Irlanda, con nuevos aires