Mercado de Trabajo

Régimen de contratación laboral

El órgano administrativo a quien compete el tema laboral es el Ministerio de Trabajo quien además de la planificación y supervisión del empleo se ocupa de las disputas laborales y de los visados por motivo de trabajo.

La Ley Laboral vigente es la aprobada en septiembre de 2005, en vigor desde el abril de 2006.

Los contratos laborales deberán ser redactados en árabe o en doble idioma (árabe y otro idioma). Hay que tener en cuenta que a efectos legales, el texto árabe prevalece en caso de litigio o contencioso.

La edad mínima para trabajar es de 14 años por lo que el trabajo infantil está prohibido aunque existen problemas con niños como trabajadores domésticos  y niñas emigrantes como prostitutas.

La edad de jubilación se establece en 60 años para los hombres y 55 años para las mujeres, salvo que ambas partes (empleador y empleado) estén de acuerdo en prolongar el contrato laboral.

El número de días de vacaciones anuales es entre 15 y 21 días, que se convertirán en 30 cuando el empleado haya trabajado ininterrumpidamente con el mismo empleador durante 5 años.

El coste de rescindir un contrato de trabajo es de 15 días de sueldo por año trabajado durante los primeros cinco años de trabajo y un mes por cada uno de los siguientes años.

No obstante, la participación de las mujeres en el mercado laboral es baja y se centra en el sector de la enseñanza, en sucursales bancarias y en centros comerciales destinados sólo a mujeres. La ley laboral discrimina a la mujer pues carece, según la Organización Mundial de Comercio (OMC) de sus derechos básicos. Hay segregación laboral en los puestos de trabajo por sexos y se calcula que la mujer recibe solo un 16% del salario de un hombre. Las mujeres tienen vedada el acceso a muchas profesiones tales como la abogacía, las primeras tres abogadas han sido autorizadas en mayo del 2015, o ingeniería, entre otras cosas, porque no se les permite acceder a sus correspondientes escuelas. Ciertos aspectos sociales también afectan a la empleabilidad de la mujer como es la prohibición de conducir vehículos o usar ciertos medios de transporte, lo que implica que la mujer debe disponer de su propio transporte personal o suministrado por la compañía. Las mujeres tendrán derecho a la baja laboral por maternidad 4 semanas antes de dar a luz y durante las 6 semanas posteriores.

A efectos práticos la Ley del Trabajo saudí establece que las mujeres tienen la libertad de trabajar en "áreas  adecuadas a su naturaleza" y no en "trabajos o industrias peligrosas" y que las empresas están obligadas a separar las mujeres de los hombres en el lugar de trabajo por lo que adoptarán las medidas necesarias para evitar que se mezclen.

Las trabajadoras deberán llevar ropa islámica o uniforme del empleador que será conservador, que cubra  y que no sea transparente. Está prohibido diferencias salariales  entre las trabajadoras y  los trabajadores contratados para iguales trabajos.

Los empleadores tienen prohibido el empleo de las trabajadoras de las fábricas y oficinas si el número total de trabajadores en el lugar de trabajo, por turno, es menor  de diez empleados.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Régimen de trabajadores extranjeros

Se calcula que existen unos 8,3 millones de trabajadores emigrantes lo que es más del 85% del empleo del sector privado. Adicionalmente hay legalmente unos 1,5 millón de empleadas domesticas que provienen principalmente de países asiáticos sobre todo Indonesia y Filipinas. Existe un número significativo de otros inmigrantes sin documentar.

La emigración cubre la inexistente oferta local para el trabajo manual, oficinas o en  empresas de servicios.

En muchos caos sufren abusos y  sobreexplotación por lo que algunas ONG, OMC  o Human Rights Watch no dudan en calificar de similares  a la esclavitud, ya que Arabia Saudí sigue manteniendo el tratamiento “kafala” o de esponsorización que ata al trabajador emigrante con su empleador lo que impide que el trabajador pueda cambiar de empleador o abandonar el país sin el consentimiento escrito del empleador o  sponsor  inicial. Este sistema permite al empleador retenerle el pasaporte, no pagarle los sueldos o forzar a trabajar al emigrante contra su voluntad.

En el marco de la política de saudización, el Ministerio de Trabajo ha establecido:

+ Existe una serie de actividades comerciales en las que el Ministerio de Trabajo prohíbe la contratación de no saudíes. En efecto esto ocurre para 56 categorías de puestos de trabajo, tales como los gestores administrativos y sus asistentes, gerentes de compras, secretarias, vendedores de concesionarios de automóviles y puestos de trabajo de relaciones públicas, así como en muchos establecimientos minoristas. Los sectores bancario y de seguros están muy “saudizados”

+ En 2011, el Ministerio de Trabajo presentó el Programa Nitaqat que se refiere a los esfuerzos del gobierno saudí para fomentar el empleo de los nacionales saudíes. El Programa Nitaqat clasifica las empresas en cuatro categorías siendo excelente, verde, amarillo y rojo.

La clasificación se basa en el porcentaje de “saudization”, ahora conocido como "nacionalización" en poder de cada una de las empresas. Las empresas clasificadas como excelente o verde se concederán ventajas en la mayoría de las solicitudes de visado y en las contrataciones de no saudíes.

Estas cuotas varían en función del sector y se sitúan entre el 5 y el 30% de la plantilla de una empresa.

En el pasado, los paquetes de remuneración del personal expatriado estaba divididos en diferentes elementos: salario base, coche,  vivienda o subsidio, cobertura médica, la educación para los niños y los billetes de avión para descanso en el país de origen. Hoy en día, sin embargo, los empleadores tienden sólo a pagar un sueldo, que cubra todos estos gastos, aunque en algunos casos existen prestaciones u otras bonificaciones atribuibles a las dificultades de conseguir casa u otra.

Además de su salario, los trabajadores contratados reciben un 'indemnización' al final de la vigencia del contrato. Arabia Saudí tiene legislado que la indemnización se basa en el valor de todo el paquete de remuneración incluyendo las primas, en su caso. 

La “indemnización” no tiene nada que ver con el seguro, pero es un bono de fin de contrato que se requiere por ley, que se pagará a los trabajadores expatriados como una especie de 'agradecimiento' por fin  de servicio.

La escalas de indemnización por lo general ascienden a 15  (en algunos casos 20) días de salario básico por cada año de empleo para los tres primeros años y posteriormente un mes de salario por cada año de trabajo.  

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Jornada laboral y permisos

La duración de la jornada laboral está limitada a 8 horas diarias y 48 horas semanales.

Durante el mes de Ramadán, la jornada laboral se reduce a 6 horas diarias y 36 horas semanales.

Las vacaciones anuales retribuidas son de 21 días naturales al año que pueden llegar hasta los 30 días después de 5 años de servicio en la empresa..

Se puede obtener permiso por enfermedad de hasta 120 días naturales al año con sueldo completo durante 30 días, el 75% del sueldo otros 60 días y sin sueldo otro mes.

Además, una vez en la vida laboral en la empresa y con la condición de acumular dos años de servicio, el empleado tiene derecho a entre 10 a 15 días de permiso retribuido para realizar el Haj. 

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Seguridad social

Arabia Saudí tiene un sistema de protección para los saudíes mientras que para los extranjeros mantiene exclusivamente una protección sanitaria en general.

En efecto Arabia Saudí, como los otros Estados del Golfo, puede financiar el bienestar de su pueblo sin necesidad de imponer muchas obligaciones financieras sobre ellos. Así a los saudíes se les proporciona automáticamente una amplia ayuda estatal, incluida la atención médica, por enfermedad y por maternidad, cuidado de niños, pensiones, las prestaciones por desempleo y, en algunos casos beneficios para vivienda y discapacidad.

Arabia Saudí tiene un generoso sistema de pensiones para los saudíes. Existen varios tipos de pensiones tales como jubilación, incapacidad y prestaciones en caso de supervivencia además de una indemnización global.

Además, los ingresos derivados de una pensión están exentos de tributación.

Dos entidades se ocupan de las pensiones: el Public Pension Agency (PPA)  se ocupa de las pensiones de los empleados públicos, tanto civiles como militares,  mientras que The General Organization for Social Insurance (GOSI) se ocupa del sector privado. Ambos tienen un sistema común  de "intercambio de beneficios" para maximizar los beneficios por jubilación de los empleados públicos que se trasladan desde el sector público al sector privado (y viceversa).

No se aplica el régimen  ni al servicio doméstico ni a los trabajadores de la pesca o en la agricultura. Los trabajadores por cuenta propia pueden adherirse al sistema voluntariamente.

Se financia con el 18% del salario mensual, con un límite mínimo de 1.500RS. El empleador paga un 19% y el otro 9% es por cuenta del trabajador.

Las condiciones para acogerse a los beneficios son similares a las existentes en otros países, salvo que puede hacerse a los 60 años -55 para la mujer- si se cumplen las condiciones de cobertura.

Se derivan pensiones vitalicias o un pago a tanto alzado.

En el caso de trabajadores extranjeros Arabia Saudí no tiene planes estatales o derivados de contribuciones obligatorios del empleador

Los trabajadores extranjeros tienen acceso a servicios médicos, pero para poco más. Arabia Saudí experimentó con un sistema de seguridad social hace unos años, diseñado para incluir a los trabajadores extranjeros y jubilados. El plan fue abandonado unos años más tarde, sin embargo, tuvo que crear un procedimiento de reembolsos para ya afiliados.

Existe además una protección por accidentes laborales que se aplica a todos los trabajadores sin discriminación de nacionalidad.

Lo financia exclusivamente el empleador con el 2% del sueldo, con un mínimo de 400 SR y un máximo de 45.000SR. No cabe la inclusión voluntaria del trabajador por cuenta propia.

Volver a índice de Mercado de Trabajo

Relaciones colectivas; sindicatos; huelga

Arabia Saudí no ha ratificado las Convenciones nº 97 y 98 de la Organización Mundial del Trabajo que se refiere a la Libertad de Asociación y al derecho de Asociación y  Negociación Colectiva.

El Código laboral no reconoce a los trabajadores en Arabia Saudí el derecho a la negociación colectiva o al derecho a la huelga. Tampoco se permite formar sindicatos o a manifestarse públicamente. Esto se aplica estrictamente por las autoridades.

El gobierno permite a las empresas que empleen a más de 100 saudíes, en ciertos sectores, la formación de los llamados “comités laborales”, cuyo funcionamiento fue regulado en abril de 2002. Estos comités pueden tratar ciertos aspectos de las condiciones de trabajo con la empresa que los contrata.  

Volver a índice de Mercado de Trabajo

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex