Régimen fiscal

Estructura general del sistema fiscal

Antes de iniciar un negocio en EEUU es preciso determinar la carga fiscal que soportará la empresa (tanto los impuestos federales como aquellos otros que serán exigidos por los distintos estados y municipios en que la empresa ejerza sus actividades), ya que el importe total de la deuda tributaria de la empresa puede variar significativamente de una localidad a otra.

En líneas generales, los costes fiscales del establecimiento en EEUU son, en cuanto a la estructura, similares a los que existen en los demás países de la OCDE. La creación de una sociedad no supone una carga fiscal importante para la empresa, al existir en muchos casos beneficios e incentivos de tipo fiscal, en función del Estado de ubicación.

Existen además otras cargas fiscales (municipales, de los condados, etc.), cuya sistematización resulta imposible en una Guía como ésta, al contar los EEUU con más de 10.000 jurisdicciones fiscales. En general, en la práctica totalidad de los Estados existe el Impuesto sobre las Ventas (Sales Tax) y el Impuesto sobre los Bienes Inmuebles (Property Tax).

El ejercicio fiscal tiene una duración de 12 meses, pudiéndose elegir entre la opción de año natural (Calendar tax year) de enero a diciembre, y la opción de año fiscal (Fiscal tax year), período de 12 meses consecutivos definido por el sujeto fiscal.

Para mayor información se puede consultar la página del Internal Revenue Service (IRS), la agencia tributaria estadounidense: http://www.irs.gov/. También se pueden consultar las Guías de Estados elaboradas por las Oficinas Comerciales: http://www.oficinascomerciales.es/icex/es/navegacion-principal/implantacion-e-inversion-exterior/index.HTML. Una vez en la página de ICEX, escribir en su buscador: “guía estado + [el nombre del estado]”.

Volver a índice de Régimen fiscal

Sistema impositivo (estatal, regional y local)

Como ya se ha mencionado, en EEUU existen impuestos federales, estatales y municipales que gravan la renta de las personas físicas y jurídicas. A nivel federal, la  Internal Revenue Service conocida por sus siglas IRS, es la agencia del Departamento del Tesoro encargada de la administración fiscal del país. A nivel estatal y local se han de consultar las respectivas agencias.

El 14 de enero de 2013, el Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, y el Embajador de EEUU en España, Alan D. Solomont, firmaron el Protocolo que modifica el actual Convenio entre el Reino de España y los Estados Unidos de América para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal y que está en vigor desde el 22 de febrero de 1990. El texto del nuevo Convenio se puede consultar en la web del Ministerio de Economía y Hacienda: http://www.minhap.gob.es/Documentacion/Publico/NormativaDoctrina/Tributaria/CDI/En%20Tramitacion/Protocolo_Firma_EEUU.pdf. A día de hoy, el Senado de EEUU todavía no lo ha ratificado.

En los últimos años, Estados Unidos se ha convertido, junto con el Reino Unido, en uno de los principales destinos de las inversiones españolas directas en el exterior, razón por la cual, tanto el número de empresas españolas establecidas en EEUU, como su actividad, han aumentado considerablemente. Este aumento en las relaciones e inversiones entre ambos países, ha hecho necesario una revisión y actualización del Convenio. El nuevo protocolo modifica hasta 14 artículos del convenio actual, vigente desde hace 24 años, adaptando el Convenio tanto a las necesidades derivadas de las actuales relaciones económicas y comerciales entre España y Estados Unidos, como a los sucesivos cambios que se han ido produciendo en el Modelo Convenio de la OCDE para evitar la doble imposición. Con el protocolo, el Convenio se coloca en un marco semejante al que tiene España con sus socios preferentes de la Unión Europea. Ambos países han acordado conceder un mejor trato a las inversiones, reduciendo la carga impositiva sobre los dividendos y ampliando el ámbito para poder beneficiarse del tipo reducido o de los supuestos de exención. Respecto a los intereses y cánones, se aplicará en general el principio de tributación en el país de residencia del inversor. El tratamiento de las ganancias de capital por venta de participaciones sustanciales en el capital de una empresa también ha sido objeto de modificación, mejorando la situación actual. Asimismo, se ha establecido un nuevo mecanismo de arbitraje para resolver más ágilmente las diferencias entre Administraciones, lo que supondrá menores costes en la práctica para los contribuyentes afectados.

Por último, para aclarar dudas de carácter fiscal se puede consultar la Publicación 519 del IRS (U.S. Tax Guide for Aliens), que es una guía sobre el tratamiento fiscal de los extranjeros en EEUU disponible en la página web del IRS: http://www.irs.gov/publications/p519/index.html.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la renta de las personas físicas

El impuesto de personas físicas es un impuesto de carácter federal que se aplica a los norteamericanos y a aquellas personas residentes en Estados Unidos. Para tener la condición de residente en Estados Unidos es necesario que éste disponga de una tarjeta de residente denominada tarjeta verde o green card o bien, sin tener la misma, que se hayan cumplido unos requisitos de estancia mínima en el año natural anterior o en los dos años anteriores a la declaración.

El impuesto de la renta se liquida aplicando a la base imponible cuatro baremos diferentes atendiendo a la situación del contribuyente: soltero, casado que opta por una declaración conjunta o viudo que cumple ciertos requisitos, casado que opta por una  declaración individual y cabeza de familia. En cada uno de estos cuatro baremos varían los tramos correspondientes a la base imponible pero no así los tipos aplicables que son iguales en todos ellos y oscilan del 10 al 39,6%.

Para calcular la base imponible se parte del ingreso bruto anual (gross income), que incluye las rentas procedentes de cualquier fuente y naturaleza como pueden ser rentas del trabajo, pensiones, rentas de capital mobiliario, dividendos, intereses, beneficios de actividades de carácter comercial, agrícola y no comercial. A estos ingresos brutos se restan las deducciones derivadas de gastos imputables a la actividad, cotizaciones sociales, seguros sanitarios, entre otros, obteniéndose el ingreso bruto ajustado (adjusted gross income). Al ingreso bruto ajustado se le restan los gastos personales deducibles o itemized deductions (retenciones aplicadas,  algunos gastos sanitarios, gastos profesionales de los asalariados, gastos médicos, donaciones, etc.), o la deducción general (standard deductions), así como las exoneraciones (exceptions) por contribuyente, cónyuge y dependientes. Finalmente hay que deducir del valor resultante, las retenciones aplicadas en su caso.

A escala estatal, se tienen que pagar también impuestos sobre la renta que son deducibles, como se ha dicho más arriba, del cálculo del impuesto federal. Tan solo 9 Estados no aplican el impuesto de la renta a sus residentes (Alaska, Florida, Nevada, New Hampshire, South Dakota, Tennessee, Texas, Washington y Wyoming). En algunos estados el impuesto sobre la renta se grava sobre una tarifa plana (Flat Rate Individual Income Tax): Colorado (4,63%), Illinois (5%), Indiana (3,4%), Massachussets (5,3%), Michigan (4,35%), Pennsylvania (3,07%) y Utah (5%). Los tipos aplicables varían enormemente de unos estados a otros, oscilando entre el 2 y el 11% (media en torno al 6%). La información específica por estados para el año 2016 se puede consultar en el siguiente enlace: http://taxfoundation.org/article/state-individual-income-tax-rates-and-brackets-2016 .

A nivel local, algunos Municipios y Condados recaudan igualmente impuestos sobre la renta que también son deducibles a la hora de liquidar el impuesto sobre la renta federal.

Por último, conviene señalar que existe un impuesto mínimo, denominado alternative minimum tax, que es de aplicación a personas que se benefician de regímenes especiales y cuya determinación se calcula al tipo máximo del 28%.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre sociedades

Los tipos del Impuesto Federal sobre la Renta de las Sociedades oscilan entre el 15% y el 35%, dependiendo de la base imponible. Además, si dicho montante sobrepasa determinados límites se aplican recargos del 5% y del 3%.

A continuación se incluye un cuadro que recoge la escala del gravamen del impuesto federal.

Impuesto de sociedades federal

CORPORATE FEDERAL INCOME TAX.  Impuesto federal de Sociedades
 Superior aPero no mayor queTasa
 $ 0$ 50.00015%
 $ 50.000$ 75.000$ 7.500 + 25%
Base$ 75.000$ 100.000$13.750 + 34%
Imponible$ 100.000$ 335.000$22.250 + 39%
 $ 335.000$ 10.000.000$113.900 + 34%
 $ 10.000.000$ 15.000.000$3.400.000 + 35%
 $ 15.000.000$ 18.333.333$5.150.000 + 38%
 $ 18.333.33335%

Fuente: Internal Revenue Service

http://www.irs.gov/publications/p542/ar02.html#d0e1896

El IRS prevé deducciones por los siguientes gastos, siempre y cuando se trate de un gasto ordinario para la empresa: publicidad, comisiones, vehículos, asistencia a convenciones y ferias, depreciación de propiedad, beneficios para los empleados, seguros, servicios legales y contables, gastos de alquiler, planes de pensión, reparaciones, suministros, publicaciones, viajes, dietas, salarios, etc.

El impuesto estatal y municipal varía según estados y municipios. Sólo una pequeña minoría de Estados de la Unión no devengan impuestos sobre los beneficios o las rentas de las sociedades. En la mayoría que sí lo hacen, el tipo impositivo se halla en torno al 10% del beneficio neto. Para comparar los tipos aplicables en cada estado se puede consultar las tablas elaboradas por la Tax Foundation (año 2016): http://taxfoundation.org/article/state-corporate-income-tax-rates-and-brackets-2016

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre el consumo

En Estados Unidos no existe un Impuesto sobre el Valor Añadido, pero se aplica el Impuesto sobre las Ventas (Sales and Use Tax) que es recaudado por la mayor parte de los estados y a veces por algunas administraciones locales (Municipios, Condados y Agencias Locales). Se aplican exclusivamente en la fase de venta de bienes y servicios al consumidor final. No se trata, por lo tanto, de un impuesto de aplicación en cascada como en el caso del IVA. Los tipos varían entre un 4 y un 8% según los estados.

Es obligatorio inscribir la empresa en el departamento fiscal (Tax Department), del Estado en que está implantada para obtener para obtener el (Certificate of Authority). Legalmente, el negocio no puede operar hasta haber recibido este certificado. El permiso autoriza además la recaudación del impuesto de ventas (Sales Tax) tanto local como estatal.

Los compradores exentos del pago del Sales Tax deben justificarlo en el momento de la venta o en su defecto, en un plazo no superior a 90 días, presentándole al vendedor/proveedor un certificado/carnet de "exención".

El tipo del impuesto varía según los estados. A título de ejemplo, se incluye un cuadro comparativo de los tipos impositivos de los principales estados a 1 de enero de 2016.

Tipos impositivos del impuesto de ventas de los principales estados

ESTADOTipo Impositivo
California7,5%
Connecticut6,35%
Florida6%
Illinois6,25%
Maryland6%
Nueva Jersey7%
Nueva York4%
Virginia4,3% +1%
Washington, DC5,75%

Fuente: Tax Foundation

http://taxfoundation.org/article/state-and-local-sales-tax-rates-2016

Al impuesto anterior hay que añadir el componente local del impuesto. Así, por ejemplo, en la ciudad de Nueva York es el 4,25 %, por lo tanto y considerando que el impuesto del estado de Nueva York es el 4 %, el impuesto total de venta ascendería a 8,25%.

Volver a índice de Régimen fiscal

Otros impuestos y tasas

 

Impuesto Sobre la Propiedad (Property Tax)

En Estados Unidos no existe un Impuesto sobre el Patrimonio, siendo sustituido por el Impuesto sobre la Propiedad o Property Tax. Este es un elemento esencial de la fiscalidad de los Estados federados y de las colectividades locales siendo recaudado casi a todos los niveles: Condados, Municipios, Distritos Escolares y Distritos de Servicios Municipales. Estos impuestos se aplican generalmente al conjunto de bienes inmobiliarios de las familias (y de las empresas) y a veces también a los bienes muebles, su aplicación y reglas varía en función de cada Estado, siendo normal la aplicación del impuesto o bien al valor de mercado del bien, el valor de compra o de construcción o la capitalización de las rentas futuras, o bien un porcentaje de estos valores. Los tipos aplicables varían entre el 0,2 y el 3% del valor de la propiedad, al igual que los demás impuestos estatales, estos impuestos son deducibles de la renta de las personas físicas (en el caso de las sociedades sólo están autorizadas a deducírselo si los bienes están vinculados a la actividad comercial).

http://taxfoundation.org/blog/how-high-are-property-taxes-your-state (estado)

http://interactive.taxfoundation.org/propertytax/ (condado).

En Estados Unidos también son de aplicación los Impuestos de Sucesiones y Donaciones.

Volver a índice de Régimen fiscal

Tratamiento fiscal de la inversión extranjera

En los Estados Unidos, la Administración Federal se limita a favorecer la existencia de un ambiente propicio a la inversión extranjera. Una compañía extranjera gozaría de las mismas ventajas y obligaciones que una empresa estadounidense que opere en el mismo tipo de negocio y en el mismo lugar.

Volver a índice de Régimen fiscal

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex