Régimen fiscal

Estructura general del sistema fiscal

La Constitución atribuye a la Unión Federal, a los Estados y a los Municipios la competencia para el cobro de tributos, que se subdividen en impuestos, tasas, contribuciones parafiscales y de mejora. La Constitución establece los siguientes principios rectores de la política fiscal del Gobierno:

  • Principio de No-Confiscación: En ningún caso la carga fiscal podrá tener carácter confiscatorio.
  • Principio de Legalidad: La materia tributaria sólo podrá ser regulada por ley.
  • Principio de Irretroactividad: El devengo del tributo no puede estar basada en hechos imponibles anteriores en el tiempo al establecimiento del tributo.
  • Principio de Uniformidad (Isonomia): La Unión no puede crear un impuesto que no sea uniforme en todo el país. Los contribuyentes en la misma situación deben tener el mismo trato tributario.
  • Principio de Anterioridad: No se puede cobrar un impuesto en el mismo ejercicio en que este fue creado.

La Constitución establece las competencias de cada nivel de gobierno para evitar duplicidades en materia impositiva y reserva la capacidad de establecer normas generales al gobierno federal, correspondiéndoles a los demás ámbitos de decisión el legislar suplementariamente. La administración y cobro de los impuestos federales es responsabilidad del Ministerio de Hacienda, que la ejerce a través de la Secretaria da Receita Federal (similar a la Agencia Tributaria Española). Esto lo convierte en un complejo sistema fiscal con diferentes tipos de tributos, de carácter federal, estatal y municipal, junto a otras cargas de carácter social. Además de esta diversidad tributaria, la complejidad del sistema radica en las constantes modificaciones fiscales, que obligan al empresario a un continuo seguimiento legislativo, no solo en el ámbito federal, sino también el de los 26 estados que integran la Federación, más el Distrito Federal, y en el de los municipios en los que vaya a desarrollar su actividad.

La reforma tributaria es una de las asignaturas pendientes de Brasil. La última reforma tributaria realizada en profundidad se remonta a los años sesenta. Desde entonces los diferentes gobiernos se han limitado a introducir modificaciones parciales.

Volver a índice de Régimen fiscal

Sistema impositivo (estatal, regional y local)

Siguiendo el criterio de nivel de competencias, podemos clasificar los impuestos y las cargas en Brasil en tres clases: federales, estatales y municipales. Los principales son:

Impuestos Federales

  • Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y Jurídicas (IRPF e IRPJ). El IRPF grava todo el producto del capital, del trabajo o de la combinación de ambos tomando como base el rendimiento bruto anual ajustado por las deducciones. Varía entre el 7,5% y el 27,5%. El IRPJ grava el beneficio real del ejercicio, o bien el beneficio presumido o arbitrado de una persona jurídica. Ronda el 15% con un adicional del 10% sobre el beneficio mensual que exceda los 20.000 reales.
  • Impuesto sobre la Importación (II). Grava cualquier entrada de productos de origen extranjero en territorio brasileño. Se basa en la Tarifa Externa Común del Mercosur.
  • Impuesto sobre la Exportación de Productos Nacionales o Nacionalizados (IE). Grava la salida de mercancías del territorio aduanero. Se calcula ultilizándose como base el precio normal que la mercancía alcanzaría en una situación de libre concurrencia en el mercado internacional. Actualmente varía entre el 30% y el 150%, aunque no hay muchos productos que sean gravados por este impuesto.
  • Impuesto sobre Productos Industriales (IPI). Grava la mercancía a la salida de un establecimiento industrial o aduana, ya sea producto nacional o extranjero.
  • Impuesto sobre Operaciones Financieras (IOF). Grava las operaciones de crédito, de cambio de seguros y de valores mobiliarios, contratadas con entidades financieras, aseguradoras, o intermediarios, y otras entidades autorizadas. La liquidación del contrato de cambio para la importación de servicios se encuentra reducida a cero para los pagos referentes a los siguientes conceptos: contratos de transferencia de tecnología registrados en el INPI, remuneraciones por software y remesa de leasing cuyo contrato este registrado en el Banco Central de Brasil. En 2014 se aumentó la cuota del 0,38% al 6,38% sobre las compras con tarjeta de débito en el exterior, extracciones de dinero en moneda extranjera y recargas prepago en moneda extranjera, medida que continua vigente en 2015.
  • Contribución Social sobre el Lucro Liquido (CSLL). Grava el beneficio obtenido por las sociedades. Su cálculo y liquidación es paralelo al del IRPJ. El tipo de gravamen general es del 9%, excepto en el caso de las entidades financieras, para las que el tipo es del 15%.
  • Programa de Integración Social y de Formación del Patrimonio del Servidor Público (PIS/PASEP), destinado a promover la integración del empleado en la vida y desarrollo de la empresa. Es un impuesto indirecto y su hecho impositivo es la facturación de la empresa. Es tipo impositivo básico es del 0,65%, según los casos. También se aplica a importación de bienes y servicios (Ley 10.865/2004)
  • Contribución para la Financiación de la Seguridad Social (COFINS). Los sujetos pasivos de este impuesto son las personas jurídicas y entidades equiparadas. Esta contribución es de carácter indirecto, como la del Programa de Integración Social (PIS), y su base imponible es, asimismo, muy semejante a la del PIS: comprende la facturación de mercancías y servicios de cualquier naturaleza. No integran la base del COFINS ni el PIS, ni el IPI, ni las devoluciones o cancelaciones y descuentos de ventas. El tipo impositivo básico es del 3% aplicable sobre dicha base imponible, y su liquidación tiene una periodicidad mensual. También se aplica a importación de bienes y servicios (Ley 10.865/2004)
  • Impuesto sobre la Renta en la Fuente. El impuesto es del 7,5% o 27,5%, dependiendo de la naturaleza de la renta, sobre los rendimientos y ganancias de capital de no residentes de fuentes pagadores brasileñas.

Impuestos Estatales

  • Impuesto sobre la Circulación de Mercancías y Servicios de Transporte Interestatal e Intermunicipal (ICMS). Tiene carácter estatal y grava las ventas de mercancías, así como los servicios de transporte de las mismas de un estado a otro, aunque no exista venta. El tipo aplicable lo fija cada estado, aunque respetando ciertas limitaciones que establece el Senado Federal. Los tipos generalmente varían entre el 7% y el 25%, siendo el tipo genérico del 18% (Rio de Janeiro, Sao Paulo, Minas Gerais y Rio Grande do Sul) o 17% (resto de estados.).
  • Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ITCMD). Las transmisiones mortis causa y las donaciones, cualquiera que sea el bien o derecho a que se refieran, están sujetas a un impuesto cuyo tipo de gravamen varia en cada estado, aunque sin rebasar el tope máximo fijado por el gobierno federal, del 15% sobre el valor venal de los bienes transmitidos.
  • Impuesto sobre Propiedad de Vehículos Automotores (IPVA). Incide sobre la propiedad del vehículos automotores de cualquier especie debiendo ser pagado por el propietario o responsable.

Impuestos municipales

  • Impuesto sobre la Propiedad de Bienes Inmuebles (IPTU). La propiedad de terrenos y edificios situados en un área urbana esta sujeta a un impuesto municipal de carácter anual “sobre la propiedad del inmueble”. La base imponible la constituye el valor venal del inmueble y el tipo aplicable varia de un municipio a otro, dependiendo de los sistemas que se empleen para valorar los bienes.
  • Impuesto de Transmisión de Bienes Inmuebles (ITBI). Este impuesto grava la transmisión, a titulo oneroso, de la propiedad inmobiliaria y de los derechos reales (salvo los de garantía) sobre inmuebles, así como la cesión del derecho de adquisición de esta clase de bienes. La base imponible es el valor venal del inmueble, correspondiendo a los municipios establecer el tipo impositivo aplicable, que suele oscilar entre el 2% y el 6%.
  • Impuesto sobre la Venta de Combustibles Líquidos (IVV). El IVV grava con el 3% la venta al por menor de combustible, excepto gasóleo. Se aplica únicamente en los municipios que lo hayan establecido (Río de Janeiro y Sao Paulo). Lo pagan los expendedores de combustibles.
  • Impuesto sobre Servicios (ISS). Se aplica con tasas que varían entre el 2% y el 5% sobre el precio del servicio. Las operaciones de cambio destinadas al cumplimiento de obligaciones de administradores de tarjetas de crédito o bancos comerciales serán tasadas al 2%. No obstante, las inversiones en títulos y aplicaciones de valores mobiliarios, así como las operaciones interbancarias realizadas entre instituciones en el exterior y bancos acreditados para operar en cambio en el país no están sujetas al ISS.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la renta de las personas físicas

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas grava los ingresos del contribuyente de forma progresiva. La base imponible está constituida por la diferencia entre los rendimientos obtenidos durante el año y las deducciones legalmente previstas.

En el año 2012, y con vigencia hasta final de 2015, se han modificado las tablas de retención. Éstas se dividen en 4 tramos que difieren uno del otro dependiendo del año. Además se ha aumentado el rango las cuotas de retención, ahora van del 7,5% al 27,5%. Para la presentación del IRPF en el año 2015 referente al ejercicio 2014, se tributa a partir de los 1.787,77 reales mensulaes.

El primer tramo abarca desde los 1.787,77 hasta los 2.679,29 reales al mes con una retención del 7,5%. El segundo tramo comienza en 2.679,29 y llega hasta 3.572,43 reales al 15%, mientras que el tercer tramo abarca desde 3.572,43 hasta 4.463,81 reales al 22,5%. Por último, por encima de los 4.463,81 se tributa al 27,5%.

Dicho impuesto será aplicable a las rentas mundiales de todos los individuos que tienen residencia en Brasil, independientemente del lugar donde fuese generada la renta.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre sociedades

En la actual normativa fiscal brasileña prevalece el principio universal (renta mundial) frente al territorial (renta local), de forma que una empresa debe soportar la misma presión fiscal con independencia de donde esté ubicada.

En Brasil se dan dos sistemas de gravamen de renta en concepto de IRPJ:

- Ganancia real: De una forma simplificada, el IRPJ es del 15%, más un adicional del 10% sobre el valor que supere, en el año, los 240.000 reales. La CSLL (Contribución Social) incide sobre esa misma base de cálculo a un tipo impositivo del 9%. Así, se puede decir que la tributación de la renta de las personas jurídicas estaría sujeta a un tipo de gravamen del 34%.

- Ganancia presunta: Es una opción puesta a disposición del contribuyente que cumpla determinados requsitos entre los que destaca que la empresa no puede tener facturación anual superior a 48 millones de reales ni realizar inversiones en el extranjero. Además no pueden optar por este régimen empresas caraterizadas como instituciones financieras. El contribuyente que tribute por este régimen será gravado sobre un importe que se presume como ganancia. No hay, en este caso, deducción de costes y gastos, sino que debe aplicarse un porcentaje de presunción estimado de ganancia, que varía de acuerdo con la actividad desarrollada por la empresa, sobre los ingresos devengados por ellas. Ese resultado será la base de cálculo del IRPJ así como la de la CSLL sobre la que se aplicarán el tipo impositivo.

No existe diferencia de tributación aplicable a las filiales de las empresas extranjeras implantadas en Brasil. Los beneficios de las filiales son considerados automáticamente a disposición de la matriz en el exterior, no importando cuando sean hechas las correspondientes remesas al exterior.

El beneficio tributable se determina después de deducir los costes y gastos necesarios para la obtención de las ganancias brutas derivadas de la actividad normal de la empresa y de cualquier negocio extraordinario. No obstante, hay que tener en cuenta que algunos gastos no son deducibles, en función de su naturaleza o de su cuantía. Al mismo tiempo, existen elementos considerados exentos del impuesto cuando se realiza el cálculo del beneficio tributable de la sociedad.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre el consumo

No existe un impuesto sobre el valor añadido. Se tributa por una serie de impuestos sobre las ventas, que inciden tanto sobre productos como sobre servicios. Existen dos tipos diferentes de impuestos sobre ventas, según la naturaleza de la operación:

  • Impuesto sobre Productos Industriales (IPI)
  • Impuesto sobre Circulación de Mercancías y Servicios (ICMS)

A lo ya indicado sobre el IPI y el ICMS, puede añadirse que el IPI es un impuesto federal que incide sobre la industrialización nacional de productos y la importación de productos extranjeros y debe ser pagado por los respectivos fabricantes y /o importadores. El pago del IPI sobre materias primas, productos semiacabados y material de embalaje puede constituir crédito fiscal. El tipo impositivo del IPI varía de acuerdo con la naturaleza del producto, siendo aplicados tipos más elevados a productos no considerados esenciales, tales como: bebida, tabaco, cosméticos, etc. Los tipos impositivos se reflejan en la Tabela de Incidência do Imposto sobre Produtos Industrializados. La tabla actual entró en vigor el 01.01.2012.

El ICMS, por su parte, es un impuesto estatal semejante al IPI e incide sobre todos los tramos de la venta, desde la venta por el fabricante hasta el consumidor final. El ICMS varía de un estado a otro. Normalmente, debido a los convenios celebrados entre los estados de la Unión, se conceden exenciones, reducciones e incentivos fiscales sobre este impuesto.

Volver a índice de Régimen fiscal

Otros impuestos y tasas

Contribución Social sobre el Lucro Líquido

Las empresas brasileñas, incluyendo las instituciones financieras, están sujetas a la retención de la Contribución Social sobre el Lucro Líquido (CSLL). La base de cálculo de esa contribución es el beneficio líquido ajustado por los aumentos, exclusiones y compensaciones previstas en la legislación tributaria. La base de cálculo obtenida podrá ser compensada con bases de cálculo negativas de periodos anteriores, hasta el límite del 30%. Desde el 28/09/1999, la base de cálculo de CSLL está sujeta al principio de universalidad, es decir, que los beneficios y rendimientos de capital obtenidos en el exterior por empresas brasileñas está sujeta a CSLL. En la actualidad, el porcentaje de la CSLL es del 9% y desde 1997 dejó de ser deducible a efectos de la determinación del beneficio real, base de cálculo del IRPJ.

COFINS y PIS / PASEP

La Ley nº 9.718, de 17 de Noviembre de 1998, estableció, con base en la enmienda constitucional nº 20 de 16 de Diciembre de 1998, que a partir de 1 de febrero de 1999, todas las empresas, incluidas las instituciones financieras, deberían contribuir al fondo conjunto del Programa de Integración Social y del Programa de Formación del Patrimonio del Servidor Público (PIS/PASEP), al igual que tributar a título de la Contribución para la Financiación de la Seguridad Social (COFINS). La base de calculo de ambas contribuciones sociales es la facturación de la empresa, definida por la Hacienda Pública brasileña como receita bruta, que comprende la totalidad del beneficio, con independencia de la actividad ejercida y de la clasificación contable adoptada. La Ley nº 10.637 de 30 de diciembre de 2002 introdujo algunas alteraciones en la legislación tributaria federal, especialmente en lo que se refiere a la no acumulación del PIS/PASEP. Bajo este nuevo régimen la cuota se fijo en un 1,65%, y de acuerdo con las reglas establecidas por dicha ley la contribución PIS/PASEP únicamente incide sobre el valor añadido de la persona jurídica.

Por otro lado, algunas empresas (las empresas que tributan por el impuesto con base a un beneficio presumido, sistema SIMPLES, o las propias instituciones financieras) permanecen sujetas al anterior régimen de cobro del PIS/PASEP, por el cual la contribución líquida es del 0,65% conforme al sistema acumulativo. Las cantidades pagadas por este concepto PIS/PASEP se consideran gastos deducibles a fin de determinar la base de cálculo del IRPJ y de la CSL.

En 2015 fue aprobada la Ley 13.137/2015, mediante la cual se aumenta el importe del impuesto tanto para el PIS/PASEP como para el COFINS. De acuerdo a la nueva legislación, la cuota del PIS pasa del 1,65% a 2,1% y la de la COFINS del 7,6% al 9,65%, sumando ambos impuestos un tipo del 11,75% (hasta ese momento la carga impositiva era del 9,25%). Además, el valor del impuesto sufre un incremento aún mayor en el caso de algunos productos concretos: productos farmacéuticos, productos de perfumería e higiene personal, maquinaria y vehículos, neumáticos, cámaras de aire y piezas de automóvil.

Volver a índice de Régimen fiscal

Tratamiento fiscal de la inversión extranjera

Brasil ha firmado diversos Tratados para evitar la Doble Imposición con los siguientes países. Se pueden consultar en el siguiente enlace:
http://www.receita.fazenda.gov.br/Legislacao/LegisAssunto/AcorDupTrib.htm

Debe destacarse que Brasil no es miembro signatario de la OCDE. Por ello, en algunas situaciones, las reglas tributarias establecidas en la normativa local siguen otros criterios distintos a los modelos, instrucciones y directrices establecidas por la OCDE.

El Convenio para evitar la Doble Imposición suscrito entre España y Brasil de fecha 14 de noviembre de 1974, y actualizado en septiembre de 2003, establece los siguientes límites en el reparto de competencias de gravamen entre ambas jursdicciones:

  • Dividendos: Como norma general, los impuestos sobre los dividendos pagados por una sociedad brasileña a una española, pueden pagarse en España. Sin embargo, estos dividendos pueden someterse a imposición en Brasil (gravamen en la fuente), de acuerdo con la legislación. Este impuesto nunca excederá del 15% del importe bruto de los dividendos. Este párrafo no afecta a la imposición de la sociedad por los beneficios con cargo a los que se paguen los dividendos.
  • Intereses: Como norma general los intereses procedentes de una empresa o institución brasileña pagados a una empresa española, pueden someterse a imposición en España. Sin embargo, estos intereses pueden someterse también a imposición en Brasil (gravamen en la fuente), de acuerdo con la legislación brasileña. El impuesto así exigido no puede exceder del 15% del importe bruto de los intereses. En el caso de intereses pagados a instituciones financieras de un Estado, por razón de préstamos y créditos concedidos por un plazo mínimo de diez años y con objeto de financiar la adquisición de bienes de equipo y utillaje, la retención en fuente no podrá exceder del 10% del importe bruto de los intereses.
  • Cánones: los cánones procedentes de Brasil pagados a una empresa española pueden someterse a imposición en España. Sin embargo, estos cánones pueden someterse a imposición en Brasil (gravamen en la fuente), de acuerdo con la legislación brasileña. El impuesto así exigido no puede exceder del 10% del importe bruto de los cánones provenientes del uso o la concesión de derechos de autor sobre obras literarias, artísticas o científicas (incluidas las películas cinematográficas, filmes o cintas de grabación de programas de televisión o radiodifusión), y del 15% en todos los demás casos. Debe tenerse en cuenta que Brasil no sigue necesariamente la definición de canon de acuerdo con el Modelo de Convenio de la OCDE de forma que las autoridades brasileñas tienden a realizar una interpretación más amplia de esta figura englobando bajo la calificación de canon determinadas prestaciones de servicios.
  • Beneficios empresariales: Como norma general, el Convenio establece que los beneficios de una empresa brasileña solamente pueden someterse a imposición en Brasil, a no ser que la empresa efectúe operaciones en España por medio de un establecimiento permanente. En este último caso, los beneficios de la empresa pueden someterse a imposición en España, pero sólo en la medida en que puedan atribuirse al establecimiento permanente. Lo mismo ocurre con las empresas españolas con establecimiento permanente en Brasil. En la práctica se observa que determinadas rentas calificadas como beneficio empresarial en otras jurisdicciones en Brasil son calificadas como otro tipo de renta sujeta a gravamen en fuente aún en caso de no haber sido obtenidas a través de establecimiento permanente.

Volver a índice de Régimen fiscal

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex