Resumen de la estructura de la oferta

Los sectores más competitivos en Australia están relacionados con la producción de materias primas, minerales y productos energéticos, y servicios.

Los grupos empresariales son de gran tamaño habiéndose producido procesos de concentración empresarial especialmente llamativos en el sector de la construcción de infraestructuras, la minería y las telecomunicaciones.

Sorprende en ocasiones la presencia de un número muy reducido de operadores de gran tamaño en sectores clave para la economía, como son el transporte aéreo, la distribución comercial, o la comunicación audiovisual. Las causas que explican este fenómeno son, por un lado, el pequeño tamaño del mercado y por otro lado, el fuerte proteccionismo de estos grupos que intenta mantener una cuota de mercado.

Infraestructuras económicas (transporte, telecomunicaciones y energía)

Transporte terrestre

Las autopistas, a pesar del escaso número de kilómetros con que cuentan, soportan más del 90% del tráfico rodado. Alrededor del 65% del transporte interior se realiza por carretera.

Transporte aéreo

Debido a las enormes distancias, el 99% de los movimientos de pasajeros internacionales se realizan utilizando el medio aéreo.

Prácticamente todas las exportaciones de Australia usan en algún momento el medio de transporte aéreo, a excepción de las materias primas a granel. Productos como correo, suministros médicos, marisco vivo o partes de alta tecnología con gran valor añadido son los que más utilizan este medio de transporte. Existe un precio recomendado denominado TACT (The Air Cargo Tariff), que es usado a menudo, aunque las aerolíneas tienden a variar los precios dependiendo de la competencia, temporada, producto o ruta.

Ferrocarril

La red ferroviaria operada por el gobierno tiene una longitud de 37.855 km. En todos los Estados, existen ferrocarriles privados que atienden las zonas agrícolas, mineras e industriales. Hay un ferrocarril transaustraliano que cruza el país de este a oeste, desde Sídney hasta Perth y en enero de 2004 se inauguró el trayecto que une Alice Springs con Darwin y que completa la línea que cruza el país de norte a sur denominado ruta del Ghan (Adelaida-Darwin).

Tráfico marítimo

Con 15.000 Km de costa, el tráfico marítimo es fundamental para Australia. Existen alrededor de 70 puertos de importancia, entre los que destacan Sídney, Newcastle, Fremantle, Melbourne y Brisbane. El 45% del transporte total de mercancías se realiza por vía marítima (sin tener en cuenta el transporte a granel de productos esenciales como: carbón, hierro, aluminio, cereales, azúcar o petróleo). Sin embargo, esta cifra disminuye hasta un 30% cuando se trata de transporte interior. La infraestructura portuaria está más adaptada al transporte a granel que al de contenedores.

Red de transporte Australiana (2012)
Carretera 818.356 Km.
Carreteras asfaltadas 341.448 Km.
Carreteras importantes 40.000 Km.
Autopistas 1.000 Km.
Aeropuertos Más de 465
Con pistas pavimentadas 326
Viaductos  
Gas y Gas líquido 28.140 Km.
Oleoductos 3.257 Km.
Gas/Petróleo/Agua 1 km.
Acueductos y canales 2.000 Km.
Ferrocarril 38.445 Km.
Puertos 70 importantes

Fuente: CIA World Factbook 2012

Población activa y mercado de trabajo. Desempleo

De acuerdo con el Índice Global de Competitividad (Global Competitiveness Index), en el periodo 2013-2014 Australia se sitúa en el puesto 20, justo por detrás de Bélgica y Corea del Sur, y por encima de Francia y Luxemburgo. De este modo, la tasa de paro a septiembre de 2013 se situaba en el 5,6% de la población activa.

Si bien la ralentización en el crecimiento económico nacional ha afectado al mercado de trabajo reduciendo la movilidad laboral, en determinados sectores como el minero, sigue produciéndose escasez de mano de obra que afecta tanto a puestos cualificados como a los no cualificados y que se traduce claramente en un importante alza en los salarios de muchas profesiones lo que sitúa el incremento de su remuneración muy por encima del promedio de las subidas de los salarios.

Históricamente, la industria manufacturera había sido la mayor fuente de empleo, pero en los últimos años ha ido perdiendo peso, ocupando en 2012 el tercer lugar con un 8,5%, tras la asistencia sanitaria y servicios comunitarios (11,8%), y el comercio minorista (10,6%). En este mismo año, el sector de la construcción empleó al 8,9% de la población y agricultura, silvicultura y pesca un 2,9%. 

PIB per capita y distribución de la renta

El PIB per cápita en 2012 se sitúa en 66.346 dólares americanos, al tipo de cambio medio del año, lo que supone un aumento del 0,8% respecto al año anterior.

Según los últimos datos de la CIA, el índice de Gini para Australia es de 30,5/100 (siendo 100 la mayor de las desigualdades), apareciendo en el puesto 25 (de entre 134 países, siendo la posición 1 la mejor y la 134 la peor). En conclusión, es uno de las economías del mundo con mayor igualdad de renta.

En Australia existen numerosos programas gubernamentales para el apoyo a los más necesitados: pensionistas, discapacitados, cuidadores, desempleados, estudiantes y familias con hijos. Existen, además, otros programas que favorecen las condiciones de vida de los veteranos de guerra y las viudas. En el último año, los sueldos fueron la principal fuente de ingresos de los hogares de nivel medio-alto, mientras que las pensiones y subvenciones lo fueron para los hogares con menos recursos.

Sector primario

Sector primario

Australia tiene una economía muy dependiente del sector primario, que emplea al 2,9% de la población activa, la cual está sujeta a un proceso de envejecimiento debido al abandono de las áreas rurales por parte de la población más joven. El sector de la minería emplea al 2,2% de la población activa.

Agricultura y ganadería

Australia produce principalmente trigo, avena, cebada, sorgo, maíz, arroz, hortalizas, frutas, semillas oleaginosas, algodón, azúcar, tabaco y plantas forrajeras. Australia es un gran productor y exportador de carne y lana. La mayor parte de la producción agrícola y ganadera es comercializada por los antiguos monopolios estatales, ahora privados, pudiendo citarse a la Australian Wheat Board (privatizado, pero que mantiene el monopolio de exportación de trigo), Australian Wool Innovation Limited y Meat and Livestock Australia. Por último, la Dairy Australia Limited es aún una empresa pública que promueve la producción y comercialización rentable de los lácteos. En lo referente al azúcar, el Commonwealth-Queensland Sugar Agreement regula la producción y contrata la comercialización interna y externa, decidiendo igualmente los beneficios a repartir entre molturadores y agricultores.

La prolongada sequía que sufrió el país en los últimos años había provocado bajos rendimientos del sector agrícola, que exporta más de la mitad de su producción, y que supone, en combinación con el resto de subsectores del sector primario (ganadería, pesca, minería y silvicultura) más de la mitad del valor de las exportaciones totales de bienes y servicios.

Aunque la actividad agraria había mejorado progresivamente en 2008, 2009 y 2010, sobretodo en Queensland, el Territorio del Norte y el norte de Nueva Gales del Sur, las grandes expectativas para 2011 se vieron truncadas por las devastadoras inundaciones ocurridas en enero de 2011, así como por los efectos del ciclón Yasi en el estado de Queensland.

Sus repercusiones sobre los sectores minero, agrícola y ganadero incidieron negativamente sobre las cifras de exportación y elevaron los precios internos de las commodities, con el consiguiente efecto sobre la tasa de inflación.

Por otra parte, restaron capacidad de crecimiento, rebajando las previsiones sobre el PIB. Y por último, forzaron a realizar un esfuerzo de gasto adicional, comprometiendo partidas en los presupuestos federal y estatal para reconstruir las zonas afectadas.

En el subsector forestal, predominan los bosques de eucaliptos, siendo excedentarias las maderas duras para las necesidades internas. Por el contrario, existe un déficit en coníferas que debe ser cubierto por las importaciones.

Pesca

Aunque la zona pesquera australiana es la mayor del mundo -cubriendo un área de casi 9 millones de km2 que va de los trópicos a la Antártica, y que es un 16% mayor que su propio territorio- la captura comercial total supone únicamente alrededor el 0,2% del tonelaje mundial. Esto refleja más bien su baja productividad que una falta de explotación. También se cultivan perlas, y la acuicultura es una de las industrias rurales de mayor crecimiento en Australia. Sin embargo, existe muy poco valor añadido en el tratamiento de los productos pesqueros en Australia, ya que la mayor parte de los establecimientos industriales relacionados con la pesca sólo llevan a cabo las tareas más elementales de limpiado, cortado, empaquetado y congelado. La mayor parte de la producción de pescado, crustáceos y moluscos se destina a la exportación, principalmente a Hong Kong y a Japón, seguidos a mayor distancia por Estados Unidos, China y Taiwán.

Minería

Australia es uno de los principales productores mundiales de minerales y metales, siendo un importante exportador de estos productos. Además de minerales energéticos (carbón y gas natural) produce principalmente bauxita, alúmina, mineral de hierro, cobre, oro, plomo, níquel, sal, plata, tungsteno, uranio y zinc. Los principales Estados productores son Queensland y Western Australia.

La actividad minera representa el 7,3% de su PIB y el 40% de su exportación, siendo además un sector en el que se espera que tanto la producción como la exploración sigan aumentando a lo largo de los próximos años.

La situación económica reciente ha hecho que descienda la demanda mundial de minerales, afectando en parte a la industria minera australiana, aunque el país ha evitado descensos importantes en su producción gracias la creciente demanda mineral de países como China e India, que se vaticina que seguirán demandando mayores cantidades en los próximos años.

Sector secundario

Industria

En cuanto al sector industrial, Australia está pasando por un proceso de desindustrialización como consecuencia de la falta de competitividad internacional de sus manufacturas, que tiene su origen en los siguientes factores: una mano de obra muy cara en comparación con sus vecinos asiáticos, el reducido tamaño de su mercado interior y la necesidad de importar todos los equipos productivos que necesita, tales como equipos eléctricos, la máquina-herramienta, maquinaria especializada, equipos químicos y otros productos científicos o de alta tecnología.

Para desarrollar la industria, la administración australiana se sirvió en el pasado del proteccionismo arancelario y de la atracción de capital extranjero, creándose así una industria pesada alrededor de la minería y una industria ligera en los sectores de automoción, químico, textil, de la construcción y eléctrico. La inversión extranjera está concentrada especialmente en la industria del automóvil y la ingeniería civil. Algunos de los principales sectores son el de la alimentación, el sector textil, el químico, el siderúrgico, el subsector del aluminio y subsector de la automoción. Los sectores que el Gobierno trata de promocionar son la biotecnología, nanotecnología, energías renovables, tecnologías de la información, turismo, servicios financieros y la industria cinematográfica principalmente.

El sector productivo empresarial ha llegado a una situación de cuello de botella, con escasez de capital físico y humano, lo que está induciendo a los empresarios a invertir en capital físico con el fin de aumentar la capacidad; y al Gobierno a incrementar los cupos anuales de inmigración para segmentos de mano de obra cualificada.

El problema de agotamiento de capacidad que aqueja al sector industrial abre la puerta para los exportadores españoles de maquinaria, bienes de equipo y tecnología de apoyo al proceso productivo. Existe potencial para la maquinaria agrícola, especialmente con la prolongada sequía en el que las decisiones de inversión en equipo han sido pospuestas. Como es tradicional, el material eléctrico y electrónico, equipos de telecomunicaciones y componentes de automóviles seguirán teniendo buena acogida. Otro subsector interesante es el de maquinaria para la minería, siendo éste uno de los sectores más prometedores para las empresas españolas. El futuro de inversiones en tecnología medioambiental, los equipos relacionados con energías renovables y biotecnología está en una fase de expansión, especialmente desde que el nuevo gobierno firmó el Protocolo de Kyoto en la reunión de Bali, y que la actual presidenta del gobierno se ha propuesto reducir los niveles de contaminación emitidos por Australia hasta en un 40% para 2050. Este nuevo paso, impensable con el anterior gobierno, abre las puertas a muchas de las industrias punteras en España en energías renovables.

Sector terciario

En el sector servicios los subsectores más interesantes para las empresas españolas son los de gestión y explotación de infraestructuras turísticas, construcción e ingeniería, gestión de infraestructuras públicas (carreteras, aeropuertos, etc.), enseñanza del español, servicios medioambientales (gestión de residuos, desalinización de aguas).

-Transportes

Algunos de los subsectores más importantes son el de transporte aéreo, transporte marítimo, por ferrocarril y turismo.

En lo que respecta al transporte aéreo, la quiebra de Ansett, y el reparto territorial del mercado entre Qantas y Virginblue no han contribuido a mejorar la situación de competencia en un mercado dominado por Qantas, que a su vez es propietaria de Jetstar. Desde el 30 de Junio de 2006, Australian Airlines no opera más vuelos de pasajeros y algunas de sus rutas han sido absorbidas por Jetstar.

En cuanto al transporte por ferrocarril, en febrero de 2002 el gobierno federal y los gobiernos de los Estados de NSW y Victoria privatizaron la gestión de la red de ferrocarril para el transporte de carga que hasta ahora desempeñaban las empresas públicas Freight Corp y National Rail, mediante su venta a un consorcio formado por Lang Corp y Toll Holdings. La propiedad de las vías, excepto en el caso de WA, sigue quedando en manos públicas.

-Turismo

Durante 2012, hubo 6,1 millones de visitantes en el país, lo que supone un aumento del 4,6% con respecto al 2011. Los países que más turistas enviaron a Australia fueron Nueva Zelanda (19,6% del total), Reino Unido (8,1%), China (9,8%), Estados Unidos (7,7%), Japón (5,7%), Singapur (5,6%), Malasia (4,3%), y Corea (3,2%).

Según fuentes locales corregidas estacionalmente el número de visitantes españoles a Australia ascendió en el 2011 a 22.900, cifra similar a la registrada en 2010, mientras que el número de visitantes australianos cuyo destino principal ha sido España ascendió en el 2011 a 42.100 personas, un 18,6% más que el año anterior. Cabe señalar que, según estimaciones de la Embajada de Australia en Madrid, alrededor de 80.000 australianos visitan España cada año, la gran mayoría de ellos procedentes de otros países europeos, y que incluyen España dentro de un circuito continental y por tanto no señalan España como destino principal a efectos estadísticos.

El turista australiano no necesita visado para viajar a España y tiene un poder adquisitivo muy alto, lo que lo convierte en un potencial cliente muy interesante para el sector turístico español.