Régimen fiscal

Estructura general del sistema fiscal

La norma básica reguladora del sistema fiscal ruso es el Código Tributario, dividido en dos partes:

  • Parte general: equivalente a la Ley General Tributaria española, que entró en vigor el 1 de enero de 1999.
  • Parte especial: incluye la regulación detallada de cada uno de los impuestos federales, de aplicación a partir del 1 de enero de 2001, y a la que se van añadiendo nuevos capítulos.

Con la aprobación de este cuerpo normativo se dió un paso importante en la adaptación del sistema tributario ruso a una economía moderna y se dotó a Rusia de uno de los regímenes fiscales teóricamente más generosos del mundo industrializado, con un tipo máximo para residentes en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas del 13% y del 20% en el Impuesto sobre Beneficios de las Empresas (equivalente al Impuesto de Sociedades español).

Aunque el citado tipo impositivo del Impuesto de Sociedades es uno de los más bajos de Europa, muchos gastos no son deducibles (los que no están directamente vinculados con la actividad), aumentando considerablemente la base imponible. A este obstáculo en cierta medida encubierto, hay que añadir el Impuesto sobre el Patrimonio Empresarial, que grava el valor de los activos fijos de la empresa, a excepción de los terrenos, con un 2,2% anual.

En cuanto a los impuestos que afectan a los márgenes de las empresas, ha de tenerse en cuenta el IVA, que carga un 18% como tipo genérico y un 10% como reducido para ciertos tipos de productos (libros, medicinas, alimentación excepto productos de lujo, confección infantil, etc.).

Volver a índice de Régimen fiscal

Sistema impositivo (estatal, regional y local)

El sistema impositivo está estructurado en tres niveles, federal, regional o local, en función de cuál sea la autoridad competente para el establecimiento del gravamen:

• Impuestos federales

Fijados por las autoridades centrales del país y aplicables en todo el territorio. Entre otros se encuentran:

  • Impuesto de Sociedades.
  • Impuesto sobre el Valor Añadido.
  • Impuesto de la Renta sobre Personas Físicas.
  • Impuesto Social Único.
  • Impuestos Especiales.
  • Arancel Estatal.
  • Arancel Aduanero y Tasas Aduaneras.

 • Impuestos regionales

Son aquellos impuestos previstos tanto por el Código Tributario como por el cuerpo legislativo desarrollado por cada región. Por ello, aunque con ciertos límites, la presión fiscal difiere según la región. Los impuestos regionales son los siguientes:

  • Impuesto sobre el Patrimonio Empresarial.
  • Impuesto sobre el Juego.
  • Impuesto sobre los Medios de Transporte.

• Impuestos locales

Fijados por las autoridades municipales. La legislación local únicamente puede desarrollar los impuestos que se les ha cedido explícitamente en el Código Tributario, es decir, carecen de la potestad para crear nuevas figuras impositivas o aplicar tipos superiores a los fijados por la ley. Son los siguientes:

  • Impuesto sobre el Patrimonio de las Personas Físicas.
  • Impuesto sobre el Suelo.

Igualmente, el Código Tributario ruso contempla cinco regímenes especiales de imposición aplicables a ciertas actividades o sujetos pasivos:

  • Impuesto Único sobre la Agricultura.
  • Sistema Simplificado de Imposición.
  • Impuesto Único sobre el Beneficio de ciertas actividades.
  • Impuesto sobre los Acuerdos de Producción Compartida.
  • Sistema de Imposición de las Patentes. 

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la renta de las personas físicas

Aquellos individuos considerados como residentes rusos, es decir, aquellos que han estado en el país más de 183 días durante un año, son sujetos pasivos del IRPF en Rusia por el total de su renta (tanto la obtenida en territorio ruso como en territorio extranjero). No obstante, de no cumplirse este criterio, no se considerará al individuo como residente ruso por lo que, en principio, únicamente tributará la parte de su renta obtenida en Rusia.

El IRPF en Rusia no es un impuesto progresivo, al ser una tasa única sin importar el nivel de renta del individuo, si habiendo diferencias en función de su origen o sujeto pasivo:

• Residente ruso

  • La tasa general es del 13% para la mayoría de los ingresos.
  • Para aquellos ingresos obtenidos a través del juego, de la lotería o por créditos con tipos de interés bajos, la tasa aplicable es del 35%.

• No residente ruso

  • La tasa general es del 30% para la mayor parte de los ingresos recibidos.
  • Los dividendos obtenidos por un no residente, repartidos por una empresa rusa estarán sujetos a una tasa del 15%.
  • Los ingresos de un no residente que tenga la consideración de experto extranjero altamente calificado estará sometido a la misma tasa que un residente, es decir, a un 13%.

Desde el punto de vista del CDI entre España y Rusia, es conveniente mencionar los dos casos principales para la tributación de las rentas obtenidas por un ciudadano español:

• Servicios profesionales

Se refieren al caso en que un empresario individual o un profesional liberal residente, por ejemplo, en España, percibe rentas por servicios prestados en Rusia. En este caso, el CDI (art. 14), con buena lógica, trata de imitar el criterio establecido para las empresas societarias: en general, se aplica el criterio de residencia (en el ejemplo, imposición en España), salvo que el profesional que presta el servicio lo haga apoyado en una "base fija", concepto que para personas físicas es lo que el de establecimiento permanente es para las jurídicas, en cuyo caso los ingresos obtenidos en el Estado de no residencia (Rusia) podrían someterse a imposición en dicho país.

• Rentas del trabajo dependiente

La regla general (art. 15 del CDI) es que se tributa en el país de residencia del trabajador. Por ejemplo, un residente en Rusia tributará en Rusia, aunque esté contratado por una empresa española, y un residente en España tributará en España, aun cuando esté contratado por una empresa rusa. Sin embargo, si el trabajo dependiente es realizado en Rusia por un residente en España, entonces también puede ser sometido a tributación en Rusia. En este último caso, sin embargo, estas rentas sólo podrían ser sometidas a tributación en España si se dan conjuntamente las tres siguientes condiciones:

  • Que el trabajador, preceptor de la renta, no permanezca en Rusia durante 183 días, en total, en cualquier período de doce meses que comience o termine en el año fiscal considerado.
  • Que el empleador no sea residente en Rusia.
  • Que el empleador no tenga establecimiento permanente o base fija en Rusia. 

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre sociedades

 El Impuesto de Sociedades se calcula sobre los beneficios obtenidos por la empresa durante el ejercicio de su actividad, una vez restados los gastos deducibles. La tasa impositiva máxima es el 20%, lo que corresponde a un 2% del tramo federal del impuesto y un 18% del tramo regional. Las regiones tienen potestad para reducir su tasa hasta el 13,5%. Como consecuencia de dicha potestad, el Impuesto de Sociedades varía dependiendo de la región donde se ubique la empresa, pero siempre dentro del margen del 15,5-20%.

A la hora de estudiar la imposición de una empresa extranjera en territorio ruso, habrá que tener en cuenta las disposiciones del Convenio de Doble Imposición (CDI). En el caso de España, el CDI entre ambos países se firmó el 16 de diciembre de 1998, siendo su publicación en el BOE el 6 de julio del 2000. Según el CDI, existirá doble imposición, por ejemplo, en los casos en que una sociedad española tenga sucursales, oficinas de representación o sociedades rusas participadas en la Federación Rusa.

La regla general es que la sociedad española sólo puede ser gravada en España, con una importante excepción: si la sociedad española dispone de un establecimiento permanente en Rusia, entonces puede ser sometida a imposición en Rusia, para lo que se le atribuirán los beneficios que hubiera tenido en caso de que se tratara de dos empresas separadas. Para una mejor comprensión, es importante esclarecer el concepto de establecimiento permanente al igual que aclarar dos situaciones similares como son las sucursales y las empresas asociadas. Por ello, se acude a las disposiciones contenidas en los arts. 5 y 9 del CDI.

• Concepto de establecimiento permanente

Según el CDI, es establecimiento permanente "un lugar fijo de negocios desde el que la empresa realiza toda o parte de su actividad". Se exceptúan los casos en que la empresa dispone de instalaciones únicamente para realizar actividades de carácter auxiliar o preparatorio, incluyendo entre las mismas el almacenamiento de mercancías, ya sea para su exposición o para su entrega, la compra de mercancías o la recogida de información. En dichos casos, el CDI entiende que no hay establecimiento permanente. Tampoco lo hay si la empresa ejerce su actividad en Rusia por medio de un agente o comisionista independientes. En consecuencia, se tienen los siguientes casos:

  • La empresa únicamente posee almacenes, desde los que sólo realiza actividades preparatorias: no hay establecimiento permanente a efectos del CDI, por lo que la empresa sólo se someterá a imposición en España.
  • La empresa únicamente compra mercancías, sin realizar operaciones de venta: no hay imposición en Rusia, sino únicamente en España.
  • La empresa vende mercancías: a pesar de la ambigüedad de la palabra "entrega", se entiende que en ese caso hay establecimiento permanente, y la empresa puede ser gravada en Rusia por los beneficios que sean atribuibles a la actividad generada por el establecimiento permanente.

Esto se corresponde aproximadamente con el concepto de oficina de representación de empresas extranjeras en la legislación rusa. Dicha figura, en la legislación rusa, se limita simplemente a representar a la empresa extranjera sin realizar operaciones de compraventa. Así pues, en el caso de que la empresa española opere mediante una oficina de representación, estará exenta, salvo casos excepcionales, del impuesto ruso de Beneficios de Entidades.

• Imposición de sucursales

Las sucursales de empresas españolas pueden ser objeto del Impuesto de Sociedades ruso, ya que por regla general actuarán por medio de establecimiento permanente. En este caso, sin embargo, sólo se podrá gravar el beneficio imputable a la sucursal. En España se aplicará, en principio, la deducción por doble imposición internacional.

• Pagos entre empresas asociadas

Cuando las empresas estén asociadas, puede ocurrir que las transacciones entre ellas difieran de las habituales de mercado, y que ello ocasione un perjuicio extraordinario a una de las empresas,que no hubiera tenido de haberse aplicado las condiciones de mercado. En este caso, las autoridades tributarias pueden hacer tributar a la empresa que hubiera salido perjudicada por el beneficio que hubiera tenido en condiciones normales.

Otras situaciones en las cuales pueden surgir discrepancias a la hora de entender a qué impuesto se está sometido, son cuando se efectúa un pago de dividendos, cánones o “royalties”. En este caso, se habrá de observar lo dispuesto en los arts. 10 y 12 del CDI:

• Pago de dividendos
La regla general es que se someten a imposición en destino, pero también pueden someterse a imposición en origen, con los siguientes tipos:

  • Tipo general: 15% de los dividendos brutos.
  • Tipo para empresas que hayan invertido al menos 100.000 euros: 10% de los dividendos brutos.

 • Pago de cánones o "royalties"

En este caso, por ejemplo, los cánones pagados por una sociedad rusa a una española, por ejemplo por el uso de marca comercial, podrán ser sometidos a tributación en Rusia hasta un máximo del 5% de su importe bruto. 

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la el patrimonio

El CEDI establece el siguiente régimen referente a la imposición sobre el patrimonio:

Respecto de los inmuebles, se permite que sean gravados en el lugar en el que radiquen. Dicha imposición puede añadirse a la imposición correspondiente al lugar de residencia del propietario sujeto pasivo.

Respecto de los muebles pertenecientes a personas jurídicas, se permite la imposición de los bienes afectos a una base fija (en el caso de personas físicas) o que pertenezcan al activo de un establecimiento permanente. Igualmente, dicha imposición puede añadirse a la imposición correspondiente al lugar de residencia del propietario sujeto pasivo.

Sobre los muebles pertenecientes a personas físicas, el CEDI no dice nada. Se aplicará el criterio de residencia.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre el consumo

Se consideran sujetos pasivos del IVA los titulares de una empresa, sea persona física o jurídica, así como los declarantes en el caso de importación al territorio aduanero de Rusia.

Sin embargo, si la empresa sujeto pasivo del IVA no ha tenido un volumen mensual de ventas superior a dos millones de rublos (aprox. 27.000€) durante tres meses consecutivos, puede solicitar que se le exima del impuesto. La exención se concederá por un año, renovable indefinidamente siempre que se sigan cumpliendo los requisitos de la exención. Esto no se aplica al IVA por operaciones de importación, ni si la empresa solicitante ha comercializado en los últimos tres años mercancías sujetas a impuestos especiales.

El objeto de gravamen lo constituyen las operaciones realizadas por los sujetos pasivos, en particular, la venta de productos y prestación de servicios en Rusia, incluyendo el autoconsumo, y la importación de bienes a Rusia. Se exceptúa la venta de terrenos.

El lugar de la operación se considerará Rusia si las mercancías transmitidas se encuentran en ella, o bien si los servicios se prestan en relación con bienes muebles o inmuebles situados en Rusia, o si el adquiriente de dichos servicios es residente en la Federación u opera en ella mediante establecimiento permanente.

• Base Imponible

Por regla general es el precio de la mercancía o servicio prestado, añadiéndose al mismo, en su caso, las accisas o impuestos especiales. Hay especificidades relativas a los ingresos por los contratos de agencia, comisión y corretaje, transportes, servicios de comunicación internacional, entrega de mercancías para autoconsumo, y venta de empresas en su totalidad, así como operaciones de importación. En el caso de las operaciones de importación, se prevén especificidades de acuerdo con el régimen aduanero que se elija, pagándose el IVA en su totalidad en el caso de despacho según el régimen de libre consumo, la devolución del IVA abonado en el régimen de importación y diversas posibilidades, según el régimen.

• Tipo impositivo

Se distinguen tres tipos de gravamen según la operación de que se trate, a saber:

  • 0%: Para bienes y servicios que se exporte, y servicios directamente relacionados con ellos; para bienes y servicios destinados a representaciones diplomáticas y consulares acreditadas en Rusia.
  • 10%: La mayoría de los productos de alimentación, excepto en todo caso los de lujo; productos para la infancia; publicaciones periódicas y libros; medicinas y productos de uso médico.
  • 18%: Es el tipo general, aplicable a las operaciones no comprendidas en los puntos anteriores.

• Exenciones

Sin ánimo de ser exhaustivos se prevén las siguientes exenciones:

  • Arrendamientos y alquileres a personas físicas y oficinas de representación de personas jurídicas de nacionalidad extranjera.
  • Venta de material médico, prestación de servicios médicos, servicios de comedor en instituciones educativas, servicios de transporte público de pasajeros, servicios funerarios, ayuda humanitaria, duty free, servicios de restauración de monumentos.
  • Venta de objetos de uso religiosos.
  • Servicios bancarios, salvo el de caja.
  • Operaciones de seguro, coaseguro y reaseguro.
  • Lotería y juegos de azar
  • Servicios jurídicos y notariales.
  • En el caso de la importación, hay varias exenciones importantes, siendo las más importantes las referidas a publicaciones destinadas a bibliotecas públicas, activos fijos introducidos en Rusia como aportación al capital social de empresas de nueva creación y bienes destinados a representaciones diplomáticas, consulares y de organizaciones internacionales.

Volver a índice de Régimen fiscal

Otros impuestos y tasas

Sin ánimo de ser exhaustivos, otros impuestos que incluidos en la legislación rusa son:

• Otros impuestos para las personas jurídicas

  • Impuesto sobre el Transporte
  • Impuesto sobre el Terreno
  • Impuesto sobre el Agua

• Otros impuestos para las personas físicas

  • Impuesto sobre el Transporte

Volver a índice de Régimen fiscal

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex