Resumen de la estructura de la oferta

En relación con otros países de la región subsahariana, Camerún posee una economía diversificada y relativamente terciarizada. Tanto el Fondo Monetario Internacional (FMI) como el Banco Africano de Desarrollo (BAfD) estiman que la actividad económica del país considerada como servicios representa aproximadamente la mitad del PIB. El sector primario sigue teniendo un peso muy importante, tanto el subsector agropecuario, 18% del PIB, como la extracción de recursos mineros, y en particular, petróleo, que aportan un 9% del PIB-. El peso de la industria manufacturera es significativamente mayor que en otros países del África Central, representando aproximadamente el 18% del PIB, según datos del FMI referentes al año 2012.

Distribución sectorial del PIB

Precios (minoristas y mayoristas)

La existencia de una producción local básica en gran parte los sectores, la permeabilidad a las importaciones y la pluralidad de oferentes en los canales de distribución, hacen que las situaciones de desabastecimiento en el país sean raras y los precios se acerquen a los de los mercados internacionales. Algunos productos, como por ejemplo los carburantes, están subvencionados y sus precios son inferiores a los internacionales. Los canales de distribución se caracterizan por la presencia de numerosos operadores de tamaño medio y alcance geográfico limitado.

Tras las privatizaciones de empresas públicas y la liberalización de los mercados en las últimas dos décadas, en algunos sectores como la distribución de productos alimentarios o las estaciones de servicios se puede hablar incluso de una excesiva atomización, mientras que en otros perviven monopolios u oligopolios de hecho como en el sector de producción de cemento o en algunos servicios como la recogida de basuras, el suministro eléctrico o el transporte aéreo interno.

Infraestructuras económicas (transporte, telecomunicaciones y energía)

Infraestructuras aeroportuarias

Camerún dispone 8 aeropuertos de uso comercial de un total de 23 aeropuertos con pista pavimentada de diferentes longitudes. Existen 3 aeropuertos internacionales y 5 aeropuertos secundarios bajo autoridad de la Cameroun Civil Aviation Authority (CCAA), organismo dependiente del Ministerio de Transportes de Camerún encargado del control de las instalaciones aeroportuarias, así como de la supervisión de la prestación de los servicios necesarios para su funcionamiento a excepción de los aeropuertos de Garoua y Douala, donde la Agencia para la Seguridad de la Navegación Aérea en África y Madagascar (ASECNA) se encarga de asegurar estos servicios. Los aeropuertos del país son:

- El Aeropuerto Internacional de Yaounde-Nsimalen, aeropuerto de la capital del país, dispone de conexiones con Europa y actualmente tan sólo se explota el 17% de su capacidad total de carga y pasajeros;
- el Aeropuerto Internacional de Duala, con una capacidad de 1,5 millones de pasajeros y 50.000 T de carga al año, es el aeropuerto de la capital económica del país y de la subregión de África central, dispone de conexiones con Europa;
- el Aeropuerto Internacional de Garoua con una capacidad de 1,5 millones de pasajeros y 5.000 T de flete al año, su uso se ve condicionado por copiosas lluvias y tormentas durante la estación de húmeda, que se extiende desde junio hasta octubre;
- el Aeropuerto Ngaoundéré (en la provincia de Adamaoua) con 200.000 pasajeros al año;
- el Aeropuerto Maroua-Salak (en el extremo norte) con 500.000 pasajeros y 20.000TM de carga al año;
- el Aeropuerto Bertoua (al este) con 100.000 pasajeros al año
- el Aeropuerto Bafoussan (al oeste) con 100.000 pasajeros y 20.000TM de carga al año; y
- el Aeropuerto Bamenda (al noroeste).

Tras el cierre de Cameroon Airlines, Camairco ha tomado el testigo inaugurando nuevas rutas nacionales e internacionales. En Europa, dispone de conexiones directas con París desde Douala y Yaoundé. Desde el aeropuerto de Yaoundé hay vuelos directos a casi todas las capitales europeas, y las principales ciudades de norteamérica, desde Douala, hay vuelos regulares a París, Bruselas y Zurich. Las aerolíneas europeas que ofertan los citados vuelos son Air France, Bruxelles Airlines y KLM.

Infraestructuras portuarias

Camerún dispone de cuatro puertos: Duala, Kribi, Limbe y Garoua. El puerto de Douala es actualmente la infraestructura portuaria más importante de África Central, ya que concentra un 93% del tráfico de mercancías en régimen de importación y exportación de Camerún y los países del entorno, especialmente, Chad y República Centroafricana. Con un tráfico anual de 6 millones de toneladas aproximadamente, cuenta con 11 atraques, un amplio almacén y un espacio de almacenamiento de contenedores al aire libre.

Tras 4 años de obras y una inversión estimada de 665 millones de dólares, el próximo mes de junio de 2014 está prevista la entrada del primer buque y la puesta en funcionamiento del nuevo complejo portuario en aguas profundas de Kribi. Se trata de una macro infraestructura que permitirá la comercialización y explotación de los grandes depósitos de minerales del sur y este de Camerún, incluidos los depósitos de hierro de Mbalam. También se han creado plataformas de extracción y carga en buques del crudo procedente de Chad.

Infraestructuras viales

La gran mayoría de las mercancías que transitan desde el puerto de Douala hacia el resto de Camerún y de los países vecinos sin litoral -Chad y República Centroafricana- se realiza mediante camiones a través de la red de carreteras de Camerún. A pesar de las mercancías destinadas a los países vecinos pueden pasar a través de Camerún, libres de impuestos, los transportistas deben pagar altas tarifas relacionadas con dispositivos de localización GPS.

La red de carreteras tiene unos 50.000 Km.; de ellos, 4.300 Km. están asfaltados, 17.000 Km. son carreteras de tierra y 28.000 km son carreteras rurales. Un gran número de vías no están asfaltadas y durante la época de lluvias se vuelven impracticables, lo que causa numerosos accidentes y supone un coste añadido para el transporte de bienes dentro del territorio.

La débil infraestructura viaria es a menudo citada como un obstáculo al desarrollo del país. Sin embargo, a medio plazo esta situación puede cambiar ya que en los últimos años el Gobierno de Camerún ha realizado una importante inversión en construcción y mantenimiento de las carreteras del país. Además, el Banco Africano de Desarrollo junto con la Unión Africana, están financiando proyectos de construcción de una Red de Carreteras Transafricanas, para fomentar el tráfico comercial entre los países del continente, algunos tramos de estas atraviesan Camerún y conectan con los países vecinos, como la conexiones actualmente en construcción con Nigeria y Chad, en el norte del país.

Infraestructuras ferroviarias

Existe una vetusta infraestructura ferroviaria que conecta la costa con la capital y continua hasta el norte. A partir de Doula, la línea se extiende en dos direcciones: Duala-Kumba y Duala–Yaundé–Belabo-Nagaoundéré. Actualmente la red tiene algo menos de 1.000 Km. de vía estrecha. Es el principal medio de comunicación entre el norte y el sur del país para el transporte de pasajeros y mercancías. Para algunos pueblos, el ferrocarril es el único medio de transporte al que puede acceder.

El operador es CAMRAIL y tiene la concesión desde 1.999. Es una sociedad anónima con un capital que supera los 17 millones de € y cuyos principales accionistas son SSCF (Grupo Bolloré, 77,4%), el Estado Camerunés (13%), Total Cameroun (5,3%) y SEBC (Grupo Thanry, 3,8%). A pesar de la privatización, la infraestructura sigue siendo pobre.

Durante 2014 se han convocado licitaciones para mantenimiento y mejora de sus instalaciones. Además, se ha firmado un acuerdo bilateral entre el gobierno de Camerún y el de Chad para extender las líneas férreas camerunesas hasta Djamena, capital de Chad.

Infraestructura eléctrica

Según datos de la Agencia para la Energía de Estados Unidos (EIA), Camerún ocupa, a nivel mundial en 2011 por países, el puesto 125 en producción de energía eléctrica y el 65 en consumo, con una tendencia alcista continuada en el consumo en los últimos años. Esto ha generado un déficit energético importante en lo que a consumo de energía eléctrica se refiere, además de algunos problemas añadidos, como apagones y cortes, especialmente en la región sudoeste del país.

Camerún tiene una potencia instalada de más 1.150 Mw. distribuida en 14 centrales principales de generación eléctrica y 30 centrales de menos de 1Mw. para el abastecimiento local. De las principales, 10 son centrales térmicas alimentadas con diesel, 3 son hidroeléctricas, y recientemente se ha puesto en marcha una nueva central de producción de gas en Kribi, que actualmente tiene una potencia instalada de 213 Mw. aunque existe un plan para ampliar su capacidad a 333 Mw. durante el presente curso.

A Camerún se le atribuye un gran potencial de producción hidroeléctrica. De hecho, su principal fuente de abastecimiento eléctrico son las tres centrales de producción hidroeléctrica de Edéa, Songloulou y Ladgo que aportan 720 Mw., si bien se calcula que actualmente sólo explota el 5% de su producción de energía potencial.

Entre las inversiones y proyectos de construcción de infraestructuras en esta materia destaca el proyecto de Lom-Pangar, con una financiación del Banco Mundial, del Banco Africano de Desarrollo y del Banco Europeo de Desarrollo de 132, 71,1 y 39 millones de dólares americanos respectivamente, para la construcción de una presa con capacidad de generación hidroeléctrica con una potencia instalada de 30 Mw. en las inmediaciones de la confluencia de los río Lom y Pangar, en el Este del país. Las obras del proyecto comenzaron en 2013 y la fecha prevista para la finalización del mismo y puesta en marcha de la planta es marzo de 2016.

Respecto de la distribución eléctrica, Camerún dispone de 26.375 Km. de líneas de distribución eléctrica de alta tensión. Del total 1913 Km. de líneas de transporte para consumo, 480 son de 225 Kv. y el resto de 110 y 90 kv.

Infraestructuras de comunicaciones

Cameroon Tele Communications (CAMTEL) es el operador público de telecomunicaciones en Camerún. Actualmente, el país cuenta con 6.000 Km. de redes de fibra óptica y está proyectada la construcción de 4.000 Km. más en los próximos años. Además, en diciembre de 2013 Camerún adquirió el derecho de acceso al cable submarino de fibra óptica SAT 3, con lo que la velocidad de conexión del país aumentará notablemente en los próximos meses. Existen 2 operadores móviles, MTN, filial de Camtel y Orange Cameroun, asimismo se prevé la entrada de un nuevo operador, Viettel, a mediados de 2014. La cobertura móvil es buena en casi todo el país, aunque la conexión 3G, si bien se han entregado licencias, no está todavía desarrollada.

Población activa y mercado de trabajo. Desempleo

De acuerdo al Banco Mundial, la tasa de población activa es del 67% (2009) y la fuerza laboral asciende a 7,7 millones de personas (2009). Según el "Anuario Estadístico de Camerún 2010" del Instituto Nacional de Estadística de Camerún, en 2005 la tasa de desempleo era del 5,4% (12,6% para las zonas urbanas y 1,4% para las rurales). Estas cifras, aparentemente bajas, esconden un gran volumen de subempleo, empleo informal y familiar, especialmente en el medio rural. 

El país no es un tradicional receptor de inmigrantes, al contrario, la tendencia es a emigrar a otros países de Europa o de África, como Guinea Ecuatorial o Gabón, en busca de oportunidades laborales, gracias a una mayor competencia y cualificación frente a los locales.

Cuadro de Distribución de la población activa

PIB per capita y distribución de la renta

Según las estimaciones del FMI, el PIB per cápita en paridad de poder adquisitivo en 2013 era de 2.417 dólares. El índice Gini de distribución de las Naciones Unidas establece un valor del 44,6 para el periodo 2000-2011 -se trata de un índice que va de 0, igualdad máxima, a 100, desigualdad máxima- mientras España tiene un 34,7 y EE.UU. un 40,8. Asimismo, de acuerdo a los últimos datos la Encuesta Nacional de Pobreza del Instituto Nacional de Estadística de Camerún, el 40% de la población vivía en 2007 por debajo del umbral de la pobreza elevandose la cifra al 87% en el medio rural, sin que apenas hubiera cambios respecto a la encuesta de 2001. Según el Índice de Desigualdad de Género, el país se encuentra en la posición 134 sobre 187 países, con un coeficiente de 0,639. Según Naciones Unidas, el Índice de Desarrollo Humano (IDH) de Camerún en 2012 es del 0,495, lo que sitúa al país en el puesto 150 de un ranking de 187 países. El IDH de la región de África Subsahariana se situa en el 0.463.

Sector primario

El sector primario, tiene un importante impacto en la economía del país, siendo además la base de un dinámico sector manufacturero.

La actividad agrícola es la base indiscutible de la economía camerunésa y el primer empleador del país. Se centra en la producción de cultivos industriales y alimentos: cacao, café, algodón, plátanos y caucho. El sector primario, aportó en 2012 un 33,5% al PIB, según datos del FMI. Este sector absorbe el 70% de la población activa y supone gran parte de las exportaciones del país. En 2012 el Ministerio de la Agricultura y del Desarrollo Rural  (MINADER), ha lanzado el programa “Agropole”, que pretende aumentar la producción agrícola y ganadera nacional de productos como la carne de pollo, cerdo, el pescado, los huevos, el arroz, el maíz, la soja y la piña, para reducir las importaciones y fomentar el consumo del productor nacional. El objetivo a medio plazo es que el nivel de producción no sólo tiene que alcanzar niveles suficientes para satisfacer la demanda local, sino también para satisfacer la demanda de otros países del África Central, pues Camerún está considerado como el “granero de la región”. El sector todavía dispone de un gran potencial de crecimiento, especialmente en su modernización y en el desarrollo de la agroindustria. Además, desde hace dos años se organiza en 21 ciudades camerunesas y 8 capitales africanas el festival internacional Festicoffee, con el objetivo de promocionar el café camerunés.

La silvicultura, tiene un gran peso en la economía nacional, en 2012 representó el 6,4% del PIB, según el FMI. El bosque cubre el 40% del territorio nacional, con una superficie aproximada de 22,5 millones de hectáreas, por lo que su explotación tiene un gran peso en la economía nacional. Camerún es uno de los primeros productores de madera de África Central y tiene la industria de transformación más desarrollada de la región, con una capacidad de producción de 2,3 millones de m³ en 2009. Si bien se constata un ligero descenso en el volumen de las exportaciones de maderas, se registra una progresión de los productos transformados como el contrachapado. Un 70% de la masa forestal está destinada a la producción de chapas, cuyas exportaciones aumentan de manera regular. Camerún tiene a su favor una gran diversidad climática y de paisaje, lo que hace de su producción silvícola sea una de las diversificadas del continente. Desde hace algunos años, el Ministerio de Bosques y Fauna (MINFOF) ha ido adoptando iniciativas de refuerzo del Programa Nacional de Desarrollo Medioambiental para incrementar la protección del sector y mejorar la formación y la investigación en este ámbito. Las principales especies de madera explotadas en el país son: Ayous/obéché, sapelli, tali, azobé/bongossi, iroko, okan y fraké/limba. La mayor parte de las exportaciones cameruneses de troncos y productos derivados de la madera van dirigidas a China y la UE.

A pesar de que Camerún tiene importantes recursos minerales de bauxita, cobalto, mineral de hierro, diamantes, rutilo, níquel y uranio, sin embargo, la extracción de estos recursos es limitada. Existe una minería artesanal de diamantes de aluvión en todo el país así como oro aluvial en el Este y el Norte del país. También se produjeron, aunque para el consumo interno, una cierta variedad de minerales industriales y materiales de construcción, tales como cemento, yeso y piedra. Según, el Minerals Yearbook 2012, ente los principales metales que se obtienen en el país se encuentran la bauxita, el aluminio y el cobalto. A nivel mundial, se considera a Camerún como el quinto país en términos de potencial de bauxita, con unas reservas estimadas de más de mil millones de toneladas en la mina Martap y en los depósitos de Ngaoundal, en la región de Adamawa. Asimismo, en Fongo Tongo, región oeste, las reservas estimadas de bauxita ascienden a los 35 millones de toneladas. Existen proyectos para la explotación a gran escala de los importantes yacimientos de hierro como el puerto de aguas profundas con terminal de carga de minerales en Kribi y una vía férrea entre el yacimiento de hierro de Mbalam y el citado puerto. Además, se prevé que en 2015 entre en funcionamiento la primera planta de tallado de diamantes. También hay depósitos de casiterita, lignito, mármol, mica, rutilo, y tantalita. Todos los recursos minerales pertenecen al Estado. Las actividades de prospección, exploración y desarrollo de cualquier depósito mineral exigen un permiso previo. El Ministerio del Agua y la Energía (MINEE) es el responsable de la administración de la industria minera, de acuerdo con la versión revisada del Código de Minería de 2001 y el Código del Petróleo de 2000. Aunque el sector de recursos minerales no había sido una prioridad del Gobierno en el pasado, que parecía estar cambiando en el 2009. En un esfuerzo por atraer nuevas inversiones en el sector, el Gobierno revisó el Código de Minería de 2001 y promulgó en 2010 una nueva ley para proporcionar a los inversores con incentivos tales como una rebaja de impuestos de 5 años y la libre transferencia de capital fuera del país. Se prevé un aumento relevante en las explotaciones mineras en Camerún, de hecho, tan sólo en la región Este del país, se han concedido más de 1.000 licencias de explotación minera en los tres primeros meses de 2014.

El sector del petróleo sigue siendo el segmento más importante de la industria minera de Camerún. Los productos del petróleo proporcionan alrededor del 50% de las exportaciones del Camerún. Las reservas de petróleo se encuentran en alta mar en la cuenca del Río del Rey, en el mar y en tierra en Douala y las Cuencas Kribi-Camp, y en tierra en la cuenca del Logone-Birni, en la parte norte del país. El petróleo constituye el segmento más importante dentro de la industria mineral en Camerún, a pesar de que, tras alcanzar su auge en 1985 con una producción de 185.000 barriles al día, estuvo en claro declive hasta llegar en 2012 a una producción de tan solo 63.130 barriles al día. Para tratar de frenar esta tendencia, a partir de 2009, se pusieron en marcha algunas iniciativas a favor del sector de hidrocarburos como la promulgación de un Código de Petróleo, que introdujo incentivos a la implantación de empresas extranjeras y una mayor flexibilidad en el reparto de concesiones. El país cuenta con su propia refinería, ubicada en Limbe, con una capacidad de producción de 45.000 barriles al día, 2,1 Mt/año. La compañía nacional Sonara opera en ella junto con Total. En todo caso su petróleo se vende en los mercados internacionales con un descuento ya que está calificado como pesado. Según previsiones del FMI, en 2014 el petróleo y sus derivados representarán alrededor de la mitad de las exportaciones de Camerún y un 5,4 del PIB.

En referencia a la extracción de gas, Camerún no ha sido tradicionalmente considerado como un país productor de gas, si bien, según la Agencia Norteamericana de la Energía (EIA), las reservas estimadas son de 1.350 millones de m3. El país pretende aprovechar los gases quemados o no extraídos, para monetizarlos, ejecutando su propia estrategia de industrialización basada en dicho hidrocarburo. Durante los últimos años, se han realizado importantes prospecciones en busca de gas en la franja costera de Camerún, se espera que estas prospecciones den resultado y las extracciones de gas aumenten considerablemente. Respecto de la regulación sobre esta actividad, Camerún cuenta con su propio Código del Gas, en vigor desde 2002 y modificado en 2008, que contiene todo lo relativo a concesiones, transporte, transformación, venta y almacenamiento del mismo.

Sector secundario

El sector secundario supuso el 23% del PIB en 2012, según el FMI. Es un sector muy diversificado y dinámico (a pesar de verse afectado por la crisis internacional), donde destacan las industrias petroquímicas (refinerías e industrias del plástico), la agroindustria (industria cervecera y otros alcoholes, los refrescos y otras bebidas, la industria del aceite y la margarina o la industria azucarera), la industria textil (algodón), la industria química (especialmente el jabón fabricado a partir del aceite de palma), metalurgia (aluminio, astilleros, calderería), la industria de transformación de la madera y la de generación eléctrica. Camerún también tiene una industria de ensamblaje de componentes importados para consumo local y exportación incluyendo motos, maquinaria de construcción simple como carretillas y carros, tractores, computadoras y otros aparatos electrónicos.

La industria se encuentra concentrada geográficamente en torno a Duala y en menor medida Yaundé y otras ciudades. La Mission d’Aménagement et de Gestion des zones Industrielles (MAGZI) es el organismo encargado del acondicionamiento y gestión de las zonas industriales que existen en las principales ciudades, dependiente del Ministerio de Industria (MINIMIDT). Las inversiones planeadas en transporte, comunicaciones y generación eléctrica, facilitando la conexión con los países vecinos deberían favorecer la expansión de este sector a medio plazo.

En los últimos años se han realizado inversiones industriales con capital extranjero, las más notables, la apertura de una gran planta de capital marroquí de producción de cemento en Douala, Cementos de África, la creación de una nueva línea de producción de cerveza Guiness en la factoría de Brasseries du Cameroun en Duala, el anuncio de apertura de una segunda factoría Ferrero Rocher o el establecimiento de una implantación productiva de la empresa española Gallina Blanca.

Sector terciario

El sector terciario se ha convertido en el motor de la economía camerunesa contribuyendo en un 43,2% al PIB en 2012 según fuentes del FMI.

El principal motor del sector terciario han sido las telecomunicaciones. En Camerún prestan servicio dos empresas de servicios móviles y acceso a Internet, MTN (marca comercial de Camtel, empresa nacional de telecomunicaciones) y Orange Camerún. Asimismo, está previsto que a lo largo de 2014 entre en servicio Viettel. En 2012, según el Banco Mundial, el país contaba con 6,1 millones de líneas de teléfono móvil, un 32,2% de la población. La banda ancha está disponible en las principales ciudades aunque se suelen presentar problemas de capacidad que obstaculizan la prestación de los servicios. El resultado es que, según Internet World Stats, en 2012 la penetración de Internet en Camerún era de un 5% de la población, muy inferior a la media africana, de 15,6%. Se ha permitido a Camtel el monopolizar el acceso al cable submarino SAT-3/WASC internacional de fibra óptica, que ha llevado a muy altos precios y un mercado gris de los operadores sin licencia de puerta de enlace vía satélite que ofrecen acceso a Internet y Voz sobre Protocolo de Internet. El Banco Mundial y China está financiando un importante programa de expansión de conexiones de fibra óptica internacional y una red troncal nacional de fibra que actualmente cuenta con 6.000 Km. de cable implantado y se espera ampliar la red con 4.000 Km. en los próximos años. En virtud de un régimen regulador más liberal, el mercado de las telecomunicaciones Camerún podría alcanzar muy rápidamente con sus pares de la región. Se tiene previsto completar la privatización de Camtel y aumentar la competencia al otorgar licencias a más operadores.

En el sector de la construcción ha habido un mayor número de proyectos de inversión pública en infraestructuras. El crecimiento del sector superó durante algunos años la capacidad de la principal cementera del país, Cimencam lo que provocó escasez de cemento y aumento de los precios. No obstante, el grupo marroquí Addoha ha puesto en marcha en Duala, a través de su filial camerunesa Cementos de África (CIMAF), una nueva fábrica de cemento con capacidad para 500.00 toneladas al año. En cuanto a la construcción y mantenimiento de infraestructuras, destacan las licitaciones lanzadas en febrero de 2014 para la construcción de la autovía Douala – Yaundé, la construcción, operación y mantenimiento de la línea férrea Edea – Kribi – Limbe y la construcción de la nueva estación multimodal de autobuses en Duala. En lo que concierne a la vivienda social, el Ministerio del Desarrollo Urbano y el Hábitat (MINHDU) puso en marcha en 2009 un programa para aumentar el parque de viviendas sociales en el país. La ejecución corresponde a la Société Immobilière du Cameroun (SIC), organismo bajo tutela del ministerio, en partenariado con el sector privado. El citado ministerio elabora anualmente una guía llamada “Plan de Ruta” que especifica los proyectos en materia de viviendas sociales que pretende desarrollar. El “Plan de Ruta de 2014” ya está publicado, y contiene proyectos en amplias zonas del país. Además, es importante resaltar que el tráfico portuario en Camerún aumentó un 31% en 2013 respecto de 2012, según datos publicados por el Ministerio de Transporte de Camerún. La mayor parte de esta actividad se realiza en el puerto de Douala, el más importante del país y de la subregión de África Central, que concentra casi todo el tráfico portuario del país. Durante 2013 acogió un tráfico de 10 millones de toneladas.

Privatizaciones