Sectores de oportunidad

Sectores más interesantes para nuestra inversión

Infraestructuras

La inversión anual en infraestructuras ha sido de 47.000 millones de libras en la legislatura 2010-2014. En diciembre de 2014 se publicó el nuevo Plan Nacional de Infraestructuras (NIP 14), en el que se establecen las líneas generales de actuación hasta 2020. Son destacables dos grandes proyectos ferroviarios: Crossrail y el Tren de Alta Velocidad (proyecto HS2).

En el presupuesto  de noviembre de 2016, el primero desde el referéndum del 23 de junio, el Canciller del Exchequer anunció que la inversión en infraestructuras aumentaría desde el 0,8% a más de un 1% del PIB para el ejercicio 2020/21. La Comisión Nacional de Infraestructuras (National Infrastructure Commission – NIC) hará recomendaciones para que el gasto en infraestructuras se sitúe anualmente entre el 1 y el 1,2% del PIB entre 2020 y 2050 para responder a sus necesidades inmediatas.

Tecnología

Tech City UK, situado en el este de Londres es un clúster tecnológico, cuyo objetivo es convertirse en el centro de innovación de Europa y la ubicación por excelencia para startups y empresas digitales y de tecnología. Tras su fundación en 2010, empresas de la talla de Intel, Google o Cisco, han abierto laboratorios y centros de actividades allí, y hay cientos de startups que tienen sus oficinas en la Tech City (Tweet Deck, Zoopla, Seedcamp, etc.,).

En marzo de 2017 el gobierno británico ha  publicado su nueva Estrategia Digital del país ante su inminente salida de la Unión Europea. El documento incluye planes para emplear a más de 4 millones de personas antes de 2020 con ayuda de Google, Lloyds y Barclays. Asimismo, detalla cómo el gobierno planea crear cinco centros tecnológicos internacionales en mercados emergentes. Estos centros, basados en el ya establecido UK-Israel Tech Hub, estarán diseñados para promover la internacionalización de las compañías británicas así como la asociación con empresas locales extranjeras.

UK Digital Strategy, https://www.gov.uk/government/publications/uk-digital-strategy
 

Energías renovables

El Gobierno británico apuesta por fuentes de energía renovables con el desarrollo, entre otras tecnologías, de la tecnología de CCS a gran escala (Captura y Almacenamiento de Carbono, por sus siglas en inglés). El Reino Unido es líder en energía eólica (offshore), ya es el país con mayor capacidad para este tipo de energía (5.492 MW), seguido por Alemania (4.052 MW) y China (1.924 MW), y la previsión es que para el año 2024 solo haya sido adelantado por China, manteniendo el segundo puesto con una capacidad estimada de 14.445 MW. El Brexit ha abierto nuevos interrogantes, añadiendo a la falta de claridad que ya existe en lo relativo a los objetivos del sector, las subvenciones y la conexión con los mercados energéticos del continente.

El Gobierno publicó el 12 de octubre su plan “Clean Growth Strategy” designado a reducir la emisión de gases efecto invernadero entre ahora y 2032 y que destinará más de 2.500 M£ al desarrollo de tecnologías limpias e infraestructura. La intención del Ejecutivo británico con esta estrategia es atender y cumplir con sus obligaciones en materia de reducción de la huella de carbono y que ésta vaya de la mano del crecimiento económico y sea por lo tanto un pilar fundamental para la competitividad y la productividad de Reino Unido. El documento, que ha tardado dos años en ver la luz, abarca áreas tales como eficiencia energética, transporte, edificios, sistemas de calefacción y la transición a redes eléctricas inteligentes.
 

Ciencias de la vida

El Gobierno ha activado la estrategia industrial que ya anunció a principios de este año, con objeto de preparar la economía y garantizar que Reino Unido permanezca abierto a la innovación tras el Brexit. Unos planes que pasan por impulsar el sector farmacéutico a través de nuevas inversiones y colaboraciones público-privadas, de acuerdo con un informe elaborado por Sir John Bell.   

El informe, publicado a finales de agosto, resalta la necesidad de destinar más fondos para la investigación, nuevos incentivos para la manufactura y una mayor cooperación entre las farmacéuticas y la sanidad pública (NHS). Posiblemente, en los próximos meses, las recomendaciones del informe Bell se materializarán en acuerdos concretos con el objetivo de impulsar el crecimiento de la productividad británica y estimular la investigación, el desarrollo y la inversión en tecnología.

Los 64.000 millones de libras que mueven anualmente las denominadas “ciencias de la vida”, una industria que da trabajo a 253.000 personas, han impulsado al Gobierno a priorizar el futuro de este sector tras la salida de Reino Unido de la UE.

Coincidiendo con la elaboración del informe, el ministro de Sanidad, Jeremy Hunt, ha anunciado una partida de 14 millones de libras destinada a apoyar una decena de centros de investigación de tecnología médica y así alentar la colaboración entre la industria y la sanidad pública.
 

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex