Sistema de gobierno, partidos políticos y división de poderes

Sistema de gobierno, partidos políticos y división de poderes.

Tras más de doscientos años de existencia, en el sistema democrático constitucional de EE.UU. se ha consolidado la alternancia en el gobierno de dos grandes partidos, el Republicano y el Demócrata.

Estados Unidos es una república constitucional, presidencial y federal. Su forma de gobierno es conocida como democracia presidencialista por los poderes que la Constitución confiere al presidente. La elección del presidente es indirecta a través de un colegio electoral. Hay auténtica división entre los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. Todo el sistema estadounidense se basa en la filosofía del control y el equilibrio entre los tres poderes.

 El Presidente elige a los miembros de su Gabinete, aunque deben ser confirmados por el Senado. Igualmente se le encomiendan las siguientes funciones: actuar como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, firmar los Tratados y ejecutar las leyes federales. Además, el Presidente instrumenta el calendario político de su partido. A diferencia de lo que ocurre en la mayoría de las democracias parlamentarias, los miembros del Gabinete no pueden ser a la vez miembros del Congreso.

El  Vicepresidente, cuyo período de mandato es igual al del Presidente, además de ser Presidente del Senado es designado para suceder al Presidente en caso de fallecimiento o destitución del primero durante su mandato y hasta que se lleven a cabo nuevas elecciones. Las funciones ejecutivas del Vicepresidente incluyen la participación en las reuniones del Consejo de Seguridad Nacional, así como todas aquellas que el Presidente le encomiende por delegación.

El poder legislativo reside en el Congreso de los EE.UU. que se compone de dos Cámaras: La Cámara de Representantes y el Senado. El Senado está formado por 100 senadores (dos por cada Estado). La Cámara de Representantes cuenta con 435 miembros con voto (en número proporcional a la población de los Estados que representan), a los que hay que añadir otros cinco miembros sin voto en el pleno de la Cámara, aunque sí pueden votar en los Comités. Estos últimos son un ¨Resident Commissioner¨ por el Estado Libre Asociado de Puerto Rico, y cuatro Delegados representando al Distrito de Columbia, Guam, Samoa y las Islas Vírgenes. Tanto los Senadores como los Representantes son elegidos por sufragio universal directo.

En lo que se refiere a las elecciones para el Legislativo éstas se producen cada dos años en años pares. Los Representantes (Cámara Baja) se presentan a elecciones cada dos años, mientras que los Senadores (Cámara Alta) lo hacen cada seis (el Senado se renueva por un tercio cada dos años).  

La últimas elecciones presidenciales y legislativas se celebraron el 6 de noviembre de 2012. Tras una intensísima campaña electoral y unas encuestas que pronosticaban un resultado muy igualado, el Presidente Obama fue reelegido para un segundo mandato por un margen más amplio de lo esperado. Los resultados le otorgaron 332 votos electorales, muy por encima de los 270 votos necesarios para ser elegido, frente a 206 para Romney.

En el Congreso, no se produjeron cambios significativos respecto a las elecciones de 2010. Los Republicanos mantienen su control en la Cámara de Representantes, con 234 escaños de los 435 posibles (242 en 2010), frente a 201 escaños de los Demócratas (193 en 2010). Por su lado, los Demócratas mantienen su mayoría en el Senado, con 53 escaños de los 100 posibles, más dos independientes, frente a 45 de los Republicanos.

Respecto de la elección de Gobernadores, el panorama general actual es de 29 Gobernadores Republicanos frente a 21 Demócratas.

El proceso legislativo. Los proyectos de ley pueden ser introducidos en ambas Cámaras. Una vez han sido admitidos a trámite, son examinados por los Comités correspondientes, que deben aprobarlos antes de presentarlos en el Pleno.

Los proyectos han de ser aprobados por ambas Cámaras (mayoría simple). Cuando los proyectos de ley aprobados por ambas Cámaras sobre una misma materia son diferentes, se crea un Comité Mixto (Conferencia) que debe llegar a un texto consensuado, que se somete nuevamente a la aprobación de los respectivos Plenos.

Las leyes han de ser aprobadas por ambas Cámaras y ratificadas por el  Presidente, que tiene derecho de veto.  En caso de ejercer este derecho, la ley sólo podrá ser promulgada si se logra una mayoría favorable a la misma de dos tercios de los votos en ambas Cámaras.

El sistema judicial norteamericano se compone de tribunales federales y estatales. El reparto de competencias se basa en el Artículo III de la Constitución. Con carácter general, los tribunales federales tienen jurisdicción sobre cuestiones federales (casos en los que Estados Unidos es parte, violaciones de la Constitución o leyes federales, controversias entre Estados o con gobiernos extranjeros, quiebras, derechos de autor y derecho marítimo) y casos con diversidad de jurisdicción (entre personas físicas o jurídicas domiciliadas en diferentes Estados y cuantías superiores a 75.000 dólares). Sin embargo, la mayoría de los asuntos que se dirimen en los tribunales norteamericanos tienen lugar en los tribunales estatales (derecho mercantil, contractual, responsabilidad, etc.).

El sistema judicial federal está compuesto por tribunales de primera instancia (District courts), tribunales de apelación (Court of appeals) en 12 distritos y el Tribunal Supremo, la máxima institución jurídica de la nación y el único tribunal federal expresamente establecido por la Constitución. Lo componen nueve magistrados nombrados por el Presidente y que, con aprobación preceptiva del Senado, actúan con carácter vitalicio. El Tribunal Supremo tiene capacidad de veto legislativo y de impugnación de aquellas acciones que considere inconstitucionales.

Cada Estado cuenta con su propio sistema judicial, de estructura similar al federal, con un Tribunal Supremo y tribunales inferiores con jurisdicción civil y penal.

Dentro de las particularidades del sistema legal estadounidense destacan su origen establecido en la Common Law, basado en la jurisprudencia y el precedente, y la figura del jurado, establecida expresamente en la Constitución.

Para mayor información sobre el sistema legal estadounidense se pueden consultar las páginas del U.S. Department of Justice y la American Bar Association.

Organización administrativa y territorial del Estado

Organización administrativa y territorial del país.

Los Estados Unidos se organizan territorialmente en 50 estados más el Distrito de Columbia. Además, incluye Territorios y Posesiones Insulares en el Pacífico (Guam, Islas Marianas) y en el mar de las Antillas (Islas Vírgenes) así como el Estado libre Asociado de Puerto Rico.

Cada estado cuenta a su vez con un poder ejecutivo, un poder legislativo y un poder judicial.

El poder ejecutivo lo detenta la figura del gobernador, que constituye la más alta autoridad a nivel de cada estado. En la actualidad, de los 50 gobernadores, 20 son demócratas, 29 republicanos y uno independiente.

Respecto del poder legislativo, cada uno de los 50 estados, con la excepción de Nebraska, cuyo sistema es unicameral, posee su propio sistema legislativo bicameral.

Los estados poseen además competencias y atribuciones en aspectos fiscales y de justicia.

La mayoría de los estados de EE. UU., elabora y aprueba presupuestos estatales anuales.

El proceso de aprobación es similar en la mayoría de estados, con la preparación de programas de gasto a cargo de cada una de las agencias estatales, que son posteriormente remitidos al Departamento de Presupuestos y Planificación. Éste examina los distintos programas y transmite sus resultados al gobernador (generalmente a finales de otoño de cada año), quien conjuntamente con su gabinete debe preparar una propuesta en forma de Ley, que es remitida a su vez a la Asamblea General. Junto con dicha propuesta (Budget Bill) se suele incluir un “documento de presupuestos” (Budget Document), donde recoge las propuestas incluidas en el presupuesto de una forma más comprensible y explicada. Tras su discusión y aprobación en ambas Cámaras (Cámara de Representantes y Senado), el texto final aprobado es de nuevo remitido al Gobernador para su firma, teniendo éste poder para firmarlo, vetarlo (total o parcialmente) o solicitar modificaciones, lo que obligaría a devolverlo a la Asamblea General para la valoración de las mismas.

Por otro lado, y al contrario que el gobierno federal estadounidense, la mayoría de los estados de EE. UU. cuentan, ya sea en sus constituciones o en sus estatutos, con regulaciones que exigen equilibrio presupuestario (siguiendo el criterio de caja) para la aprobación de sus presupuestos. En la mayoría de los casos, dicho compromiso incluye únicamente lo relativo a apropiaciones y pagos recogidos en el denominado presupuesto operativo, asociado a ingresos y gastos incluidos dentro del General Fund, y que incluye como ingresos la mayoría de impuestos estatales, y como gastos los relacionados con el mantenimiento de la Administración, Sanidad, Educación, Justicia, etc. (gasto corriente).

A raíz del inicio de la crisis económica en 2007, numerosos estados han encontrado crecientes problemas para cerrar el diferencial entre ingresos y gastos a nivel del General Fund y, con ello, para cerrar sus presupuestos cumpliendo el criterio de equilibrio presupuestario. Desde la aprobación de la American Recovery and Reinvestment Act (ARRA) en 2009, los estados habían recibido fondos federales extraordinarios que les permitieron equilibrar sus balances. Sin embargo, de cara al año fiscal 2012 dichos fondos han dejado de estar disponibles, lo que supondrá la necesidad de buscar nuevas vías de equilibrio. Dicho reequilibrio, en opinión de numerosos analistas, pasará inexorablemente por una reducción del gasto corriente, y se apunta al gasto sanitario, educación primaria y secundaria pública y empleo público como probables vías de recorte. Paralelamente, en algunos estados dichos recortes vendrán probablemente acompañados de un aumento de la fiscalidad, principalmente a través del Sales and Use Tax (similar al IVA español) y los impuestos sobre tabaco e hidrocarburos, así como de una simplificación del sistema de exenciones fiscales.

La administración económica y su distribución de competencias

El gabinete presidencial está formado por el Presidente de los EE.UU, Barack Obama; el Vicepresidente de los EE.UU. y Presidente del Senado, Joseph R. Biden; y quince secretarios de distintas áreas.

Los Asuntos Exteriores son responsabilidad del Departamento de Estado, dirigido por el Senador John Kerry como nuevo Secretario de Estado, en sustitución de Hillary Clinton. Dentro del Departamento se encuentran también:

  • Deputy Secretary of State: William J. Burns.
  • Under Secretary for Political Affairs: Wendy R. Sherman, de la que dependen los directores generales para cada región. Roberta Jacobson se ocupa del Hemisferio Occidental.
  • Under Secretary for Economic Growth, Energy and the Environment: Catherine A. Novelli. Confirmada por el Senado en febrero de 2014. Asesora al Secretario de Estado en materia de política económica internacional y lidera el trabajo del Departamento en áreas que abarcan desde el comercio, agricultura y aviación, hasta las relaciones bilaterales con los socios económicos de EE.UU. 
  • Under Secretary for Arms Control and International Security: Rose Gottemoeller, interina. Consejera del Presidente y el Secretario de Estado para control de armas, no proliferación y desarme. Participa en las reuniones del Consejo de Seguridad Nacional (CSN) relacionados con su campo de acción. Está en contacto con el Presidente a través del Secretario de Estado y con los miembros del CSN. Responsable además de la política internacional de seguridad de los EE.UU.
  • Under Secretary for Public Diplomacy and Public Affairs: vacante.
  • Under Secretary for Management: Patrick F. Kennedy.
  • Under Secretary for Civilian Security, Democracy and Human Rights: vacante.

Los Departamentos más relacionados con la gestión económica son los siguientes:

Departamento del Tesoro: Competencias en fiscalidad, financiación internacional, deuda pública, tesoro, supervisión de instituciones financieras y aduanas. El nuevo Secretario es Jacob Lew, que sustituye a Timothy F. Geithner. El Deputy Secretary es Sarah Bloom Raskin. Otros altos cargos del Departamento:

  • Under Secretary for Terrorism and Financial Intelligence: David S. Cohen.
  • Under Secretary for International Affairs: Nathan Sheets.
  • Assistant Secretary for Economic Policy: Janice Eberly.
  • Assistant Secretary for International Finance: Charles Collyns.
  • Assistant Secretary for Financial Institutions: Cyrus Amir-Mokri.
  • Assistant Secretary for Financial Markets: Mathew Rutherford.
  • Assistant Secretary for Financial Stability: Richard Gregg.

Departamento de Comercio: Competencias en desarrollo económico y tecnológico, defensa de la competencia, PYMES, turismo y comercio exterior (control exportaciones, medidas defensa comercial, promoción exportación). La nueva Secretaria es Penny Pritzker. 

  • Under Secretary for Industry and Security: Eric L. Hirschorn.
  • Assistant Secretary for Economic Development: vacante.
  • Under Secretary for International Trade:Kenneth E. Hyatt, interino.
  • Under Secretary and Administrator for NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration): Kathryn D.Sullivan, interina.
  • Under secretary for Standards and Technology y Director del National Institute of Standards and Technology(NIST): Patrick D. Gallagher.
  • Under Secretary for Intellectual Property y Director del Patent and Trademark Office (USPTO): vacante.

International Trade Administration: El máximo responsable es Kenneth E. Hyatt, interino.

Oficina del Representante Comercial: El USTR es el responsable de la política comercial exterior (negociaciones comerciales y OMC). El nuevo USTR es Michael Froman y los vicerepresentantes (Deputy U.S. Trade Representatives) son: Wendy Cutler (interina, sustituyendo a Mirian Sapiro)y Michael Punke (Embajador ante la OMC en Ginebra).

Departamento de Transporte: El nuevo Secretario de Transportes es Anthony Foxx y el Deputy Secretary interino es Victor Mendez.

Departamento de Agricultura: El Secretario es Tom Vilsack y la Deputy Secretary es Kathleen Merrigan.

  • Under Secretary for Natural Resources and Environment: Harris Sherman.
  • Under Secretary for farm and Foreign Agricultural Services: Michael T.Scuse.
  • Under Secretary for Food Safety: Elisabeth A. Hagen.
  • Under Secretary for Marketing and Regulatory Programs: Ed Avalos.
  • Investigación, Educación y Economía (ARS): Catherine Woteki.

Departmento de Trabajo: El Secretario es Thomas E. Perez, nombrado en julio de 2013. La Deputy Secretary, interina, es M.Patricia Smith.

  • Administración de Empleo y Formación (ETA): Eric Seleznow.
  • Oficina de Asuntos Laborales Internacionales (ILAB): Carol Pier.
  • Corporación de Garantía de las Pensiones (PBGC): Joshua Gotbaum.
  • Administración de Seguridad Ocupacional y Salud (OSHA): David Michaels.
  • Administración de Seguridad de los Derechos de los Trabajadores (EBSA): Phyllis Borzi.

Departamento de Energía: El nuevo Secretario es  Ernest Moniz.

  • Deputy Secretary of Energy: Daniel Poneman.
  • Under Secretary for Science and Energy: vacante.
  • Under Secretary for Nuclear Security: Edward B.Held, interino.

Departamento de Sanidad y Servicios Sociales: La Secretaria es Kathleen Sebelius.

Food & Drug Administration: Directora: Margaret A. Hamburg.

National Institutes of Health: Director: Francis S. Collins.

Departamento de Homeland Security: Tiene tres funciones principales: preservar la seguridad nacional, reducir el grado de vulnerabilidad del país y minimizar el daño de posibles ataques o desastres naturales. Su Secretario es Jeh Jonhson.

Coast Guard: Comandante: Almirante Thad W. Allen.

Consejo de Asesores Económicos: El presidente Austan Goolsbee, que sustituyó a Cristina Romer, renunció a este cargo en junio de 2011. Tras Alan Krueger, el actual presidente es Jason Furman, nombrado el 1 de agosto de 2013. Integrado en la Oficina Ejecutiva del Presidente. Asesora al Presidente y analiza las diversas políticas económicas.

Consejo Económico Nacional: Su director hasta septiembre de 2010 fue Lawrence H. Summers. En enero de 2011 fue sustituido por Gene Sperling, hasta entonces asesor del Secretario del Tesoro. Tiene como funciones coordinar y asesorar al presidente sobre la toma de decisiones de política económica en la esfera nacional.

Oficina de Gestión y Presupuesto: Tras Peter Orzag y Jacob Lew, como directores, actualmente la directora es Sylvia Mathews Burwell. Integrada en la Oficina Ejecutiva del Presidente. Supervisa la elaboración del proyecto de presupuestos del Presidente y la ejecución presupuestaria de las agencias federales.

Reserva Federal: Tras el mandato de Ben Bernanke, la nueva Presidenta es Janet Yellen. Entidad responsable de la política monetaria y supervisión bancaria.

Securities and Exchange Commission: Presidenta: Mary Jo White. La misión de la SEC es proteger las inversiones y mantener justicia, orden y eficiencia en los mercados, además de facilitar la formación de capital.

President's Economic Recovery Advisory Board (PERAB): Presidente:Paul Volcker. Es un panel de expertos en economia, trabajo, educación, etc que asesora al presidente de manera externa. No forman parte del gobierno.

Public Company Accounting Oversight Board: Presidente James R. Doty. Es una institución privada sin ánimo de lucro.

Comisión Federal de Comunicaciones: La presidenta interina es Mignon Clyburn. Agencia federal independiente controlada por el Congreso que regula el sector de las telecomunicaciones en sus diferentes ámbitos.

Federal Energy Regulatory Commission: Presidente: Jon Wellinghoff. Office of External Affairs: Leonard Tao.

Environmental Protection Agency: La nueva Administradora es Gina McCarthy.

Export-Import Bank: Agencia de crédito oficial a la exportación, el homólogo de CESCE en EE.UU., aunque existe otra agencia que se encarga del seguro de crédito. El presidente es Fred P. Hochberg. Credit and Risk Management: Kenneth M. Tinsley. International Relations: Piper Starr.

Federal Procurement Policy Office: Administrador: Daniel Gordon.

Internal Revenue Service: Commissioner interino: Steven T. Miller. Sus funciones son equiparables a las de la Agencia Estatal de Administración Tributaria española.

International Trade Commission: Chairman: Irving A. Williamson.

Millenium Challenge Corporation (MCC): Agencia de ayuda al desarrollo cuya acción se ha concentrado en 7 países que cumplen una serie de criterios. Esta iniciativa se plasma en la Millenium Challenge Account (MCA), que es la que financia los programas negociados entre la Administración estadounidense y los países receptores. Su presidente es John Kerry y el Consejero Delegado es Daniel W. Yohannes.

National Aeronautics and Space Administration: Administrador Charles F. Bolden Jr.

Overseas Private Investment Corporation: Facilita productos financieros, como préstamos, garantías, seguro contra el riesgo político o apoyo a fondos de inversión, a los inversores de EE.UU en mercados emergentes. Presidente y CEO: Elisabeth L.Littlefield.

Social Security Administration: Comisaria interina: Carolyn W. Colvin.

USAID: Es la agencia estadounidense de cooperación al desarrollo. Su objetivo es la expansión de la democracia y el libre mercado en el mundo, a la vez que la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos en los países en desarrollo. Su Administrador es Rajiv Shah.

Relaciones políticas internacionales

Relaciones políticas internacionales.

EE.UU. es uno de los protagonistas principales de la escena política internacional.

Es miembro del G 20, del G 8, y de las más importantes organizaciones, tanto regionales como internacionales, entre las que destacan:

ONU (Organización de Naciones Unidas) y sus agencias, OEA (Organización de Estados Americanos), OTAN (Organización Tratado Atlántico Norte), OMC (Organización Mundial del Comercio), OCDE (Organización para la Cooperación y del Desarrollo Económico).

Asia-Pacífico es una zona de crucial importancia para los EE.UU, tanto en el campo militar y de seguridad como en el de la lucha antiterrorista o en las relaciones económicas y comerciales. La relación con China es clave, ante el aumento del poder económico, político y militar de esta potencia asiática. Japón es el mejor aliado de EE.UU. en Extremo Oriente y Australia en la zona del Pacífico. EE.UU ve a la India como un creciente poder y aliado, y a Pakistán como un aliado indispensable en la lucha contra el terrorismo islámico, por lo que le preocupa e interesa mucho la estabilidad interna del gobierno pakistaní. La estabilización de Afganistán es una prioridad máxima de la política exterior norteamericana.

En Oriente Medio, EE.UU. es un actor principal en el Proceso de Paz, que constituye otra prioridad de su política exterior. Por otra parte, la retirada de las tropas de Irak ha constituido uno de los hitos de la política de la Administración Obama, así como la escalada de las sanciones contra Irán.

Las relaciones trasatlánticas han pasado por ciertos momentos de incertidumbre en los últimos tiempos. El peso creciente en las relaciones internacionales de potencias emergentes como China, Brasil o India y la lógica atención a las mismas por parte de EE.UU., unido a la crisis económica en Europa, y en especial en la zona euro, han sido factores que han llevado a hablar de una paulatina pérdida de interés en Europa por parte de EE.UU. No obstante, la última cumbre EE.UU-UE, celebrada en noviembre de 2011, puso de relieve la importancia de las relaciones trasatlánticas para EE.UU. En particular, destaca la creación de un grupo de Alto Nivel sobre empleo y crecimiento con el objetivo de identificar medidas para aumentar el comercio y la inversión entre ambas partes que beneficien mutuamente la creación de empleo, el crecimiento económico y la competitividad internacional.

En América Latina, los intereses de EE.UU. se centran en México y en Centroamérica, y por supuesto en Brasil, por su ascenso en la escena internacional. Con Cuba las relaciones siguen siendo complicadas.

Africa constituye un área prioritaria para la Administración Obama, de vital importancia para la seguridad antiterrorista y energética de EE.UU. Hay que señalar el apoyo de EE.UU. a los procesos de la llamada "Primavera árabe" en Túnez, Egipto y Libia.