Régimen fiscal

Estructura general del sistema fiscal

En una economía estatalizada, donde la gran mayoría de los ingresos del Estado proviene directamente de la propiedad de las fuentes de producción o de distintas fórmulas de imposición indirectas, el Sistema Tributario se relegó históricamente a un lugar secundario.

En 1994 se aprobó la Ley 73 con una nueva formulación de los Tributos y se creó la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT), dependiente del Ministerio de Finanzas y Precios, organismo responsable de la política del sector y del establecimiento de regulaciones al respecto. Esta ley fue derogada en 2012 por la  la Ley 113/12, del Sistema Tributario que regula todo lo relacionado con los diferentes impuestos que son de aplicación en el país.

La Ley 113/12 es la base del actual Sistema Tributario general cubano. Establece 25 tributos, integrados por 19 impuestos, 3 tasas y 3 contribuciones.

La nueva Ley regula en la generalidad de los tributos las personas obligadas a su pago, los hechos y bases imponibles, los tipos impositivos y las reglas para la determinación del tributo. También establece que las modificaciones en el pago de los tributos y las personas a las que se exigen se realizarán a través de las Leyes Anuales de Presupuesto del Estado, por lo que pueden existir tributos que aparecen en la Ley 113/12 que no sean de aplicación temporal si así lo establece la Ley del Presupuesto anual.

En general se establece que la Ley tendrá una aplicación gradual en la medida en que avance la implementación de los Lineamientos Económicos que se están aplicando en el país como base de los cambios económicos y estructurales. También se establecen determinados beneficios fiscales para estimular el cumplimiento del pago de tributos en determinadas modalidades o sectores económicos.

Se excluye de lo dispuesto en esta normativa general a las empresas creadas al amparo de la Ley de Inversión Extranjera (salvo los inversionistas en contratos de administración hotelera, productiva o de servicios y la prestación de servicios profesionales, que sí tributan con arreglo a la Ley 113) y a las empresas que se radiquen en la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZED Mariel) que, en ambos casos, tienen un régimen tributario diferenciado y particular.

Volver a índice de Régimen fiscal

Sistema impositivo (estatal, regional y local)

Por la centralización del sistema económico y político de Cuba, no se puede hablar de impuestos locales o regionales. Los únicos impuestos establecidos, con sus características particulares, son los impuestos, tasas y contribuciones reglamentados en la Ley 113/12 y, en el caso de Inversión Extranjera, en la Ley 118/14 y Decreto-Ley 313/13 (específico para la Zona Especial de Desarrollo de Mariel).

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la renta de las personas físicas

Son sujetos de este impuesto las personas naturales cubanas y extranjeras con residencia permanente por los ingresos obtenidos cualquiera sea el país de origen de los mismos. También son sujetos pasivos las personas naturales cubanas y extranjeras que NO tengan residencia permanente en Cuba, por todos los ingresos que obtengan o generen en el territorio nacional e independientemente del plazo de tiempo que permanezcan en territorio cubano dentro de un mismo año fiscal. Se elimina, en este caso, el plazo mínimo de 180 días que establecía la anterior ley para determinar si se era sujeto pasivo o no.

El hecho imponible lo forman los ingresos obtenidos por el ejercicio de actividades de trabajo por cuenta propia; desarrollo de actividades intelectuales, artísticas, etc.; ejecución de actividades industriales, de prestación de servicios, agrícolas y pecuarias; dividendos o participaciones de utilidades de empresa; arrendamiento de bienes muebles e inmuebles; venta de bienes muebles e inmuebles; salarios; gratificaciones o remuneraciones adicionales al salario; otras fuentes que generen ingresos en efectivo o especie.

 * La base imponible para los residentes se establece por los ingresos obtenidos en el año fiscal, independientemente del país de origen de los ingresos, tras descontar:

  • mínimo exento de 10.000 CUP (pesos cubanos no convertibles).
  • 10% general de gastos.
  • tributos pagados.
  • pagos de contribución establecidos.

El tipo impositivo se establece a través de una escala progresiva y va de un 15% para rentas hasta 10.000 CUP hasta un 50% para rentas superiores a 51.000 CUP. La moneda de pago serán CUP.

* La base imponible para los no residentes son los ingresos obtenidos en el territorio nacional sin deducción alguna. 

El tipo impositivo será del 15% del total de los ingresos obtenidos. La moneda de pago serán divisas.

Como en el caso de sociedades, también es de aplicación el Convenio para Evitar la Doble Imposición, vigente entre Cuba y España.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre sociedades

La Ley 113 establece un impuesto sobre utilidades (beneficios) al que están sujetas las personas jurídicas, cubanas o extranjeras, cualquiera que sea su forma de organización o régimen de propiedad y que provengan de actividades económicas, elementos patrimoniales no vinculados con actividad económica y actividades que constituyen su objeto social.

Son sujetos pasivos de este impuesto las personas jurídicas cubanas por todos sus ingresos cualquiera que sea el país de origen de estos y las personas jurídicas extranjeras por los ingresos obtenidos en Cuba cuenten o no con establecimiento permanente en Cuba.

Se entiende como establecimiento permanente lo siguiente:

  • sedes de dirección, sucursales, oficinas, fábricas, talleres, instalaciones, almacenes, tiendas y otros establecimientos;
  • obras de construcción, instalación o montaje con duración superior a un año;
  • agencias o representaciones autorizadas a contratar en nombre y por cuenta del sujeto pasivo;
  • instalaciones mineras, agrarias, pecuarias, forestales o de cualquier otro recurso natural;
  • prestación de servicios empresariales, incluidos consultoría o gerenciales, siempre que su duración sea superior a seis meses dentro de un periodo cualquiera de doce meses;
  • otros lugares de trabajo en los que realice todo o parte de su actividad.

La base imponible es la utilidad neta y, si no es posible determinarla, los ingresos brutos.

El tipo impositivo es:

  • de hasta un 35% sobre la utilidad neta imponible en el caso de entidades cubanas y extranjeras con establecimiento permanente.
  • de un 4% (retención de la empresa pagadora o el agente mediante el que trabajen) para personas jurídicas extranjeras que no tengan establecimiento permanente en Cuba.

El pago del impuesto sobre utilidades se efectuará mediante la presentación de Declaración Jurada en la agencia bancaria correspondiente al domicilio del contribuyente dentro del trimestre siguiente al vencimiento del período impositivo.

La Declaración Jurada es obligatoria con independencia de que se trate de personas exentas de pago, que hayan obtenido pérdidas, que no hayan tenido operaciones en el año fiscal o que no resulte impuesto a pagar.

Las personas jurídicas extranjeras con ingresos en Cuba y sin establecimiento permanente no deben presentar Declaración Jurada (salvo que expresamente se lo solicite la ONAT).

Entre Cuba y España hay firmado un Convenio para Evitar la Doble Imposición que entró en vigor en el año 2001 y que establece que los impuestos tanto personales como societarios pagados en Cuba por personas jurídicas o físicas españolas serán deducibles en España.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la el patrimonio

La Ley 113/12 establece varios impuestos, tasas y contribuciones que son aplicables, como se ha indicado, en la totalidad del territorio cubano. A continuación se hace un desglose de los principales a tener en cuenta. No se hace un análisis exhaustivo, sino una explicación somera de los principales. Para cualquier información más detallada, se recomienda consultar a la Oficina Nacional de Administración Tributaria de Cuba, perteneciente al Ministerio de Finanzas y Precios www.mfp.cu.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre el consumo

No existe IVA en Cuba, aunque las empresas estatales que controlan la distribución minorista en CUC cargan unos «márgenes comerciales» de entre un 80% (para los productos locales) y un 240% (para los importados de alta gama) que actúan como un impuesto indirecto a la venta minorista. En 2016 se redujeron algunos de estos márgenes comerciales, sobre todo en lo que afecta a los productos considerados de primera necesidad (aceites, algunos cárnicos, otros comestibles, algunos productos de limpieza e higiene, etc.).

Volver a índice de Régimen fiscal

Otros impuestos y tasas

Impuesto sobre la Propiedad o Posesión de Determinados Bienes.- Equivalente a un impuesto sobre el patrimonio a que están obligadas las personas naturales y jurídicas, cubanas y extranjeras, propietarias de viviendas y solares, embarcaciones, transporte terrestre y tierras agrícolas. Estos bienes, en el caso de personas físicas extranjeras tengan o no establecimiento permanente en Cuba, se circunscriben a tres casos muy concretos: 

  1. Posesión de una vivienda en Cuba comprada en su día al amparo de la Ley 77/95 que dio la posibilidad a que un extranjero invirtiera en unas determinadas promociones inmobiliarias que se pusieron en marcha durante los años 90. La base imponible la constituye el valor de adquisición de la vivienda objeto de imposición. El tipo impositivo aplicable a la base imponible es el 2% anual. 

  2. Matriculación de una embarcación en Cuba. Las embarcaciones se clasificarán en función de sus características (propulsión, remos, velas, destino, etc) y pagarán unos tipos impositivos diferentes según sea esta clasificación.

  3. Posesión de un vehículo en Cuba. La propiedad de un vehículo en Cuba por parte de un extranjero solamente es posible en el caso de extranjeros que tengan algún tipo de radicación en el país (por motivos laborales o por haber adquirido una vivienda de las mencionadas en el punto 1). El tipo aplicable oscilará entre 20 / 90 CUC/año, en función del tipo de vehículo.

En los tres casos, el pago se realiza en los 9 primeros meses del año fiscal, con un 20% de bonificación a quienes realicen su pago antes del 28 de febrero de cada ejercicio fiscal.

Impuesto sobre Ventas: Grava bienes destinados al uso y consumo que sean objeto de compraventa, importados o producidos, total o parcialmente en Cuba, gravándose por una sola vez. Se aplica a los bienes que se comercialicen en la red mayorista y minorista, sin perjuicio de la moneda en que se opere. Se exceptúan los bienes de consumo que constituyan materia prima para la industria o cuando se destinen a la exportación. La tasa general es de un 10%.

Impuesto Especial a Productos y Servicios: En bienes grava la producción y venta de: bebidas alcohólicas, vinos, licores y cervezas; cigarros y tabacos;  hidrocarburos; artículos suntuarios; transmisión de energía eléctrica; y otros que se establezcan en la Ley Anual del Presupuesto. En servicios grava la prestación de servicios telefónicos, comunicaciones, transmisión de energía eléctrica, agua, gas, alcantarillado, transporte de carga y pasajeros, gastronómicos, alojamiento, arrendamiento y recreación, así como otros servicios que se presten en territorio nacional.

Impuesto sobre Transmisión de Bienes y Herencias: Grava las transmisiones de bienes muebles e inmuebles sujetos a registro público o escritura notarial, derechos, adjudicaciones, donaciones y herencias.

Impuesto sobre Documentos: Se pagará mediante la fijación de sellos del timbre.

Impuesto por la Utilización de la Fuerza de Trabajo: Grava la utilización de la fuerza de trabajo asalariada, que pagarán todas aquellas personas naturales y jurídicas, cubanas o extranjeras. La base imponible de este impuesto lo constituye la totalidad de los salarios, sueldos, gratificaciones y demás remuneraciones que los sujetos del impuesto paguen a sus trabajadores. El tipo impositivo disminuye de forma progresiva de un 20% en el primer año hasta un 5% durante el quinto año y sucesivos.

Impuesto por Uso o Explotación de Playas:  Se grava el uso o explotación de playas mediante la realización de actividades de hotelería, marinas y náuticas, alojamiento, servicios gastronómicos y comercialización de bienes y productos. Se gravan zonas de especial interés turístico.

Impuesto por Vertimiento de Residuales en Cuencas Hidrográficas.-

Impuesto por Uso y Explotación de Bahías.-

Impuesto por Utilización de Recursos Forestales y Fauna Silvestre.-

Impuesto por Derecho de Uso de Aguas Terrestres.-

Impuesto sobre el Transporte Terrestre: Grava la propiedad o posesión de vehículos (afecta a empresas y empresarios extranjeros radicados en Cuba) destinados al transporte terrestre.

Impuesto sobre la Utilización o Explotación de los Recursos Naturales y Protección del Medio Ambiente.-

 

Contribución a la Seguridad Social: Se establece una contribución a la seguridad social a la cual estarán obligadas todas las entidades que empleen a los beneficiarios del régimen de la seguridad social. La tasa es de un 14%.

 

Tasa por Peaje: Tasa a cuyo pago, en moneda nacional o en divisas, están obligados todos aquellos conductores, cubanos o extranjeros, de vehículos de motor de transporte terrestre que circulen por los tramos de carretera gravados por este tributo.

 

Tasa por Servicios de Aeropuertos a Pasajeros: Tasa por la utilización de los servicios e instalaciones de los aeropuertos nacionales habilitados para el transporte aéreo internacional de pasajeros. El pago se incluye en el precio del billete.

 

Tasa por Radicación de Anuncios y Propaganda Comercial: Es de aplicación a todas las personas naturales o jurídicas, cubanas o extranjeras, que sitúen placas, afiches, carteles, rótulos, vallas publicitarias y demás anuncios o elementos similares, con fines de propaganda y publicidad comercial.

Volver a índice de Régimen fiscal

Tratamiento fiscal de la inversión extranjera

La inversión extranjera está regulada por la Ley 118/14 y por el D-L 313/13 en función de que sean empresas adscritas a la Ley General de Inversiones Extranjeras o empresas radicadas en la Zona Especial de Desarrollo de Mariel (ZED Mariel). Los regímenes fiscales difieren del régimen general establecido en la Ley 113 y también hay algunas pequeñas diferencias entre ellos.

Ley 118/14 - Ley de Inversión Extranjera.

Los inversionistas pagarán:  

a) Impuesto sobre utilidades, 0% para las empresas mixtas por un periodo de 8 años desde su constitución (con posibilidad de extensión si así lo aprueba el Consejo de Ministros). Luego 15% sobre utilidad neta imponible. Cuando concurra la explotación de recursos naturales, puede aumentar el tipo impositivo, por decisión del Consejo de Ministros, hasta un 50%.

b) Impuesto sobre ventas, con una bonificación del 50% en el tipo impositivo general a aplicar. Se exime del pago de este impuesto durante el primer año de operación de la inversión.

c) Impuesto sobre servicios con una bonificación del 50% en el tipo impositivo general a aplicar. Se exime del pago de este impuesto durante el primer año de operación de la inversión.

d) Se exime del pago del impuesto por utilización de la fuerza de trabajo. Sí se pagará un 14% por contribución a la Seguridad Social.  

e) Impuestos especiales: por el uso o explotación de playas, vertimiento de residuos, uso y explotación de bahías, recursos forestales, fauna silvestre y por el derecho de uso de las aguas terrestres, con una bonificación del 50% durante el período de recuperación de la inversión.

f) Se exime del pago del impuesto aduanero por las importaciones de equipos, maquinarias y otros medios durante el proceso inversionista.

g) Son sujetos pasivos de la contribución territorial para el desarrollo local, aunque se les exime del pago durante el periodo de recuperación de la inversión.

Puntualizaciones:

  • Los socios en empresas extranjeras no pagan impuestos por ingresos personales por los beneficios obtenidos del negocio. 
  • Los inversionistas en contratos de administración hotelera, productiva o de servicios y la prestación de servicios profesionales, tributan con arreglo a lo dispuesto en la Ley del Sistema Tributario (Ley 113).  
  • Las empresas de capital totalmente extranjero están obligadas durante su plazo de vigencia al pago de tributos sin perjuicio de los beneficios fiscales que se establezcan. 

Decreto- Ley 313/13 ZED Mariel.

a) Impuesto sobre utilidades, 0% durante los primeros 10 años de la inversión (excepcionalmente por un periodo superior). Luego 12%.

b) Impuesto sobre ventas, 0% durante el primer año de operaciones. Posteriormente 1%.

c) Impuesto sobre servicios, 0% durante el primer año de operaciones. Posteriormente 1%.

d) Se exime del pago del impuesto por la utilización de la fuerza de trabajo. La contribución a la Seguridad Social es el 14%.

e) Impuesto aduanero, exento para aquellos medios y equipos necesarios para la inversión.

f) Impuesto para la contribución al desarrollo local, exento.

En general, según indica la Ley 118/13, cualquier punto que se incluya en la misma y que sea más beneficioso para la inversión extranjera que lo contenido en el D-L 313, será de aplicación a Mariel.

Volver a índice de Régimen fiscal

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex