DESTACADO
 
El futuro del sector de  las infraestructuras en India: los contratos de Participación Público-Privada (PPP)

Por Enric Marco Epple
 

India sigue siendo una de las economías que más rápido crece y uno de los mercados más atractivos para los inversores internacionales. A pesar de este crecimiento constante, recientemente distintos organismos multilaterales, entre ellos el Banco Asiático de Desarrollo (BAD), han pronosticado una ralentización en el crecimiento del PIB para los próximos dos años, debido principalmente a una recaudación de impuestos más baja de lo esperada. No obstante, se estima que para 2021 esta situación cambie, esperándose un crecimiento del 7,2%. En este contexto de crecimiento, el sector de las infraestructuras se ha convertido en una área prioritaria del gobierno indio.

El desarrollo de nuevas infraestructuras es crítico para el crecimiento económico de la India. A pesar de que las inversiones públicas en infraestructuras han seguido una trayectoria ascendente, los presupuestos públicos no son capaces de cubrir la demanda de nuevas infraestructuras del país. Por ello, el gobierno indio ha dado gran importancia a la creación de un marco jurídico que dé la suficiente seguridad a los inversores privados a la vez que garantice el beneficio para la sociedad india, a través de procedimientos transparentes, competitivos y regulados. De esta forma, las asociaciones público-privadas (APP) están siendo alentadas como solución para el desarrollo y operación de proyectos de infraestructuras.

Los contratos APP suponen un sistema de contratación entre el sector público y privado diseñado específicamente para la implementación y desarrollo de proyectos de infraestructura pública. La administración pública encarga a una empresa, por un determinado plazo, el diseño, construcción y operación de ciertas infraestructuras, además de la financiación.

A menudo, la prestación de los servicios asociados al contrato se lleva a cabo mediante una sociedad vehículo del proyecto (SPV, por sus siglas en inglés) la cual recurre a los mercados financieros para su ejecución. La financiación se otorga a la sociedad vehículo y sin recurso al accionista de dicha sociedad (Project Finance) lo que alivia el monto de deuda que soporta el accionista al estar esta encapsulada en el proyecto.

India ha implementado en la última década un ambicioso programa de proyectos bajo distintos modelos de APP, acompañado a su vez de diversas iniciativas políticas. De esta manera, India es en la actualidad uno de los países asiáticos y del mundo con una mayor madurez y experiencia en el sector. Siguiendo esta tendencia, el gobierno de India creó en 2006 un comité de evaluación, Public Private Partnership Appraisal Committee (PPPAC), para simplificar la evaluación y aprobación de estos proyectos.

Según un informe del Banco Mundial, Private Participation in Infrastructure (PPI) 2018, las APP en el año 2017 ascendieron a 11.700 millones de USD. Por otra parte, datos del Ministerio de Economía y Finanzas indio, señalan  que desde 2004, se han llevado a cabo más de 1.880 proyectos con una inversión total de 347.000 millones de USD.

Para crear un entorno más favorable para las APP, el gobierno de Narendra Modi trabaja para implementar un marco regulatorio estable y predecible que siente las bases para poder desarrollar proyectos bajo la modalidad de colaboración público-privada. Para ello, se contempla una mejora significativa en los mecanismos de licitación, y previsiblemente de transparencia y objetividad. En efecto, la exigencia de una mejor preparación de proyectos, así como la obligatoriedad de análisis coste-beneficio para su selección –lo cual incluye el desarrollo de indicadores de comparación público-privado– implica mayores responsabilidades en cuanto a la capacidad para la preparación y el control de estos proyectos. Asimismo, se cuenta ahora con una mayor presencia de fondos de inversión para financiar infraestructuras, una mejor distribución de los riesgos asociados al contrato, se han renegociado las condiciones de proyectos ya existentes y el gobierno tiene como objetivo la consolidación de un organismo regulador independiente, un mecanismo alternativo de resolución de conflictos ad hoc, y un fortalecimiento del papel de las instituciones financieras y los instrumentos de crédito.

A modo ilustrativo, solo en 2018, la capacidad instalada de energía renovable a través de proyectos PPP fue de 18 GW. Las políticas anteriormente comentadas, fueron las principales causantes de una mayor inversión en este tipo de energía: solar y eólica; así como en aeropuertos, puertos y centros logísticos de primer nivel. Se han tomado medidas específicas para hacer frente a aspectos como la generación de energía y los contratos EPC. Algunas de estas reformas incluyen el programa SHAKTI (Scheme for Harnessing and Allocating Koyala Transparently in India) encaminado a conseguir una asignación más eficiente de carbón para plantas de energía eléctrica en fase de estancamiento y un mecanismo de resolución de conflictos exclusivo para proyectos EPC.

La RERA (Real Estate Regulation Act) es otra de las reformas dirigidas a aumentar la confianza de los contratistas y a impulsar las inversiones en el sector inmobiliario mediante un marco jurídico sólido que garantice las prácticas habituales en este tipo de operaciones, promueva el acceso a activos asequibles, permita aprovechar los incentivos fiscales y reduzca los costes financieros.

Como muestra de la gestión integral de los riesgos asociados a este tipo de proyectos por parte del gobierno indio, se encuentra también el caso de las autopistas. Mientras que el antiguo modelo generaba bajo la modalidad BOT (Build, Operate and Transfer) una gran cantidad de proyectos greenfield para este tipo de infraestructuras, la Autoridad Nacional de Carreteras de la India (NHAI) ha presentado el plan Hybrid Annuity Model (HAM) que tiene como principal objetivo atraer la inversión privada y contribuir a reducir los riesgos financieros y de mercado. 

Fuente: Girisha, M C. (2019) “Challenges for Public Private Partnership in India” Elaboración propia.



Fuente: Girisha, M C. (2019) “Challenges for Public Private Partnership in India” Elaboración propia.

En este contexto, las empresas españolas pueden aportar su amplia experiencia y eficiencia en términos de recursos humanos, tecnología e innovación en sectores de oportunidad tales como energía y distribución eléctrica, infraestructuras ferroviarias, carreteras, puertos y desarrollo costero, aeropuertos y tratamiento de aguas. Asimismo, este tipo de asociaciones proporciona el espacio para que el gobierno indio se pueda concentrar en la prestación de servicios esenciales como educación y salud.

Para proponer APP viables y relevantes para las administraciones públicas es fundamental estar alineado con los Planes de Desarrollo de las distintas administraciones. Por ello es recomendable estar en contacto con los departamentos de infraestructuras de estas entidades. Como conclusión, este sistema contribuye al incremento de la competitividad interna entre los actores privados españoles en India, y promueve a su vez el crecimiento económico del país a largo plazo.

Para más información se puede consultar el informe elaborado por la ofecome sobre APP en India: https://www.icex.es/icex/es/navegacion-principal/todos-nuestros-servicios/informacion-de-mercados/paises/navegacion-principal/el-mercado/estudios-informes/DOC2019834368.html?idPais=IN

 
Oficina Económica y Comercial de España en Mumbai
Onde Indiabulls Centre, Tower II, Wing B, 7th Floor
Snapati Bapat Marg, Lower Parel
Mumbai, India
Teléfono: (+91) (22) 6740 6800
Correo electrónico: mumbai@comercio.mineco.es