Régimen fiscal

Estructura general del sistema fiscal

El actual sistema fiscal vietnamita, creado en la década de 1990, ha sido objeto de importantes reformas desde entonces. Cuando Vietnam entró a formar parte de la Organización Mundial del Comercio en 2007, se produjo una reforma fiscal para conseguir una mejor adaptación a las normas y prácticas internacionales, así como para mejorar la recaudación de impuestos y su administración. Los cambios en la normativa son frecuentes, y aunque con buena intención, la aplicación y los procedimientos de decisión son a menudo de limitada.

Las principales categorías de impuestos a las que una empresa extranjera puede estar sujeta son los siguientes:

-Impuesto sobre Sociedades.

-Impuesto sobre el Valor Añadido

-Impuesto sobre la Renta de las Personas

-Impuesto sobre Contratistas Extranjeros

-Impuesto especial sobre el Consumo

-Derechos de Importación y Exportación

Los impuestos en Vietnam son relativamente altos, pero los diferentes incentivos a la inversión que el Gobierno ha establecido hacen que la tributación efectiva sea muy baja. Los beneficios pueden ser repatriados sin problemas, siempre que se haya cumplido con todas las obligaciones tributarias previamente.

En 2007, la Ley de Administración Tributaria, que establece las normas sobre la administración tributaria, la gestión de la recaudación de impuestos y su ejecución,  fue por primera vez implementada. Asimismo, se proporcionaron guías para ciertas áreas de la ley que habían estado abiertas a una amplia interpretación. 

Ese mismo año, la Asamblea Nacional aprobó la primera Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas. Esta ley introdujo el concepto de deducciones personales y familiares en el impuesto sobre la renta por primera vez en el país. En el 2008, la ley sobre el impuesto de sociedades, el impuesto de valor añadido y los impuestos especiales al consumo  fueron modificados y posteriormente implementados en 2009.

La Ley de Protección Medioambiental 57/2010/QH12 establece por primera vez impuestos medioambientales, mediante la figura de impuestos indirectos a determinados productos como la gasolina, el carbón, los pesticidas, las bolsas de plástico o los lubricantes.

Vietnam firmó su primer tratado de doble imposición con Australia el 13 de abril de 1992. Desde entonces ha firmado más de 40 tratados incluyendo Bulgaria, China, Francia, Holanda, India, Italia, Japón, Corea, Malasia, Rusia, Singapur, Suiza, Tailandia y Reino Unido. El firmado con España entró en vigor en 2007.

 

Otras novedades introducidas en el sistema fiscal durante los últimos años han estado dirigidas al apoyo del crecimiento de la economía y a controlar los altos niveles de inflación del país. Por ejemplo, algunas empresas que operan en Vietnam disfrutaron de una reducción significativa de sus obligaciones del Impuesto de Sociedades, incentivos otorgados a empresas que contribuían al desarrollo socio-económico de zonas más desfavorecidas del país o que operaban en sectores considerados de interés especial por el Gobierno. El Decreto 101/2011/ND-CP redujo un 30 por ciento el tipo de Impuesto de Sociedades aplicable a pequeñas y medianas empresas. Siguiendo esta línea de apoyo al crecimiento, se reducirá del Impuesto de Sociedades general a una tasa del 22 por ciento a partir de enero de 2014 y del 20 por ciento en 2016, reflejados en la Ley 32/2013/QH13.

Volver a índice de Régimen fiscal

Sistema impositivo (estatal, regional y local)

El sistema fiscal vietnamita es un sistema centralizado. Las regulaciones tributarias y los tipos impositivos se aplican de forma uniforme a lo largo de todo el país. No puede hablarse de existencia de un sistema fiscal municipal, pero es cierto que a nivel local se aplican tasas de registro de empresas (registration fees, equivalentes al stamp duty de otras jurisdicciones) que varían entre municipios. Igualmente, los precios de la tierra, usados como base del cálculo del impuesto a la propiedad, varían por municipios.

En general, el sistema fiscal de Vietnam se compone actualmente de los siguientes tributos: Impuesto sobre Sociedades, Impuesto sobre la renta de personas físicas, Impuesto sobre el Valor Añadido, Impuesto sobre Contratistas Extranjeros, Impuesto Especial sobre el Consumo, Aranceles de Aduanas e Impuestos Especiales.

Las recientes reformas han ido encaminadas a la convergencia hacia los estándares internacionales de tributación, así como a una equiparación de trato entre el inversor nacional y extranjero. La firma de acuerdos bilaterales y la generalización de convenios para evitar la doble imposición internacional han contribuido a clarificar la situación fiscal de estos últimos en Vietnam.

Todos los negocios deben registrarse a efectos fiscales ante los Departamentos Fiscales de las Provincias o las Ciudades, solicitando el número de identificación fiscal y registrándose a efectos del IVA dentro de los primeros 10 días del inicio de su actividad empresarial. El número de identificación tiene validez en todo el territorio nacional y es único. Independientemente de que se paguen impuestos por diferentes líneas de negocio, y actividades en diferentes provincias. El número de identificación está formando por 10 cifras, excepto en los casos mencionados bajo el epígrafe 4.1 del Capítulo I de la Circular (entre ellas, oficinas de representación). En tal caso se trata de 13 cifras numéricas.

A continuación se describen los principales impuestos:

El Impuesto sobre Sociedades

 
La ley se aplica a todos las entidades nacionales y extranjeras que invierten en Vietnam. Este impuesto además incluye a todas las empresas extranjeras que reciben ingresos de Vietnam aunque no tengan un establecimiento permanente en el país.

Tasas:

Las tasas se dividen de forma general en tres categorías

TASA GENERAL

20%

TASA PREFERENCIAL

17%, 15% y 10%

OTRAS TASAS (recursos naturales, energía, petróleo)

32% – 50%

 

 

 

Incentivos fiscales:

Existen tratamientos fiscales preferenciales, tales como la exención y reducción de  impuestos y tasas preferenciales (10% y 17%) que se limitan a los siguientes sectores:

-Sectores incentivados, entre otros: salud, educación, alta tecnología,  infraestructuras y software.

-Zonas especiales con  condiciones socio-económicas difíciles o áreas económicas incentivadas. Se pueden encontrar en decreto124/2008/ND-CP.

-Grandes proyectos de fabricación con una inversión de al menos 6.000.000 millones de VND distribuidos en tres años, siempre que no trabajen en sectores con impuestos especiales y que generen al menos 10.000.000 millones de VND anuales o cuenten con al menos 3.000 empleados a los tres años de funcionamiento.


-Desde 2015 también tendrán tratamientos fiscales preferenciales los proyectos con una inversión de 12.000.000 millones de VND repartidos durante los 5 años de licencia o los proyectos en sectores de alta tecnología, textiles y calzado, IT, ensamblaje de automóviles o sector mecánico.

Impuesto sobre el Valor Añadido

El Impuesto sobre el Valor Añadido vietnamita, introducido por la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido, en vigor desde el 1 de enero de 1999, ha sido objeto de recientes modificaciones. La nueva normativa contempla únicamente cuatro niveles de gravamen: exentos, 0%, 5% (agua, fertilizantes, equipos médicos, servicios de educación, libros educativos, juguetes, alimentos, azúcar, productos de bambú, algodón doméstico, servicios científicos y técnicos, metal procesado, distribución y proyección de vídeos y servicios de transporte) y 10% (resto de los bienes y servicios).

Se consideran sujetos imponibles a efectos del IVA las empresas e individuos que produzcan bienes o presten servicios en Vietnam o que realicen importación de bienes a territorio vietnamita. Todos los negocios en Vietnam están obligados a registrarse a efectos del IVA dentro de los primeros 10 días del inicio de su actividad empresarial.

Se pueden utilizar dos métodos para calcular el IVA devengado. Los contribuyentes que satisfagan ciertos requisitos pueden aplicar el método de crédito, por el cual el IVA devengado es la diferencia entre el IVA de salida (IVA recaudado por las ventas) y el IVA de entrada (IVA pagado por las compras). Los contribuyentes que no puedan utilizar este método pueden aplicar el método directo, en el que el contribuyente pagará el IVA mediante la aplicación de una tasa.

Impuesto sobre los contratistas extranjeros

Es el mecanismo para gravar las rentas generadas en Vietnam por empresas e individuos que no tienen presencia legal en Vietnam (no residentes) por la venta de bienes y prestación de servicios con base contractual a contrapartes vietnamitas. El FCT se compone de dos componentes: el componente CIT (impuesto de sociedades) y el componente VAT (IVA)

Existen tres métodos de declaración del impuesto sobre los contratistas extranjeros: deducción, retención e híbrido. El método de deducción exige el cumplimiento de ciertas condiciones por parte de los contratistas extranjeros, entre ellas que se registren contablemente en Vietnam. Desde el punto de vista del pago de impuesto no existe diferencia con el proceso seguido por una empresa registrada en Vietnam.

El método más habitual es el de la retención: el contratista no paga directamente al fisco vietnamita sino que su cliente vietnamita es el que le practica una retención y liquida el impuesto, aplicando un porcentaje a la facturación gravable. En función del tipo de negocio o transacción se aplican los tipos de los dos componentes mencionados. El componente VAT puede ser desde nulo en algunos casos hasta llegar a un máximo del 5% (por ejemplo los servicios de construcción e instalación) El componente CIT oscila entre el 0,1% (reaseguro internacional y transferencias de valores mobiliarios) y el 10% (servicios de gestión de hoteles, restaurantes y casinos) En el sistema híbrido, el contratista extranjero aplica el sistema de deducción para la parte del VAT pero el componente CIT se lo cobra el cliente por deducción en factura siguiendo las tablas mencionadas.

Impuesto sobre la Renta de las personas físicas

Tanto los ciudadanos vietnamitas como los extranjeros que trabajan en Vietnam están sujetos al IRPF. Para los residentes, existe un sistema fiscal progresivo, donde las tasas varían desde el 5% al 35% (que aplican a partir de rentas mundiales netas de deducciones de más de 80 millones de VND al mes), y son aplicadas sobre toda la renta obtenida. Para los no residentes, existe una única tasa de 20% que se aplica sobre la renta obtenida en Vietnam.

En Vietnam, un residente es una persona que cumple una de estas condiciones: Presente en Vietnam durante al menos 183 días; Tener la residencia habitual en Vietnam; Tener alquilada una casa en Vietnam durante 183 días o más y ser incapaz de probar otra residencia fiscal (acuerdo para evitar la doble imposición aplicable).

Todo residente a efectos fiscales tiene derecho a una deducción de nueve millones de dongs al mes por sus rentas del trabajo más 3,6 millones por persona dependiente a su cargo al mes.

Impuesto especial al consumo

 

Aplicado a todos aquellos bienes y servicios de lujo, impone tasas que van desde el 7% hasta el 75%. Incluye bienes como el tabaco, el alcohol, los automóviles, aires acondicionados y barajas de cartas. Y a servicios como establecimientos de lotería, casinos, salas de juego, casas de apuestas, centros de masaje, salas de baile, karaokes y campos de golf. Adicionalmente a estos bienes se les aplica el 10% de IVA (y si son bienes importados el correspondiente arancel)

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la renta de las personas físicas

La nueva Ley sobre el Impuesto sobre la renta de las personas físicas entró en vigor el 1 de enero de 2009. Esta ley reemplazó la anterior regulación e incluyó una serie de medidas correctoras del sistema de impuestos sobre la renta personal.

En líneas generales, se introducen dos cambios sustanciales: por un lado, se clarifica la condición de residente nacional, incluyendo nuevos supuestos, tanto para trabajadores nacionales como extranjeros; por otro lado, se comienza a gravar ciertos beneficios que antes estaban exentos, reduciéndose el número de concesiones.

Concepto de residencia según la nueva Ley:

 

Toda persona es considerada residente a afectos del impuesto si cumple uno de los siguientes requisitos:

  1. Presencia física en Vietnam durante al menos 183 días al año durante un periodo de 12 meses consecutivos
  2. Residencia permanente en Vietnam, que se justifica según las siguientes condiciones:
  • Estar registrado en una dirección física válida y demostrable (a través de Tarjeta de Residencia)
  • Alquiler de una vivienda durante al menos 183 días en un ejercicio fiscal
  • No puede ser residente a efectos fiscales en ningún otro país

Todos los individuos con renta universal demostrable en Vietnam quedan sujetos al PIT (Personal Income Tax), tanto residentes como individuos no residentes. Por renta universal debe entenderse tanto la renta salarial como el resto de pagos no monetarios asociados a la relación laboral establecida (contribuciones a coberturas de seguro no obligatorias, cuotas y membresías en clubs privados, alquiler de residencia, etc.) y fuera de la misma (operaciones empresariales, inversiones en capital, asignaciones de capital, compraventa de propiedad, transferencias de propiedades inmobiliarias y derechos de uso de suelo, ganancias de concursos y lotería, royalties, franquicias, herencias y premios).

Están exentos, no obstante, los salarios por trabajos nocturnos y horas extras. En la última Circular se retiraron algunas partidas del listado de bonificaciones no monetarias susceptibles de impuestos: inscripción y cuotas académicos para hijos de expatriados, billetes aéreos con origen/destino en el lugar original de residencia, las primas por recolocación en Vietnam, pagos por viajes de negocios (sujetos a un tope), pagos por gastos telefónicos (sujetos a un tope), pagos por uniformes o costes de papelería (sujetos a un tope), Premium por horas extra, formación, comidas (con un tope si se pagan en efectivo), ciertos beneficios dados de forma colectiva (cuotas de miembro, seguro de salud, transporte al/del trabajo) y vuelos a empleados que trabajan de forma rotativa en industrias como el petróleo o la minería.

 

 

Como resultado, se entiende que la base imponible crece, aunque los tipos impositivos se reformulan.

En resumen, los ciudadanos vietnamitas con residencia permanente en el país y los extranjeros que obtengan rentas en Vietnam y residan más de 183 días en un período de 12 meses (o que entren dentro de la categoría de “Residencia Permanente”) verán gravadas sus rentas salariales del siguiente modo:

Ingreso Anual (VND)

Tipo (%)

Hasta 60 millones

 

5

60 - 120 millones

 

10

120 -216 millones

 

15

216- 384 millones

 

20

384 - 624 millones

 

25

624 - 960 millones

 

30

> 960 millones

35

Además tendrán que pagar los siguientes impuestos en otros tipos de ingresos: del 0,5% al 5% en ingresos de negocio, 5% en intereses o dividendos, 0,1% en la venta de acciones, 20% en las ganancias de las asignaciones de capital, 2% de las ventas de inmuebles, 5% en ingresos por copyright, 5% en ingresos de franquicias o royalties, 10% en premios, herencias o regalos.

Los extranjeros que residan en Vietnam menos de 183 días en un año fiscal (y en el caso de que no se les puede aplicar la etiqueta de “residencia permanente”) serán tratados como no residentes a efectos impositivos y soportarán por ello un impuesto fijo sobre la renta del 20%. Además, deberán abonar una serie de tributos por sus actividades empresariales (del 0,5% al 5% por ingresos de negocio, 2% por los ingresos en la venta de inmuebles y otro 2% en las ganancias obtenidas; 10% en regalos, herencias y ganancias por juego y premios; 5% por intereses y dividendos de capital invertido; 5% ingresos derivados de royalties y servicios).

Las siguientes deducciones también podrán aminorar la cuota líquida:

  • Deducción personal (9.000.000 de VND / por persona / mes)
  • Deducción por tener personas dependientes a cargo (3.600.000 de VND / por persona / mes)
  • Deducción por donaciones a organizaciones caritativas aceptadas por el Ministerio de Interior
  • Deducción por las contribuciones obligatorias a la seguridad social, la sanidad y el seguro de desempleo.
  • Deducción por contribuciones voluntarias a fondos de pensiones locales.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre sociedades

Regulado por la Ley sobre el Impuesto de Sociedades – Law on Corporate Income Tax (en adelante, CIT), Ley nº 14/2008/QH12, aprobada por el MOF y la Asamblea Nacional en mayo de 2008 y que entró en vigor el 1 de enero de 2009.

También son de aplicación el Decreto 124/2008/ND-CP y la posterior Circular 130/2008/TT-BTC (en adelante, Circular 130) de 26 de diciembre de 2008, que están enfocados principalmente en lo referente a la determinación de la base imponible y las deducciones aplicables. La última novedad se encuentra en el Decreto 218/2013/ND-CP, con efecto en febrero de 2014.

El objetivo último de la reforma es simplificar la estructura fiscal de Vietnam, reducir la presión fiscal sobre las empresas y mejorar la posición competitiva de Vietnam en el Sudeste Asiático, así como combatir de modo indirecto los efectos nocivos de la crisis financiera global sobre las empresas.

Los Sujetos Pasivos son todas las empresas mercantiles que generan beneficios en Vietnam, independientemente de su lugar de establecimiento, lo que incluye gravar la parte “local” del beneficio neto en aquellas empresas que no tienen su establecimiento permanente en Vietnam. En líneas generales se toman en consideración los mismos Hechos Imponibles que en España, en la medida en que la normativa fiscal tiende a armonizarse y adaptarse a los estándares internacionales.

Asimismo quedan sujetas a imposición las rentas generadas por empresas (comerciales y productivas) por la transferencia de los derechos sobre el suelo o derechos de arrendamiento del mismo.

La Ley contiene una serie de gastos fiscalmente deducibles, pero se elimina el listado de gastos y se opta por una definición de las condiciones de no deducibilidad. Los gastos se considerarán fiscalmente deducibles  en los casos en que sean gastos demostrables (mediante factura válida) y que intervengan en el proceso de producción o comercialización de los bienes o servicios, y siempre que no se incluyan en el listado específicamente calificado como no deducibles. Se mantiene, a pesar de los esfuerzos de las asociaciones empresariales por aumentar su incidencia, el tope del 10% para los gastos ordinarios en publicidad y promoción.

La exención deja de aplicarse a los ingresos derivados de expansiones de negocios ya existentes, con la excepción del caso de depreciaciones aceleradas, pero se mantiene para los siguientes casos: cooperativas agrícolas, ganaderas y de acuacultura; prestación de servicios técnicos para explotaciones agrícolas; contratos de desarrollo tecnológico e investigación de productos en periodo de test y/o de productos fabricados con tecnología novedosa; ingresos generados por actividades o negocios cuyos empleados sean minusválidos, ex-convictos o seropositivos; ingresos de tareas ocupacionales generados por minorías étnicas o minusválidos; fondos de cooperación (cultural, investigación científica, fondos artísticos, caritativos, humanitarios).

No son deducibles los siguientes gastos:

  • Remuneraciones a los empleados no efectuadas o no recogidas en su contrato laboral
  • Cualquier insumo cuyo consumo exceda, en la medida de lo razonable, un consumo razonable para la actividad y sector en el que la empresa se desenvuelve
  • Intereses de préstamos derivados de aportaciones al capital aún no realizadas
  • Intereses de préstamos de entidades no financieras que excedan en 1.5 puntos la tasa de interés del Banco Central de Vietnam
  • Provisiones por depreciación de activos que no son conformes con la legislación vietnamita
  • Gastos de promoción y marketing, gastos de asistencia a ferias y eventos
  • Pérdidas por variaciones negativas del tipo de cambio que no se han realizado efectivamente debido a la apreciación de la moneda.
  • Sanciones y multas administrativas

Respecto a la amortización por la depreciación de activos, aunque el método principal es el lineal, se prevé la aplicación del resto de métodos comúnmente conocidos si se dan las condiciones establecidas por ley.

Desde 2004 (Ley nº 09/2003/QH11) están equiparadas en el tratamiento fiscal las empresas de capital extranjero con las de capital vietnamita, así como rige la equiparación de empresas de nueva creación y empresas ya instaladas. Se unifican, además, los incentivos en materia de deducciones sobre el impuesto de sociedades para compañías con capital extranjero y vietnamitas.

Las principales reformas introducidas por el Decreto 218/2013/ND-CP:

  • Tipo general: reducción del 22% al 20% en 2016, excepto para aquellas empresas que realicen actividades de minería, extracción y exploración de recursos naturales, que están sujetas a una tasa del 40% al 50% y aquellas que operen en la industria del gas, que están sujetas a un CIT entre el 32% y el 50%.
  • Tipos reducidos: para las empresas con ingresos inferiores a 20.000 millones de VND pueden aplicar el tipo reducido del 17% desde 2016.

La normativa legal prevé la aplicación de incentivos a la inversión mediante exenciones fiscales o tipos especiales atendiendo a tres criterios:

-       Tipo de actividades a realizar en el proyecto de inversión

-       Zona donde se realizará la inversión

-       Proyectos de especial interés para el país, grandes proyectos de inversión

El sujeto tributario puede elegir que el ejercicio fiscal coincida con el inicio del año natural, o que empiece en cualquier de los cuatro trimestres del año natural previa aprobación del Ministerio de Finanzas. Las declaraciones fiscales deben presentarse dentro de los noventa días siguientes a la finalización del ejercicio. Se exigen pagos anticipados a cuenta del Impuesto de Sociedades al final de cada trimestre, pagaderos dentro del mes siguiente al final del trimestre.

Para empresas con sucursales en más de una provincia, el CIT se calculará de modo conjunto, pero los pagos deberán asignarse a cada oficina y ser satisfechos ante las correspondientes oficinas fiscales provinciales. El criterio de asignación será el ratio de gasto de cada oficina con respecto al total de la empresa, en el momento de la liquidación. Dicho ratio podrá usarse en sucesivos ejercicios.

Las empresas pueden omitir el pago de impuestos por la reinversión de beneficios en actividades de I+D en Vietnam (hasta un máximo del 10% de la base imponible), en lo que se conoce como Science and Technology Development Fund. Sin embargo, la infrautilización real de dicha provisión o su dedicación a cualquier otra actividad en los 5 años posteriores a su separación, generará la obligación del pago del impuesto de Sociedades y unos intereses de demora.

El nuevo reglamento evita que las empresas disfruten de las deducciones fiscales generadas por gratificar a los asalariados por encima de los máximos regulados en los beneficios como la asistencia sanitaria, los seguros y las dietas alimenticias.

Las pérdidas pueden compensarse en ejercicios siguientes (hasta un máximo de 5 años desde la aparición de la pérdida) y son deducibles.

Las ganancias o revalorizaciones de activos son tasables y distribuidos entre los años fijados de amortización (incluidas las ganancias contables derivadas de adquisiciones, fusiones y cambios en la tipología de sociedad).

De modo análogo, para alquileres o derechos de uso del suelo, los adelantos son tasables en el ejercicio en que aparezcan y no pueden retrasarse hasta el primer pago satisfecho. Las empresas inmobiliarias que reciban pagos adelantados deberán someter al tipo impositivo normal los adelantos menos los gastos generados; en caso de no poder determinar dichos gastos, aplicarán una tasa provisional del 2% sobre el total de los adelantos.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre la el patrimonio

En Vietnam, se aplica el impuesto sobre la tierra y sus derechos de uso como única forma de impuesto sobre el patrimonio.  

Existen 3 tipos de tasas de impuestos relacionados con el uso del suelo en Vietnam, que incluyen el impuesto sobre el uso de la tierra no agrícola, una cuota por el uso de la tierra y el impuesto por la transferencia de derechos de uso de la tierra.

Impuesto de uso de la tierra no agrícola: se aplica a los terrenos urbanos en áreas rurales y urbanas cuando es empleado para desarrollar en él una actividad mercantil. Para el cálculo de la obligación tributaria se emplean la superficie, el precio del terreno y el tipo impositivo.  

Cuota por el uso de la tierra: soportada por todas las organizaciones a las que el Estado les ha asignado tierras para desarrollar infraestructuras para su posterior venta o alquiler. El derecho al uso de la tierra, por tanto, debe estar incluido en la categoría “uso estable a largo plazo”.

Impuesto sobre la transferencia de los derechos de uso de la tierra: semejable a un contrato de alquiler, de acuerdo con la ley vietnamita, las organizaciones, empresas e individuos que tengan derechos de uso de la tierra, incluyendo tierras y casas, deberán pagar el impuesto sobre la transferencia de derechos de uso de la tierra.

Volver a índice de Régimen fiscal

Resumen de la imposición sobre el consumo

Impuesto establecido a raíz de la supresión del impuesto sobre el volumen de ventas, se aplica a todos los bienes y servicios fruto de actividades comerciales que tengan lugar en Vietnam, desde su producción hasta su circulación y posterior venta. También están sometidos al IVA los bienes importados. El espíritu de la normativa no difiere de la normativa española, aunque se han registrado quejas y problemas con los gravámenes aplicados a los servicios exportados.

Está regulado por la ley sobre el Impuesto al Valor Añadido – VAT, Ley nº 123/2008/QH12, que entró en vigor el 1 de enero de 2009. La ley ha sido modificada varais veces desde entonces, por última vez en Abril de 2016 mediante una circular.

Se consideran sujetos pasivos a efectos del IVA las empresas e individuos que produzcan bienes o presten servicios o aquellas que realicen importaciones hacia territorio vietnamita.

Todos los negocios en Vietnam están obligados a registrarse a efectos del IVA dentro de los primeros 10 días del inicio de su actividad empresarial y  deberán declarar este impuesto mensualmente.

En cuanto al pago del IVA por parte de las empresas, existen dos posibilidades. Los contribuyentes que satisfagan ciertos requisitos pueden aplicar el método de crédito, por el cual el IVA devengado es la diferencia entre el IVA de salida (IVA recaudado por las ventas) y el IVA de entrada (IVA pagado por las compras). Los contribuyentes que no puedan utilizar este método pueden aplicar el método directo, en el que el contribuyente pagará el IVA mediante la aplicación de una tasa.

Según el Régimen FCWT (Foreign Contractor Withholding Tax),  las empresas extranjeras establecidas en Vietnam pueden realizar el pago del IVA mediante dos métodos: el directo, como lo haría una empresa local, y el indirecto, a través de la empresa vietnamita y según la cantidad fijada en para cada producto o servicio por la ley.

Existen tres niveles de gravamen: exentos, 0%, 5% (agua, fertilizantes, equipos médicos, servicios de educación, libros educativos, juguetes, alimentos, azúcar, productos de bambú, algodón doméstico, servicios científicos y técnicos, metal procesado, distribución y proyección de vídeos y servicios de transporte) y 10% (resto de los bienes y servicios).

El Decreto 148/2004/ND-CP de 23 de julio de 2004 establece que todos los bienes y servicios vendidos a empresas de procesado para la exportación y en zonas de procesado para la exportación deben ser considerados bienes y servicios exportados, y en consecuencia se les aplicará un IVA del 0%. Asimismo, en las zonas libres de impuestos (non-tariff zone) el gravamen también es del 0%.

Sin embargo, en la Circular 129 de 2013 se establecen tres excepciones:

  • Petróleo, derivados y aceites vendidos a empresas establecidas en zonas libres de impuestos, cuando la transacción se realiza fuera de dicha zona
  • Vehículos vendidos a empresas e individuos fuera de dichas zonas
  • Servicios prestados por empresas establecidas en zonas libres de impuestos, cuando el servicio se presta fuera de dicha zona.

La Circular 65/2013/TT-BTC, que entró en vigor en julio de 2013, clarifica los siguientes puntos:

  • El alquiler de los derechos de uso del suelo permitirá deducir del IVA la renta pagada mensualmente al Estado por los derechos y los costes de adecuación del terreno incurridos.
  • Las empresas que vendan bienes al país y para la exportación tendrán derecho a devolución mensual del IVA si las deducciones superan los 200 millones de dongs.
  • Tras una inspección fiscal en la que la empresa no ha podido presentar pruebas de compra de un input sujeto a IVA por falta de comprobante bancario, se le otorga 6 meses tras la inspección para presentar prueba pertinente y obtener la deducción del IVA soportado

Según la directiva de abril de 2016, se establecen además algunas  condiciones nuevas:

  • Las compañías que compren bienes de cultivo, carnes o productos acuáticos que no hayan sido procesados o solo lo hayan sido para la venta, no hace falta que declaren el IVA.
  • Los servicios de enfermería y cuidados a la tercera edad o discapacitados no estarán sujetos al IVA.
  • Los productos destinados a la exportación fabricados a partir de recursos naturales o minerales no estarán sujetos al IVA siempre y cuando el valor de los recursos naturales o minerales más el coste de la energía sean del 51% o más del precio del producto.
  • Los proyectos de inversión que en su fase de construcción paguen IVA por el valor de 300 millones de VND o más, pueden solicitar una reducción del IVA, sujeto a ciertas condiciones.
  • Los productos y servicios destinados a la exportación pueden solicitar una devolución del IVA, siempre que se cumplan ciertas condiciones.

 

Volver a índice de Régimen fiscal

Otros impuestos y tasas

Aranceles a la importación:

En general, todas las mercancías que entran en Vietnam están sujetas a derechos de importación. Las tasas varían dependiendo de la naturaleza de los productos implicados y del origen de las mercancías. Existen tres tasas aplicables (ordinario, preferencial y especialmente preferente), basados en la relación comercial entre Vietnam y el país exportador.
Ciertos bienes reciben una exención parcial o total del derecho de importación, como es el caso de las materias primas y componentes importados a Vietnam para la fabricación de productos destinados a la exportación, siempre que las mercancías se exporten dentro de 275 días.
Asimismo, las empresas de inversión extranjera participantes en proyectos  en sectores especialmente incentivados reciben exenciones para todos los bienes importados que formen parte de sus activos fijos.

Debido a la adhesión de Vietnam a la OMC en 2007, el país debe cumplir los acuerdos en materia de reducción arancelaria comprometidos. Reducciones arancelarias que ya se han comenzado a implementarse de manera efectiva. Además cabe destacar la entrada de Vietnam en el área de libre comercio ASEAN y la ratificación de dos acuerdos, uno con la Unión Europea y otro con países americanos de la costa pacífica (TPP), para una mayor liberalización del comercio.

Si bien, en muchas ocasiones, para proteger a las empresas nacionales frente a la competencia exterior el Estado suele imponer barreras de tipo técnico a la importación, mediante la emisión constante de nueva normativa. En muchos casos una normativa difícil de interpretar y poco clarificadora.

Impuesto Especial al Consumo:

Está regulado por la ley sobre el Impuesto Especial al Consumo – SST LAW, Ley B08/2003/QH11. La última modificación corresponde al decreto 108/2015/ND-CP (28 octubre 2015), que establece los nuevos impuestos hasta 2019. Es un impuesto indirecto que grava la producción o importación de ciertos bienes y la provisión de ciertos servicios que se consideran lujosos o no necesarios.

Los tipos impositivos aplicables varían entre un 7% y un 75%.

A continuación se enumeran los principales gravámenes:

  • Tabaco (cigarrillos y puros): 70% (a partir de 2019 será del 75%)
  • Licores de más de 20º: 55%  (a partir de 2017 será del 60% y en 2018 del 65%)
  • Licores de menos de 20º: 30% (a partir de en 2018 del 35%)
  • Cerveza: 55%  (a partir de 2017 será del 60% y en 2018 del 65%)
  • Automóviles: entre el 10% y el 60% (rigen otras especificaciones según cilindrada)
  • Motos con más de 125cm3 de cilindrada: 20%
  • Aviones y yates: 30%
  • Gasolina: 7%-10%
  • Aires acondicionados: 10%
  • Papeles votivos: 70%
  • Discotecas: 40%
  •  Karaokes y centros de masaje: 30%
  • Casinos y máquinas tragaperras: 35%
  • Naipes: 40%
  • Servicios de entretenimiento que impliquen apuestas: 30%
  • Golf: 20%
  • Lotería: 15%

Impuesto sobre los recursos naturales

Las industrias que explotan recursos naturales como el petróleo, minerales, recursos forestales, pesca y agua tienen que pagar un impuesto especial dependiendo del tipo de recurso explotado y de las unidades obtenidas. El impuesto está fijado en unas tablas, por lo que es aplicable aunque no sea posible determinar el valor comercial del bien.

Los impuestos aplicables al petróleo, gas natural y carbón son progresivos.

Impuesto sobre Contratistas Extranjeros
Las personas y empresas extranjeras que ejercen negocios en Vietnam sin formar una entidad jurídica están sujetas a este impuesto, que engloba el IVA y el Impuesto de Sociedades. La tasa general de este impuesto es del 10%, pero se pueden aplicar diferentes tasas dependiendo del tipo de transacciones y del tipo de asociación.

Volver a índice de Régimen fiscal

Tratamiento fiscal de la inversión extranjera

Retención sobre la Expatriación de Beneficios y Reinversión de Beneficios:

La Circular 26/2004/TT-BTC de 31 de marzo de 2004 del Ministerio de Finanzas, clarifica algunos cambios introducidos en la nueva Ley del Impuesto de Sociedades, y elimina desde el 1 de enero de 2004 la retención sobre la expatriación de beneficios. 

Por tanto, los dividendos transferidos al extranjero por empresas o personas físicas extranjeras no están sujetos a gravamen (anteriormente existía un gravamen adicional del 10%, el 7% o el 5% en determinados casos, sobre el importe de las divisas remitidas al exterior en concepto de repatriación de beneficios). Al mismo tiempo, esta circular dispone que a partir de esa misma fecha, los inversores extranjeros ya no tengan derecho al reembolso del Impuesto de Sociedades de aquellos beneficios reinvertidos en proyectos incentivados.

Antes de la transferencia de beneficios, las sociedades mercantiles o los individuos deben preparar declaraciones sobre las remesas a transferir y presentar dicha declaración a las autoridades tributarias pertinentes.  

Los ingresos legales en moneda vietnamita derivados tanto de la inversión extranjera directa como de la inversión extranjera en cartera se podrán convertir en moneda extranjera para su envío al exterior a través de las entidades de crédito autorizadas. Antes de su salida, los residentes deberán notificar a la oficina de impuestos los datos de la empresa en el que la organización o individuo tiene el capital invertido.  

La repatriación de beneficios solo puede llevarse a cabo una vez cumplidas las obligaciones fiscales y financieras que impone el Estado de Vietnam. La repatriación de capitales no conlleva retención en el caso de inversores corporativos, y una retención del 5% en el caso de inversores individuales.

Bajo la Circular 186/2010/TT-BTC, el envío anual de dividendos al extranjero solo podrá hacerse una vez la empresa ha completado su declaración del impuesto de sociedades, emitido los estados financieros anuales y ha recibido la aprobación de la agencia tributaria.

La repatriación de beneficios no será permitida si la compañía muestra pérdidas acumuladas en su declaración financiera.

Aranceles sobre la Importación y a la Exportación:

Por el momento, de acuerdo con la Ley sobre Inversión Extranjera en Vietnam, las empresas de capital extranjero y los inversores que firmen contratos de cooperación en los negocios están exentos del pago de derechos arancelarios cuando importen bienes que formarán parte de su activo inmovilizado (equipos, medios de transporte especiales, materiales de construcción, etc.) y sobre los inputs, componentes y materiales que se importen para la producción de bienes que serán exportados (siempre y cuando se dé cumplimiento al porcentaje de exportación determinado en la licencia de inversión). 

Durante los últimos años se está llevando una política de apertura económica y de eliminación de aranceles tras la adhesión de Vietnam a la OMC en 2007 y los recientes acuerdos de libre comercio: el TPP, el de la zona ASEAN,  la Unión Aduanera de Rusia, Bielorrusia y Kazajistán y la Unión Europea. Gracias a éste último, publicado el 1 de febrero de 2016, España pasa de tener la categoría en materia de aranceles de Nación Más Favorecida (según lo pactado en los acuerdos de la OMC) a llegar a la supresión casi total de impuestos a la exportación en un plazo de 10 años.

Precio de transferencia:

La primera regulación sobre los precios de transferencia fue introducida en 1997 y solo para empresas de capital extranjero. En 2005 se redactó una nueva legislación aplicable a todas las empresas con una guía de aplicación de los precios de transferencia. Posteriormente, se realizaron algunas modificaciones con la Circular 66, que entró en funcionamiento el 6 de junio de 2010.

La ley se basa en el "arm's lenght principle" para los precios de transferencia entre entidades relacionadas. Las autoridades se han centrado durante estos últimos años en realizar auditorías para asegurar el cumplimiento de esos principios y, en caso de que la empresa falle al aplicarlos, las autoridades tienen derecho a efectuar los ajustes necesarios.

La regulación establece 5 métodos de fijación de precios de transferencia (basados en el modelo de la OCDE): método de precio comparable no controlado, método de precio de re-venta, métodos de coste añadido, método de comparación de beneficios y método de división de beneficios.

Se requiere la declaración de las transacciones con empresas relacionadas (related party transactions) mediante el formulario GCN.01/QLT al presentar la declaración del CIT anual, complementada con documentos que muestren que se aplica el arm's lenght principle.

A partir del 4 de febrero de 2014 el Acuerdo de precios avanzado permite a los contribuyentes negociar con las autoridades fiscales la metodología adecuada de precio de transferencia durante un periodo fijo de tiempo.

Condiciones a los intercambios en divisas:

En primer lugar, todas las operaciones realizadas en moneda extranjera tienen que hacerse a través de instituciones autorizadas por el Banco Estatal de Vietnam (SBV). En general se autoriza a realizar en divisas los pagos por importaciones/exportaciones y servicios en el exterior, el pago de intereses y devolución de préstamos al exterior, la transferencia de dividendos y ganancias y los beneficios obtenidos por la transferencia de tecnología. Además, también se acepta el pago a instituciones autorizadas: compañías aéreas, transportistas, aseguradoras y empresas de comunicaciones internacionales, entre otras.

Si una empresa extranjera necesita comprar divisas para cumplir con las obligaciones de sus actividades comerciales, le está permitido hacerlo bajo ciertas condiciones. Y los contratos a empleados de empresas extranjeras pueden redactarse en dólares, aunque el pago se realice posteriormente en Dongs.

Finalmente, los inversores pueden transferir legalmente al extranjero los beneficios de su inversión o el capital invertido sobrante tras la liquidación de un proyecto.

Volver a índice de Régimen fiscal

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex