Resumen de la estructura de la demanda

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

La economía japonesa se caracteriza en gran medida por una estructura dual con un grupo de grandes conglomerados que controlan más de la mitad de los sectores industriales y de servicios de la economía, convertidas en multinacionales y con fuerte presencia en el mercado internacional, y un altísimo número de empresas medianas y pequeñas, a menudo negocios familiares.

Cuadro de PIB por sectores de actividad y por componentes del gasto

PIB (por sectores de origen y componentes del gasto) 2011  2012 2013
PIB NOMINAL POR SECTORES DE ORIGEN      
ESTRUCTURA PORCENTUAL      
1. SECTORES ECONÓMICOS 87,9 88,0 87,9
AGROPECUARIO 1,2 1,2 1,2
Agricultura 1,0 1,0 1,0
Silvicultura y Pesca 0,2 0,2 0,1
MINERIA 0,1 0,1 0,1
MANUFACTURAS 18,5 18,1 18,4
SERVICIOS 68,1 68,6 68,3
Construcción 5,6 5,6 5,8
Comercio 14,2 14,4 14,4
Transporte 4,8 5,0 4,8
Comunicaciones 2,1 2,2 2,3
Electricidad y agua 1,8 1,7 1,7
Finanzas 4,9 4,6 4,5
Inmobiliarios 12,1 12,0 11,7
OTROS SERVICIOS 19,3 19,8 19,8
2. ADMINISTRACIÓN PÚBLICA 9,4 9,2 9,0
3. SERVICIOS NO LUCRATIVOS 2,3 2,4 1,2
SUBTOTAL (1+2+3) 100,2 99,6 99,2
IMPUESTOS, DISCREPANCIAS ESTADÍSTICAS, ETC. -0,2 0,4 0,8
TOTAL 100  100 100 

*Últimos datos publicados diciembre 2014 (última actualización marzo 2015)

PIB REAL POR COMPONENTES DEL GASTO 2010 2011 2012 2013
TASA DE VARIACIÓN INTERANUAL        
CONSUMO        
Consumo Privado 2,8  0,3  2,3 2,1
Consumo Público 1,9  1,2  1,7 1,9
FORMACIÓN BRUTA DE CAPITAL -0,2  1,4  3,4 3,2
EXPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS 24,4  -0,4  -0,1 1,5
IMPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS 11,1  5,9  5,3 3,1
PIB REAL 4,7 -0,5 1,8 1,6

Fuente: Cabinet Office y Statistical Bureau del Ministerio de Asuntos Administrativos y Comunicación. NOTA: Datos disponibles a fecha julio de 2014 a precios corrientes.
Los datos del PIB están sujetos a ulteriores modificaciones.
*Últimos datos publicados diciembre 2014 (última actualización marzo 2015)

Evolución reciente de las principales variables económicas

La situación económica se encuentra fuertemente determinada por la aplicación de la estrategia puesta en marcha por el gobierno a su llegada al poder en 2012, conocida como "Abenomics", cuyo análisis requiere una breve referencia al contexto histórico en el que se formuló.

Tras los espectaculares resultados de los años 1970s y 1980s, la economía japonesa experimentó en el periodo 1990-2009 un crecimiento muy lento y una preocupante deflación. El PIB se contrajo en cuatro ejercicios y el IPC fue negativo en ocho de ellos (datos FMI). A pesar de los frecuentes estímulos fiscales y monetarios, el crecimiento anual medio del PIB en términos reales en esas dos décadas fue de sólo el 0,9%, frente al 2,9% de Estados Unidos o el 1,4% de Alemania. Una vez superados los peores efectos de la crisis financiera internacional, la recuperación registrada por la economía japonesa en 2010 fue la mayor de su historia reciente. Sin embargo, los desastres de 2011 sumieron de nuevo al país en una recesión, de la que comenzó a recuperarse de manera tímida e intermitente en 2012.

A su llegada al poder, el Primer Ministro Abe presentó una estrategia agresiva destinada a revertir definitivamente la situación de estancamiento y convertir a Japón en "el mejor país mundial para los negocios". Se identificaron tres ejes de actuación ("flechas", en la terminología del gobierno): i) una política monetaria fuertemente expansiva con un objetivo de inflación del 2% ii) una política fiscal suficientemente flexible como para alcanzar el equilibrio presupuestario en 2020 y, simultáneamente, utilizar estímulos fiscales en caso necesario; iii) un ambicioso paquete de reformas estructurales destinadas a promover la inversión privada. Entre estas últimas destacaban la creación de zonas francas para inversores extranjeros, la desregulación del sector eléctrico, la reforma del sector agrícola y la autorización de acceso al mismo a empresas extranjeras, la promoción de las exportaciones de infraestructuras, la flexibilización del mercado laboral y la promoción del trabajo femenino.

Coyuntura económica

El ritmo de crecimiento económico en 2013 (año natural) fue muy similar al de 2012, limitándose a un 1,6%. El comportamiento del PIB en el primer semestre de 2014 estuvo muy condicionado por la subida del impuesto sobre el consumo del 5% al 8%. El gobierno había anunciado el incremento en octubre de 2013, con efectos a partir del 1 de abril de 2014. Tanto el consumo como la inversión del sector privado se anticiparon a la entrada en vigor de la medida, y la tasa anualizada de crecimiento trimestral del PIB real en el primer trimestre fue del 6,7%. El adelanto del gasto del sector privado a los tres primeros meses del año ocasionó una importante contracción, del 7,1% del PIB, en el segundo trimestre, la mayor experimentada por la economía japonesa desde marzo de 2011. En contra de lo inicialmente esperado, la economía se contrajo de nuevo en los tres meses siguientes, un 1,9%. La situación mejoró en el cuarto trimestre de 2014, en el que el PIB creció un 1,5%. (Todas las tasas de crecimiento trimestral recogidas en este párrafo están expresadas en términos reales y son tasas anualizadas).

El FMI estima su última actualización del World Economic Outlook (abril 2015) que el aumento real del PIB en el año natural 2014 fue del -0,1% y que será del 1,0% en 2015 y del 1,2% en 2016. El OECD Economic Survey Japan publicado por la OCDE en abril de 2015 sitúa el crecimiento real en el ejercicio natural 2014 en el 0,0% y prevé que en 2015 y 2016 alcanzará respectivamente el 1,0% y el 1,4%. El gobierno de Japón anunció en enero de 2015 que espera una contracción del PIB en términos reales del 0,5% en el año fiscal abril 2014-marzo 2015, y un crecimiento del 1,5% en el ejercicio siguiente.

La tasa de desempleo se situó en 2014 en el 3,6%. Esta cifra está muy cerca del pleno empleo si bien, en comparación con otros países desarrollados, la participación de la mujer en el mercado laboral es baja, y el sistema empresarial y de relaciones laborales en Japón hace que en realidad exista un cierto sobre-empleo en actividades de escaso valor añadido y baja remuneración. En cualquier caso, el ratio de ofertas efectivas de trabajo respecto a los demandantes de empleo es del 1,1. La tasa de desempleo para la franja de población activa de edades comprendidas entre los 15 y los 24 años es del 6,3%.

Según los datos del Banco de Japón, si no se toma en cuenta el impacto de la subida del impuesto sobre el consumo, la tasa interanual de inflación en febrero de 2015 fue del 0,0% (CPI core, excluidos los precios de los alimentos frescos), inferior al 0,5% registrado en diciembre de 2014 y notablemente más baja que el máximo del 1,5% alcanzado en abril. Incluso si se toma en cuenta el CPI core core, que excluye tanto los alimentos frecos como el precio de la anergía, la tasa interanual correspondiente a febrero de 2015 fue baja, del 0,3%. Para el conjunto del año fiscal 2015 (abril 2014-marzo 2015), incluyendo los efectos del incremento del impuesto sobre el consumo, el gobierno japonés estima que la subida del CPI core ha sido del 3,2%, y prevé que se reduzca al 1,4% en el ejercicio siguiente.  

Las exportaciones crecieron un 4,8% en el año natural 2014, mientras que las importaciones lo hicieron un 5,7%. El saldo de la balanza por cuenta corriente en el ejercicio fiscal 2014 fue del 0,16% (y del 0,5% en el año natural).
 

Cuadro de Principales indicadores macroeconómicos

PRINCIPALES INDICADORES ECONÓMICOS  2011201220132014
PIB    
PIB Nominal (billones de yenes a precios corrientes)471,3475,1480,1487,8
PIB Nominal (millardos de dólares a precios corrientes)5.9055.9544.9194.616
Tasa de variación real-0,61,91.50,0
Tasa de variación nominal en yenes-2,51,10,61,7
INFLACIÓN    
Media anual-0,30,00,42,7
Fin de período-0,2-0,11,62,4
TIPOS DE INTERÉS DE INTERVENCIÓN DEL BANCO CENTRAL    
Final del año0,1 0,10,10,07
EMPLEO Y TASA DE PARO    
Población activa (millones de habitantes)65,9165,5565,7765,87
% Desempleo sobre población activa4,64,14,03,6
DÉFICIT PÚBLICO    
% de PIB-9,8-8,7-8,5-7,7
DEUDA PÚBLICA    
en billones de yenes1.0831.1241.1641.202
en millardos de dólares *13.93812.97911.0549.891
en % de PIB229,8236,7242,5246,4
EXPORTACIONES DE BIENES (datos de aduanas de Japón)    
en millardos de yenes65.54763.74869.77473.102
en millardos de dólares *843736662601
tasa de variación en yenes respecto al período anterior-2,7-2,79,54,8
IMPORTACIONES DE BIENES (datos de aduanas de Japón)    
en millardos de yenes68.11170.68981.24285.889
en millardos de dólares *876816771706
tasa de variación en yenes respecto al período anterior12,13,814,95,7
SALDO BALANZA COMERCIAL (datos de aduanas de Japón)    
en millardos de yenes-1.617-5.805-11.468-12,787
en millardos de dólares *-20-67-108-105
SALDO BALANZA CUENTA CORRIENTE
(datos del Ministerio de Finanzas de Japón)
    
en billones yenes10.401,34.764,03.931,72.645,8
en millardos de dólares **126.47158.68333.63424.280
DEUDA EXTERNA    
en millardos de yenes242.113261.107296.826328.922
en millardos de dólares *3.1153.0152.8182.707
en % de PIB94,481,762,1128,8
SERVICIO DE LA DEUDA EXTERNA    
en millardos de yenes--- 
en millones de dólares *--- 
en porcentaje de exportaciones de bienes y servicios--- 
RESERVAS INTERNACIONALES    
en millardos de dólares1.2961.2681.2671.261
en meses de importación de bienes y servicios15141514
INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA EN EL PAÍS    
en millones de dólares (flujo neto)-1.7021.7612.3589.643
TIPO DE CAMBIO (fin periodo)    
Yen por Euro101,3113,6144,8146,6
Yen por Dólar77,786,6105,3121,52

Fuentes: Cabinet Office de Japón, Ministerio de Finanzas de Japón, Bank of Japan, FMI, Secretaria de Estado de Comercio Exterior, OCDE.
Última actualización: julio 2015
* Las cifras en dólares son de elaboración propia aplicando como tipo de cambio el del fin del periodo.

** Las cifras en dólares corresponden a las del World Economic Outlook del FMI, edición de abril de 2015

Principales objetivos de política económica

La política económica del gobierno, la conocida como ´Abenomics´, persigue el objetivo último de conseguir para la economía del país una senda sostenida de crecimiento rompiendo la dependencia existente en los estímulos continuados fiscales y monetarios, escapando del prolongado periodo de deflación y estancamiento y revitalizando la economía.

La política se apoya en tres ¨flechas¨ : una política monetaria fuertemente expansiva dirigida por el banco de Japón; una política fiscal flexible; y una estrategia de crecimiento.

Los principales elementos de la política monetaria son a) duplicar la base monetaria en dos años, b) duplicar las compras de bonos del gobierno en dos años, c) extender los plazos medios de vencimiento de la deuda comprada de tres a siete años, d) aumentar considerablemente la compra de activos financieros de bancos comerciales-. El gobernador del Banco de Japón ha definido el objetivo de inflación en el 2%. Las expectativas son de alcanzar el 1,9% anual en el Año Fiscal 2015.

La política fiscal que afronta una situación fiscal insostenible, pretende a) reducir a la mitad el déficit primario en el Año Fiscal 2015 respecto al ratio del año fiscal 2010; y b) alcanzar superávit en el Año Fiscal 2020. No obstante el gobierno considera necesario recurrir a estímulos fiscales como medida complementaria a la política monetaria para hacer despegar la economía a corto plazo.

La tercera ´flecha´ será una estrategia de crecimiento basada en reformas estructurales de momento con los principales movimientos dirigidos a a) deducciones del impuesto de sociedades para nuevas inversiones; b) creación de zonas desregularizadas (zonas francas) para inversores extranjeros; c) desregulación del sector electrico; d) reformas del sector de seguridad y servicio médico; e) reforma de la agricultura; f) exportaciones de infraestructura; g) flexibilización del mercado laboral; g) promoción del trabajo femenino.

Previsiones macroeconómicas

El Banco de Japón mantiene las siguientes previsiones económicas en los presupuestos para el año fiscal 2015 (abril 2015-marzo 2016) respecto de la evolución del PIB real y precios:

Previsiones del Gobierno
  Año fiscal 2014
(abril'14 – marzo'15)
Año fiscal 2015
(abril '15 – marzo'16)
PIB real 1,7% 2,7%
Precios al consumo 3,2% 1,4%

Las últimas actualizaciones de estos datos, tanto por parte del Banco de Japón como del Fondo Monetario Internacional, han supuesto una revisión a la baja que, en el caso del FMI, fija las previsiones de crecimiento real del PIB en el 0,9% para 2014.

Política fiscal y presupuestaria

Política fiscal

El gobierno afronta una situación fiscal compleja debido al alto déficit público (9,2% del PIB en el ejercicio fiscal 2013, previsión oficial del 7,8% para el 2014), el elevado volumen de deuda pública acumulada (su ratio sobre el PIB es de aprox. el 240%, el más alto de los países de la OCDE) y al envejecimiento de la población, que además de limitar las posibilidades de crecimiento potencial origina un notable aumento de los costes de salud y pensiones.

La estrategia "Abenomics" se ha fijado como objetivo reducir a la mitad el déficit primario en el ejercicio fiscal 2015 (3,3%) respecto al 2010 (6,6%), y equilibrar las cuentas públicas (superávit primario) en el año fiscal 2020.

El gobierno ha anunciado asimismo dos nuevas reformas impositivas. En primer lugar, un aumento adicional del impuesto sobre el consumo, del 8% al 10%. Inicialmente previsto para octubre de 2015, el Primer Ministro Abe anunció en noviembre de 2014 que, a la vista de los negativos datos de crecimiento, la subida tendrá lugar finalmente en abril de 2017.

En segundo término, las medidas de la revisión de la Estrategia de Revitalización Económica de 24 de junio de 2014 incluyen una reducción progresiva del impuesto de sociedades. El nuevo gobierno ha confirmado que dicha reducción comenzará a hacerse efectiva en el ejercicio fiscal 2015.

Política monetaria

El Banco de Japón (BoJ) y el gobierno anunciaron en enero de 2013 su compromiso de alcanzar un objetivo de inflación del 2% en el plazo más corto posible. Se fijó como indicador el Indice de Precios al Consumo una vez excluidos los precios de los alimentos frescos.

En un contexto de tipos de interés muy próximos a cero (los tipos de interés interbancario se mantienen por debajo del 0,1%), el Banco de Japón anunció en abril de 2013 que utilizaría instrumentos de Quantitative and Qualitative Monetary Easing para alcanzar el objetivo de inflación, duplicando la base monetaria y las compras de bonos del Estado (JGBs, Japanese Government Bonds) en un plazo de dos años, extendiendo el período medio de vencimiento de su cartera de JGBs de tres a cinco años mediante la adquisición de bonos de vencimiento a largo plazo (como mínimo a siete años), y aumentando las compras de activos financieros de bancos comerciales (i.e.: Exchange-Traded Funds, ETFs, y Japan Real Estate Investment Funds, J-REITs).

En su reunión del Consejo de octubre de 2014, el Banco de Japón declaró que el aumento del IPC (excluidos los precios de los alimentos frescos y los efectos de la subida del impuesto sobre el consumo) en términos interanuales en septiembre había sido del 1%. Ante el alejamiento del objetivo del 2% de inflación, el Gobernador anunció el 31 de octubre una aceleración en el ritmo de aumento de la masa monetaria (el incremento anual pasó a ser del 15% del PIB) mediante la adquisición de bonos y otros activos financieros, así como una ampliación adicional del plazo medio de vencimiento de su cartera de JGBs de siete a diez años.

Simultáneamente, el Government Pension Fund (GPIF) anunció que reduciría el porcentaje de JGBs del 60% al 35% de su portfolio y aumentaría el de las acciones del 24% al 50%. Ello supondrá la venta de 240.000 millones US$ en bonos al Banco de Japón, la adquisición de acciones niponas por importe de 90.000 millones US$ y la de acciones extranjeras por valor de 110.000 millones US$.

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

El gobierno debe hacer frente a una serie de decisiones cruciales: a) la aplicación de la subida del Impuesto sobre el Consumo (del 8% al 10%, inicialmente prevista para octubre de 2015, entrará en vigor 18 meses más tarde); b) la reforma del Impuesto de sociedades, el más alto de la OCDE; c) la conclusión satisfactoria de las negociaciones del bloque comercial transpacífico (Trans-Pacific-Partnership) que incluyen a doce países de desigual desarrollo económico y del Acuerdo de Asociación Económica/Acuerdo de Libre Comercio con la UE, ambos considerados pieza importante para la estrategia de revitalización d) la reforma del mercado eléctrico y del sector energético, incluyendo la reapertura de centrales nucleares, tal como posibilita el nuevo plan básico energético aprobado en 2014; f) la implementación de las medidas anunciadas en la estrategia de crecimiento o "tercera flecha".

Esta estrategia de crecimiento incluye las iniciativas recogidas en una primera fase en 2013: i) deducciones del impuesto de sociedades para nuevas inversiones; ii) creación de zonas desregularizadas (zonas francas) para inversores extranjeros; iii) desregulación del sector eléctrico; iv) reformas del sector de seguridad y servicio médico; v) reforma de la agricultura; f) exportaciones de infraestructuras; vi) flexibilización del mercado laboral; vii) promoción de la incorporación de la mujer a la poblacióna activa.

En junio de 2014, el gobierno añadió a la estrategia de crecimiento un nuevo paquete de medidas: 1. Reducción del impuesto sobre los beneficios empresariales. 2. Promoción de la innovación en la industria. 3. Reforma de la gestión del Fondo de Inversiones Estatal de Pensiones (GPIF) 4. Modificación del sistema de contratación pública. 5. Mejora de la gobernanza y gestión de las empresas. 6. Medidas en el mercado de trabajo para hacer frente al envejecimiento de la población y la baja natalidad. 7. Fomento de la participación y el empleo femeninos, y del redimiento laboral primando el desempeño. 8. Medidas de Promoción de determinados sectores considerados como de futuro 9. Revisión del sistema de salud. 10. Prioridad de la estrategia de política comercial.

Las medidas de la "tercera flecha" están llamadas a jugar un papel fundamental para transformar la economía, romper la dependencia de los estímulos extraordinarios fiscales y monetarios y fortalecer el potencial de crecimiento a largo plazo.

abril 2015