Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

 En 2014, el Producto Interno Bruto de México aumentó un 2,1% a tasa anual real, que si bien representó un mayor crecimiento en relación al 2013, aún está lejos de las variaciones de años anteriores a la reciente crisis económica y financiera (entre un 4% y un 5,1%).  El año cerró así lejos de las  expectativas iniciales en torno al 3,5-4%.

En el análisis de la evolución reciente del PIB hay que tener en cuenta que México fue el país latinoamericano más afectado por la crisis en 2009, tanto por su dependencia del ciclo económico de EEUU como por factores internos, unido a una política fiscal que, con poco margen, no pudo estimular la economía. Un bajo coeficiente de ahorro-inversión, una baja productividad, una falta de estímulos fiscales, etc. fueron elementos clave que ayudaron a sumergir a México en su peor crisis reciente: se resintió el empleo, la producción industrial, el gasto en inversión productiva, las ventas internas y el consumo familiar, propiciando el desplome de los indicadores de confianza y un notable aumento de la pobreza. Es por ello que el PIB disminuyó en términos reales un 6,5% em 2009, la mayor caída en décadas. No obstante, ya desde finales de 2009 y durante todo el 2010, se observó una tendencia creciente, que hizo cerrar 2010 con un aumento del PIB del 5,5%. Este aumento vino empujado principalmente por el crecimiento de la actividad industrial de EE.UU. que hizo reactivar las exportaciones mexicanas.En 2011, El Producto Interno Bruto registró un crecimiento del 3,9%, lo que fue calificado por la mayoría de los analistas como una prueba de la solidez de la economía mexicana frente al deterioro del entorno global y la incertidumbre en los mercados financieros vivida durante todo el año. En 2012, México mantuvo un ritmo de crecimiento similar a 2011, a pesar de la volatilidad en los mercados internacionales marcada por la incertidumbre en la zona euro y en EEUU. De hecho, la economía mexicana presentó una expansión significativa, 3,9%, si tenemos en cuenta las adversas condiciones internacionales.2013, por su parte, fue el año de las grandes reformas pero  también un año de muy poco crecimiento, 1,1%, claramente insuficiente para aumentar el bienestar de la población y combatir la pobreza. De hecho, ha sido el año de menor crecimiento económico desde 2009 y muy por debajo del objetivo inicial del 3,5% establecido en los Criterios Generales de Política Económica para 2013. La primera mitad del año se caracterizó por una marcada desaceleración, tanto de la demanda externa como interna. La alta dependencia de la economía mexicana del comercio exterior con EE.UU y la continua caída en las remesas producto de la desaceleración de la economía norteamericana (segunda fuente de divisas después del petróleo) se sumaron a factores internos como el retraso en la ejecución del gasto público y consecuente poco dinamismo de la obra pública, que afectaron profundamente al sector de la construcción. 

Por sectores económicos, el sector primario aporta aproximadamente el 3,5% del PIB nacional, el secundario el 33% destacando el peso de la industria manufacturera que explica el 52% de este porcentaje , mientras que la construcción y la minería tienen un peso similar con el 22 y el 19% del sector secundario respectivamente, y el sector terciario aporta el 62% en el que destacan el comercio, los transportes y los servicios inmobiliarios. El sector primario creció en 2014 por encima del conjunto de la economía, 3,2% frente al 2,1%, mientras que el sector secundario y terciario registraron crecimientos similares al global.

Última actualización 21 de mayo de 2015

Producto interno bruto a precios constantes (variación porcentual anual).

 

2014

2015

concepto

I

II

III

IV

anual

I p

Producto Interno Bruto a precios de mercado

2,0

1,7

2,2

2,6

2,1

2,5

Actividades

 

 

 

 

 

 

Primarias

2,8

2,6

7,1

1,4

3,2

6,8

Secundarias

1,9

1,1

2,0

2,4

1,9

1,4

Terciarias

2,0

1,9

2,1

2,9

2,2

2,9

Nota: Cifras actualizadas del Sistema de Cuentas

Por otra parte, La oferta global de bienes y servicios a precios corrientes sumó 23.516.030 millones de pesos (23.500 billones) al cuarto trimestre de 2014, representando el consumo privado el 50% del total, el consumo del gobierno el 9% y las exportaciones un 24%. 

En cuanto a la evolución de los componentes de la oferta, durante 2014  el PIB presentó, como señalábamos con anterioridad, una variación real anualizada del 2,1% mientras que las importaciones crecieron un 5,66% (1,39 y 2,51%, respectivamente, en 2013). Por el lado de la demanda: el consumo privado tuvo un incremento del 1,98%; el consumo público aumentó un 2,48%,  por lo que el crecimiento en el consumo total fue del 2,05%; la formación fruta de capital fijo se elevó un 2,33%, la inversión privada creció un 4,82% y la pública disminuyó un 7,35%; las exportaciones tuvieron un incremento del 7,26% anual. Así, el crecimiento del PIB estuvo determinado, principalmente, por el dinamismo de la demanda externa ya que, si bien la demanda interna continuó creciendo, no lo hace de manera significativa.

En relación con 2015, los datos anualizados al primer trimestre del año, mostraron un crecimiento del 2,5%. El gobierno ha rebajado su previsión para cierre de año al rango 2,2- 3,2% y Banco de México al intervalo 1,7%-2,5%. En el primer trimestre de 2015, todos los componentes del Producto Interno Bruto (PIB) desde el punto de vista de la demanda registraron crecimientos. El consumo total se incrementó a una tasa anual del 3,2% como consecuencia de los crecimientos de sus componentes privado y público (3,2 por ciento, en ambos casos).  La formación bruta de capital fijo tuvo un aumento anual del 5,4%. La realizada en construcción incrementó un 3,4%, mientras que la  realizada en maquinaria y equipo registró una expansión del 8,7%. El valor real de las exportaciones de bienes y servicios registró un incremento anual del 12,1%. El valor real de las exportaciones no petroleras aumentó un 12,7%, en tanto que el de las petroleras se incrementó a una tasa anual del 6,8%.

Fuentes: INEGI.  Notas de prensa sobre evolución trimestral del PIB.

http://www.cefp.gob.mx/publicaciones/boleco/2015/becefp0062015.pdf

http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/boletines/2015   seleccionar:PIB

http://www.inegi.org.mx/inegi/ 

Política fiscal y presupuestaria

En cuanto a las finanzas públicas, el año 2014 cerró con un déficit de 544.991 millones de pesos (3,2% PIB), superior a los casi 375.000 millones de déficit del año 2013, pero congruente con la meta establecida en los Criterios Gernarales de Política Económica para 2014. Al excluir la inversión de PEMEX el déficit fue de 188.302 millones (1,1% del PIB).

Este resultado se compone del déficit del Gobierno Federal por 491.600 millones de pesos y de las entidades bajo control presupuestario directo por 56.212 millones de pesos así como del superávit de las entidades bajo control presupuestario indirecto por 2.226 millones de pesos.

Recordemos que la situación de deterioro de la economía mexicana en 2013 obligó al Ejecutivo a plantear en el Congreso la ruptura del compromiso de equilibrio fiscal y permitir un déficit del 0,4% del PIB ese mismo año (sin considerar PEMEX), el déficit en 2014 no sobrepasaría el 1,5% del PIB, el 1% en 2015, el 0,5% en 2016 y el 0,0% en 2017.

Durante 2014, los ingresos presupuestarios ascendieron a 3.983.412 millones de pesos, un 0,8% superior en términos reales al registrado en 2013. En particular, los ingresos petroleros cayeron un 7,5%, debido a una caída tanto en la plataforma de producción como en el precio del petróleo; los tributarios mostraron un incremento real del 6,1% y los no tributarios un 2,8%. Del total de ingresos presupuestarios, el 30,5% proviene de los ingresos por venta de petróleo, el 53,1 % correspondió al Gobierno Federal y el 16,4% a organismos y empresas bajo control presupuestario directo. Debido al importante peso específico del petróleo en las finanzas públicas el gobierno implementó un programa de cobertura petrolera que cubre 79 dólares por barril, el precio previsto en la Ley de Ingresos[1] durante 2015, con el objetivo de asegurar los ingresos petroleros ante una caída en los niveles del precio promedio de la mezcla mexicana de exportación por debajo del previsto en la Ley de Ingresos de la Federación 2015. Esta cobertura ha ayudado a las finanzas mexicanas a soportar la caída de más del 50% en el precio del petróleo desde junio de 2014. Ante esta coyuntura, la Secretaría de Hacienda anunció a finales de enero de 2015 un recorte de 124.000 millones de pesos en los presupuestos previstos para este año, equivalente al 0,7% del PIB, recortes que afectan también a Pemex (62.000 millones de pesos) y a CFE (10.000 millones de pesos) así como a algunos de los proyectos de infraestructura contemplados inicialmente cuya suspensión o cancelación ya ha sido anunciada, tales como el tren de Querétaro o el Transpeninsular. De hecho, el Secretario de Hacienda comunicó a finales de marzo de 2015  que, derivado de los recortes al gasto por la caída de los ingresos petroleros, se anunciarían nuevas modificaciones al Programa Nacional de Infraestructura (PNI) para descartar algunos proyectos inviables y/o incluir una mayor participación de la  inversión privada en otros a través de figuras como las Asociaciones Público Privadas o concesiones.

Es de destacar, también, que en enero de 2014 entró en vigor la Reforma Hacendaria que incluyó nuevas disposiciones y medidas de administración tributaria lo que ha llevado a una mejora en la recaudación tributaria.

El gasto público ascendió a 4.530.629 millones de pesos, un 4,2% superior al del año anterior y consistente con la ampliación de déficit público aprobado para 2014. El coste financiero del sector público ascendió a 346.014 millones de pesos. El 96,6% de este coste fue para el pago de intereses, comisiones y gastos de la deuda.

Por otro lado, la deuda del Sector Público se mantuvo en niveles moderados y estables al situarse en un 38,3% del PIB, mientras que el “Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público” es del 41% del PIB. Ambas cifras se comparan favorablemente con la deuda bruta promedio en América Latina (52% del PIB) o de los países de la OCDE (75% del PIB). La deuda neta interna del Sector Público como porcentaje del PIB se situó en el 26,5% y la externa en el 11,8%. La estrategia del gobierno mexicano para los próximos años contempla Requerimientos Financieros del Sector Publico decrecientes entre 2014 y 2017. Se espera que las necesidades de financiación pasen del 2,9% del PIB en 2013 al 2,5% en 2018, según el Programa Nacional de Financiación del Desarrollo 2013-2018.

Fuentes:

http://www.presidencia.gob.mx/programa-de-aceleracion-del-crecimiento-economico/ 

SHCP http://www.apartados.hacienda.gob.mx/inf_trim/2014/4to_trim/docs/01int/int03.pdf

Principales objetivos de política económica

La Administración liderada por Enrique Peña Nieto (2012-2018) se ha marcado como principal objetivo de su política económica la de impulsar las reformas estructurales que necesitaba el país en sectores estratégicos. 

Como hemos comentado con anterioridad, promovió la firma, por parte de los tres principales partidos políticos del país (PRI, PAN y PRD), de un documento al que se denominó “Pacto por México” en el que se comprometieron a impulsar diferentes medidas y reformas pendientes en el país, en lo que puede calificarse como el acuerdo político más relevante que se haya firmado en México en décadas. Esta agenda de consenso recogía acuerdos en cinco grandes rubros: 1.- Sociedad de Derechos y Libertades; 2.-Acuerdos para el crecimiento Económico, el empleo y la competitividad; 3.-Acuerdos para la Seguridad y Justicia; 4.-Acuerdos para la Transparencia, Rendición de Cuentas y Combate a la Corrupción y 5.- Acuerdo para la Gobernabilidad Democrática. En el capítulo “crecimiento económico” destacaban la asunción de  compromisos concretos para favorecer una competencia efectiva en sectores como el de telecomunicaciones y energía y el compromiso de una reforma hacendaria. El texto completo del “Pacto por México” se puede consultar en: 

http://www.presidencia.gob.mx/wp-content/uploads/2012/12/Pacto-Por-México-TODOS-los-acuerdos.pdf

Así, la política ha jugado un papel fundamental en el inicio de la transformación en Mexico al sumar acuerdos con partidos distintos al gobernante en un contexto democrático. Desde 1997 no ha habido amplias mayorías parlamentarias en México lo que dificultó alcanzar los consensos y coaliciones necesarias para promover una agenda de temas tan fundamentales como las reformas estructurales. Si bien tampoco ahora hay una mayoría en el Congreso, el hecho de que todos los partidos con representación en el Congreso firmaran el Pacto por México permitió sacar adelante una agenda llena de cambios legislativos. Así, se han aprobado importantes reformas estructurales en la administración actual, 12 en total, entre las que destacamos, la energética  y la de telecomunicaciones. (que permitirán, entre otros, la participación de la inversión privada en energía, sector reservado hasta ahora al estado, así como la participación extranjera en todas las actividades del sector telecomunicaciones, salvo radiodifusión con un máximo del 49%, así como regulación de los agentes preponderantes) que favorecerán que México alcance plenamente de su potencial económico. También se ha presentado un ambicioso Plan Nacional de Infraestructuras que recoge 743  proyectos en sectores como energía, telecomunicaciones, agua, salud, turismo etc. con una inversión estimada de 7,7 billones de pesos (recursos públicos+privados) aunque algunos proyectos se han cancelado o pospuesto fruto de los recientes recortes presupuestarios anunciados.

Por último, de acuerdo con los Precriterios de Política Económica 2016 que contienen los principales lineamientos económicos de la política fiscal para el año que viene, se mantiene la decisión de no aumentar los impuestos ni recurrir a un mayor endeudamiento para cubrir los menores ingresos petroleros por caídas en el precio del petróleo. Además, se adelantó que para el año 2016 se realizará un nuevo recorte al gasto programable por 135.000 millones de pesos. El gasto neto será un 3,5% menor al estimado para 2015, representando un proporción del 23,9% del PIB. De esta manera, se programa que el déficit para 2016 será de -97.666,5 millones de pesos y representará un -0,5% del PIB. Se estima que los ingresos tributarios alcanzarán niveles históricos con un crecimiento del 10,2% real, pero no generarán el contrapeso suficiente para hacer frente a las presiones por los menores ingresos petroleros. Los ingresos presupuestarios estimados serán aproximadamente el equivalente al 20,9% del PIB. Para el año que viene, el  precio estimado del petróleo se ha calculado en 55 dólares por barril, lo que representa una disminución de 24 dólares con respeto al presupuestado en 2015, y se estima un tipo de cambio de 14,50 pesos por dólar en promedio, frente a los 14,80 pesos por dólar esperado para este 2015. Por otra parte, ya se han producido varios ajustes a la baja en el pronóstico de crecimiento en lo que va de año. La Secretaría de Hacienda bajó su estimación para este año al 2,2%-3,2% del inicial 3,2%- 4,2%. Banco de México ya ha ajustado tres veces su pronóstico, el último se ubica en el rango del 1,7%-2,5%. Para 2016,  se proyecta que la economía crecerá en un rango del  3,3% y 4,3%. La inflación a diciembre se proyecta en un 3%. 

Fuente: Criterios Generales de Políticas Públicas. http://www.shcp.gob.mx/POLITICAFINANCIERA/FINANZASPUBLICAS/ 

Cuadro de Principales indicadores macroeconómicos

Cuadro 2: PRINCIPALES INDICADORES
ECONÓMICOS

2011

2012

2013

2014 

PIB

PIB (MUSD a precios corrientes) estimación
INEGI PIB anual aplicando cambio promedio (1)

1.238.749

1.177.224

1.259.952

1.290.328

PIB (MUSD a precios corrientes) estimación FMI

1.169.230

1.183.507

1.258.544

1.282.725

Tasa de variación real (%)

3,9

3,9

1,1

2,1

Tasa de variación nominal (%) (2)

9,7

7,7

3,1

5,8

INFLACIÓN

Media anual (%)

3,41

4,11

3,81

4,02

Fin de período (%)

3,82

3,57

3,97

4,08

TIPOS DE INTERÉS DE INTERVENCIÓN DEL BANCO CENTRAL

Media anual (%) cetes a 28 días

4,24

4,23

3,75

2,99

Fin de período (%) cetes a 28 días

4,31

3,91

3,18

2,74

Tasa de interés interbancaria a un día
del Banco de México. Fin de período (3)

4,5

4,5

4

3,5

EMPLEO Y TASA DE PARO (INEGI)(4) 

Población (x 1.000 habitantes)

114.259

115.639

118.398

120.205

Población activa (x 1.000 habitantes)

48.663

49.076

50.243

52.108

% Desempleo sobre población activa

4,8

4,9

4,8

4,38

DÉFICIT PÚBLICO (5) 

% de PIB (sin Pemex)

% de PIB (con Pemex)

6,6

2,50  

0

2,60

0,3

2,30

3,2

1,1

DEUDA PÚBLICA

en MUSD (interna + externa) BRUTA

362.789

422.502

471.596

490.751

en % de PIB (cálculo aproximadode la SHCP).

32,4

34,0

36,3

40,6

EXPORTACIONES DE BIENES (6) 

en MUSD

349.676

370.915

380.189

397.535

% variación respecto al período anterior

17,15

6,07

2,50

4,6

IMPORTACIONES DE BIENES (6) 

en MUSD

350.842

370.852

381,210

411.581

% variación respecto a período anterior

16,37

5,70

2,8

4,9

SALDO B. COMERCIAL

en MUSD

-1.116

-63

-1.021

-2.442

en % de PIB (1) aprox.

-0.12

-0,0

-0.08

-0,18

SALDO B. CUENTA CORRIENTE

en MUSD

-9.671

-9.249

-22.333

-26.453

en % de PIB (1)

-0.78

-0,8

-1,8

-2,1

DEUDA EXTERNA (7) 

en MUSD (pública y privada)

201.344

213.410

240.703

420.499

en % de PIB (cálculo de la SHCP)

21,2

22,1

24,1

26,1

SERVICIO DE LA DEUDA EXTERNA

en MUSD TOTAL

37.125

 34.198

 35.692

38.681

amortizaciones

21.697

28.289

 29.560

32.178

intereses

5.428

5.909

6.132

6.503

en % de exportaciones de b. y s.

7,8

 9,2

 9,3

9,6

RESERVAS INTERNACIONALES

en MUSD

149.209

163.592

176.579

193.088

en meses de importación de b. y s. aprox.

5,1

5,2

5,5

5,6

INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA

en MUSD

23.009

17.224

35.188

22.568

TIPO DE CAMBIO FRENTE AL DÓLAR

media anual

12,43

13,16

12,77

13,30

fin de período

13,77

12,87

13,01

14,74

Última actualización: agosto de 2015.

Fuentes: Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEGI). Datos de empleo (INEGI-ENOE); deuda y finanzas públicas SHCP “Informe sobre la situación económica, finanzas públicas y deuda pública”. Datos de Balanza de Pagos, tipo de cambio, tipos de interés y reservas internacionales del Banco de México. Datos de Inversión, Secretaría de Economía.

Notas: (1) Para el PIB en millones de dólares se ha hecho un cálculo con la cifra de PIB anual proporcionada por el INEGI en pesos  como  Producto Interno Bruto Nominal en 2012 ( 15.503 billones de pesos) aplicando el tipo de cambio promedio para el año 2012 de 13,17. Esta cifra es muy similar a la estimación del FMI que también se recoge en la tabla, aunque difiere del dato en dólares del PIB que otras dependencias como la SHCP y el Banco de México utilizan para expresar algunos datos (deuda externa y total, déficit cuenta corriente etc.) como porcentajes en relación con el PIB. Para 2012 se ha utilizado la estimación promedio anualizada y como tipo de cambio el promedio del año 13,17.

2) La tasa de variación nominal calculada por el INEGI, resultado de la variación del PIB real (3,9%) y del “Índice de Precios Implícitos del Producto” (5,5%).

(3) El Banco de México utiliza, oficialmente, desde el 21 de enero de 2008, un nivel objetivo para los tipos de interés de financiación interbancaria como instrumento de política monetaria en sustitución de “el corto” (saldo objetivo diario para las cuentas corrientes de la banca en el banco central) utilizado hasta ese momento.

(4) Las cifras calculadas por el INEGI para ocupación y empleo, están basadas en las estimaciones de población de la CONAPO (con base en los resultados del Conteo de Población y Vivienda 2005), que difieren de los últimos resultados del Censo de Población y Vivienda 2010 (donde la población asciende a 112.336.538 personas).

(5) La cifra de déficit público que se maneja incluyendo la deuda de PEMEX en el 2011, es del 2,5%.

(6) Los datos de exportación e importación consignados en la tabla corresponden con los datos de la Balanza de Pagos del Banco de México y difieren ligeramente de los datos de ProMéxico que se utilizan para el desglose por países y productos de la balanza comercial.

(7) Deuda externa: datos de la SHCP.

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

México, estratégicamente situado en el norte del continente americano con una frontera de más de 3.000 Km. con Estados Unidos y con un mercado de aproximadamente 118 millones de habitantes (de los que alrededor del 29% tienen menos de 14 años), es la decimoquinta economía del mundo y segunda de Iberoamérica con un PIB de :   1.282.725MUSD según datos estimados del FMI para 2014. Por otro lado, es un país perteneciente a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) desde 1994 y uno de los principales destinos para la inversión extranjera en el continente americano. Además, a lo largo de los últimos 20 años, México ha vivido un acelerado proceso de internacionalización de su economía y normalización de su vida política, logrando significativos avances en materia de estabilidad económica.

Sin embargo, México sigue arrastrando importantes desigualdades sociales y regionales; reducidos niveles de crecimiento que le sitúan muy lejos de otros países emergentes con los que se le compara, una gran dependencia del presupuesto en los ingresos petroleros y falta de competencia en sectores estratégicos que se irán corrigiendo gracias a las reformas, entre otros. Varias administraciones han tratado de impulsar en México reformas estructurales que contribuyeran a solucionar esos desequilibrios con resultados, siempre, insuficientes, por la imposibilidad de lograr los consensos necesarios a nivel político. Por este motivo es de destacar que el 2 de diciembre de 2012, un día después de la toma de posesión del nuevo presidente Enrique Peña Nieto, los principales partidos políticos del país firmaron el llamado “Pacto por México”, documento en el que PRI, PAN y PRD se comprometieron a impulsar la aprobación de diferentes medidas y reformas. Esta agenda de consenso recogía acuerdos en cinco grandes rubros: 1.- Sociedad de Derechos y Libertades; 2.-Acuerdos para el crecimiento Económico, el empleo y la competitividad; 3.-Acuerdos para la Seguridad y Justicia; 4.-Acuerdos para la Transparencia, Rendición de Cuentas y Combate a la Corrupción y 5.- Acuerdo para la Gobernabilidad Democrática. En el capítulo “crecimiento económico” compromisos concretos para  favorecer una competencia efectiva en sectores como el de telecomunicaciones y energía y el compromiso de una reforma hacendaria. El texto completo del “Pacto por México” se puede consultar en: 

http://www.presidencia.gob.mx/wp-content/uploads/2012/12/Pacto-Por-México-TODOS-los-acuerdos.pdf

En poco más de dos años, gracias, en parte, al “Pacto por México”, se han aprobado en el país reformas estructurales de gran calado en sectores clave como telecomunicaciones y energía (que permitirán, entre otros, la participación de la inversión privada en energía, sector reservado hasta ahora al estado, así como la participación extranjera en todas las actividades del sector telecomunicaciones, salvo radiodifusión con un máximo del 49%, así como la regulación de los agentes preponderantes) y  en materia fiscal, laboral y educativa, entre otros.  No cabe duda de que se ha producido un cambio sustancial en la arquitectura legal sobre la que se sustenta la actividad económica del país que todos los analistas han valorado muy positivamente y que posibilitará, a medio plazo, que México crezca por encima del 5% y que se produzca un relevante incremento en los flujos de inversión extranjera que recibe el país.

Además, en los últimos dos sexenios, México ha puesto en marcha dos importantes programas de infraestructura (2006-2012; 2013-2018), consciente de la necesidad de mejorar la calidad de su infraestructura. El Programa Nacional de Infraestructura presentado por el presidente Enrique Peña Nieto para el periodo 2014-2018 recogía 743 proyectos (prácticamente el 50% en el sector energético) y estimaba una inversión de 7,7 billones de pesos (aprox. 600 mil millones de USD), de los cuales, el 60%, provendrá del sector público. Esta cifra de inversión representa un 87% más de recursos que los 4,1 billones de pesos invertidos en infraestructuras en el periodo 2007-2012.  Se estimó que esta inversión generará un crecimiento adicional del PIB entre el 1,8% y el 2% así como una generación de 350.000 empleos por año. No obstante, tras el anuncio de recortes presupuestarios por más de 120.000 millones de pesos en 2015, ha habido suspensiones y cancelaciones de algunos de los proyectos contemplados inicialmente, como el tren de Querétaro o el Transpeninsular.

Por otro lado, en el Plan Nacional de Desarrollo (documento que cada administración debe presentar obligatoriamente en los primeros seis meses de mandato se recogen los objetivos nacionales, las estrategias y las prioridades de cada Ejecutivo. El objetivo general: “llevar a México a su máximo potencial”.  El Plan Nacional de Desarrollo del presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) se puede consultar en : http://pnd.gob.mx/ 

Fuente: Criterios Generales de Políticas Públicas. http://www.shcp.gob.mx/POLITICAFINANCIERA/FINANZASPUBLICAS/Paginas/default.aspx

A continuación se recogen de forma muy sintética algunas de las principales reformas aprobadas en México desde 2013 y que ya están siendo implementadas:

La reforma en materia de telecomunicaciones, promulgada el  11 de junio de 2013, establece, entre otras, la creación de nuevos órganos reguladores con autonomía constitucional en telecomunicaciones y competencia: el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) y la Comisión Federal de Competencia Económica (CFCE); la creación de tribunales especializados en las áreas de telecomunicaciones y competencia económica; la apertura a la inversión extranjera de todas las áreas de telecomunicaciones con una sola excepción- radiodifusión- en la que se establece un tope del 49%; obligaciones de must carry y must offer para los operadores de televisión de pago y en abierto; la infraestructura del operador de redes dominante se pondrá a disposición de sus competidores (desagregación del bucle local) y se han sacado ya a concurso las licitaciones para dos nuevas cadenas de televisión nacional. La legislación secundaria para poder hacer efectivos estos cambios está pendiente de aprobación.

La reforma financiera, por su parte, fue promulgada el 9 de enero de 2014. Contiene modificaciones a más de 30 ordenamientos jurídicos con el objetivo de favorecer el incremento del crédito en el mercado y hacerlo más barato, fortalecer y ampliar las atribuciones de la banca de desarrollo y dar mayores facultades para la Comisión Nacional Bancaria y de Valores entre otros.

La reforma fiscal o Hacendaria que generará ingresos tributarios adicionales por alrededor de un 1,0% del PIB. En materia de Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) se ha acordado que pagarán un 8% los alimentos con alto valor calórico  y 1 peso por litro las bebidas de sabores y refrescos; en materia del Impuesto al Valor Agregado se ha aprobado la homologación del IVA en frontera al 16% y no se aplicará este impuesto ni a las colegiaturas, ni a los intereses por créditos hipotecarios, ni a la compra, venta y alquiler de viviendas tal y como se proponía en el dictamen de los Diputados; en materia de Impuesto sobre la Renta se ha aprobado un gravamen del 10% a las ganancias de capital en bolsa, así como un impuesto del 10% sobre la percepción de dividendos y se ha introducido cierta progresividad en el impuesto para personas físicas, de modo que tributarán al 30% las personas con ingresos hasta 750.000 pesos, al 32% con ingresos superiores a 750.000, al 34% con ingresos superiores a 1.000.000 y a una tasa máxima del 35% los que tengan ingresos superiores a 3.000.000 de pesos; además se han acordado algunos cambios y límites en las deducciones, entre otros. También se han aprobado algunos cambios a la Ley Aduanera entre los que destacamos que ya no será obligatorio, sino opcional, contar con los servicios de un agente aduanal para desaduanar las mercancías. Se acotan los regímenes especiales, entre los que destacan: la eliminación del Régimen de Consolidación Fiscal para las empresas pero habrá un nuevo régimen llamado “Opcional para Grupos de Sociedades” que implicará que podrán seguir consolidando pero ahora por un periodo de tres años en lugar de cinco. Se elimina el Régimen de Pequeños Contribuyentes y se sustituye por el Régimen de Incorporación que permite pagar solo una proporción de los impuestos, aunque de manera creciente hasta llegar al 100% de ellos en diez años (desde los seis propuestos inicialmente).

La reforma energética, por su parte, que incluye tanto el sector eléctrico como el petrolero e hidrocarburos,  fue aprobada en diciembre de 2013. Se han modificado los artículos 25, 17 y 28 de la Constitución mexicana vinculados al sector eléctrico y de hidrocarburos y se fijan 21 artículos transitorios para adecuar el marco jurídico relacionado con el sector y permitir, entre otros, la participación de la iniciativa privada en el sector en base a diferentes modalidades de contratos.

http://presidencia.gob.mx/reformaenergetica/#!reforma

La reforma política, también fue aprobada en diciembre de 2013, incluyendo, la posibilidad de reelección para Senadores y diputados (no para Presidentes y Gobernadores), de formación de gobiernos de coalición,  la consulta popular, las candidaturas independientes y las iniciativas ciudadanas, entre otros.

Por otro lado, en el Plan Nacional de Desarrollo (documento que cada administración debe presentar obligatoriamente en los primeros seis meses de mandato se recogen los objetivos nacionales, las estrategias y las prioridades de cada Ejecutivo. El objetivo general: “llevar a México a su máximo potencial”.  El Plan Nacional de Desarrollo del presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) se puede consultar en : http://pnd.gob.mx/ 

Política monetaria

Desde hace más de una década, la política monetaria de México, enfocada a preservar la inflación dentro del rango del 3% +- 1% junto con una política fiscal prudente, ha permitido avanzar significativamente en el control de la inflación.

Desde julio de 2009 hasta marzo 2013, el tipo de interés de referencia del Banco Central se mantuvo estable en el 4,5%. Sin embargo, el menor dinamismo de la economía mexicana y la trayectoria descendente de la inflación provocaron tres ajustes a la baja en 2013 para dejarlo en el mínimo histórico del 3,5%. Aunque en 2014 este interés no se modificó, lo cierto es que la eliminación de los estímulos fiscales en EEUU, la incertidumbre en torno a la fecha de la subida del tipo de referencia en ese país, la tensión en la zona euro y otros factores generaron volatilidad en los mercados internacionales, la cual afectó, sobre todo, a los mercados emergentes. Banco de México ha venido anunciando desde el año pasado que se mantiene alerta. Pese a que la inflación cerró 2014 fuera del rango de control y el peso ha venido sufriendo la volatilidad internacional, el Banco no modificó su tipo de referencia. No obstante, se espera que próximamente lo haga, en previsión del movimiento ascendente de la FED, pese a que se estima que la inflación en 2015 cerrará dentro del rango de control.

Previsiones macroeconómicas

No cabe duda de que las perspectivas de la actividad económica mundial continúan  siendo inciertas y México no está al margen de esta situación. En ese sentido, se están produciendo periódicamente ajustes en las expectativas de la mayoría de los organismos internacionales y analistas privados.

Los datos anualizados al primer trimestre de 2015, 2,5%, son mejores a los esperados aunque la previsión de cierta desaceleración del crecimiento de EEUU y la fuerte caída del precio del petróleo, entre otros factores, han hecho que el gobierno haya rebajado su previsión para 2015 en dos ocasiones, primero al rango 2,2- 3,2% y en agosto al rango 2,0-2,8%. El Banco de Mexico ha ajustado a la baja, por tercera vez en el año,  su pronóstico de crecimiento del PIB para el cierre de 2015 de un intervalo del 2%-3% a uno entre el 1,7% y 2,5%.  

El Banco Mundial, por su parte, ha recortado su estimación de crecimiento para México en 2015 del 2,6%  mientras que el FMI mantiene rebajó  su previsión de crecimiento en 2015 para México del 3% al 2,4%. La OCDE estima un crecimiento del 2,90% en 2015. 

Por último, la última encuesta elaborada por el Banco de México entre analistas privados en  julio de 2015 recoge una estimación de crecimiento del PIB del 2,55% para 2015 (2,6% en la encuesta anterior)

Evolución reciente de las principales variables económicas

México es un país sin grandes desequilibrios macroeconómicos, con crecimiento económico sostenido, aunque insuficiente, solvencia financiera (tanto por sus reservas, como por su acceso al crédito internacional) y buen comportamiento de los principales equilibrios macroeconómicos, (inflación controlada, niveles aceptables de tipo de interés, de desempleo, de la balanza por cuenta corriente,  déficit público y deuda), aunque está viviendo una situación coyuntural complicada por la caída de los precios internacionales del petróleo, por la desaceleración de la economía china, que ha arrastrado a la baja su bolsa y los mercados financieros internacionales y por la incertidumbre en relación con la posible subida de tipos de interés en EEUU, lo que ha obligado al Ejecutivo a  anunciar algunos recortes y a reducir las previsiones de crecimiento, también para este año, aunque su estrecha relación económica con EEUU juega a su favor.

  • PIB. Las cifras de crecimiento en México están muy ligadas al comportamiento de EEUU y en los últimos dos años han sido decepcionantes.  2,1% en 2014,  lejos de las perspectivas iniciales aunque por encima del 1,1% de 2013, dato este último que se explica, en parte, por la lenta ejecución del gasto en ese primer año de la administración de Peña Nieto.  Aunque el dato de crecimiento del primer trimestre, 2,5%, estuvo por encima de la previsión inicial, ya se anticipaba cierta desaceleración para el segundo, que se ha confirmado, 2,2%. Estos datos, unidos a la coyuntura internacional, ciertas dudas sobre la solidez del crecimiento en EEUU (aunque la estimación del dato del segundo trimestre es sustancialmente superior a lo que se esperaba, 3,7%), así como los bajos precios del petróleo, entre otros, han llevado al Ejecutivo a modificar a la baja, por segunda ocasión en el año, su previsión de crecimiento, que se sitúa ahora en el rango 2,0%-2,8%. La previsión inicial era entre 3,2 y 4,2%.
  • Inflación. 2014 cerró en 4,08%, ligeramente por encima del rango objetivo del Banco de México (3% +,- 1 punto porcentual), pero parece que se está corrigiendo, ya que la inflación anualizada a la primera quincena de agosto de 2015, se ha situado en 2,64%, mínimo histórico.  
  • Desempleo.-  La tasa de desempleo se sitúa en niveles cercanos al 4% (4,38% en diciembre de 2014  y 3,9% a marzo de 2015). Sin embargo, estas cifras no son representativas, ya que esconden importantes tasas de subempleo y empleo informal que siguen siendo problemas estructurales (empleo informal en torno al 60%).
  • El tipo de interés de referencia se sitúa desde julio de 2014 en el 3%. El Banco de México lo recortó desde el 3,5% de cierre de 2013 por el débil desempeño de la economía. Dada la coyuntura actual de volatilidad en los mercados financieros internacionales y en el mercado cambiario mexicano y la posible subida de tasas de la FED, podría producirse un alza en el tipo de referencia.
  • Tipo de Cambio.- La moneda mexicana está ligada al dólar, aunque en 2015 se ha visto afectada por la apreciación de la moneda estadounidense, como prácticamente todas las monedas. Así, el peso acumula en los últimos 12 meses una depreciación de más del 20% y en agosto el dólar ha llegado a cotizarse por encima de los 17 pesos, marcando máximos históricos. El Banco de México reactivó un sistema de subasta diaria de 52 millones de pesos hasta el 8 de junio para contener esa depreciación pero no fue suficiente, por lo que elevó el monto a ofrecer en subasta diaria sin precio mínimo a 200 millones de dólares para agosto y septiembre. Al 21 de agosto, el tipo de cambio promedio en 2015 es de 15,3698 pesos por dólar.
  • El déficit fiscal de México es relativamente bajo, 3,2% del PIB en 2014 (1,1% descontando PEMEX). Hay que tener en cuenta que el peso del sector público en el PIB es de aproximadamente el 20%, el más bajo de América y uno de los más bajos del mundo. Sus niveles de ingresos son bajos y dependen en gran medida (30%) de los recursos derivados del petróleo. Estos recursos petroleros están disminuyendo, tanto por la baja producción que arrastra México desde hace algunos años, como por la caída coyuntural de los precios internacionales del petróleo, lo que ha obligado al Gobierno a anunciar un recorte en el gasto de 124.000 millones de pesos en 2015 y se ha anticipado un recorte de unos 135.000 millones de pesos para 2016, año para el que se van a elaborar, por primera vez, presupuestos “base cero” y no basados en los anteriores. En 2014 los ingresos no petroleros aumentaron un 6,1%, crecimiento que la Secretaría de Hacienda atribuye, en parte, al aumento de la base de contribuyentes lograda con la reforma fiscal, compensando así la caída del 7,5% de los ingresos petroleros, con lo que los ingresos totales aumentaron un 0,8%. El gasto, por su parte, aumentó un 4,2%, destacando el aumento del 12% en el destinado a subsidios y programas sociales y del 7,5% en inversión física.
  • México mantiene niveles moderados de deuda pública, 38,3% del PIB a cierre de 2014, representando la deuda interna el 26,5% del PIB y la externa el 11,8%. Además, México tiene una sólida posición crediticia ya que cuenta con una “Línea de Crédito Flexible” con el FMI por 73.000 MUSD y reservas internacionales que superan los 188.000 MUSD. Por otro lado, los mercados internacionales siguen confiando en la solidez de las finanzas públicas mexicanas.  Prueba de ello es que en abril de 2015 el Gobierno federal colocó 1.500 millones de euros a 100 años en mercados internacionales, en lo que representa la primera colocación en euros a ese plazo, con una demanda cuatro veces mayor al monto ofrecido y que, al menos por el momento, la deuda mexicana en manos de extranjeros se mantiene
  • El déficit comercial de México es mínimo, 2.442 MUSD en 2014, equivalente al 0,19% del PIB. Además, México es el 15 exportador y el 14 importador a nivel mundial (por delante de España), con elevados niveles de exportación (397.535 MUSD)  e importación (399.977 MUSD), que han crecido un 4,6% y 4,9% respectivamente. México ha conseguido dar gran valor añadido a la composición de su exportación en la que, tradicionalmente, había tenido mucho peso el petróleo (actualmente: manufacturas, 84,8%, productos petroleros, 10,8%, agropecuarias, 3,1% y extractivas, 1,3%), aunque el destino de sus exportaciones sigue manteniéndose muy concentrado en EEUU (80%), a pesar de su extensa red de tratados comerciales.
  • La balanza por cuenta corriente, por su parte, registró en 2014 un déficit superior a los 24.000 MUSD equivalente al 1,9% del PIB, según cifras revisadas por el Banco de México (dato original anual: 26.545 MUSD /2,1% del PIB). Aunque el déficit de la balanza comercial no es elevado, son la balanza de renta (déficit superior a 30.000 MUSD. Contabiliza pago neto de intereses, dividendos repatriados, etc…) y la de servicios (por encima de 13.000 MUSD) las que explican este saldo deficitario, a pesar del superávit de la balanza de transferencias (unos 23.000MUSD). En el primer semestre de 2015 el déficit de la cuenta corriente equivale al 2,8% del PIB y se ha producido un notable descenso en los flujos de inversión en cartera en comparación con el mismo período de 2014 (de 23.196 MUSD a 11.069 MUSD) aunque no salidas netas de capitales.
  • IED.- México recibió en concepto de IED 22.568 MUSD en 2014, prácticamente la mitad de la recibida en 2013, año en el que se registró un record histórico que se explica, en gran medida, por algunas operaciones atípicas  (venta de Modelo en 2013 y retiro de AT&T de América Móvil en 2014). El dato preliminar correspondiente al primer semestre de 2015 es de 13.749 millones de dólares, un 40% superior al dato preliminar del mismo período de 2014, lo que hace esperar una buena cifra de captación de inversión este año. La UNCTAD colocó a México en el puesto 12 en el ranking de países receptores de IED a nivel mundial, pero predice que escalará posiciones hasta el puesto 7 para 2015. La IED se mantiene como la tercera fuente de divisas, tras la exportación petrolera y las remesas.
  • Calificación.- En febrero de 2014, Moody´s mejoró la calificación de la deuda soberana de México de BAA1 a A3 con perspectiva estable. Otros calificadores como Standard & Poor´s (BBB+, perspectiva positiva) y Fitch (BBB+, perspectiva estable) lo hicieron en 2013.