Sistema financiero

Sistema financiero

6.1.1 Historia y Contexto

Las normas legales promulgadas durante la década de los noventa modificaron sustancialmente el sistema bancario existente anteriormente, liberalizando la actividad bancaria y financiera, los tipos de interés y el mercado de cambios.

Asimismo, otorgaron un tratamiento de igualdad a los bancos peruanos y extranjeros, permitiendo a las instituciones financieras acceder a un campo más amplio de actividades, incluso actuar como banca múltiple con compañías de leasing, fondos mutuos, sociedades agentes de bolsa y compañías financieras. Todos los bancos y entidades financieras fueron privatizados y el rol del Estado quedó limitado a actuar con una función supervisora y determinante de la política monetaria. Las normas sobre bancos y empresas financieras están contenidas en la Ley General del Sistema Financiero y del Sistema de Seguros y Orgánica de la Superintendencia de Banca y Seguros.

A la cabeza del sistema bancario peruano hay dos instituciones: el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) y la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS).

El Banco de Reserva del Perú se creó en 1922 y en 1931 tomó el nombre de Banco Central de la Reserva del Perú (BCRP). La Constitución Política del Estado establece dos principios fundamentales sobre la política monetaria: la autonomía del BCRP en el marco de su Ley Orgánica y su finalidad única de preservar la estabilidad monetaria.

Para garantizar la autonomía del Banco Central, la Ley Orgánica prohíbe al Banco financiar al sector público, otorgar créditos selectivos y establecer tipos de cambio múltiples. De acuerdo con la Constitución, las funciones del Banco Central de Reserva del Perú son regular la moneda y el crédito del sistema financiero, administrar las reservas internacionales a su cargo y las demás funciones que señala su Ley Orgánica. Asimismo, la Constitución encarga al Banco la emisión de billetes y monedas e informar exacta y periódicamente al país sobre el estado de las finanzas nacionales.

A principios de 2002 el Banco Central adoptó el régimen de Metas Explícitas de Inflación como esquema de política monetaria. Así, el Directorio del Banco Central estableció que la meta de inflación anual sea de 2% con un margen de tolerancia de un punto porcentual arriba y abajo (1-3%). Con ello, las acciones del BCRP se orientan a mantener la estabilidad monetaria evitando cualquier presión inflacionaria o deflacionaria sobre la economía.

El Banco Central formula en exclusiva las estadísticas referidas a la balanza de pagos y a las cuentas monetarias. Además, cumple con la tarea de informar sobre las finanzas nacionales a través de sus diferentes publicaciones periódicas.

Por su parte, la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) es una institución autónoma, creada por la Constitución y encargada de proteger el interés público. Con este fin, la SBS salvaguarda la solidez económica y financiera de los bancos y compañías financieras, supervisa el cumplimiento de la Ley de Banca y penaliza a aquellas instituciones que operan sin autorización. La SBS tiene como responsabilidades principales el control e inspección de los bancos, empresas financieras y compañías de seguros, aprobar su organización e incorporación, autorizar operaciones especiales, auditar sus actividades, requerir el reemplazo de directores y gerentes y emitir regulaciones interpretando la Ley de Bancos. La SBS tiene un importante poder de supervisión y puede ordenar la presentación de balances, estados financieros e incluso prohibir la distribución de dividendos en caso de que lo considere conveniente. Puede imponer multas e incluso ordenar la disolución de entidades, así como multar a sus representantes o suspenderlos en sus actividades.

El sistema financiero peruano está dominado por la llamada “banca múltiple”, que no es más que la banca ordinaria, habilitada para realizar actividades de tipología variada según lo ya dicho. La "banca múltiple", con 30% del total de las entidades financieras presentes en el país, cuenta con S/. 358.820.137 nuevos soles en activos (84,6% del total de activos), S/. 226.588.913 nuevos soles (87,5%) en créditos y S/. 210.766.968 nuevos soles (82,4%) en depósitos. Las cajas municipales y las empresas financieras, con 36% del total de entidades financieras en el país, cada una, también ocupan un lugar importante en la estructura del sistema financiero peruano.

Estructura del sistema financiero Nº de
empre
sas
Activos Créditos Depósitos
    Monto (millones de soles) Porcen
taje
Monto (millones de soles) Porcen
taje
Monto (millones de soles) Porcen
taje
Banca múltiple 17 358.8 84,6% 226.6 87,5% 210.8 82,4%
Empresas financieras 11 11.1 2,6% 9.2 3,6% 4.9 2,0%
Cajas municipales (CM) 12 18.9 4,5 14.7 5,7% 14.6 5,7%
Cajas rurales de ahorro y crédito (CRAC) 7 0.6 0,2% 0.5 0,2% 0.5 0,2%
Entidades de Desarrollo de la Pequeña y Microempresa (EDPYME) 12 2.1 0,5% 1.8 0,7% - -
Empresas de arrendamiento financiero 2 0.5 0,1% 0.50 0,2% - -
Banco de la Nación[1] 1 29.5 7,0% 4.0 1,6% 24.9 9,7%
Banco Agropecuario (Agrobanco)[2] 1 2.3 0,6% 1.6 0,6% - -
Total   424.1 100% 258.9 100% 255.7 100%

Fuente: SBS. Septiembre 2016. Elaboración propia.

6.1.2 Estabilidad financiera

El sistema bancario peruano goza de una notable fortaleza, imprescindible en un país cuya dependencia de las commodities puede generar una gran volatilidad económica. La todavía significativa dolarización del sistema también introduce un elemento de potencial vulnerabilidad.

Los bancos muestran un alto nivel de capitalización y liquidez, y presentan, por el momento, índices reducidos de morosidad (si bien esta ha aumentado, por la ralentización económica, para luego estabilizarse en el entorno del 2,5%). Cabe señalar que en un país con apertura total a los movimientos de capital y parcialmente dolarizado, la oferta crediticia depende en buena medida de la política monetaria de EEUU. Sin embargo, el BCRP dispone de instrumentos para atemperar la influencia de los flujos de capital de corto plazo sobre el sistema bancario: en particular, el elevado encaje bancario, diferencial además para préstamos en soles y dólares.

La desdolarización del sistema (o “solarización” completa del mismo) es una asignatura pendiente: la dependencia del dólar genera potencial fragilidad del sistema y resta margen de flexibilidad a la política cambiaria. El proceso de desdolarización ha avanzado en los últimos años, si bien de manera irregular según los movimientos cambiarios (la reciente depreciación del sol frente al dólar ha venido acompañada de un aumento de los depósitos en dólares y reducción abrupta de los préstamos en esa moneda).

Por su parte, la SBS es un supervisor reputado y tiene una elevada influencia sobre los bancos, tanto a través de sus poderes explícitos como de su capacidad de “persuasión moral”. Dentro de las entidades supervisadas por este organismo, las cajas municipales y las microfinancieras son los eslabones más débiles, con una cierta vulnerabilidad financiera y dependencia del ciclo, y un esquema de gobernanza corporativa en general mejorable. Debe señalarse también que las cooperativas de crédito están hasta el momento exentas de supervisión por parte de la SBS, lo que supone un elemento de riesgo.

Según la Asociación de Bancos (ASBANC) en el 2015, el Perú tuvo un índice de morosidad bancaria del 2,6%, muy similar al del año anterior.


[1] No considera los créditos soberanos otorgados a empresas del Sistema Financiero y a entidades del sector público

[2] No considera los créditos otorgados a las demás empresas del Sector Financiero

Volver a índice de Sistema financiero

Líneas de crédito, acuerdos multilaterales de financiación

Perú es miembro de las principales instituciones financieras internacionales activas en Latinoamérica, en particular del Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo y de la Corporación Andina de Fomento. Debido a su favorable situación financiera, el país tiene una necesidad de financiación reducida y puede emitir en los mercados nacionales e internacionales a tipos reducidos; por tanto, hace un uso relativamente limitado de la financiación multilateral, si bien tiene va rios proyectos activos con las instituciones mencionadas, así como una cartera más amplia de préstamos vivos correspondientes a proyectos ya ejecutados. El flujo de nuevas operaciones tiene lugar sobre todo en los sectores de medio ambiente e infraestructuras de todo tipo, con un especial peso de BM y BID en los primeros, y de la CAF en las infraestructuras. Cabe destacar la importante financiación BID, con recursos españoles del Fondo del Agua, en el sector de agua y saneamiento.

En cuanto a la financiación bilateral, debido a que Perú es un país de renta media, el catálogo de instrumentos financieros es limitado y está circunscrito esencialmente al Fondo para la Internacionalización de la Empresa (FIEM). Un instrumento de carácter reembolsable, aplicable tanto en la modalidad de financiación de proyectos de inversión como en la de estudios de viabilidad, asistencia técnica, ingeniería y consultoría.

Volver a índice de Sistema financiero

Régimen de cobros y pagos al exterior. Control de cambios

En Perú está totalmente permitida la libre tenencia y disposición de moneda extranjera, fijándose el valor de la misma por el mecanismo de la oferta y demanda. De acuerdo al artículo 5 del Decreto Legislativo 668, el propio Estado “garantiza la libre tenencia, uso y disposición interna y externa de la moneda extranjera, por las personas naturales y jurídicas residentes en el país, así como la libre convertibilidad de la moneda nacional a un tipo de cambio único".

Volver a índice de Sistema financiero

Repatriación de capital/control de cambios

La política que se sigue en Perú al respecto es la de gravar con un 6,8% todo reparto de dividendos, ya sea una empresa extranjera o peruana. Al margen de este 6,8%, el reparto de beneficios de una empresa extranjera no está sujeto a retención o tasa impositiva alguna, y el capital inicialmente invertido puede ser libremente repatriado, sin pagar impuestos (sí lo hace, sin embargo y según lo ya indicado, la renta que éste ha generado).

Volver a índice de Sistema financiero

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex