Resumen de la estructura de la demanda

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

El PIB de 2007 fue de R 32.987 m.m. ($ 1.291 m.m. al tipo de cambio medio anual), con un crecimiento en términos reales del 8,1%. En estos últimos años la mitad del crecimiento del PIB es atribuible a la favorable situación de los mercados energéticos, principalmente al elevado precio del crudo, que en 2008 alcanzó records históricos (con un máximo de $ 147/b.l a mediados de año).

La caída del precio del crudo en los últimos meses de 2008 y la crisis internacional produjeron una notable desaceleración, pero aún así se registró un crecimiento real de 5,6% durante ese año, con un PIB de R 41.540 m.m. ($ 1.670 m.m.). Los sectores con mayor crecimiento fueron los de construcción (13,2%), inmobiliario (10,3%), hostelería y restauración (9,9%), comercio (8,4%), agro-forestal (8,4%), transporte y comunicaciones (6,9%) y financiero (6,6%). Por el contrario, los sectores de extracción de minerales, manufacturas y producción de energía eléctrica apenas registraron un crecimiento significativo (0,2%, 0,9% y 1,2%, respectivamente).

El índice de producción industrial creció un 5,4% en enero-septiembre de 2008, se estancó prácticamente en octubre y fue negativo en los dos últimos meses del año. Por otro lado, la inversión bruta fue en 2008 de 26% del PIB, manteniendo la tendencia creciente de años anteriores, pero aún insuficiente para un país de las características y el tamaño de Rusia, que necesita de grandes inversiones para hacer frente a la obsolescencia y al mal estado de las infraestructuras. La antigüedad media de las instalaciones y equipos industriales es de algo más de 21 años y se estima que el volumen de inversión necesario para llevar a cabo la modernización y renovación sería de unos $ 2 billones en los próximos 15-20 años.

En 2009 se han mostrado claramente los efectos de la crisis, con una caída del PIB anual del 7,9%, un descenso de la producción industrial del 10,8% y de 17% en la formación bruta de capital fijo. Durante ese año el motor de la economía fue el consumo, que en términos absolutos creció más de un 7% con respecto a 2008 y su peso relativo en el gasto total se incrementó en 6 puntos. Los ingresos procedentes de la exportación también cayeron, ya que la exportación se redujo tanto en términos absolutos como relativos.

En 2010 la economía rusa creció un 4,0%, superando ligeramente las previsiones realizadas en el último trimestre y regresando a valores pronosticados con anterioridad. Tras el colapso en el año de crisis, la producción de manufacturas creció un 13,4% en, contribuyendo en 2 puntos porcentuales al aumento del PIB, aunque todavía sin alcanzar los niveles pre-crisis. Por el contrario, el sector agrícola se contrajo en un 12,3% debido a la sequía e incendios que sufrió el país en verano.

Cuadro de PIB por sectores de actividad y por componentes del gasto

PIB (por sectores de origen y componentes del gasto)  2007 2008 2009 2010 2011 2012
% % % % % %
POR SECTORES DE ORIGEN            
AGROPECUARIO 3,9 4,26 4,13 1,98 3,63 3,30
Agricultura * 4,08 4,07 3,94 1,77 3,45  
Ganadería            
Silvicultura y Pesca 0,22 0,19 0,19 0,21 0,18  
MINERÍA 8,73 8,07 8,1 10,4 9,07 9,31
MANUFACTURAS 15,9 15,2 14,1 16,5 13,6 12,99
CONSTRUCCIÓN 5,08 5,63 5,05 5,77 5,56 5,53
COMERCIO 17,66 18,1 17,5 18,1 16,1 16,87
HOTELES, BARES Y RESTAURANTES 0,84 0,87 0,9 0,95 0,81 0,83
TRANSPORTE Y COMUNICACIONES 8,25 8,18 8,66 9,69 7,57 6,98
ELECTRICIDAD Y AGUA 2,72 2,59 3,61 4,31 3,24 2,96
FINANZAS 4,19 4,08 4,29 4,46 3,52 3,73
INMOBILIARIO 9,49 9,62 11,4 11,4 9,95 10,09
ADMINISTRACIÓN PÚBLICA 4,4 4,36 5,41 6,14 4,88 5,65
OTROS SERVICIOS 4,45 3,96 7,48 8,34 6,8 7,25
IMPUESTOS SOBRE LOS PRODUCTOS 14,- 15,1 13 15,8 15,5 14,52
TOTAL 100 100 100 100 100 100
             
POR COMPONENTES DEL GASTO            
CONSUMO 63 65,7 74,7 72 66,5 68,09
Consumo Privado 45,7 47,8 53,8 51,9 49,3 48,94
Consumo Público 17,3 17,2 20,3 19,4 17,2 18,72
FORMACIÓN BRUTA DE CAPITAL FIJO 24,5 22,3 18 21 20,6 22,08
EXPORTACIÓN NETA DE BIENES Y SERVICIOS 30,3 31,3 27,8 27,1 8,5 7,52
             
(*) incluye ganadería y silvicultura            
             
Fuente: Servicio Federal de Estadísticas de Rusia          

 

 

 

 

 

 

 

 

Evolución reciente de las principales variables económicas

Tras sufrir el impacto de la crisis financiera mundial en 2008-2009, la situación de la economía rusa mejoró apreciablemente y se consideró superado el punto más bajo de la crisis. En 2011 el crecimiento del PIB fue de 4,3% y la inflación se situó en torno al 6%.

En 2012 el PIB creció 3,4% aunque se fue desacelerando a lo largo del año. El aumento del IPC fue de 6,6%, ligeramente superior a la previsión oficial (6,5%) y el presupuesto federal registró un déficit insignificante del 0,02% del PIB. Sin embargo, el déficit no energético (excluyendo los ingresos de exportación de crudo y gas) aumentó a 10,6% del PIB, prácticamente un punto por encima del registrado en 2011.

El aumento de las presiones inflacionistas llevó al BCR a elevar el tipo básico de refinanciación (8% desde finales de diciembre de 2011), a 8,25% a partir del 14 de septiembre, aunque con efectos limitados sobre la tasa de inflación. Tipo de interés que se ha mantenido hasta el presente año 2014.

En el sector exterior, el superávit de la balanza comercial fue de $ 212.160 M (en 2011 fue de $ 210.957 M). Las exportaciones, $ 524.727 M, crecieron 1,6% y las importaciones, $ 312.567,4, un 2,2%. Se registró un superávit por cuenta corriente del 3,9% del PIB.

En el año 2013 se produjo una desaceleración económica registrándose un crecimiento del PIB del 1,3%. Dicho crecimiento fue el más bajo de los últimos cuatro años y se justifica por la disminución de la inversión junto con un menor dinamismo de las exportaciones. La inversión fija disminuyó el 1,8% comparado con un crecimiento del 9,1% un año antes.  Por otro lado, la producción industrial prácticamente no creció y se han registrado bajos niveles de crédito a las empresas. El consumo ha continuado siendo el principal motor del crecimiento económico aunque el crecimiento per se de dicha demanda de consumo se ha reducido.

Por el contrario, la tasa de inflación registró un 6,8% de crecimiento, por encima del límite del rango objetivo que se sitúa entre el 5 y el 6%.  El crecimiento de la inflación presenta como causas el incremento inesperado en el precio de alimentos así como el incremento de precios en el  pienso animal, los incrementos en el coste de carburantes y una limitada competencia entre suministradores fruto de rigideces en la economía.  El presupuesto ha registrado un ligero superávit del 0,5% del PIB.  La ralentización económica se ha visto acompañada de salidas de capital: en el primer semestre de 2013 las salidas al extranjero de inversión directa de residentes rusos (FDI al exterior), totalizaron los 71.886 millones de dólares, de los cuales 58.285 millones de dólares tuvieron un único destino: las Islas Vírgenes Británicas seguida a mucha distancia de Chipre (2.857 millones de dólares). Dicha cifra se encuentra muy por encima de lo registrado en los 5 años anteriores a pesar de que tan solo registra la mitad del año.

La desacelaración económica parece mantenerse durante el año 2014 como lo prueba el hecho de que las autoridades del Banco Central de Rusia hayan disminuido sus previsiones para todo el año 2014 desde el 2,9% hasta el 1,5-1,8%.  Algunos indicadores económicos también parecen confirmar dicha tendencia y, por ejemplo, la producción de vehículos en enero de 2014 ha disminuido el 14,1% hasta las 117.000 unidades, la producción de camiones descendió un 58,8% hasta las 3.200 unidades y la producción de autobuses cayó el 59,3% hasta las 884 unidades.

El 3 de marzo de 2014 el Banco Central de la Federación Rusa tuvo que elevar el tipo de referencia desde el 5,5% hasta el 7% con el fin de impedir una mayor depreciación del rublo ante la inestabilidad en Ucrania y la tensa situación creada con motivo de la intervención militar de la Federación Rusa en Crimea.El rublo llegó a alcanzar mínimos históricos al cotizar por encima de los 50 rublos el euro y por encima de los 36 rublos el dólar.

No obstante, las autoridades del Banco Central esperan que dicha depreciación afecte a la inflación entre el 0,3-0,5% dependiendo lógicamente del nivel de depreciación durante el resto del año. A principios del año 2014 hasta febrero la estimación de la inflación se mantuvo en el 6,1%.

Por último, comentar que el Banco Mundial ha mejorado 19 puestos a la Federación Rusa en el informe "Doing Business Rankings" para el año 2014 hasta situarlo en el puesto 92. Detrás de dicho reconocimiento se encuentra la liberalización de la economía que es vista por dicha organización multilateral como algo positivo. En concreto, el BM ha elogiado las mejoras de la economía rusa en 5 áreas: la facilidad para abrir nuevos negocios, la simplificación del proceso de solicitud para la construcción de proyectos, la mejora en los procedimientos de registro de propiedad, la velocidad en la conexión a la red eléctrica y la mejora general en los procedimientos de carácter comercial.

Cuadro de Principales indicadores macroeconómicos

PRINCIPALES INDICADORES ECONÓMICOS  2008 2009 2010 2011 2012
PIB    
PIB (miles de millones de dólares a precios corrientes) 1.670 1.290 1.464 1.850 2.079
Tasa de variación real 5,6 -7,9 4 4,3 3,4
Tasa de variación nominal 24,1 -5,9 16,4 20,8 14,3
INFLACIÓN    
Media anual 14,1 11,7 6,8 8,4 3,85
Fin de período 13,3 8,8 8,8 6,1 6,6
TIPOS DE INTERÉS DE INTERVENCIÓN DEL BANCO CENTRAL    
Media anual 11,07 11,37 7,75 8,125 8
Fin de período 13 8,75 7,75 8 8,25
EMPLEO Y TASA DE PARO    
Población (en millones) 141,9 141,9 141,7 141,9 143,3
Población activa (en millones) 75,9 75,5 75 75,7 70,75
% Desempleo sobre población activa 7,7 8,1 7,2 6,6 5,2
SUPERÁVIT DEL SECTOR PÚBLICO    
% de PIB 4,4 -5,9 -4,1 0,8 0,02
DEUDA PÚBLICA TOTAL    
en millones de dólares 108.550 107.070 133.224 153.550 113.850
en % de PIB 6,5 8,3 9,1 8,3 11,7*
EXPORTACIONES DE BIENES    
en millones de dólares 469.000 303.600 398.000 521.400 524.727
tasa de variación respecto a período anterior 33,2 -35,7 31,1 31 1,7
IMPORTACIONES DE BIENES    
en millones de dólares 292.500 192.700 248.800 323.300

312.567

tasa de variación respecto a período anterior 30,9 -33,9 29,1 30 2,4
SALDO B. COMERCIAL    
En miles de millones de dólares 176,5 110,9 149.2 198.1 212.160
en % de PIB 10,5 8,6 10,2 10,7 10,2
SALDO B. CUENTA CORRIENTE    
En miles de millones de dólares 98,9 49 71,2 101,1 74,8
en % de PIB 5,9 3,7 4,8 5,4 3,6
DEUDA EXTERNA final período    
en miles de millones de dólares 479,4 471,6 488,6 538,9 631,8
en % de PIB 28,7 36,5 33,3 29,1 30,4
SERVICIO DE LA DEUDA EXTERNA    
en miles de millones de dólares 67,1 44,6 62,9 59,8 n.d.
en porcentaje de exportaciones de bienes y servicios 14,3 14,7 16,7 11,4 28
RESERVAS INTERNACIONALES    
en miles de millones de dólares 427,1 440,6 479,3 498,6 537,6
en meses de importación de bienes 17,5 27,4 23,9 19,6 20,6
INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA    
en miles de millones de dólares 27 15,9 13,8 18,4 16,3 (ene-jun)
TIPO DE CAMBIO FRENTE AL DÓLAR Y EL EURO final período    
rublo/dólar  29,38 30,24 30,48 32,19 32,81
rublo/euro 41,44 43,39 40,33 41,67 41,32
           
Fuentes: The Economist, FMI, Servicio Federal de Estadísticas ruso, Banco Central de Rusia, BMI.    

(* Estimación)

Principales objetivos de política económica

La política económica en los últimos años se ha orientado principalmente a mantener la estabilidad de la moneda y el equilibrio fiscal y a contener la inflación. Una política fiscal extremadamente conservadora permitió acumular un volumen considerable de recursos en el Fondo de Reserva y el Fondo de Bienestar Nacional, que se utilizaron, respectivamente, para la cobertura del déficit presupuestario y del Fondo de Pensiones.

El Presidente Putin señaló como aspectos básicos de la política económica durante su mandato:

  •  Reindustrialización, seleccionando una serie de sectores prioritarios, entre ellos farmacéutico, aeronáutico, tecnologías de la información y nanotecnologías.
  • Reducción del peso del estado en la economía, continuando con el plan de privatización de empresas estatales tan pronto la coyuntura del mercado lo haga posible.
  • Obtención de recursos a largo plazo para financiar los grandes proyectos, especialmente en el sector de infraestructuras, que permitan apoyar un crecimiento sostenido y una reducción de la dependencia de las materias primas. Será necesario atraer un volumen cuantioso de inversión extranjera, lo que requiere una mejora considerable del clima de inversión y de negocios en general.

 Asimismo continúa la financiación de los proyectos nacionales que, iniciados en 2005, suponen un elevado volumen de gasto público en las áreas de sanidad, educación, vivienda y agricultura.

También se mantiene la línea de modernización de la economía, concretada en un plan de 10 puntos propuesto por Medvédev en marzo de 2011 y que incluía como aspectos principales la reducción de los impuestos sociales, el incremento de la eficiencia del gasto presupuestario, reducción de la corrupción y aumento de la protección a los accionistas minoritarios de las empresas. Adicionalmente, el Presidente decidió que los ministros y otros altos cargos no deben ocupar puestos en los consejos de administración de las principales compañías controladas por el estado.

 Se observa que en algunos aspectos la política económica está determinada por los avances en los procesos de integración de la economía rusa en la economía mundial. Así, la adhesión a la OMC hace necesaria una serie de adaptaciones y ajustes en la legislación rusa para armonizarla con la normativa de este organismo.

Previsiones macroeconómicas

 

Se ha producido una revisión generalizada a la baja de las previsiones:

En abril el MINECON revisó la previsión oficial de crecimiento del PIB en 2013, reduciéndola de 3,6% a 2,4%, si bien precisó que espera se invierta la tendencia negativa en el segundo semestre del año.

En mayo el BERD rebajó su previsión de crecimiento en 2013 de 3,5% a 1,8%., principalmente como consecuencia del estancamiento de la demanda externa y de la existencia de cuellos de botella en algunos sectores industriales.

La OECD pronostica un crecimiento de 2,3% en 2013, que podría asecender a 3,6% en 2014 si se confirma la previsión de recuperación de la eurozona.

El FMI también redujo su previsión de 3,7% a 3,4%, si bien no modificó el pronóstico de 3,8% para 2014.

El Banco Mundial también ha rebajado su pronóstico de crecimiento  de 3,6% a 3,3% en 2013 y de 3,9% a 3,6% en 2014, tras revisar a la baja la previsión del precio del crudo, de $ 105,8 a $ 102 en 2013, y considerar que el entorno económico exterior será menos favorable de lo que antes se pensaba.

A medio y largo plazo, el MINECON pronostica dos nuevas crisis, la primera en 2017-18 o 2018-19 y la segunda en 2025-26, menos agudas que la de 2008-09. Plantea que Rusia deberá elegir entre tres escenarios de desarrollo:

  • Conservador: con crecimiento medio anual 3,2%, modernización del sector energético y de materias primas. En 2030 el PIB y los ingresos reales se habrán duplicado y la participación de Rusia en el PIB mundial habrá bajado de 3,8% en 2012 a 3,6%.
  • Innovador: supone la modernización del sector energético y de materias primas y la creación de una infraestructura de transportes moderna y un sector competitivo de alta tecnología. El PIB crecería en promedio 4,1%, la participación en el PIB mundial sería de 4% en 2020 y 4,3% en 2030 y en 2021 se superaría a la economía alemana. La clase media pasaría de 22% en 2010 a 37% en 2020 y 48% en 2030. La productividad del trabajo se multiplicaría por 1,6 en 2020 y por 2,5 en 2030.
  • Acelerado: crecimiento medio del PIB 5,4%, aumento de la participación en el PIB mundial a 5,3% y de la población a 150,5 M en 2030.

 En los tres escenarios se supone un crecimiento moderado del precio del crudo y otros recursos. En 2020 se estima 116 $/b, en 2030 $ 164 /b, i.e., en términos reales estará en el nivel de $ 90-110/b, a precios de 2010. El precio del gas exportado se estima en $ 340/1000 m3. El riesgo de caída del precio del gas se considera mayor que en el caso del crudo.

Política fiscal y presupuestaria

La política fiscal en los últimos años ha sido marcadamente conservadora y se ha centrado en conseguir superávits presupuestarios, salvo en los años de crisis 2009-2010 en que se registraron déficits. El presupuesto se elabora sobre la base de un precio-base del barril de crudo, que habitualmente ha estado por debajo del precio real, de forma que se obtienen ingresos "complementarios" si el precio es superior. Estos ingresos por encima del precio base se acumularon en el Fondo de Estabilización, creado en 2004 y dividido en 2008 en dos: Fondo de Reserva, para apoyar el presupuesto federal en caso de caída del precio de las materias primas, y Fondo de Bienestar Nacional, para garantizar el sistema de pensiones, que contaban inicialmente con $ 125.000 M y $ 32.000 M, respectivamente. A 1 de abril de 2013 el FR tenía $ 83.930 M y el FBN $ 86.760 M.

Hasta ahora los resultados han sido positivos y en 2011, cuando se preveía un déficit, se cerró el año con un ligero superávit (0,8% del PIB), mientras que en 2012 el déficit fue insignificante, 0,02% del PIB. Sin embargo, el presupuesto es excesivamente dependiente de los precios energéticos (los ingresos derivados del crudo y gas suponen en torno a 50% de los ingresos federales) y, por lo tanto, muy vulnerable frente a cambios en el precio del crudo. De hecho el precio necesario para mantener el equilibrio de las cuentas ha aumentado desde $ 30 /b en 2007 a $ 110/b en 2012.

Los datos básicos del presupuesto aprobado para 2012-2014 son:

En % del PIB 2012 2013 2014
Ingresos 20,1 19,6 19,4
Gastos 21,6 21,2 20,1
Saldo -1,5 -1,6 -0,7
Saldo no energético -11,- -10,3 -9,1
Precio del crudo, $/b 100 97 101
Tipo de cambio R/$ 28,7 29,4 30,5

Estos datos podrían variar, ya que el Ministerio de Finanzas está elaborando una nueva normativa presupuestaria y modificaciones en el Código Fiscal. Las propuestas suponen un endurecimiento de la política fiscal a partir de 2013, con  el objetivo de llegar en 2016 a aplicar una norma según la cual los gastos presupuestarios quedarán limitados al importe de los ingresos del crudo y gas, determinados por el precio base del crudo. Se trata de un precio medio deslizante para un período de 10 años.

En 2013 el presupuesto recibe sólo los ingresos correspondientes a un precio de $ 97, $ 3 por debajo del utilizado en 2012. Ello requiere una reducción del gasto de al menos 1,5% respecto a 2012. En 2014 el precio bajaría a $ 95, en 2015 a $ 92 y en 2016 a $ 90. No se conoce el destino de los ingresos obtenidos por encima del precio base, que podrían ser asignados al fondo de reserva o utilizados para sustituir emisiones de deuda pública.

En 2013 las prioridades declaradas del gasto son las relativas al pago de prestaciones sociales,  equilibro del Fondo de Pensiones, programas de modernización de la sanidad y la educación y apoyo al desarrollo de la innovación. Un componente importante de las prestaciones se refiere al aumento de salarios y pensiones en las FFAA y de seguridad del estado. 

Política monetaria

La Ley del Banco Central de Rusia establece la independencia respecto a otros organismos estatales y fija como objetivo básico de la política monetaria el mantenimiento de la estabilidad del rublo.

Esta independencia está matizada por el hecho de que el BCR elabora y aplica la política monetaria y financiera en cooperación con el gobierno, preparando anualmente un documento con las directrices básicas para los siguientes tres años, que son examinadas por el Consejo de Ministros y la Duma. Los supuestos de estas directrices son coherentes con las previsiones económicas del gobierno.

Los instrumentos con los que cuenta el BCR, que figuran asimismo en la citada Ley, son los siguientes:

  • tipo de refinanciación básico
  • requisitos de reserva
  • operaciones de mercado abierto
  • refinanciación de entidades crediticias
  • intervenciones en el mercado de divisas
  • fijación de objetivos de oferta monetaria
  • restricciones cuantitativas
  • emisión de bonos

En las directrices actualmente vigentes (2012-2014) se contempla el paso gradual hacia el objetivo de inflación (inflation targeting), para reducirla a 4-5% anual en 2014 y, a más largo plazo, mantener la estabilidad de precios. De hecho, el BCR ha venido relajando progresivamente desde 2009 el control sobre el tipo de cambio y centrándose cada vez más en el control de la inflación.

Así, en julio de 2012 el BCR amplió de 6 a 7 rublos la banda de fluctuación de la moneda, fijando los límites en 31,65 - 38,65 en relación a la cesta euro-dólar, y redujo de $ 500 M a $ 400 M el volumen de intervención necesaria para modificar la banda en 5 kópeks.

Se trata, en último término, de llegar a una flotación libre del rublo (la banda de fluctuación desaparecería en 2014), con intervenciones dirigidas exclusivamente a suavizar oscilaciones excesivas del tipo de cambio. Esta evolución hará que el tipo básico de refinanciación se convierta en un instrumento clave, que será fijado mensualmente por el BCR basándose en la evolución esperada de la tasa de inflación.

 

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

Los principales objetivos de la política económica son el mantenimiento del equilibrio presupuestario –o, al menos, el control del déficit- y la modernización y diversificación de la economía en su conjunto. En particular, los objetivos a medio y largo plazo son:

  •  Reducción del déficit no energético (i.e., no relacionado con petróleo y gas) desde 10,6% (2012) a 6-7% del PIB.
  • Modernización de la economía, a través de la mejora del clima de inversión, reducción del papel del estado, continuando con el programa de privatización, y la creación en Moscú de un Centro Financiero Internacional.
  • Obtención de recursos a largo plazo para la construcción de infraestructuras prevista en el programa de modernización y en el marco de los acontecimientos deportivos que se celebrarán en el país en los próximos años.

En lo que se refiere a la mejora del clima de inversión, que constituye una de las prioridades reiteradamente declaradas por las autoridades, existe un plan detallado de medidas en diversos ámbitos, principalmente:

  • mejora de la administración de aduanas. Incluye unas 60 medidas, dirigidas especialmente a reducir el tiempo empleado en el despacho aduanero, extender la utilización de la declaración electrónica y simplificar el sistema de control aduanero. Asimismo se prevé modificar sustancialmente el sistema de presentación de garantías y seguros.

De esta forma se espera que en 2015 el plazo entre la presentación de documentos y la conclusión de los trámites aduaneros se reduzca de los 36 días actuales a 15 días. Rusia ocupa ahora el puesto 160 en el ranking del BM por las dificultades en este apartado y con estas medidas aspira a pasar al puesto 79 en 2015 y al 19 en 2020.

  • mejora de las condiciones para las empresas en el ámbito de la construcción, uno de los más tortuosos para los inversores que deseen construir cualquier tipo de instalaciones. Se trata de reducir de forma radical los plazos de los permisos de construcción y de explotación,  modificar el sistema de regulaciones técnicas y reducir las barreras administrativas en general.
  • acceso a la infraestructura energética.  El objetivo es reducir el tiempo necesario para la conexión a la red de 281 días a 45 en 2015 y 40 en 2020. Para ello se palntean cambios en la normativa que regula las conexiones, mejora del mecanismo de redistribución de la capacidad excedentaria, reducción de las tarifas de conexión y mejora de los instrumentos de regulación.

Está previsto presentar a la Duma una modificación de la Ley de Inversiones Exteriores en sectores estratégicos que suprime el requisito de autorización previa para inversores extranjeros que, con una participación de 75% o más en el capital de una empresa del sector extractivo, quieran aumentarla a 100%.

En materia de privatización, uno de los primeros decretos firmados por el Presidente Putin introdujo enmiendas al plan de privatización. Se contempla la venta de participaciones estatales en 23 grandes empresas (entre ellas Sberbank, VTB, RZD, Aeroflot, Rosneft y Rusgidro) más unas 1.375 propiedades de menor tamaño. Sin embargo, la desfavorable coyuntura de los mercados llevó a aplazar algunas de las ventas previstas en 2011 y 2012. La única operación significativa fue la venta de 7,6% de Sberbank en poder del BCR por $ 5.200 M, que se llevó a cabo a finales de 2012 en Londres (sólo un 3% en la Bolsa de Moscú). Se ha anunciado que en la segunda mitad de 2013 se pondrán a la venta participaciones estatales en ALROSA (diamantes), VINESHTORGBANK y SOVKOMFLOT. Asimismo, se considera la privatización de ROSNEFT una vez concluya la adquisición de TNK-BP. Por último, se ha anunciado que el estado venderá 5% de RZD (ferrocarriles rusos) a finales de 2014 y 20% en 2016 y 11% del VTB (Vnieshtorgbank) en 2015.

El gobierno prevé obtener ingresos por un total de entre R 1,2 B y R 2 B, pero los resultados podrían ser inferiores a lo esperado.

Otra de las prioridades de la política económica es el apoyo a las empresas rusas en su exportación o implantación en el exterior, mediante el desarrollo de servicios financieros, creación de sistemas de identificación de barreras en los mercados extranjeros y de información y análisis de los mercados. Se plantea reorientar la actividad de la Agencia de seguros de exportación, que hasta ahora se ha centrado casi exclusivamente en operaciones de gran volumen (e.g., aviación, reactores nucleares), así como una amplia reorganización de las representaciones comerciales de Rusia en el exterior.