OPORTUNIDADES ASOCIADAS AL CAMBIO CLIMATICO

La lucha contra el Cambio Climático y sus efectos constituye uno de los retos más importantes de las sociedades actuales. Los posibles efectos irreversibles de este fenómeno en el futuro han hecho necesaria la puesta en marcha de una acción coordinada a nivel internacional, respaldada por compromisos políticos al más alto nivel, que permitirá revisar los modelos productivos en los que se basa el crecimiento económico, tanto de los países desarrollados, como de los países en vías de desarrollo.

El marco internacional de referencia para la lucha contra el Cambio Climático es la Convención Marco de Naciones Unidas y su Protocolo de Kioto, que recoge compromisos de reducción de Gases de Efecto Invernadero (GEI) para el período 2008-2012 para los países desarrollados. En la actualidad, se está negociando el régimen climático que habrá de suceder al ahora vigente a partir de 2013, y que deberá incorporar ambiciosos objetivos de reducción a medio y largo plazo que impidan un calentamiento del sistema climático cuyos efectos catastróficos serían irreversibles.

Para más información pinche aquí

La Unión Europea, tras ejercer un fuerte liderazgo en las negociaciones, asumió la obligación de reducir dichas emisiones en un 8% respecto al año base (1990). Los compromisos asumidos por cada Estado Miembro varían en función de una serie de parámetros de referencia. En el caso de España suponen la obligación de no superar en más del 15% el nivel de emisiones de 1990.

Por otro lado la Unión Europea, aprobó el Paquete de Energía y Cambio Climático que establece unos compromisos claros para 2020, tanto de reducción de los Gases de Efecto Invernadero (GEI) (-20%) como de uso de energías renovables (+20%). Estos objetivos se acompañan además de un compromiso de incremento de la eficiencia energética en un 20%. La UE ofrece, por tanto, un marco de referencia sin precedentes que permite a las empresas europeas desarrollar sus estrategias de inversión a medio y largo plazo en los sectores afectados. En el caso de España, estos sectores han tenido un importante desarrollo en los últimos años, lo cual sitúa a las empresas españolas en un punto de partida relativamente más favorable.

Son instrumentos previstos por el Protocolo de Kioto que persiguen un doble objetivo: facilitar a los países desarrollados y a las economías en transición el cumplimiento de sus compromisos de reducción de emisiones, y apoyar el crecimiento sostenible en los países en desarrollo a través de la transferencia de tecnologías limpias. Se contribuye así a alcanzar el fin último de la Convención de Cambio Climático: la estabilización de las emisiones de gases de efecto invernadero.
Los mecanismos de flexibilidad son tres: el Comercio Internacional de Emisiones (CE), el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) y el Mecanismo de Aplicación Conjunta (AC). Los dos últimos son mecanismos basados en proyectos.  

  •  ¿Qué es el Comercio Internacional de Emisiones?

    El Comercio Internacional de Emisiones consiste en la compra-venta de créditos entre países con compromisos de reducción (países desarrollados y economías en transición) y/o sus empresas (siempre y cuando estén autorizadas por los países) para cumplir, de forma eficiente desde el punto de vista económico, los compromisos adquiridos en el marco del Protocolo de Kioto.
    De esta manera, los que reduzcan sus emisiones más de lo comprometido podrán vender los créditos de emisiones excedentarios a los países que consideren más difícil u oneroso satisfacer sus objetivos.  

  •  ¿Qué es el Mecanismo de Desarrollo Limpio?

    El Mecanismo de Desarrollo Limpio consiste en la realización de proyectos en países en desarrollo, que generen un ahorro de emisiones adicional al que se hubiera producido en el supuesto de haber empleado tecnología convencional, o no haber incentivado la capacidad de absorción de las masas forestales. Este ahorro de emisiones debe ser certificado por una Entidad Operacional Designada (EOD), acreditada por la Junta Ejecutiva del Mecanismo de Desarrollo Limpio.
    Las Reducciones Certificadas de Emisiones (RCE) así obtenidas pueden ser comercializadas y adquiridas por las entidades públicas o privadas de los países desarrollados o de las economías en transición para el cumplimiento de sus compromisos de reducción en el Protocolo de Kioto.
    Este mecanismo, además de contribuir a la reducción de emisiones de GEI, permite movilizar transferencia de tecnología y financiación pública y privada hacia esos países.

  • ¿Qué es el Mecanismo de Aplicación Conjunta?

    El Mecanismo de Aplicación Conjunta consiste en la realización de proyectos en países desarrollados o con economías en transición, que generen un ahorro de emisiones adicional al que se hubiera producido en el supuesto de haber empleado tecnología convencional, o no haber incentivado la capacidad de absorción de las masas forestales. Este ahorro de emisiones debe ser verificado o bien por el país receptor del proyecto conforme a su procedimiento nacional, o bien por una Entidad Independiente acreditada por el Comité de Supervisión del Mecanismo de Aplicación Conjunta.
    Las Unidades de Reducción de Emisiones (URE) así obtenidas pueden ser comercializadas y adquiridas por las entidades públicas o privadas de los países desarrollados o de las economías en transición para el cumplimiento de sus compromisos de reducción en el Protocolo de Kioto.
    Todos los países desarrollados y las economías en transición podrán ser receptores de proyectos de AC. Sin embargo en la práctica, los potenciales países receptores serán fundamentalmente los países de Europa Central y del Este. Ello responde tanto a sus escenarios de emisiones, como a su estructura económica, que hacen que los proyectos de AC en estos países sean más atractivos y eficientes. Los países con economías en transición se beneficiarán de las inversiones en tecnologías limpias y de la modernización de sus sectores económicos. 

Para más información sobre los mecanismos de flexibilidad pinche aquí

Como resultado de la colaboración de la Administración General del Estado con las empresas interesadas en proyectos de MDL y de AC en el marco del programa piloto español para la utilización de los mecanismos de Kioto, está disponible la “Guía española para la utilización de los mecanismos basados en proyectos del Protocolo de Kioto” que facilita la comprensión de los procedimientos internacionales para la ejecución de este tipo de proyectos.

  •  ¿Qué empresas pueden beneficiarse de las oportunidades de negocio de los mecanismos de flexibilidad del Protocolo de Kioto?

    Los ingresos derivados de la comercialización de las Unidades de Reducción de Emisiones del Mecanismo de Aplicación Conjunta y de las Reducciones Certificadas de Emisión del Mecanismo de Desarrollo Limpio mejoran la viabilidad económica de los proyectos, originando un aumento de la demanda mundial en un número muy amplio de sectores: energías renovables, gestión de residuos, eficiencia energética, agua, generación eléctrica, procesos industriales, edificación, transporte, selvicultura, etc.
    El Mecanismo de Desarrollo Limpio y el de Aplicación Conjunta abre las puertas a un amplio abanico de empresas de distintos sectores. Las oportunidades de negocio de este mercado afectan a todas aquellas empresas que participan en las diferentes etapas del ciclo del proyecto, desde la ingeniería y consultoría hasta la construcción, equipamiento, gestión y financiación, incorporándose además las empresas acreditadas para la validación de los proyectos y la certificación de las reducciones o absorciones de emisión.

Desde el año 2005 se están movilizando tanto a nivel bilateral como multilateral un elevado volumen de recursos financieros para llevar a cabo acciones de lucha contra el cambio climático en los países en desarrollo.
 
En lo que se refiere a los proyectos de Mitigación de Gases de Efecto Invernadero (GEI), hay que destacar el papel de los Fondos de Carbono en virtud de los cuales se promueven en los países en desarrollo proyectos bajos en carbono que generan unos derechos de emisión que pueden adquirirse por los países desarrollados para dar cumplimiento a sus objetivos de reducción. Estos proyectos se enmarcan dentro de los mecanismos de flexibilidad del Protocolo de Kioto y particularmente a través del Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) y de Aplicación Conjunta (AC). Existen además numerosos Fondos de Consultoría para la identificación y preparación de proyectos MDL y AC así como para llevar a cabo actividades de refuerzo institucional en los países en desarrollo.
 
Siguiendo con la Mitigación, hay cada vez más fondos y programas gestionados por Organismos Multilaterales para la demostración, despliegue, comercialización y transferencia de tecnologías bajas en carbono.

Tecnologías y oportunidades de actuación asociadas a la Mitigación dentro del Plan de Impulso a la internacionalización de la Economía española en los sectores asociados al cambio climático. 
 
De la misma manera, la Adaptación a los impactos del cambio climático constituye otro eje fundamental de acción. Según Naciones Unidas, la adaptación es un proceso mediante el cual las sociedades crean mejores condiciones para hacer frente a un futuro incierto. Tanto las tecnologías asociadas a la observación y anticipación de los fenómenos climáticos, como las vinculadas a los recursos potencialmente afectados, muy en particular los recursos hídricos, zonas costeras, agricultura, biodiversidad, etc. van a experimentar un desarrollo importante en las próximas décadas. En la actualidad hay también diversos fondos y programas gestionados por organismos multilaterales para financiar programas y proyectos de adaptación en países en desarrollo. Tecnologías y oportunidades de actuación asociadas a la Adaptación dentro del Plan de Impulso a la internacionalización de la Economía española en los sectores asociados al cambio climático.