Régimen fiscal

Estructura general del sistema fiscal

La estructura fiscal de Canadá se basa en el federalismo fiscal, que comprende la asignación de potestades tributarias, la distribución de responsabilidades o competencias y un conjunto de transferencias intergubernamentales. El sistema fiscal canadiense comprende impuestos de carácter federal, provincial o territorial y local.

Los impuestos federales son recaudados por la Agencia de Ingresos Canadiense (Canada Revenue Agency - CRA). A través de acuerdos de recaudación de impuestos, el Gobierno federal recauda y remite a las provincias los siguientes impuestos:

-Los impuestos de la renta a las personas físicas, excepto en Quebec.

-Los impuestos de sociedades, excepto en Quebec y Alberta.

-Los impuestos por ventas provinciales en Nuevo Brunswick, Nueva Escocia, Terranova y Labrador, Ontario y la Isla del Príncipe Eduardo.

En Quebec, la recaudación de impuestos del Gobierno federal, como el GST (Good and Services Tax, equivalente al IVA), se realiza a nivel provincial y se remite a Ottawa con posterioridad.

Volver a índice de Régimen fiscal

Sistema impositivo (estatal, regional y local)

El Gobierno federal puede hacer uso de cualquier método impositivo. Los principales impuestos federales son el impuesto sobre la renta, el impuesto sobre sociedades, el impuesto sobre el valor añadido (GST) y las retenciones (withholding tax) sobre los ingresos obtenidos por los no residentes (a partir del 1 de enero de 2008 se eximió de imposición el pago de intereses entre partes independientes).

Los gobiernos provinciales gravan con impuestos directos a las personas físicas o jurídicas que residen en sus territorios y establecen en la mayoría de casos impuestos indirectos a las ventas (Provincial Sales Tax – PST o Harmonized Sales Tax – HST, que es la combinación del GST federal con el PST provincial). Además de éstos, hay impuestos que gravan la transmisión de inmuebles e impuestos sobre la nómina de salarios así como impuestos especiales sobre la gasolina.

Los municipios imponen y recaudan impuestos sobre la propiedad de bienes inmuebles.

Convenio de doble imposición

España y Canadá tienen suscrito un acuerdo para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal. El acuerdo original de 1976 fue modificado en 2014 para modernizar su contenido.

El acuerdo de doble imposición se aplica en España al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas; al Impuesto sobre Sociedades; al Impuesto sobre la Renta de No Residentes; a los impuestos locales sobre la renta; y al Impuesto sobre el Patrimonio. En Canadá, se aplica a los impuestos exigibles por el Gobierno de Canadá conforme a la Ley del Impuesto sobre la Renta de este país.

El acuerdo fija, en general, el principio de tributación compartida entre los países firmantes de las rentas y ganancias obtenidas por no residentes en el otro Estado contratante y unos tipos reducidos para determinadas rentas:

-          Dividendos: hasta un máximo del 15% del beneficio bruto de los dividendos. Se reduce el tipo impositivo al 5% si el beneficiario efectivo es una sociedad (distinta de una sociedad de personas "partnership") que posea directamente al menos el 10 por ciento del capital de la sociedad que paga los dividendos;

-          Intereses: Si el beneficiario efectivo de los intereses es un residente del otro Estado contratante, el impuesto exigido no podrá exceder del 10 por ciento del importe bruto de los intereses;

-          Cánones: El impuesto no puede exceder del 10% del importe bruto de dichos cánones, siempre y cuando estos estén sujetos a imposición en el otro estado contratante. Esto no incluye los cánones pagados en virtud de derechos de autor y otras remuneraciones similares que solo tributan en el Estado de residencia del que los percibe, siempre y cuando estén sometidos a gravamen.

-          Pensiones: El impuesto no puede exceder la menor de las dos cantidades resultantes de aplicar un gravamen del 15% al importe bruto de la pensión o anualidad o el equivalente del impuesto que el beneficiario debiera pagar al año, si hubiera sido residente del estado contratante de donde proviene el pago.

La doble imposición se elimina dando la posibilidad al contribuyente, persona física o sociedad, de deducir del impuesto a pagar en su lugar de residencia fiscal el importe del impuesto satisfecho en el otro Estado.

Para poder acogerse a los tipos reducidos de imposición del convenio mencionados anteriormente, y dado que la recaudación de estos impuestos se hace por retención a cuenta por parte del pagador, el contribuyente debe acreditar ante el pagador su derecho a acogerse a los privilegios del convenio de doble imposición mediante certificación de domicilio fiscal emitido por la Agencia Tributaria de su lugar de residencia.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la renta de las personas físicas

La renta del contribuyente la componen los rendimientos del trabajo, de las actividades económicas y del capital (mobiliario e inmobiliario), además de las ganancias y pérdidas patrimoniales, así como las imputaciones de renta. El impuesto a las personas físicas es de tipo combinado, es decir, tanto el Gobierno federal como el provincial aplican su propia imposición. La metodología de cálculo aplicada es la misma tanto por las provincias como por la administración general.

El tipo impositivo federal varía entre el 15% y 33%, mientras que los tipos provinciales lo hacen desde un mínimo del 4% en Nunavut hasta un máximo del 25,75% en Quebec. Los límites de ingresos para establecer el tipo impositivo son diferentes en cada provincia.

La tributación personal es mucho más alta en Canadá que en EE.UU., aunque los efectos de la mayor imposición sobre la renta están mitigados por unos impuestos más bajos sobre la nómina de salarios, como veremos más adelante, y por servicios de sanidad más baratos.

Como residentes canadienses, las personas físicas deben declarar todas las rentas obtenidas tanto de ingresos como de pagos dentro y fuera de Canadá. Si la fuente del ingreso es extranjera, se deberá declarar el ingreso o el gasto en dólares canadienses (usando la tasa del Banco de Canadá del día que se registra el ingreso o se realiza el pago).

Otra característica destacada de este impuesto es que si el contribuyente posee una propiedad en el extranjero valorada en más de 100.000 $ CAD en cualquier momento desde 2009, ésta debe ser declarada. Así como la posesión de más del 10% del accionariado de una empresa no canadiense.

Se deben declarar de igual manera los préstamos o las transferencias de fondos desde o hacia una compañía fiduciaria no residente en Canadá.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre sociedades

El tipo de gravamen general del impuesto sobre la renta de sociedades federal es del 15%, efectivo al 1 de enero de 2012.

Las empresas consideradas pequeñas bajo estándares federales, con mayoría de capital canadiense, aplican un tipo inferior del 10,5%, en vigor desde el 1 de enero de 2016. [Fuente: CRA]

La Agencia Tributaria de Canadá (Canada Revenue Agency o CRA) se encarga de la recaudación del impuesto de sociedades en la mayoría de las provincias del país, exceptuando Quebec y Alberta. Esta particularidad se produce ya que no hay acuerdos de recaudación impositiva entre la administración federal y estas provincias. La provincia de Ontario transfirió a principios de 2008 la competencia de recaudación del impuesto de sociedades al CRA.

A nivel provincial, generalmente existen dos tipos de tasas, una alta y otra baja.

El tipo más bajo se aplica a cualquiera de los dos casos siguientes:

· A la renta de las empresas consideradas pequeñas bajo estándares federales.

· A la renta de las empresas delimitadas dentro de los estándares particulares establecidos en cada provincia o territorio.

Normalmente se trata de las PYMES.

El tipo más alto se aplica a cualquier otro ingreso.

La siguiente tabla muestra los impuestos de sociedades efectivos en 2017 por provincias. 

Provincia o territorio Tipo bajo Tipo alto
Terranova y Labrador 3% 15%
Nueva Escocia 3% 16%
Isla del Príncipe Eduardo 4,5% 16%
Nuevo Brunswick 3% 14%
Quebec 8% 11,9%
Ontario 4,5% 11,5%
Manitoba 0% 12%
Saskatchewan 2% 11,5%
Alberta 2% 12%
Columbia Británica 2% 11%
Yukón 2% 12%
Territorios del Noroeste 4% 11,5%
Nunavut 4% 12%

Actualizado a 17/05/2017

Los beneficios de la empresa residente, sean obtenidos dentro o fuera de Canadá, se calculan según los criterios contables generalmente aceptados. Canadá ha adoptado los estándares internacionales de información financiera (International Financial Reporting Standards, IFRS).

Las rentas de inversiones se contabilizan a efectos fiscales, según el principio del devengo, excepto los dividendos que se computan en el momento del cobro.

En general, son gastos deducibles sólo aquellos que se estiman necesarios para generar los ingresos correspondientes. Existen reglas específicas, no obstante, para determinar la amortización de los edificios, las contribuciones de equipos, el mobiliario, los intangibles y los gastos de investigación.

En los edificios y bienes duraderos se pueden aplicar al coste unas cuotas de amortización anual que no excedan las fijadas en las tablas que publica la Agencia de Ingresos, llamadas Capital Cost Allowance (CCA).

Según las últimas tablas algunas de las CCA en vigor son las siguientes:

-Edificios: 4%, 5%, 10% dependiendo del tipo de edificio y de su fecha de adquisición

-Automóviles: 30%

-Muebles, equipamiento y maquinaria: 20%, 30%, 45%, 55% dependiendo de la durabilidad y la fecha de adquisición

-Moldes y herramientas: 100%

Existen esquemas de amortización acelerada para algunas instalaciones de minería y para las plataformas marinas de perforación.

Los derechos de propiedad intelectual y las licencias se pueden depreciar linealmente sobre el menor del período de vida útil del activo o de la duración de vida legal del mismo.

La investigación científica y el desarrollo experimental de técnicas y de productos son la preocupación central del Gobierno de Canadá para aumentar la productividad de la economía. En consecuencia, el tratamiento de los gastos de investigación y desarrollo es fiscalmente muy generoso con la doble finalidad de atraer a Canadá las empresas más innovadoras y de aumentar los gastos de investigación realizados en Canadá por parte de cualquier empresa aunque concentre su actividad productiva en el resto del mundo.

Las actividades contempladas en la definición fiscal de I+D son la investigación, el desarrollo del producto y las pruebas de prototipos. Están explícitamente excluidas actividades como el control de calidad, el contraste sistemático, la investigación de mercados, las alteraciones de estilo o la producción comercial de un material, producto o instrumento nuevo o modificado. Todos estos gastos, siempre que se realicen en Canadá, tanto los corrientes como los de capital - excepto, en este último caso, los realizados en la adquisición de edificios con posterioridad a 1987 - se pueden deducir de la base tributaria del año corriente o, si se prefiere, con posterioridad. El Gobierno federal o de las provincias otorgan un crédito fiscal de hasta un 15% de los gastos que realice la empresa en inversiones de I+D. Por otra parte, se han eliminado por completo los créditos y deducciones para gastos de capital en I+D en los ejercicios fiscales posteriores a 2013. Independientemente de lo anterior, cada provincia puede ofrecer incentivos fiscales adicionales para inversiones de I+D.

Por último, reducen también la base tributaria del impuesto de la renta de sociedades las cuotas de otros impuestos si están relacionados con la generación de rentas. Así, se pueden deducir de la base los impuestos municipales sobre los edificios utilizados en la obtención de rentas derivadas de la propiedad o de la empresa. También se pueden deducir los impuestos provinciales sobre el capital.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre el consumo

El tipo impositivo del impuesto federal sobre el valor añadido (GST) es del 5%. Éste se aplica siempre sobre el precio de venta.

También existe un impuesto provincial (PST) que varía según la provincia de aplicación. En todas las provincias excepto en Quebec, el PST se aplica sobre el precio de venta. En Quebec se calcula el PST sobre el precio del bien o servicio una vez aplicado el GST.

En algunas provincias existe el HST (impuesto armonizado sobre ventas), que combina la imposición federal (GST) con la provincial (PST). El HST va desde un 13% hasta un 15% (X% provincial y 5% federal) y su objetivo es lograr una mayor efectividad en la recaudación de los impuestos indirectos y sobre todo abaratar costes. Nueva Escocia, Nuevo Brunswick y Terranova y Labrador aplican este impuesto armonizado desde 2008, Ontario desde el 1 de julio de 2010 y la Isla de Príncipe Eduardo desde el 1 de abril de 2013. La Columbia Británica adoptó el HST el 1 de julio de 2010, pero lo revocó tras un referéndum y ha vuelto al sistema de GST + PST el 1 de abril de 2013.

Se muestra a continuación la tabla con los porcentajes del PST y GST/HST por provincias para el 2017.

Provincia o territorio PST GST/HST
Columbia Británica 7% 5% GST
Alberta n/a 5% GST
Saskatchewan 5% 6% GST
Manitoba 8% 5% GST
Ontario n/a 13% HST
Quebec 9,975% 5% GST
Terranova y Labrador n/a 15% HST
Nueva Escocia n/a 15% HST
Nuevo Brunswick n/a 15% HST
Isla del Príncipe Eduardo n/a 15% HST
Territorios del Noroeste n/a 5% GST
Nunavut n/a 5% GST
Yukon n/a 5% GST

Actualizado a 17/05/2017

Volver a índice de Régimen fiscal

Otros impuestos y tasas

Impuestos sobre la nómina, contribuciones sociales (Payroll taxes)

Los impuestos sobre la nómina incluyen tres deducciones sobre las nóminas de los trabajadores:

- Deducciones a cuenta del impuesto sobre la renta.

- Deducciones del subsidio de desempleo (EI).

- Deducciones para cotizar al plan de pensiones público (CPP).

Algunas provincias también aplican un impuesto sobre la nómina para financiar el sistema de salud. [Ver Employer Health Tax Act Ontario y Health Services Fund Quebec]

Impuesto sobre el seguro de salud y recetas médicas (Health and Prescription insurance Taxes)

Ontario aplica un impuesto para el mantenimiento y desarrollo del sistema de salud provincial que se incluye en la imposición sobre la renta. En otras provincias como Alberta y la Columbia Británica, la aportación se recauda fuera del sistema general, eximiendo del pago a las personas con rentas menores.

Por otro lado, Quebec obliga a sus residentes a pagar un seguro para obtener las recetas médicas (Québec prescription drug insurance plan).

Impuestos de la propiedad (Property Taxes)

La administración local se encarga de gravar las propiedades residenciales, industriales y comerciales. Supone cerca del 10% del total de impuestos recaudados en Canadá.

Impuestos especiales (Excise Taxes)

Tanto el Gobierno federal como los provinciales gravan la gasolina, el tabaco, el alcohol y el aire acondicionado de los vehículos. Cabe destacar que la mayor parte del precio de venta del tabaco y el alcohol proviene de este impuesto. De hecho, Canadá aplica uno de los mayores impuestos del mundo para estos bienes.

Volver a índice de Régimen fiscal

Tratamiento fiscal de la inversión extranjera

Los inversores extranjeros que realizan negocios en Canadá están sujetos a las mismas normas tributarias que otras empresas. Además, los inversores extranjeros que llevan a cabo negocios a través de sucursales canadienses de empresas no residentes, son gravados en Canadá sobre la base del ingreso obtenido en el país.

El tratamiento fiscal de inversiones extranjeras varía en función del concepto:

Dividendos

Una empresa puede deducir los dividendos recibidos de otra empresa (por ejemplo, los dividendos entre empresas) siempre y cuando los beneficios sobre los cuales se pagan hayan tributado. Cuando los dividendos se distribuyen a accionistas individuales, éstos gozan de un crédito impositivo que permite reducir el tipo efectivo al que tributan estas rentas.

Intereses sobre créditos externos, regalías

En general se aplica una retención impositiva del 25% sobre los intereses pagados por residentes canadienses a acreedores extranjeros, pagos por cuenta de rentas y otros pagos similares. Esta renta se reduce en el caso de los pagos efectuados a residentes de un país con el cual Canadá haya celebrado un tratado bilateral para evitar la doble imposición; la tasa mínima es del 10%. En el caso de España, el pago para dividendos e intereses es de 15%, mientras que es de 10% para regalías.

Servicios contratados fuera de Canadá

En general, se aplica una retención impositiva del 15% sobre los honorarios, comisiones u otros montos pagados por servicios prestados en Canadá por no residentes.

Inversión en activos tangibles

En general, los gastos de inversión en activos tangibles pueden no ser deducibles del ingreso imponible en el año en que se han incurrido. Se deprecian a lo largo de varios años sobre una base de saldos decrecientes como "asignación por costo de capital". En el sistema de asignación por costo de capital, los activos tangibles se clasifican en "clases". Cada clase tiene una diferente tasa de depreciación. Existen 43 clases diferentes de activos tangibles y las tasas oscilan entre el 1% y el 100%; las principales clases son edificios y otras estructuras, que se deprecian al 5%, y maquinarias y equipos, que se deprecian al 25% (CCA).

Volver a índice de Régimen fiscal

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex