Seguro Médico Obligatorio: (FFOMS): 5,1 % (sin límite).

3) Fondos de la Seguridad Social:

a) Seguro social obligatorio en casos de incapacidad laboral transitoria y relacionados con la maternidad (FSS): 2,9 %, hasta el límite establecido (670.000 Rublos de la base imponible, acumulativa desde el inicio del año, por cada trabajador).

b) Seguro contra accidentes laborales y enfermedades profesionales del Fondo de la Seguridad Social (FSSAL): 0,4 %(sin límite).

Mensualmente el empleador efectúa 4 pagos independientes por la totalidad de sus empleados.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Relaciones colectivas; sindicatos; huelga

El Código Laboral de la Federación Rusa rige las relaciones laborales entre trabajadores y empleadores. Los principios básicos que rigen este código en lo referente a las relaciones colectivas no son diferentes de los que rigen la legislación laboral en otros países europeos. La ley contempla la posibilidad de firmar un convenio colectivo, pero no es obligatorio si ninguna de las partes lo reclama.

La constitución rusa en su artículo 37 reconoce el derecho de trabajadores a huelga como método de resolución de litigios laborales colectivos. No se admiten huelgas durante estado de guerra o de emergencia y en entidades relacionadas a las necesidades vitales del público (suministro de electricidad, de agua y de gas, calefacción, transporte aéreo, ferroviario y acuático, comunicaciones, hospitales) si la huelga amenaza a la defensa del país, seguridad del Estado, vida y salud de la población.

Las condiciones laborales en Rusia hacen que la huelga sea un fenómeno raro y poco utilizado en las relaciones laborales. Según las estadísticas oficiales, en 2014 se registraron sólo dos huelgas en toda Rusia (tres en 2013) que afectaron a 500 trabajadores (200 en 2013).

Volver a índice de Mercado de Trabajo

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex