Sectores de oportunidad

Sectores más interesantes para nuestra inversión

La quiebra de la línea aérea Air Berlin ha suscitado el interés entre numerosas empresas rivales por hacerse con los activos más rentables de la misma, incluida una importante empresa hispano-británica.

Durante el año 2018 se esperan numerosas salidas a la bolsa alemana, entre las que destacan la de la empresa de piezas de automoción Knorr-Bremse, la rama de medicina de Siemens y la filial de gestión de patrimonios de Deutsche Bank - Deutsche Asset Management-.

El año 2018 vence el actual contrato para gestionar el cobro del peaje de camiones en autopistas carreteras federales. Por ello el Gobierno acaba de convocar un concurso para adjudicar de nuevo este contrato por un período de 12 años, prorrogable a 15. Una empresa española del sector se ha presentado al concurso. Asimismo es muy posible que a lo largo del verano se licite la gestión del cobro de la recién aprobada viñeta para turismos.

En el mismo sentido, el Gobierno presentó en 2016 la actualización del "Plan Federal de Caminos / Vías", - Bundesverkehrswegeplan -, que formula las prioridades en infraestructuras de transporte para los próximos 15 años. El plan prevé inversiones por valor de 269 millardos €, de los que 95 corresponden a ampliación y obra nueva y el resto a mantenimiento.  

E.on la primera empresa energética del país, quiere vender su filial Uniper, que realiza todas las actividades de generación eléctrica con las energías convencionales, que antes desarrollaba la propia E.on. La capitalización bursátil de la empresa actualmente es de unos 6.000 millones de euros. 

Steag, la quinta generadora eléctrica del país, quiere vender su filial de calefacción urbana, Steag Fernwärme GmbH. El valor de venta, aún sin concretar, podría ser de algunos cientos de millones de euros. 

Crecen los rumores de que el Estado podría vender su participación accionarial del 18% en el capital de Commerzbank, el segundo banco alemán. La adquisición de este paquete haría del comprador el principal accionista de la entidad. Han mostrado su interés hasta ahora UniCredito, BNP Paribas y Credit Agricole.   

Deutsche Bank tenía intención de vender su filial Postbank, que es el primer banco alemán por número de clientes - unos 14 millones -, pero ha terminado desechando el plan por falta de interesados; en vez de eso integrará el Postbank en su propia estructura. Por otra parte sacará a bolsa una parte de su filial de gestión de patrimonios - Deutsche Asset Management - .

También ha comenzado el período de puesta a la venta del banco público de Hamburgo y Schleswig-Holstein HSH Nordbank; la privatización de este banco era una de las condiciones impuestas por la UE para el plan de rescate de esta entidad. El Nordbank se ha visto muy afectado por la crisis financiera, pero también por la del sector de construcción naval, en el que su nivel de exposición es muy elevado.

La sociedad estatal ferroviaria Deutsche Bahn ha cancelado los planes de privatizar en bolsa sus dos filiales de transporte de mercancías, la británica Arriva y Schenker.  Pero pese a todo persiste la intención de privatizar un 24,9% de la propia Deutsche Bahn. La red ferroviaria permanecerá en propiedad del Estado, mientras que el servicio de transporte, tanto de personas, como de mercancías, se segregará en una empresa holding, denominada Deutsche Bahn Mobility Logistics. El 24,9% del capital de dicho holding debería haber salido a bolsa en 2008, pero la crisis económica ha provocado su retraso sine die. Para el período 2015-19 está previsto doblar el presupuesto destinado a mantenimiento y acondicionamiento de la red viaria alemana, por lo que se espera que pueda haber oportunidades en este ámbito. 

EL Gobierno se plantea de nuevo vender sus participaciones directas o indirectas en el capital de Deutsche Telekom y Deutsche Post.

La Federación alemana posee participaciones empresariales en más de 500 empresas. Hay una intención genérica de vender total o parcialmente la participación en los aeropuertos de Berlín-Brandemburgo, Colonia y Munich, así como la Organización del Festival de Bayreuth.

La empresa de telecomunicaciones Deutsche Telekom quiere poner a la venta sus antenas de telefonía móvil. Los ingresos esperados ascenderían a 5.000 millones de €.

Una buena parte de los analistas considera que en general se ha invertido poco en infraestructura pública en los últimos años y que hay que compensar este desfase en los años siguientes.  El Gobierno alemán quiere aumentar el ámbito de la cooperación público-privada en proyectos de infraestructuras, lo que puede generar oportunidades para las empresas españolas. El primer efecto práctico de este propósito es el plan para trasladar la gestión de autopistas y carreteras nacionales a una empresa pública; sin embargo el borrador que se está manejando por los grupos parlamentarios parece excluir la participación de inversores privados, en contra de las pretensiones iniciales.  

Tras un largo período en el que las operaciones de Partenariado Público-Privado habían sido contempladas con mucha desconfianza por el Gobierno alemán, se ha producido en los últimos dos años un cierto cambio en dicha percepción, al considerarse que las operaciones de PPP pueden contribuir a incrementar la inversión en infraestructuras necesaria en Alemania sin que la carga de dichas inversiones recaiga exclusivamente sobre los fondos públicos. Recientemente se ha creado una Agencia, con mayoría de participación pública (Gobierno Federal, algunos Länder y algunas entidades locales) que tiene como objetivo asesorar y promover este tipo de operaciones. La citada Agencia se llama "Partnerschaften Deutschland" y en su página web (http://www.partnerschaften-deutschland.de/home/) se puede ver una relación de PPPs en distintos Länder.

El giro en la política energética alemana, abandonando la energía nuclear y potenciando la energía eólica en el Mar del Norte, supondrá un estímulo a todas las inversiones que contribuyan a cubrir el hueco dejado por la energía nuclear, facilitar el ahorro energético y asegurar un suministro eléctrico fiable, sostenible y razonablemente barato. Puede haber oportunidades de inversión en ámbitos específicos como el de la energía eólica, donde se esperan crecimientos muy importantes, tanto por la renovación del parque de aerogeneradores, como por las nuevas inversiones que se prevén en los próximos años, tanto en proyectos on-shore, como off-shore. Las posibilidades pueden afectar a empresas suministradoras de componentes para los parques eólicos, pero también a ingenierías y empresas de consultoría especializadas en este ámbito. La reciente decisión por parte de los partidos de la coalición gubernamental de soterrar gran parte de la red eléctrica de alta tensión, que conectará los campos eólicos con el sur de Alemania, probablemente supondrá una carga de trabajo añadida para empresas de ingeniería y construcción.  

Además la política de remuneración de energías renovables está causando una disminución del precio de la electricidad al por mayor, que está provocando el cierre temporal o definitivo de las centrales de generación convencional. Por ello algunas empresas están incluso considerando la posibilidad e deshacerse de todo el negocio convencional, como es el caso de Vattenfall, que ha vendido en abril de 2016 tanto sus minas como sus centrales de carbón - lignito- a la empresa checa EPH por un valor aproximado de 3.500 millones €. 

El espectro de sectores de la inversión española en Alemania es muy variado, comprendiendo tanto la industria tradicional, - metalurgia, máquina-herramienta, química, material eléctrico -, como las energías renovables y los servicios – telecomunicaciones, servicios financieros, hostelería, distribución, moda, etc.-.

 

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex