Vietnam: la inflación crece a su ritmo más lento en 13 años
En el mes de junio, el índice de precios al consumo sólo aumentó un 0,3%, algo inusual en un país que a lo largo de la última década no había conocido una tasa inferior al 6,5% anual.
Fuente:  THAN NIEN NEWS , ICEX  -  26/06/2014
El IPC sólo se ha incrementado un 1,38% en el primer semestre de 2014
El IPC sólo se ha incrementado un 1,38% en el primer semestre de 2014
La contención de la inflación en un contexto de crecimiento sostenido y estabilidad económica es algo valorado muy favorablemente por los inversores
Según datos de la Oficina General de Estadísticas (GSO), el índice de precios al consumo sólo se ha incrementado un 1,38% en el primer semestre de 2014, y un 4,98% en tasa interanual respecto a junio de 2013. Es el ritmo de crecimiento de la inflación más lento registrado desde 2000-2001, años en que Vietnam experimentó una deflación, con tasas de -1,8% y 0,3%, respectivamente.
 
En el período 2000-2013, el PIB vietnamita creció a una tasa anual media del 6,19%, inclusive en los dos años de deflación. En 2011, ejercicio en que la inflación se disparó y alcanzó el 18,6%, el Gobierno se vio forzado a aplicar una política de restricciones monetarias y control del crédito, primando la estabilidad macroeconómica frente al crecimiento. Las políticas restrictivas dieron sus frutos y en 2012 la inflación ya se había reducido en casi una tercera parte, a una tasa anual del 6,81%, manteniéndose en el 6,6% en 2013. Para este año, las autoridades han fijado un objetivo del 5%.
 
En opinión de Do Thi Ngoc, jefa adjunta de la división de precios del GSO, la ralentización de la inflación se debe, fundamentalmente, a cierto retraimiento del consumo doméstico, cuyo comportamiento había sido muy positivo en 2013. Para este año, las previsiones del Gobierno apuntan a que el crecimiento del PIB se sitúe entre el 5,5% y un 6%. Dada la ralentización de la demanda, es posible que el Ejecutivo decida aplicar políticas económicas expansivas para reactivar el consumo.
 
Las medidas más ortodoxas pasan por facilitar el acceso al crédito, la reducción de impuestos o el aumento del gasto público. Habrá que mantenerse a la espera para ver cómo evoluciona la situación macroeconómica, aunque la contención de la inflación constituye todo un logro, que asegura que Vietnam siga resultando un mercado enormemente atractivo para la inversión extranjera.
 
El comercio bilateral entre España y Vietnam, tradicionalmente deficitario para nuestro país, superó los 2.165 millones de euros en 2013, año en el que las exportaciones nacionales aumentaron un 20,3% y nuestras importaciones procedentes del país asiático lo hicieron en un 4,9%. La tendencia al alza que muestran los flujos comerciales bilaterales revela el fortalecimiento que están experimentando las relaciones económicas hispano-vietnamitas. En 2009, España fue el primer país de la Unión Europea en firmar un acuerdo de asociación estratégica con Vietnam. Además, presta apoyo financiero al país asiático a través de un programa de cooperación financiera compuesto por cuatro protocolos.
 
 
Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: