Resumen de la estructura de la oferta

Para el total de 2013 el PIB estimado fue 134.822 millones de euros a precios corrientes creciendo un 3,5% en términos reales respecto del año 2012. Han crecido de manera importante la producción agrícola y la industria.

Distribución sectorial del PIB

Precios (minoristas y mayoristas)

La tasa de inflación anual en Rumanía alcanzó en 2011 su nivel más bajo en los últimos veinte años. En 2012 se ha produjo un ligero repunte.

Después de años con tasas de inflación de dos dígitos el Banco Nacional de Rumanía adoptó en 2005 una nueva estrategia de política monetaria consistente en anclar las expectativas de inflación al objetivo anual anunciado por el banco. Dicha política tardó tiempo en dar sus frutos al ser la primera vez en cinco años que la inflación se situó en el rango de precios fijado como objetivo por el Banco para el año (2-4%) y situarse en el 3,14%.

La caída de la inflación en la última parte del año se debió al buen comportamiento del precio de los alimentos y los productos energéticos (una cosecha especialmente buena y el positivo desarrollo del precio internacional del petroleo), así como a la desaparición del efecto base producido por la subida de IVA de mediados de 2010. El impacto de estos factores junto con la persistencia de una producción inferior a la potencial (output gap negativo) han contribuido a la caída de la inflación subyacente que se situó en el 2,37% a final del año frente al 4,7% del 2º trimestre. En cambio, los precios administrados aumentaron un 6,7% en el año, representando cerca de un tercio de la inflación de 2011. 

EVOLUCIÓN DE PRECIOS (crecimiento interanual en %) 2009 2010 2011 
ÍNDICE DE PRECIOS DE CONSUMO      
TOTAL 4,74 7,96 3,14
Productos alimentarios. 3,25 6,45 0,95
Productos no alimentarios. 6,22 9,76 4,45
Servicios 8,97 6,43 4,23
PRECIOS MAYORISTAS      
Índice de Precios Industriales (IPRI) 4,21 9,57 6,95
Productos industriales intermedios -3,65 11,09 6,35
Bienes de capital 2,37 3,65 3,52
Bienes duraderos 5,42 1,44 3,25
Bienes consumibles industriales 7,34 7,66 6,16
Industria energética 10,99 12,54 10,10

Fuente: Elaboración propia a partir de datos de Instituto Nacional de Estadística de Rumanía (INSSE)
Ultima actualización: Junio 2012

En 2012 la inflación anual siguió cayendo en el primer trimestre hasta un nuevo mínimo histórico del 2,4%. Sin embargo, entre julio y septiembre, el IPC se volvió a acelerar. En septiembre, la subida del IPC alcanzó el 5,33% interanual (1,18% mensual), especialmente por la subida del 6,9% de precio de los alimentos (un 27,4% las patatas), el gas natural (2,83%) y la gasolina (1,57%). Posteriormente, la tasa interanual se moderó hasta el 4,6% en noviembre (0,04% intermensual), para finalmente terminar el año en el 4,95%.

El banco privado BCR está revisando al alza sus previsiones de inflación y estima que ésta alcanzará el 4,7% en diciembre de 2012 y un 4,3% en diciembre de 2013. De cara a 2013, lo que mantendrá la tasa de inflación en niveles relativamente por encima del objetivo del banco central será el acercamiento de los precios de la energía hacia los niveles de la UE  y una subida de los impuestos especiales sobre la energía (10% de subida en el caso de la electricidad), el tabaco y el alcohol.

En 2013, en el marco de la liberalización progresiva de los precios del gas, en el caso de las empresas, afrontaron una subida del 5% en febrero, la subida de otro 3% en julio y de otro 3% en octubre. Los hogares afrontaron una subida del 8% en julio y un 2% adicional en octubre.

En este contexto, el dato de inflación de enero mostró un incremento importante de las presiones inflacionistas, con una subida interanual del IPC del 5,97% y una subida de 1,34% respecto a diciembre. Desde entonces, la subida de precios se ha moderado hasta el 1,55% en diciembre. En este último mes, los precios aumentaron un 0,33% intermensual, con una caída de los precios de los alimentos del 0,62% en el mes y una caída del 1,81% interanual, un aumento de los bienes no alimentarios del 0,15% intermensual y 3,62% interanual y de los servicios de un 0,2% intermensual y del 3,43% interanual.  En media, el aumento del IPC ha sido del 3,98% en 2013 respecto a 2012, liderados por las presiones inflacionistas de los bienes no alimentarios (5,19%). Dada la falta de modernización del sector primario, no sorprende que los alimentos sean los rubros cuyos precios son más volátiles. Este año se han producido caídas importantes en los precios de los huevos, un 14,7% más bajo en diciembre de 2013 frente a un año antes, o del pan, del 11,3%, entre otros, aunque también ha habido alimentos que se han encarecido significativamente, como las patatas, un 20,9%. También destaca el encarecimiento a lo largo del año de los suministros básicos: los servicios de agua y saneamiento se han encarecido un 12,1%, el gas un 9,3% y la electricidad un 7,9%. 

A principios de 2014, se ha prolongado las escasas tensiones inflacionistas. En marzo, el IPC subió un 0,03% respecto a ferbrero y la subida interanual fue del 1,04%. La inflación media de los últimos 12 meses cayó hasta el 2,8% y el IPC armonizado medio al 2,3%. Los precios de los alimentos cayeron un 0,12% en marzo respecto a febrero y un 2,21% en un año. Los bienes no alimentarios se encarecieron un 0,1% en un mes y un 2,53% en un año, mientras los servicios lo hicieron un 0,13% y un 4,09% respectivamente. Como es habitual, los alimentos incluyen tanto los productos que más se encarecen como los que más se abaratan. Empezando por los primeros, las judías se encarecieron un 3,41% en marzo, lod cítricos un 1,83%, la fruta fresca y enlatada un 1,2%, mientras que los huevos se abarataron un 6,23% y las patatas un 2,27%.

El economista jefe del BNR ha expresado en varias ocasiones que, mientras haya en Rumanía un sector agrícola carente de regadío, de silos y siga sin realizarse una concentración parcelaria en el conjunto del país, la capacidad del BNR de garantizar el cumplimiento de los objetivos de inflación es muy limitada, debido a las fuertes variaciones de los precios de los productos agrícolas.

Infraestructuras económicas (transporte, telecomunicaciones y energía)

Comunicaciones por vía aérea

Rumanía cuenta con diecisiete aeropuertos nacionales, de los cuales catorce, según la Asociación de Aeropuertos de Rumanía, son internacionales, si bien algunos poseen muy poco tráfico.Los tres principales son el de Otopeni (Bucarest), Timisoara y Constanza. Desde marzo de 2012 los vuelos del segundo aeropuerto de la capital, Baneasa, se han transferido al de Otopeni, con lo que este último ha aumentado su tráfico de pasajeros en más de un 30%. Existe un proyecto de un inversor privado para un nuevo aeropuerto en Adunaţii Copăcen, situado a 20km en el sur de la capital.

TAROM es la compañía aérea más importante de la zona. Se ha intentado privatizar en repetidas ocasiones sin resultado hasta 2011. A partir de 2007 comenzaron a operar con base en Rumanía las compañías de low-cost. Las más importantes son Blue Air (la única con capital mayoritario rumano), Wizz Air, EasyJet y Germanwings.

Durante 2011 el 20% de Tarom pasó a manos privadas como parte del acuerdo stand-by que el Gobierno de Rumanía firmó con el FMI.

Comunicaciones por carretera

En relación con la población y la superficie del país, la infraestructura viaria rumana presenta la densidad de carreteras más baja de Europa central y oriental.

La red de carreteras pública consta de 84.185 km., de los cuales:

-      16.887 km. son carreteras nacionales.

-      35.380 km. son carreteras provinciales.

-      31.918 km. son carreteras comunales.

Además, Rumanía cuenta con:

-      650 km. de autopistas.

-      22.328 km. de calles en ciudades.

-      97.660 km. son calles en comunas.

Por su parte, los escasos km. de autopista construidos se corresponden a: 

Autopista

Trayecto

Total Km/ construido

Tramo operativo

A1-

Bucarest  - Piteşti - Ramnicu Valcea - Sibiu - Deva - Timişoara - Arad - Nădlac - Hungría

576/283

Bucarest - Piteşti Nord, Sibiu - Orastie, Timişoara - Arad.

A2-

Bucarest  - Fetesti - Cernavodă - Constanta

203/206

Completamente operativa.

A3-

Bucarest - Ploiesti - Brasov - Cluj-Napoca - Oradea - Borş - Hungría

584/107

Bucarest - Ploesti - Campia Turzii - Gilau.

A4-

Ovidiu - Agigea - Mangalia - Vama Veche - Bulgaria

60/22

Constanta Vest-Agigea.

Existe un plan del gobierno para la modernización de las carreteras y construcción de autopistas. A medio plazo se pretende ensanchar las carreteras nacionales a cuatro carriles y construir cuatro tramos de autopistas: tres conectando Bucarest con Albita (frontera con Rep. Moldava), Brasov y Cernavoda y prolongar el tramo Bucarest-Pitesti hasta Nadlac, en la frontera con Hungría.

La Unión Europea (a través del Programa Operativo Sectorial de transportes), el Banco Europeo de Inversiones y el Banco Mundial, aportan gran parte de los fondos para la modernización de la red. Cabe destacar que dos de los corredores europeos de la Unión Europea transcurren por Rumanía.

Los tramos de autopista completados en 2013 fueron los siguientes: Simeria-Orastie (18km), tres secciones del tramos Orastie Sibiu (60,5 km) y la primera sección del tramo Lugoj-Deva (27,4 km, más un enlace a la autopista de 10,5 km), con lo que se han alcanzado los 650 km de autovías.

Comunicaciones por vía férrea

La red de ferrocarriles de Rumanía cubre todo el país y abarca 10.777 km de líneas operativas y 969 estaciones. Casi toda la red tiene ancho de vía estándar.

La longitud de la red operativa ha ido disminuyendo desde 1990 debido al cierre de las líneas menos explotadas por la falta de competitividad del sector ferroviario.

Los ferrocarriles rumanos forman parte de los futuros corredores europeos IV y IX. El corredor IV penetra en el país a través de  la frontera húngara y lo atraviesa de Oeste a Este. En Arad se divide en dos trazados, el principal hacia Bucarest pasando por Brasov y Ploiesti, y desembocando en el Mar Negro en Constanza, y el otro se desvía al sur, atraviesa Timisoara y Craiova y la frontera con Bulgaria, y otro

El corredor IX por su parte atraviesa el país de Norte a Sur, desde la República de Moldavia hasta Bulgaria, atravesando Bacau, Buzau, Ploiesti y Bucarest.

Por restricciones presupuestarias, sólo se está avanzando en el TEN-T IV pero incluso éste se concluirá mucho después de 2020.

La entidad gestora y operadora de la red ferroviaria en Rumanía es CFR (Caile Ferate Romane) se dividió en 5 compañías públicas independientes en los años 90, de las que las 4 principales son las siguientes:

-      CFR Călători: responsable de los servicios de pasajeros.

-      CFR Marfă: responsable del transporte de mercancías.

-      CFR SA: gestora de la red de infraestructuras.

-      Societatea Feroviară de Turism (SFT): gestiona los ferrocarriles turísticos.

Durante 2011 el 20% de CFR Marfa pasó a manos privadas como parte del acuerdo stand-by que el Gobierno de Rumanía firmó con el FMI.

La infraestructura ferrea también está abierta a operadores privados, cuya presencia, por ahora, sólo es relevante en el transporte de mercancías. La empresa más importantes es GFR, seguida de Servtrans y Unifertrans

Comunicaciones por vía marítima

La infraestructura portuaria rumana está instalada fundamentalmente a lo largo del curso del Danubio (1.075 km de los 1.731 km totales). Cuenta con 3 puertos marítimo-fluviales y 11 fluviales y está unido por un canal de 68 Km con el puerto de Constanza, en el Mar Negro, por el que pasa el 60 %, en tonelaje, del tráfico exterior de mercancías del país. A partir de la población de Braila el caudal del Danubio permite la navegación de buques con calado superior a los 7 metros. Antes de Braila, por el Danubio fluvial, circulan embarcaciones de pequeño tonelaje, cuyo calado se sitúa entre 2 y 2,5 metros.

En cuanto a las infraestructuras para el transporte marítimo, a lo largo de la costa rumana del Mar Negro, cuya longitud es de 244 Km., existen 3 puertos que están en Constanza, Mangalia y Midia.

El puerto de Constanza, el más importante del Mar Negro, es la puerta marítima de Rumanía. Cuenta con una superficie de 3.926 ha, una profundidad de 8-18,5 metros y una longitud de 30 km. En 2012 se registró un movimiento 58,58 millones de toneladas de mercancía (frente a 46 en 2011).

Población activa y mercado de trabajo. Desempleo

Desde finales de 2008 y a consecuencia de la progresiva desaceleración de la actividad económica, la tasa de desempleo comenzó a aumentar, alcanzando el mayor nivel durante el mes de marzo de 2010 (8,36 %). Tras este pico la tasa de paro disminuyó hasta el 6,8% en el segundo trimestre y desde entonces, los datos trimestrales de desempleo elaborados por el INE rumano han oscilado entre ese nivel y el 7%.

En 2011, y según la metodología de la OIT empleada por el INE rumano, el desempleo fue de 7,4% (5,1% según la metodología empleada por la Agencia Rumana de Empleo). La población activa fue de 9.868.000 personas.

A pesar del nuevo censo de 2012, que ha reducido la cifra de población a 20 millones de habitantes, las cifras del mercado de trabajo rumano siguen partiendo de una cifra de población de 21,3 millones de personas. De acuerdo con esta falsa premisa, en  2012 y a pesar de una ralentización del crecimiento, la tasa de desempleo, medida por el INE rumano, se redujo hasta el 7%. La población activa ascendió a 9.964.000 personas.

En 2013, a pesar de la aceleración del crecimiento, la tasa de paro repuntó hasta el 7,3%. Había 9.977.000 personas activas, de las que 9.247.000 con empleo y 730.000 desempleadas.

La tasa de actividad para la población de 15 a 64 años fue del 64,6%, mientras que la tasa de ocupación fue del 59,7%, dos décimas más que un año antes. Esta tasa fue mayor entre los hombres, 66,8%, que entre las mujeres, 52,6%, y en el medio rural, 60,7%, que en el urbano, 58,9%. La proporción de asalariados fue del 67,8%. El 9,9% de los trabajadores, o 918.000 personas, trabajaba a tiempo parcial.

La tasa de ocupación fue mayor para los trabajadores con estudios superiores, del 81,7%, mientras que para los que tenían educación segundaria fue del 62,9% y para los trabajadores con educación básica sólo del 42,1%.

El paro fue mayor entre los hombres, 7,9%, que entre las mujeres, 6,6%, entre los residentes en zonas urbanas, 8,9%, que entre los residentes en medios rurales, 5,3%, y entre la población joven: 23,6%.

El desempleo de larga duración estuvo en el 3,4%, con una ponderación del 46,4% sobre el total de desempleados y esta ponderación fue mayor entre las mujeres, con un 48%, que entre los hombres 45,3% y en áreas urbanas, 49,1%, que en las rurales, 40,8%.  El ratio de dependencia económica (número de personas inactivas y en desempleo sobre número de ocupados) fue de 1.302 por mil.

La distribución sectorial del empleo muestra que el 28,5% de los empleados trabajaban en el sector primario, el 28,6% en el secundario y el 42,4% en el terciario. La creación de empleo se concentró en el transporte y almacenamiento (27.000 empleados), los servicios administrativos (23.000 empleos) y las actividades profesionales científicas y técnicas (12.000 empleos), mientras que se destruyó empleo en la agricultura (48.000 empleos), la educación (22.000) la intemediación financiera (13.000 empleos) y la producción y suministro de energía eléctrica o térmica y la administración pública y defensa nacional (11.000 empleos).

En el primer trimestre de 2014, la tasa de paro ascendió al 7,2%. El Instituto Nacional de Estadística rumano informa de que el dato se ha calculado sobre la base de la cifra de población rumana a 1 de enero de 2014 y no es comparable con la serie anterior. La población activa se estimó en 9.058.000 personas, de las que 656.000 estaban desempleadas. De los 8.402.000 trabajadores, 5.781.000 eran asalariados. La tasa de ocupación entre la población de entre 15 y 64 años fue de 59,5% y la de actividad del 64,3%. La tasa de paro fue mayor entre los hombres (8,1%) que entre las mujeres (6,1%) y entre la población urbana (8.3%) que la rural (5,9%), así como en el rango de edad de entre 15 y 24 años (25,7%). Los hombres (66,9%) fueron más activos que las mujeres (52%), mientras que apenas hay diferencias en la tasa de actividad entre entornos urbanos (59,6%) y rurales (59,4%).

El motivo por el que en un contexto de crecimiento económico no está mejorando significativamente la situación en el mercado de trabajo podría ser que son las exportaciones las que están liderando el crecimiento, y que éstas se expliquen porque proyectos de IED relativamente intensivos en capital e iniciados años antes estén llegando ahora a su madurez, sin necesidad de incorporar mano de obra adicional a la ya contratada.

 

El gobierno se ha marcado el objetivo de crear 100.000 puestos de trabajo entre 2014 y 2015, reducir la tasa de paro al 6,5% y reducir el número de personas en riesgo de pobreza en 200.000 personas cada año. 

Cuadro de Distribución de la población activa

PIB per capita y distribución de la renta

El PIB per cápita se sitúa entre los más bajos de la Unión Europea (7.098 euros por habitante en 2013), sólo por encima del de Bulgaria. El  PIB per cápita representa algo menos del 24% de la media europea.

Tras la crisis, se ha acentuando la disparidad existente entre el PIB per cápita de las provincias rumanas:

- Existen provincias con un PIB per cápita significativamente por encima de la media nacional: Bucarest  (14.289 euros-16.717 según Forbes), Timis (8.218 euros-10.711 según Forbes), Arges (7.712 euros), Cluj (7.625 euros-7.227 según Forbes), Brasov (6.923 euros).

- Existen dieciséis provincias con un PIB per cápita significativamente por debajo de la media nacional. Las provincias más pobres son: Giurgiu (3.032 euros), Vaslui (2.513 euros) y Botosani (2.804 euros).

Si expresamos el PIB per cápita de Rumanía en términos de paridad de poder adquisitivo (PPA), según Eurostat asciende al 49% de la media de la UE, mientras que el consumo per cápita representa el 47%. Según las estimaciones del FMI, en cambio, el PIB per cápita en paridad de poder adquisitivo asciende a 12.476$, mientras que el de la UE es de 31.607$, por lo que el rumano representaría el 39,5% del comunitario.  

Según datos publicados por Eurostat en 2014, en paridad de poder adquisitivo, la renta per cápita de Rumanía se sitúa entre los 7.000 en la región noreste y los 12.900 en la oeste. Bucarest y alrededores se sitúa muy por encima, con 27.100 euros, si bien este dato tiene limitaciones ya que no tiene en cuenta que hay un volumen importante de población flotante que trabaja en Bucarest y alrededores pero reside en las regiones colindantes, lo que apuntaría a que el dato real sea ligéramente más bajo.

En lo que se refiere a la distribución de la renta, el Índice de Gini para 2012 fue de 27,4 (donde 0 representa la perfecta distribución de la renta). El índice muestra una distribución relativamente igualitaria y ha evolucionado de forma positiva desde los niveles de 2007 (37,8).

Según el Instituto europeo de Rumanía, éste es el país de la UE con peor calidad de vida y con mayor porcentaje de población en riesgo de pobreza, un 41%.

 

 

Sector primario

Sector Agrícola

Rumanía es el 6º país de la Unión Europea en cuanto a superficie agrícola (con un 7,75% del total de la UE después de Francia, España, Alemania, Reino Unido y Polonia) y el 5º en superficie arable (después de Francia, España, Alemania y Polonia). En términos productivos, hasta junio de 2012 Rumanía ha sido el 5º productor agrícola de la UE con un valor a precios corrientes de la producción agrícola de 13.825 millones de euros (un 3,51% del total de la UE), de los cuales, 13.695 millones (el 99%) correspondieron a productos agrarios (8º de la UE) y 129,67 millones (el 11,6%) a servicios agrícolas.  

Tras una cosecha excepcionamente buena en 2011, para 2012 se prevé un descenso en la aportación porcentual de la agricultura al PIB, como consecuencia de una grave sequía. En los nueve primeros meses de 2012, el sector agrícola se había contraído un 20% respecto al mismo periodo del año anterior.  A mediados de año rondaba el 3,64%, frente al 6,54% para el mismo periodo de 2011.

El valor de la producción a precios básicos del trigo, maíz, y girasol (algunos de los productos más relevantes en la agricultura local) ascendió en 2011 a 4,918 millones de euros, lo que supone un incremento de  2.200 millones de euros respecto a 2010.

En cualquier caso, la economía agrícola rumana aún está poco integrada en la economía de mercado. A pesar de las amplias ventajas de las que goza (extensión, bajo precio relativo del área cultivable,  buena calidad de los suelos o su posición privilegiada para la exportación), el sector agrario rumano no está evolucionando al ritmo que su potencial le permitiría. La gran fragmentación de la tierra existente, las dificultades de financiación y su sistema de distribución ineficiente afectan directamente a la productividad del sector y a la competitividad de sus productos, frenando su desarrollo.

El año 2007, fecha de su adhesión a la UE, marcó una nueva época para la  agricultura y  el desarrollo rural de Rumanía tanto por la aportación de fondos al sector (unos 10.000 millones de euros para el periodo 2007-2013, aparte de los fondos de preadhesión 153,2 millones de euros anuales desde el 2002) como por la apertura del mercado comunitario para la exportación.

Aunque aún es pronto para evaluar los efectos de la adhesión, se comienza a observar un leve incremento de la capacidad productiva y de exportación. En este entorno, la inversión extranjera (la cual va en aumento) y la capacidad de absorción de los fondos de la UE en el marco de la PAC (hasta ahora inferior a la esperada) desempeñarán un papel fundamental para hacer que la economía agrícola rumana alcance todo su potencial.

Por su parte, tras la adhesión de Rumanía a la UE existen restricciones a la compra de tierra por parte de extranjeros hasta el 31 de diciembre de 2013, que deberán levantarse a partir del 1 de enero de 2014. De momento, los extranjeros sólo pueden adquirir tierra agrícola rumana a través de sociedades constituidas en el país. No obstante, debido a que  el precio de la tierra es relativamente barato en Rumanía, las autoridades temen una avalancha de compras especulativas, motivo por el cual el gobierno ha dado muestras de querer seguir introduciendo trabas a la compra de tierra por parte de personas físicas extranjeras, incluso después de 2013. Se ha hablado de encargar a una agencia (probablemente Agentia Domeniilor Statului) aprobar la adquisición de tierra de cultivo por individuos extranjeros. Se ha oído que esta agencia podría, por ejemplo, fijar una cantidad máxima o permitir la adquisición solo individuos con experiencia en el sector agrícola en Rumanía. No obstante, la mayor parte del sector está formado por micro explotaciones y el país tiene pendiente la realización de una concentración parcelaria general. Por ello, la dificultad para el inversor extranjero para encontrar extensiones amplias de terreno a buen precio constituye un desincentivo a la compra de tierras.

Según datos del Ministerio de Agricultura, la superficie agrícola controlada por ciudadanos extranjeros en Rumanía a finales de 2011 totalizaba 700.000 hectáreas, representando un 8,5% de la superficie arable del país.

En la clasificación de los compradores de terrenos en Rumanía, el primer puesto lo ocupa Italia, con 24,29%, seguido por Alemania con 15,48% y los países árabes, con 9,98%. Asimismo, Hungría controlaba un 8,17% de las 700.000 hectáreas de terreno agrícola comprado en Rumanía y la clasificación es completada por España (6,22%), Austria (6,13%), Dinamarca (4,52%), Grecia y Holanda con un 2,4% cada uno y Turquía con 0,78%.

 

Sector secundario

SECTOR INDUSTRIAL

La actividad industrial aportó un 28,37 del PIB en el año 2012, disminuyendo medio punto frente a 2011 (28,9%) y empleando alrededor del 28,3% de la población empleada. A diciembre de 2011 el 44% de la IED (con un stock acumulado de 24.487 millones de euros) se concentró en la industria.

La estructura de la industria rumana por valor de la producción es la siguiente (datos de 2011):

-      La industria procesadora representa un 76%. Sus principales partidas son: la producción de productos de coque y petróleo con un 10,5% (perdiendo medio punto porcentual de su aportación con respecto a 2010), la metalurgia y sus manufacturas con un 11,45%, la industria de la alimentación y bebidas con un 12,1%, la fabricación de vehículos terrestres con un 9,6% y la industria relacionada con la moda con un 4,7%.

-      La producción y distribución de energía representa el 17,1% del total de la producción industrial, lo que supone una mayor participación en la producción total de la industria rumana si lo comparamos con el 15,8% de 2010.

-      La minera-extractiva representa un 3,5% del total (mayor que en 2010) y sus principales partidas fueron la extracción de petróleo y gas natural con un 1,8% y la extracción de carbón con 0,6%.

TABLA 5. Estructura Industrial de Rumanía (en % sobre la producción total)

2010

2011

POR SECTORES DE ORIGEN

%

%

TOTAL INDUSTRIA

100

100

Industria extractiva

2,7

3,5

Extracción de petróleo y gas natural

1

1,8

Extracción de carbón

0,6

0,6

Otras extracciones y servicios conexos

1

1

Industria procesadora

77,9

76

Productos de coque y petróleo

11

10,5

Metalurgia y productos metálicos (excepto coches y herramientas)

12

11,5

Alimentación y bebidas

12,9

12,1

Vehículos terrestres

8,9

9,6

Textil , ropas y peletería, marroquinería

4,4

4,7

Otros productos minerales

2,8

2,6

Químicos

3,9

3

Caucho y plásticos

3,4

3,6

Maquinaria y herramientas

2,4

3

Equipamiento eléctrico

2,7

2,7

Madera y derivados (excepto muebles)

2,5

2,6

Producción y distribución de energía

15,8

17,1

Agua, sanidad y gestión de residuos

3,6

3,4

Gestión de residuos

2,8

2,5

Otros

0,8

0,9

Fuentes: Elaboración propia a partir de Datos del Instituto Nacional de Estadística de Rumanía (INSSE).

Después de una contracción de más de un 7% anual durante el periodo 1997-1999 debido a los intensos procesos de reestructuración, la llegada de grandes grupos internacionales, atraídos por la buena situación geográfica y los bajos salarios de Rumanía, estimuló el crecimiento de la producción.

A partir del 2000 la producción industrial inició un ciclo de crecimiento del 8,2% en 2000 y 2001 y ligeramente más moderado hasta el 2007, con unos crecimientos de entre el 5% y el 7%.

En 2008 la industria fue de uno de los sectores más afectados por la crisis económica, registrando un crecimiento de sólo el 0,9% e iniciando el declive que se intensificó en 2009, año en el que la producción industrial cayó un 12,4%.

En 2010, el índice de producción industrial se recuperó un 5,5% gracias, entre otros, al tirón del sector exportador. 

En 2011 la producción industrial comparada con 2010 fue un 11,13% mayor,  apoyada en tres sectores: manufacturero (+8,4%), mineral-extractivo (+43,2%) y energético (+20,6%). La fabricación de vehículos terrestres (+38,37%) y las manufacturas de caucho y plásticos (+19%) y de metalurgia y productos metálicos (+18,37%) fueron los subsectores que más crecieron. Por el contrario, las manufacturas de equipos informáticos y electrónicos (-14,33%), de productos químicos (-13,23%) y de bebidas (-7,15%) sufrieron retrocesos.

A continuación veremos con más detalle los principales sectores industriales:

Sector automoción

Con la compra de Dacia por Renault en 1999, Rumanía se convirtió en unos de los principales centros de producción de automóviles de Europa del Este. Las inversiones totales en este sector desde 1990 hasta el 2008 alcanzaron los 2.500 millones de euros, contando el mercado con más de 40 proveedores extranjeros relacionados con el sector de la automoción. En 2008, Ford se implantó en Craiova anunciando inversiones por valor de 675 millones de euros.

Sin embargo, durante el año 2012, según datos de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA), la producción de automóviles en Rumanía cayó un 0,8% en comparación con el año 2011.

Las noticias más significativas de 2012 en el sector de los automóviles han sido:

 -      Ford: En marzo de 2012, Ford y la Autoridad de Privatización Rumana (AVAS) firman el apéndice del contrato de privatización de la planta de fabricación de automóviles, en el cual el número de coches que Ford deberá fabricar en esta planta será menor que el acordado inicialmente.

La empresa se compromete a efectuar una inversión de 618,14 millones de euros para la producción de coches, además de una inversión de 250,95 millones de euros para la producción de motores. Adicionalmente, también ha adquirido el compromiso de que el 60% de los componentes utilizados por la compañía sean de producción nacional y que, para 2014, esperan llegar a los 6.000 empleados.

Entre enero de 2013 y diciembre de 2017, se estima que Ford producirá 810.000 vehículos y 1,5 millones de motores.

-      Renault: El Grupo Renault, propietario de Dacia, invertirá 250 millones de euros en Rumanía. El motivo de esta inversión es la adquisición de una nueva línea automática de prensas de alto tonelaje, además de doblar la capacidad de la fundición de aluminio y aumentar en un 30% la producción de cajas de cambio.

Además, Renault podría recibir un préstamo de 400 millones de euros del Banco Europeo de Inversiones para financiar proyectos de alta tecnología en Rumanía, Eslovenia, España y Francia.

Por otra parte, en Rumanía se ha desarrollado fuertemente el sector de los componentes de automoción. Destacan las siguientes empresas: 

-      Pirelli: La compañía italiana comenzó su inversión en Rumanía con la construcción de dos fábricas de neumáticos en Slatina. A finales de 2010, su inversión en Rumanía alcanzaba los 300 millones de euros y para el año 2014 se espera que llegue hasta los 450 millones de euros.

-      Continental: La segunda empresa europea en fabricación de piezas para automóviles, con instalaciones en Timisoara, planea invertir unos 220 millones en Rumanía y la contratación de 200 empleados en los próximos dos años

-      Daimler: Está construyendo una planta de componentes para camiones en Sebes que proporcionará más de cien empleos. Daimler ya ha trasladado cuatro líneas de producción de Berlín y Stuttgart a Rumanía.

Por el lado de la demanda, las ventas en 2012 en el sector automovilístico bajaron un 21% en comparación con 2011, limitándose a 87.500 automóviles, un volumen de ventas similar al del 2000. La ACEA atribuye esta caída a un rendimiento menor de lo esperado del plan de renovación de vehículos, la baja confianza de los consumidores y las dificultades de la economía.

Debido a estas cifras negativas para el sector, casi la quinta parte de los 400 concesionarios presentes en el mercado en 2008 han cerrado su actividad en los últimos 4 años.

Estos datos contrastan con el gran aumento (85%) en el número de coches de segunda mano vendidos en 2012, que llegaron hasta las 175.000 unidades.

 

 Tabla 6. Producción y EXPORTACIÓN DE TURISMOS, VEHÍCULOS COMERCIALES Y AUTOBUSES.

2009

2010

2011

Var% 10/11

2012

Var% 11/12

Producción y ensamblaje

296.498

350.912

335.232

-4,5%

337.765

0,8%

Exportación

258.893

314.661

304.924

-3,1%

330.942

8,5%

Exportación s/ producción

87,3%

89,6%

90,95%

 

97,97%

 

Importación

106.039

82.639

79.761

-3,7%

65.821

-17,5%

Ventas locales (incluida importación)

147.962

119.417

110.668

-7,4%

87.505

-20,9%

Fuentes: Elaboración propia a partir de Datos de la Asociación de Productores e Importadores de Automóviles (APIA)

Se puede encontrar información más detallada sobre el sector automoción en las siguientes páginas web:

-      Asociación de Productores de Automóviles (ACAROM): www.acarom.ro

-      Asociación rumana de Productores e Importadores de Automóviles (APIA): www.apia.ro

 

Sector energético

En el sector de la energía lo más destacable es el proceso de privatizaciones que se ha llevado a cabo en los últimos años y que todavía no ha finalizado, en los campos de la energía eléctrica, hidrocarburos y en la minería. La privatización ha afectado a algunas de las empresas más emblemáticas de Rumanía, como la petrolera S.N.P. PETROM, S.A (cuyo accionista mayoritario es la compañía austriaca OMV); a las filiales de S.C.ELÉCTRICA S.A. (5 ya están privatizadas: Electrica Oltenia, adquirida por CEZ, Electrica Moldova por E.ON, y Electrica Banat, Electrica Dobrogea y ElectricaMuntenia Sud por Enel), y las distribuidoras de gas S.C. DISTRIGAZ SUD S.A. (comprada por Gaz De France) y S.C. DISTRIGAZ NORD, S.A. (comprada por E.ON). En marzo de 2012, se procedió asimismo a la venta de un 15% del operador de la red eléctrica Translectrica por 40 millones de euros.

Actualmente el sector se encuentra en plena reestructuración. En 2010 se estudió la creación de dos grandes compañías nacionales que incluirán activos de las mayores compañías estatales de producción y suministro de electricidad, con una mezcla de carbón, energía hidroeléctrica y térmica. El proyecto fue abandonado por dificultades jurídicas.

A finales de 2011, el 47,1% de la energía eléctrica de Rumanía era generada por combustibles sólidos, el 20,9% por centrales nucleares, el 20,8% por centrales hidroeléctricas, el 9,4% provenía del gas y el 1,5% de plantas eólicas. 

Para el año 2013 se han anunciado los siguientes proyectos:

Inversiones:

-      Venta del 15% de TRANSGAZ S.A. Mediaş, Compañía Nacional del Transporte de Gas Natural a través de una Oferta Pública Secundaria (OPS). Transgaz es el operador técnico encargado de los sistemas de transmisión de gas en Rumanía.

-      Venta del 15% y salida a bolsa de ROMGAZ S.A. Mediaş, Compañía Nacional del Gas Natural a través de una OPS. Romgaz es la compañía nacional encargada de la generación, suministro y almacenamiento de gas natural. Es la  compañía líder del sector con aproximadamente un 40% de la cuota de mercado.

-      Ampliación de capital del 10% de Hidroelectrica S.A. a través de una Oferta Pública Inicial (OPI). Esta empresa es la principal productora de energía y proveedora de servicios relacionados del país, con un 80% aproximadamente del total de servicios.

-      Ampliación de capital del 10% de la Compañía Nacional Nuclearlectrica S.A. a través de una OPI. Nuclearelectrica es la segunda empresa productora de energía eléctrica y termal de Rumanía, aglutinando aproximadamente un 20% del total de la energía generada en el país.   

-      Ampliación de capital del 15% de Complexul Energetic Oltenia S.A. a través de una OPI.

Privatizaciones:

-      Electrica S.A., encargada de coordinar la distribución de energía a más de 3,5 millones de consumidores, con una cuota de mercado del 25% a finales de 2011.

-      Complexul Energetic Hunedoara S.A.

-      La privatización de CUPRUMIN S.A. por parte de Roman Copper Corp Canada fue revocada por el Gobierno de Rumanía, con lo que actualmente se buscan soluciones para garantizar la viabilidad de la empresa.

Actualmente, existe un régimen muy favorable para el desarrollo de proyectos de energías renovables que ha permitido conectar más de 1.900 MW de energía eólica y de otras fuentes en menor medida. Destacan los proyectos de compañías europeas como EDP, Iberdrola renovables, CEZ o Enel. De hecho, la Autoridad Nacional Reguladora de la Energía de Rumanía (ANRE) tiene como objetivo que para 2020 el 24% de la energía eléctrica del país sea generada por fuentes renovables. 

Según la Asociación de Energía Eólica de Rumanía, se espera que esta fuente genere 3.500 MW a finales de 2013. Sin embargo, existe una alta preocupación en el sector por la intención del gobierno de revisar el sistema de incentivos.

En el ámbito nuclear destaca el proyecto para la construcción de 2 nuevos reactores nucleares en la central de Cernavoda. El proyecto requiere inversiones de 4.000 millones de euros. En enero 2011, IBERDROLA, junto con GDF/Suez y RWE abandonaron su participación en el proyecto, poco tiempo después de la retirada del grupo CEZ. Tras la salida de los inversores extranjeros el proyecto se encuentra bloqueado y su finalización se ha pospuesto hasta 2019. Actualmente Nuclearelectrica, que posee el 85% del proyecto, está buscando inversores coreanos o chinos para reducir su participación hasta el 40%. El 15% restante pertenece a Enel y ArcelorMittal. Adicionalmente se está planificando la construcción de una nueva central nuclear en la zona de Transilvania.

Destaca asimismo el proyecto TARNITA, que permitirá la construcción de una presa que generará 1.000MW y que esté finalizada en 2020. Su coste es de 1.164 millones de euros. El proyecto, liderado por la empresa pública Hidroelectrica y que es una prioridad del Gobierno dentro de su Estrategia Nacional de Energía, está buscando socios inversores.

También existen varios inversiones previstas en centrales térmicas o de ciclo combinado: una nueva central de 50-150MW de SC UZINA TERMIELECTRICA MIDIA, dos centrales de 500MW para el COMPLEXUL ENERGETINC OLTENIA en Rovinari y Craiova, respectivamente, una unidad de 400MW en Braila para TERMOELECTRICA, dos unidades nuevas de generación para SC ELECTROCENTRALE BUCURESTI SA, una de 200MW en Progresu Bucuresti y otra en Fântânele, de 250 MW, una nueva unidad de 30MW para SC ELECTROCENTRALE GALATI y una nueva unidad de 660MW para SC ELECTROCENTRALE DEVA.

Rumanía desempeña un papel central en la política de diversificación de fuentes de suministro de gas a la UE. El Gobierno busca diversificar las fuentes de importación, dado que actualmente su único proveedor es Rusia a través de Ucrania. Tras la crisis de 2006, cogió fuerza el Proyecto Nabucco consistente en la creación de un gaseoducto que transporte el gas proveniente de las repúblicas del Cáucaso a través de Turquía, pasando por Rumanía y alcanzando Europa Central. Necesita inversiones de 8.000 millones de euros. El tránsito por este gaseoducto está programado para el año 2017.

Rumanía también podría beneficiarse del proyecto South Stream que fue iniciado por la Federación Rusa, en asociación con el Grupo Italiano ENI, para suministrar gas a Europa Central y del Oeste evitando Ucrania. El Ministerio de Economía ha facilitado al gobierno ruso toda la información necesaria para realizar los estudios de viabilidad y después de la realización de estos, Rusia podría invitar a Rumanía. Este proyecto tiene un coste aproximado de entre 19.000 y 24.000 millones de euros.

Asimismo, el Gobierno parece defender el proyecto AGRI (oleoducto por el Mar Negro para traer gas azerí) alternativo a Nabucco y South Stream, al ser el de más rápido desarrollo y mayor garantía de suministro. Este proyecto tiene un coste de entre 4.000 y 6.000 millones de euros. No obstante, Nabucco sigue contando con la prioridad política del Gobierno, a pesar de plantear problemas de garantía de suministro del gas.  

Sector metalúrgico

La industria metalúrgica, actividad tradicional en Rumanía con marcados puntos débiles como los costes energéticos y la fuerte dependencia de las importaciones de materias primas es, sin embargo, una de las más importantes en el país. Está compuesta por la industria siderúrgica y la metalurgia no ferrosa.

Fruto de las privatizaciones tras el comunismo, grandes grupos internacionales se han instalado en el mercado rumano en la última década, atraídos por la cualificada y barata mano de obra y el superávit de la balanza comercial sectorial: el grupo Mittal-Arcelor; los grupos Metchel y TMK (Rusia) y el grupo Tenaris (Luxemburgo). A Diciembre de 2011 el 4,9% de la IED acumulada (2.695 millones de euros) se concentraba en la industria siderúrgica.

Sin embargo, Mechel anunció en 2012 su decisión de renunciar a sus cuatro compañías siderúrgicas de Rumanía, que registraron pérdidas de 121,6 millones de euros en 2011.

Sector alimentario

La industria alimentaria ha sido una de las que más ha crecido en los últimos años. Incluso con la disminución del consumo del 10% en el 2009, la industria rumana presentó un aumento en la producción del 13,3% (7,56% si se tiene en cuenta también la industria de bebidas).

Hasta la fecha varios grupos internacionales han realizado cuantiosas inversiones en la industria alimentaria. A diciembre de 2011 la Inversión Extranjera Directa en alimentación y bebidas representaba un 4,1% del total, con 2.251 millones de euros invertidos. Algunas de las principales empresas del sector son: Bunge y Cargill en el sector de las grasas comestibles; el grupo Italiano Rico Scotti en la producción y comercialización de arroz; Smithfield Foods, Campofrío y Reinert en el mercado cárnico; La Dorna y Danone en lácteos y Schweppes y Pepsi Américas en refrescos. También están presentes en el mercado las multinacionales multi-producto Nestle y Kraft Foods.

Desde el año 2012 se permite la exportación de carne de cerdo desde Rumanía al resto de la UE.

En 2013, Cargill ha anunciado que va a vender sus instalaciones de prensado, refinado y embotellado de aceite de girasol a la empresa francesa Safiproteol.

Sector farmacéutico

En 2011 las ventas de medicinas en Rumanía aumentaron un 6,6% en volumen y un 11,5% en euros. Según las últimas estimaciones, las exportaciones paralelas surgen en la cadena distribuidor-farmacias y ascienden al 20-30% de las ventas totales.

Con respecto a la producción, los 15 principales fabricantes de medicamentos en el mercado rumano alcanzaron un volumen de ventas de 315 millones de euros, es decir, el 12% del mercado farmacéutico, una industria dominada por las importaciones.

Por su parte, los primeros 10 distribuidores de medicinas del mercado local registraron en 2011 negocios totales por 2.500 millones de euros, un 12% más con respecto a 2010. El líder de mercado sigue siendo Mediplus, compañía del grupo A&D Pharma, cuyos negocios superaron los 630 millones de euros.

Dacia Terapia obtuvo en 2009 un volumen de algo más de 60 millones de euros y en 2011 superó los 80 millones de euros. Otra empresa en crecimiento es Antibiotice Iasi, que en 2009 cerró el año con un volumen de 48,6 millones de euros y en 2011 alcanzó los 64,5 millones.

Además de estas compañías también hay que destacar a Labormed (53,7 millones de euros en ventas en 2011), Zentiva SA (50,3 millones), Biofarm (23,2 millones) y Gedeon Richter Romania (15,8 millones).

El principal obstáculo para los proveedores del sector farmacéutico son los amplios plazos de pago por parte de las Administraciones Públicas. Los presupuestos estatales de 2013 incorporan unos 1.000 millones de euros destinados a reducir estos plazos desde los más de 365 días actuales a 30.

Sector aeronáutico

Durante la década de los 90, tras el comunismo, la producción aeronáutica entró en declive. La mayoría de empresas locales (de capital público) comenzaron a tener problemas de liquidez. Los expertos aseguraron que para el desarrollo del mercado local, se debían establecer acuerdos con grupos extranjeros. El primer acuerdo se firmó en 2002, pero ha sido a partir del año 2010 cuando se le ha dado un impulso mayor al sector:

-      En el año 2002, el fabricante local de helicópteros IAR Ghimbav establecido en Brasov y el consorcio Hispano-Franco-Alemán Eurocopter se fusionaron dando lugar a la joint venture Eurocopter Romania (Eurocopter contaba con el 51% de las acciones), dedicada a la fabricación de componentes para helicópteros.

-      El grupo EADS (mediante su subsidiaria alemana Premium Aerotec) firmó el 3 de marzo de 2010 un contrato de colaboración con la empresa pública local IAR Brasov, a través del cual obtuvo el usufructo sobre un terreno de 60.000 m2, donde realizó una inversión tipo greenfield en una fábrica de componentes para aviones. La inversión total supuso unos 90 millones de euros y se finalizó en julio de 2011. A finales de 2012 empleaba a unos 500 trabajadores.

-      A mediados de 2010, el Gobierno de Rumanía firmó otro acuerdo con Eurocopter para desarrollar un centro aeroespacial en Ghimbav (Brasov), para la fabricación, montaje y mantenimiento de helicópteros.

-      La española Aernnova (filial de Gamesa establecida en el parque tecnológico de Álava) acometió en 2010 inversiones para la instalación de una  fábrica de componentes para el sector aeronáutico (utillajes metálicos) para modelo A-350 de Airbus. La filial rumana de Aernnova se llama Aernnova European Compo­nents SRL.

-      Aunque no es una actividad industrial, sino de servicios, en relación con el sector aeronáutico se puede destacar también que en 2012 la compañía aérea Iberia ha firmado con Tarom un contrato para el mantenimiento de los aparatos de la flota de aeronaves Airbus A318 de la compañía rumana. El contrato se ha formalizado por un periodo de cinco años y estipula que las operaciones de mantenimiento se realizarán en Madrid, en la compañía Iberia Mantenimiento.

Sector terciario

SECTOR SERVICIOS

La importancia del sector servicios en la economía no ha dejado de aumentar en los últimos años a consecuencia del proceso de transición económica. En 1990 el sector terciario (sin contar la construcción) representaba apenas el 26,5% del PIB, aumentando durante estos últimos 22 años hasta situarse en un 44,95% y emplear al 38,5% de la población hasta junio de 2012.

A pesar de que el peso sobre el total de la economía no ha dejado de aumentar en ningún momento, dado el empeoramiento general de la economía, la contribución del sector al PIB descendió casi un 1% en 2011 respecto al año anterior. Durante los 9 primeros meses de 2012, la intermediación financiera se contrajo un 0,8%, mientras que la construcción ha crecido un 0,8%, el comercio un 1%, las transacciones inmobiliarias un 4,7%, el sector de la información y las comunicaciones un 2,7% y los servicios profesionales un 8,9%.

Las principales actividades de servicios son las siguientes:

Construcción

La construcción registró un importante aumento en los últimos años, pasando de representar el 4,8% del PIB en el 2000 al 10,54% en el 2009, empleando al 8% de la población. La situación cambió radicalmente a partir de 2009 en el que la crisis, el fuerte apalancamiento de las constructoras y la caída de los precios llevaron a descensos en el peso de este sector en el PIB hasta el 7,86% en los seis primeros meses de 2012. El sector emplea a aproximadamente el 8% de la población ocupada.

En 2009 se produjo una caída del 12,2% del sector (la edificación cayó un 12,3% y la obra civil un 12,6%).

En 2010 la construcción de edificios acentuó su caída (-9,11% en comparación con 2009), mientras que la obra civil aumentó ligeramente (+5,23%). Las obras de construcción registraron en su conjunto una caída del 8,65%.

A finales de 2010 la Compañía Nacional de Autopistas y Carreteras Nacionales CNADNR comenzó a sacar a concurso los tramos del corredor IV de autovía (Nadlac-Constanta) financiados por fondos europeos y que junto con la licitación del corredor IV de ferrocarril supone más de 3.000 millones de euros. Estos concursos, junto con otras obras – metro, rehabilitación de carreteras, sector de aguas, etc.- contribuirán a la aportación de este subsector al crecimiento. A principios de 2013, sigue convocándose un número importante de concursos públicos en Rumanía.

Por otro lado, la extensión de la contracción crediticia, la aplicación de las medidas de austeridad y el aumento de los impuestos, han hecho que el sector residencial evolucione peor de lo esperado, acumulando una caída del 22,22% entre 2009 y 2011 en el número de edificios residenciales construidos por año.

Distribución comercial

El comercio minorista empleó al 8,35% de la población en 2011, tras el 7,48% registrado en 2010. Las ventas, por su parte, supusieron el 15,55% del PIB del país, mientras que los consumidores gastaron el 25,9% de su presupuesto en el pequeño comercio.

El sector minorista (sin contar los vehículos a motor), tuvo un crecimiento bruto del 3,8% desde enero a octubre de 2012, respecto del mismo periodo del año anterior.

El mercado rumano del comercio minorista ha sido un objetivo prioritario para muchos inversores extranjeros. Sin embargo, recientes estudios indican que el mercado rumano podría perder atractivo para los inversores, debido a la aparente saturación del mercado tras el boom vivido entre los años 2004 y 2008. Aun así, importantes firmas del sector de productos de lujo, como Burberry o Roberto Cavalli entraron en el mercado rumano en 2012, mientras que otras como Prada y Tiffany se espera que lo hagan en 2013. Estas firmas esperan una pronta recuperación de la economía, ya que las ventas del sector se redujeron un 30% en el primer semestre de 2012.

El descenso del consumo que tuvo lugar al comienzo de la crisis financiera ha acelerado  el proceso de concentración que está atravesando el sector, dado que muchos de los pequeños participantes no pueden competir en este entorno y están cerrando o siendo adquiridos por cadenas de mayor tamaño.

Rumanía ocupa el puesto 33 del ranking mundial en cuanto a mayor presencia de empresas extranjeras, siendo las cadenas de ropa las más importantes.

El 56% de las empresas de venta al por menor en Rumanía lo hacen a través de las franquicias, cifra menor que otros años, y es que se han dado numeroso casos en los que las compañías han tomado el control debido al mal rendimiento de las franquicias.

De entre las nuevas formas de distribución, podemos destacar:

-      Los hipermercados, que son cada vez más habituales a las afueras de las ciudades o en complejos comerciales, concentrándose principalmente en Bucarest y en las ciudades de más de 200.000 habitantes. En las ciudades de menos de 100.000 habitantes, lo normal es encontrar algún centro hard discount dado el escaso poder adquisitivo de los ciudadanos de esas localidades.

-      Las tiendas discount (Plus Discount, Penny Market o Kaufland), que han abierto unidades en muchas ciudades de tamaño medio en Rumanía, así como en ciudades pequeñas donde no existen otras formas de comercio moderno. Se introdujeron en el mercado en el año 2005.

Durante los seis primeros meses de 2012, las cadenas de distribución han invertido 100 millones de euros en abrir 88 puntos de venta. Kaufland ha sido el mayor inversor del sector con aproximadamente 40 millones de euros, seguido de Mega Image, Carrefour y Lidl. Se puede encontrar más información al respecto en la nota sectorial "El mercado de alimentación y bebidas en Rumanía" elaborada por la Oficina Comercial en Bucarest, y que se puede encontrar en el siguiente enlace: http://www.oficinascomerciales.es/icex/cda/controller/pageOfecomes/0,5310,5280449_5285064_5287111_4645460_RO,00.html

Telecomunicaciones y Tecnología de la Información

El sector de nuevas tecnologías en Rumanía se perfila como uno de los más interesantes para invertir, debido a la existencia de una fuerza de trabajo altamente cualificada, tanto en ingeniería informática como en desarrollo de software, con unos costes salariales sensiblemente inferiores a los soportados en países desarrollados y unas compañías que gozan de una considerable experiencia. Este mercado no ha pasado desapercibido para las grandes multinacionales, estando implantadas compañías como Microsoft, Alcatel, Siemens, Motorola, Nokia, Cisco, Ericsson, Oracle, Electronic Arts o Ubisoft.

En cuanto a las telecomunicaciones, pesar de la situación coyuntural actual, Rumania se encuentra en una posición privilegiada en lo relativo a las nuevas tecnologías por sus necesidades de expansión, y continua siendo un mercado de interés para los inversores extranjeros. Rumanía tiene fondos asignados de la UE por valor de 383 millones de euros, de los cuales el 70% se destinarán a mejorar las infraestructuras paras las telecomunicaciones de banda ancha.

Telefonía fija

El 1 de enero del 2003 se liberalizó el mercado de la telefonía fija, poniendo fin al monopolio que mantenía la operadora RomTelecom. Esto ha permitido a otros inversores (UPC, RCS&RDS) entrar en el mercado, atraídos por el índice de penetración de la telefonía fija a nivel de población (próximo al 25% de cobertura en julio de 2012) y el número de usuarios en Rumanía (que es mucho más bajo que en otros países de la región, como Chequia, Bulgaria o Polonia). A mediados de 2012, Rumanía contaba con 4,68 millones de líneas de telefonía fija.

Telefonía móvil

El mercado es el de telefonía móvil ha experimentado un crecimiento muy notable en los últimos 4 años. La cifra de 13,67 millones de líneas de 2006 se ha incrementando notablemente y el número de SIM activas a junio de 2012 es mayor que el número de habitantes, 22,7 millones. El índice de penetración de la telefonía móvil en 2012 fue del 119,2%. Los principales competidores en el mercado son: Orange (con un 37% de la cuota de mercado), Vodafone (33%), Cosmote (23%), RCS/RDS (5%) y Zapp (2%).

Internet

El acceso a internet a través de banda ancha se ha incrementado un 54% desde diciembre de 2008, llegando a las 3,3 millones de conexiones. La tasa de penetración en la población es de 15,39 puntos de conexión por cada 100 habitantes. En el sector empresarial, la situación no mejora y según Eurostat, Rumanía presenta el peor porcentaje europeo de empresas con acceso a internet de banda ancha con tan sólo un 63%. Teniendo en cuenta todos los tipos de conexión, el 44% de la población rumana es usuaria de internet.

Turismo

Rumanía dispone de un importante potencial turístico gracias a su riqueza natural, cinegética y cultural, aunque presenta problemas de competitividad frente a otros países de la UE como consecuencia de una escasa calidad de la oferta y unas infraestructuras claramente insuficientes.

Actualmente el gobierno está realizando esfuerzos para potenciar el sector turístico. En el momento del nombramiento del nuevo ejecutivo, tras las elecciones legislativas de diciembre de 2012, el Primer Ministro, Victor Ponta, hizo especial referencia a este sector. Para nuevas inversiones en la infraestructura turística, el gobierno se propone la exención total en el impuesto sobre sociedades por un periodo de 5 años y un aumento de 10 veces de los impuestos y tasas para aquellas estructuras turísticas abandonadas y no utilizadas. Otro objetivo del nuevo gobierno lo constituye la constitución de una zona turística especial en el litoral rumano. Esta zona especial, de 10 km de largo onshore y offshore,  tendrá un régimen fiscal de casino y juegos de azar. Para la puesta en valor del Delta de Danubio se prevé la construcción de una carretera rápida que una Tulcea con el corredor europeo IX de transporte. 

Previamente, en noviembre del 2009 el Ministerio de Turismo y Desarrollo anunció que se van a destinar 108,08 millones de euros (con un 84% de los fondos asegurados por la Unión Europea y el resto por fondos nacionales) para “la creación, desarrollo y modernización de la infraestructura de turismo para aprovechar los recursos naturales y aumentar la calidad de los servicios turísticos”.

Los expertos recomiendan promocionar los circuitos culturales, el turismo balneario, el turismo rural, el turismo de aventura y el turismo city-break. No se considerada adecuado promocionar el turismo de playa dada su desventaja con otros mercados (Bulgaria sin ir muy lejos).

La oferta hotelera es escasa y no existen inversiones serias en los servicios de ocio complementario, aunque esto está cambiando poco a poco.

Otros servicios

Banca: Ver punto 7.1 Sistema financiero

Privatizaciones

La reforma del sector público empresarial rumano se inició en 2011, por presión de las IFIs, ante la carga que supone para el presupuesto del estado. Entre enero y junio de 2013, los atrasos incurridos por las empresas públicas ascendieron a 8.200 millones de lei, o el 1,3% del PIB. Se pretende reducir ese importe a 3.700 millones, o el 0,6% del PIB, en junio de 2014. Entre las medidas inicialmente acordadas destacaban:

  • Cierres.
  • Venta de paquetes accionariales minoritarios en manos del estado de empresas energéticas rentables como Transelectrica, Transgaz, Romgaz y Petrom.
  • Reestructuración y venta de algunas empresas no rentables en el sector de la minería del carbón.
  • Reestructuración y privatización total o parcial de empresas del sector de transporte de pasajeros (CFR).
  • Búsqueda de inversores para la empresa de transporte de mercancías por ferrocarril (CFR Marfa) y para la compañía aérea de bandera (Tarom).
  • Profesionalización de la gestión mediante nombramiento de gestores privados en las empresas públicas.

En febrero de 2012, se firmaron 4 contratos con empresas de "cazatalentos" para la contratación de consejos de administración privados en empresas como Oltchim, Electrica Furnizare, Romarm e Hidroelectrica. Se anunció en noviembre de 2012 el nombramiento de un profesional belga como Consejero Delegado de Tarom. Se nombró en 2013 a un Consejero Delegado grecochipriota en CFR pero dimitió después de que el Consejo de Administración rechazara dos planes de negocio presentados por él.  En julio de 2013, se ha nombrado un nuevo consejo de administración en la compañía de metro de Bucarest: METROREX. En noviembre se ha nombrado a un nuevo consejo de administración en Tarom, en principio menos hostil al CEO.

Aparte de la venta de un 15% del operador de la red eléctrica Translectrica por 40 millones de €, en marzo de 2012, ese año se progresó poco en la privatización de compañías públicas rumanas. En marzo de 2012 también se sacó a subasta CupruMin (cobre), la mayor mina de cobre del país. Después de adjudicar su venta a la compañía canadiense Roma Cooper´s Corp. por valor de 200 millones de €, el gobierno se echó atrás al no llegar a un acuerdo en los términos de la venta, anunciando que volvería a relanzar la oferta. Adicionalmente, fracasó el intento de privatización de Olchim (química) porque el gobierno adjudicó el concurso a una persona insolvente (Dan Diaconescu, líder del partido populista que lleva su nombre). En enero de 2013 se abrió un proceso concursal para la compañía.

En 2013, el gobierno rumano se volvió a comprometer en varias ocasiones con el FMI y el Banco Mundial a relanzar el proceso privatizador. La segunda oferta pública de acciones de Transgaz se realizó los días 14 a 16 de abril de 2013 y el estado rumano vendió un 15% del capital de la sociedad por 72 millones de euros. El 20 de junio de 2013 se adjudicó el 51% de las acciones de la compañía pública de transporte de mercancías por ferrocarril CFR-Marfa a Grup Feroviar Roman (GFR) pero esta privatización se canceló en octubre ya que GFR no desembolsó el capital comprometido en la fecha indicada, según la compañía, por el incumplimiento de diversos compromisos por parte del Ministerio de transportes. La nueva fecha límite para la privatización de este operador es mayo de 2015. En septiembre de 2013, el estado rumano ingresó 63 millones de euros por el 10% de Nuclearelectrica. Se destinó un 85% de las acciones de la ampliación de capital a inversores institucionales, que solicitaron más del doble de las acciones disponibles, un 5% a inversores minoristas, que solicitaron seis veces las acciones disponibles y el resto al Fondul Propietatea. En diciembre de 2013, ha vuelto a fracasar un intento de privatización de Cupru Min ya que ninguna de las compañías interesadas presentó oferta porque reclamaban modificaciones en las condiciones.

En octubre de 2013, el estado rumano sacó a la venta el 15% de las acciones de ROMGAZ, parte de ellas en la bolsa de Londres. El estado rumano mantendrá una participación del 70% en el capital y el Fondul Propietatea otro 15%. En total, el estado ha ingresado 390,9 millones de euros en la operación. En el tramo minorista, cuya participación se elevó desde el 15% de las acciones al 20% de la OPA, se lograron 76,4 millones de euros, con peticiones que superaron la oferta disponible en un 22%. En el tramo institucional, un 40% de los inversores fueron rumanos, un 27% británicos, un 16,5% estadounidenses y un 5% polacos. La demanda del tramo institucional alcanzó los 1.700 millones de euros, 5,4 veces el importe disponible. En total el 60% se colocó a inversores extranjeros y un 40% localmente. Es la compañía del estado que mayores beneficios produce, con un beneficio de 251 millones de euros y una facturación de 861 millones de euros en 2012. Produjo 5.700 millones de metros cúbicos de gas en dicho año, la mitad de la producción nacional, y abasteció al 41,7% de la demanda de gas del país. Además, Romgaz mantiene el 90% de la capacidad de almacenamiento del país, con 6 depósitos subterraneos, con una capacidad total de 2.760 metros cúbicos. A junio de 2013, las reservas provadas de la compañía ascienden a 62.100 millones de m3 y las probables a otros 13.200 millones de m3. Además, este año, ha entrado en el sector eléctrico, al adquirir la central de generación con gas de Iernut, con una capacidad instalada de 800MW. En el primer semestre de 2013, obtuvieron un beneficio neto de 177 millones de dólares, con una facturación de 575 millones.  Con el proceso de liberalización en curso en el precio del gas, se espera que el precio facurado se eleve hasta los 1.000 lei por cada 1.000m3 de aquí a octubre de 2014, desde los 495 lei actuales. En febrero de 2014, el FMI ha destacado las profundas reformas internas que se han realizado en la compañía para que la operación fuera viable y la mejora que ha supuesto en términos de cultura del cumpliento (compliance culture), así como su valor como experiencia adquirida de cara otras compañías públicas que se pretenden sacar a bolsa. 

En febrero de 2014, justo antes de dimitir, el Ministro de economía Andrei Gerea anunció que empresas chinas, rumanas, húngaras, azerís, turcas y rusas estaban interesadas en para la privatización de Oltchim. La compañía química está en concurso de acreedores desde enero y ha despedido ya a 1.000 trabajadores. Por otro lado, el ministro también

En octubre de 2013, el entonces Ministro de economía, Varujan Vosganian, declaró que varias empresas dependientes del ministerio, como Remin Baia Mare, Moldomin, UCM Resita y Fortus serán transferidas a la cartera de la Agencia para la valorización de los activos del estado (AVAS) para su reorganización. El mismo ministro declaró en abril de 2013 que también se prevé la privatización de empresas industriales como Sanevit, seguidas de los astilleros Mangalia, así como la compañía de mantenimiento y reparaciones de aviones Romaero. En junio, anunció asimismo la posible privatización de IAR Ghimbav y Avioane Craiova. Se está actualmente planteando asimismo la salida a bolsa de Cupru Min.

Por otro lado, se habían anunciado numerosas privatizaciones en el sector energético pero se retrasarán a junio de 2014: el 15% de Hidroelectrica, el 15% del Holding energético de Oltenia y una colocación en bolsa del 51% de las acciones del distribuidor Electrica.  En febrero de 2014, el FMI declaró que estos tres procesos de privatización están progresando adecuadamente, en su conjunto. Sin embargo, unas semanas más tarde, un juez ha reabierto el concurso de acreedores de Hidroelectrica, tras admitir varios recursos contra la conclusión del mismo. Esto retrasará esta pricatización. Asimismo, se tiene previsto realizar una ampliación de capital del 104% en el complejo energético de Hunedoara, para el cual se busca un inversor estratégico que detente el 51% de las acciones.

El esquema para la privatización de Hidroelectrica es una ampliación de capital por un 12,49%, de los cuales un 2,49% se ofrece a Fondul Propietatea para que pueda mantener su participación del 19,94% en la compañía. El resto se sacará a bolsa a través de una oferta pública inicial. En cuanto al Complejo Energético de Oltenia, este holding controla una empresa minera y tres productores de electricidad con centrales térmicas. Su facturación en 2012 ascendió a 493 millones de euros y su EBITDA a 153 millones. El Ministerio de economía tiene el 7% de las acciones y el Fondul Propietatea otro 21,5%. En este momento, se tiene intención de que parte de la oferta pública de acciones de Hidroelectrica y Electrica se realicen en la bolsa de Londres. Por otro lado, se pretende ingresar unos 400M€ por el 51% de Electrica, sacando las acciones a la bolsa de Bucarest y la de Londres.

El Ministro para la sociedad de la información, por su parte, está considerando vender a través de negociaciones directas la participación estatal en Romtelecom, que asciende al 45,99% de las acciones (el otro 54,01% está en manos del grupo griego OTE), por las que cree que pueden ingresar entre 300 y 600 millones de euros. Respecto a los planes de capital privado en la compañía nacional de correos a través de una ampliación de capital, se realizará un nuevo intento por recibir ofertas entre junio y agosto de 2014.

Por otro lado, la Agencia nacional de recursos minerales de Rumanía (ANMR) ha anunciado en octubre de 2013 una nueva ronda de licitaciones para 28 bloques on-shore y 8 bloques off-shore de operaciones de exploración, desarrollo y explotación petrolera en el Mar Negro. De acuerdo con el nuevo régimen aprobado, los royalties en Rumanía representan un porcentaje de la producción, que puede variar entre el 3,5% y el 13,5% para el petróleo y el gas. Este tipo de contratos tienen una validez de 30 años, con posibilidad de prórroga de hasta 15 años adicionales.