Régimen de comercio exterior. Tramitación de las importaciones

Cuestiones generales

La base legislativa en el régimen de comercio exterior está constituida, fundamentalmente, por las siguientes normas:

  • Código Aduanero de la Federación Rusa de 28 de mayo de 2003, No. 61-FZ (última modificación de 18 de febrero de 2006).
  • Ley de Control de Exportaciones de 18 de julio de 1999, No. 183-FZ (última modificación de 18 de julio de 2005).
  • Ley de Bases de Regulación Estatal del Comercio Exterior de 8 de diciembre de 2003, No. 164-FZ (última modificación de 2 de febrero de 2006).
  • Ley Federal de Medidas Especiales de Defensa, Medidas Antidumping y Compensatorias en la Importación de Mercancías de 8 de diciembre de 2003, No. 165-FZ. También debe citarse la Ley Federal de 14 de abril de 1998, No. 63-FZ (última modificación de 8 de diciembre de 2003) de Defensa de los Intereses Económicos de la Federación Rusa en Relación con el Comercio Exterior de Mercancías, que ha sido prácticamente derogada por la ley de bases, manteniéndose vigente de manera residual en lo referente a aranceles especiales para productos agrícolas, permitiendo introducirlos sin investigación sólo hasta el final del año en que se adopta la medida, por un máximo de un tercio del arancel vigente.
  • Ley de Regulación Técnica de 27 de diciembre de 2002, No. 184-FZ (última modificación de 9 de mayo de 2005).
  • Ley de Regulación y Control de Cambios de 10 de diciembre de 2003, No. 173-FZ (última modificación de 30 de diciembre de 2006).
  • La autoridad rusa que se ocupa de la ejecución de la normativa aduanera es el Servicio Federal de Aduanas (FTS, en sus siglas rusas). Únicamente pueden comparecer ante las aduanas y realizar operaciones de importación o exportación los agentes de aduanas en posesión de licencia y el declarante, que por regla general será la persona física o jurídica que tenga poder de disposición sobre las mercancías.

Documentación exigible

La documentación básica que se requiere para exportar a Rusia es la siguiente:

1. Declaración aduanera.

2. Declaración de valor aduanero.

3. Factura comercial o factura proforma, preferiblemente en ruso, porque las autoridades pueden pedir una traducción al ruso de los documentos en idiomas extranjeros. La aduana no admite facturas escritas a mano, pero no exige ninguna forma especial, sino sólo que venga redactada sobre papel de la empresa vendedora.

4. Documento de transporte (CMR, carta de porte aéreo, etc.).

5. Packing list: documento informal emitido por el exportador que puede ser en ruso o inglés (a veces la aduana exige una traducción).

6. "Pasaporte de la operación" para garantizar el cumplimiento de la normativa de control de cambios38. Así queda garantizado el hecho de que las transferencias de divisas al extranjero en pago de las importaciones rusas correspondan a mercancías que realmente entren en el territorio aduanero ruso y hayan sido valoradas adecuadamente.

7. Certificado que asegure la homologación (con las normas GOST R), en los casos en que sea exigible.

8. Certificado de origen de la mercancía.

9. Otros documentos que debe presentar el importador: un poder para realizar operaciones aduaneras; un documento que demuestre su capacidad de obrar; una certificación de inscripción ante los órganos fiscales; una licencia otorgada por el Banco Central de Rusia de apertura de cuenta en el extranjero, si la misma se utiliza en la operación de que se trate; y justificante de pago de los derechos aduaneros, o de garantía de los mismos.

El plazo general para el despacho de las mercancías es de un máximo de tres días laborables contados a partir de la presentación en forma de la declaración aduanera, pero existen numerosas excepciones.

Aranceles y otros pagos en frontera. Regímenes económicos aduaneros

En la Federación Rusa hay cuatro posibles exacciones a que están sujetas las importaciones. Se trata de las siguientes:

A) Los aranceles de importación

El arancel de importación es el tributo al que están sujetas las mercancías que entran en territorio aduanero ruso en régimen, fundamentalmente, de despacho a consumo.

Los aranceles pueden ser "ad valorem" (en porcentaje sobre el valor aduanero de la mercancía), específicos (a tanto por cantidad de producto), o combinados, en cuyo caso se establece un arancel "ad valorem", pero combinado con un mínimo específico, y se aplica el arancel que resulte mayor entre ambas posibilidades.

La lista de los aranceles aplicables ha sido establecida por el Reglamento de 27 de noviembre de 2006. En su aplicación existen las siguientes posibilidades:

A las importaciones procedentes de los países con quienes Rusia tenga aprobado el tratamiento de nación más favorecida (NMF) se aplican los aranceles de la lista general. Es el caso de España, al tener garantizado el tratamiento NMF en virtud del Acuerdo de Colaboración y Cooperación entre la Unión Europea y la Federación Rusa.

Las importaciones de países que no se beneficien del tratamiento NMF están gravadas al doble de los tipos de la lista básica.

Las importaciones procedentes de países en vías de desarrollo se gravan al 75% de los tipos de la lista básica.

Están exentas del pago de aranceles ciertas importaciones procedentes de países subdesarrollados.

Las mercancías importadas desde países de la CEI y con origen en los mismos están igualmente exentas del pago de aranceles.

B) Tasa de formalización aduanera o tasa aduanera

La tasa de formalización aduanera grava la introducción de mercancías y medios de transporte en el territorio de la Federación Rusa en cualquier régimen aduanero (excepto renuncia en beneficio del Estado), así como el cambio de régimen aduanero de las mismas. Se supone que debe compensar por los trabajos efectivamente efectuados por los órganos aduaneros.

La tasa es variable, según una escala de gravamen que va desde 500 rublos (unos 14 euros) por la formalización aduanera de mercancías por un valor inferior a 200.000 rublos (unos 5.600 euros), hasta un máximo de 100.000 rublos (unos 2.800 euros) por mercancías de un valor superior a treinta millones de rublos (unos 850.000 euros), aunque se supone que debe compensar por trabajos efectivamente realizados por los agentes de la aduana.

C) El IVA

Es un impuesto federal regulado por el Código Tributario de la Federación Rusa. El mecanismo de funcionamiento del mismo, en régimen general, es semejante al impuesto español del mismo nombre. El tipo general es del 18% y el tipo reducido para la mayoría de los productos de alimentación y para la infancia es del 10%.

D) Los impuestos especiales o accisas

Las accisas son un impuesto indirecto especial, regulado por el Código Tributario de la Federación Rusa. Se aplican sólo a determinados tipos de productos, en particular alcoholes y bebidas alcohólicas, tabaco, automóviles (con motor de potencia superior a 150 caballos), combustible y aceite para motores, tanto si son importados como si se producen en Rusia. No están sujetas las mercancías que se exporten al extranjero.

Existen dos posibilidades de imposición de accisas:

Accisas específicas, por cantidad de producto importado.

Accisas "ad valorem". En este caso, se aplica un porcentaje sobre la suma del valor aduanero del producto y el arancel de importación.

Los tipos impositivos varían para cada producto. Para vinos naturales, excepto espumosos, por ejemplo, es de 2,20 rublos por litro.

La base imponible de los diferentes tributos que se devengan con motivo del paso de la mercancía por la frontera rusa es el valor aduanero. La regla general es que dicho valor equivale a la suma de los siguientes conceptos:

1. Precio de la mercancía.

2. Coste del transporte hasta el punto en que se formaliza la declaración aduanera, incluyendo costes relacionados con la carga y descarga de las mercancías, seguros, comisiones de intermediación, en su caso, así como el coste de los contenedores, si forman una unidad con el producto.

3. Embalaje y servicios de embalaje.

4. Pagos por la ingeniería y el diseño del producto realizados fuera de Rusia, en la medida que sean gastos indispensables para la producción del bien que se valora.

5. Pagos por la propiedad intelectual que directa o indirectamente deba realizar el importador.

6. La parte de los otros ingresos que el importador obtenga por el uso o transmisión de la mercancía que se valora, y que el importador esté obligado a retornar al exportador.

En la práctica, es frecuente utilizar el valor CIF-frontera para realizar la declaración. La declaración la realiza el propio interesado mediante unos impresos formalizados.

La aduana acepta generalmente los documentos comerciales que proporciona el exportador, pero, en caso de sospechar que el valor declarado es diferente al real, o si dicho valor declarado no existe, puede utilizar otros procedimientos (comparación con productos similares o formación de precio con datos del mercado, entre otros) o recurrir a diversas formas de control, como interrogatorios orales, inspección ocular de la mercancía o apertura de embalajes.

Normas y requisitos técnicos. Homologación, certificación y etiquetado

Todo lo referente a homologación y certificación está en fase transitoria, debido a la entrada en vigor de la Ley de Regulación Técnica. El periodo transitorio entre ambos sistemas podría no terminar hasta mediados de 2010.

A) Certificación de producto en la Federación Rusa

En la Federación Rusa coexisten alrededor de diecinueve esquemas de certificación obligatoria, de los cuales hay dos que afectan a un gran número de productos: el certificado de conformidad con las normas GOST R y el certificado higiénico.

B) El sistema de GOSSTANDART. Las normas GOST R

El sistema de certificación más importante es el de GOSSTANDART (Comité Estatal de Normalización, Metrología y Certificación). Con la reforma administrativa de marzo de 2004, fue reemplazado por la Agencia Federal de Regulación Técnica y Metrología (Rostekhregulirovanie).

Los productos que se importan con destino a venta y consumo en la Federación Rusa deben ir acompañados de un certificado de conformidad otorgado por la Rostekhregulirovanie o sus agentes autorizados, que realizan las pruebas y emiten los certificados de acuerdo con la norma GOST R rusa, no con otras normas internacionalmente aceptadas, como el sistema ISO, aunque se está produciendo una adaptación paulatina al mismo. Por otra parte, la posesión de certificados internacionalmente reconocidos no facilitará necesariamente los trámites ni eximirá al solicitante de realizar las pruebas de laboratorio que se estimen oportunas.

Generalmente, el certificado de conformidad es válido por un año y debe acompañar a todo envío. Se aceptan copias de los certificados siempre que la copia lleve el sello de la empresa certificadora.

Se recomienda al exportador español que envíe sus productos a Rusia y que quiera certificar su producción, que involucre a su contraparte rusa, ya que es un proceso complicado. En España únicamente SGS (Societé Genérale de Surveillance) está autorizada para emitir dichos certificados directamente.

Hay tres modalidades de certificado de conformidad:

Para un envío concreto: es más económica, y resulta más ventajosa para las empresas que únicamente exportan a Rusia esporádicamente.

Con carácter general: esta modalidad cubre todos los envíos que una empresa realiza de un producto a Rusia, durante el período de vigencia del certificado. Tiene un precio más elevado, y conviene sólo a aquellas empresas que exportan a Rusia con regularidad. La validez del certificado es de un año, prorrogable.

Licencia de uso de la marca de conformidad GOST R: esta modalidad autoriza al fabricante a marcar su producción con el anagrama GOST R, lo que posibilita su introducción en territorio aduanero ruso. La validez de la licencia es de un año, prorrogable hasta tres, pero cada año hay que pasar una revisión por parte de expertos rusos, a los que hay que invitar y cuya estancia debe costear la empresa certificada.

El único certificado que se controla en frontera es el certificado de conformidad GOST R (Normas Estatales de Rusia), pero para obtener el mismo, según el producto, pueden exigirse otros, que se enumeran sucintamente a continuación:

Certificado higiénico-sanitario: para productos que entren generalmente en contacto con la piel humana.

Certificado de ignifugividad: para sistemas y medios anti-incendios, materiales de acabado de productos y recubrimientos, de insonorización y aislamiento, alfombras, moquetas y recubrimientos para el suelo, aparatos de aire acondicionado, calentadores y ciertos instrumentos, material y aparatos eléctricos.

Existen otros dos certificados que no se exigen normalmente a la hora de conceder el certificado de conformidad, pero sí se controlan en frontera:

Certificado fitosanitario, para productos de origen vegetal.

Certificado veterinario, para productos de origen animal.

C) La nueva Ley de Regulación Técnica

La nueva ley congela las normas GOST y las de los otros sistemas correspondientes al estado que tuvieran el 1 de julio de 2003. Dichas normas permanecerán vigentes hasta que se vayan aprobando reglamentos técnicos que las sustituyan, y se considerarán dispositivas salvo en la parte que "garantice los objetivos legislativos de la Federación Rusa en lo referente a la regulación técnica" (Reglamento de Gosstandart No. 4, de 30 de enero de 2004). Se establece un plazo de siete años (hasta el 1 de julio de 2010) para la adopción de los reglamentos técnicos. De no adoptarse, los estándares rusos existentes perderán su vigencia y el sector afectado podría quedar sin regulación.

Los reglamentos técnicos deben establecer mínimos que no impidan la actividad empresarial. Se admite la incorporación de normas internacionales o nacionales en calidad de reglamentos técnicos rusos.

La nueva ley deja abierta la cuestión de la obligatoriedad de la certificación de producto (en particular por parte de terceros, como ha sido la regla hasta la fecha). Será cada normativa técnica la que decida sobre la cuestión en el sector que regule, teniendo en cuenta que la obligatoriedad de la certificación se dará en la medida en que sea necesaria para el cumplimiento de los fines de dichos reglamentos.

D) Etiquetado

Se aplica la Ley de Defensa de los Derechos del Consumidor de 1992. Esta ley prevé que la información sobre los productos que se vendan en Rusia debe estar disponible de una forma "comprensible para ellos" y en todo caso, en ruso. Las menciones obligatorias son semejantes a los requisitos habituales en España, por lo que generalmente al exportador español le será suficiente con traducir al ruso la etiqueta, añadir datos del importador y, en el caso de productos alimenticios, añadir información nutricional.

No es preceptivo el etiquetado, ni la presencia de dicha información en ruso desde origen, ni siquiera en frontera rusa, sino que puede añadirse en destino.

Barreras no arancelarias

A) Contingentes

Están vigentes contingentes sobre las importaciones de carne de ave, cerdo y ternera.

B) Licencias de importación y exportación

Se basan en el todavía vigente Reglamento de 6 de noviembre de 1992, No. 854, que establece las siguientes:

1. Licencias de importación: para preparados químicos fitosanitarios, elementos y programas de cifrado, alcohol etílico, vodka, vinos y bebidas con un volumen de alcohol mayor de un 28%. Son otorgadas por el Ministerio de Desarrollo Económico y Comercio.

2. Licencias de exportación: para metales y piedras preciosas, pescados y derivados, petróleo, gas y sus derivados, carbón de coque, metales no ferrosos, azufre, amoníaco, caucho sintético, abonos minerales, maderas nobles, pieles en bruto, productos perjudiciales para la capa de ozono, sistemas de cifrado, animales y plantas salvajes, huesos y cuernos de marfil, coral y sus análogos, materias primas de origen animal y vegetal para la producción de medicinas.

3. Licencias, tanto para exportación como para importación: armas, industria de guerra y elementos para su construcción o que, teniendo destino civil, puedan ser empleados en la misma; pólvora y explosivos; elementos de la industria nuclear; narcóticos y sustancias psicotrópicas; y venenos.

Barreras de entrada para bienes y servicios españoles

En la Federación Rusa hay cuatro posibles exacciones (barreras arancelarias y pagos en frontera) a las que están sujetas las importaciones: los aranceles de importación con un tipo medio del 15%, la tasa de formalización aduanera, el IVA con un tipo general del 18% y otro reducido del 10%, y los impuestos especiales.

Respecto a las barreras no arancelarias, existen contingentes para la importación de carne, licencias de importación para determinados productos (químicos, programas de cifrado, bebidas alcohólicas, armas y explosivos, industria nuclear y substancias psicotrópicas y venenosas) y coexisten alrededor de 15 esquemas de certificación obligatoria, entre los que destacan el certificado de conformidad con las normas GOST y el certificado higiénico.

Destacan las barreras que Rusia impone en materia sanitaria y fitosanitaria mediante procedimientos de control y aprobación poco transparentes, discriminatorios y sin suficiente base científica. Algunos ejemplos son los siguientes: exigencia de un certificado veterinario para productos alimenticios que contienen productos de origen animal,  límites máximos de residuos de pesticidas de antibióticos y pesticidas para productos cárnicos y hortofrutícolas, etc. 

Las autoridades rusas adoptaron, en vísperas de la entrada en la OMC, una serie de medidas con efecto proteccionista, aunque el objetivo declarado sea otro. Son, principalmente, las modificaciones en la regulación técnica de bebidas alcohólicas y la tasa de reciclaje sobre la importación de vehículos, sobre la que la UE ha iniciado un procedimiento de consultas ante la OMC por su carácter discriminatorio, ya que no se aplica a la producción nacional. El gobierno ruso presentó en la Duma una propuesta de ley para extender la tasa a todos sin discriminación y aunque esta medida legislativa ha sido ya aprobada resulta necesario un seguimiento sobre su aplicación práctica.

Además, en marzo de 2013 se ha aprobado una nueva Ley de compras públicas que permite al gobierno establecer restricciones sobre la adquisición de bienes y servicios importados con el objetivo de estimular la economía nacional. En la ley anteriormente vigente las restricciones sólo podían imponerse por motivos de seguridad nacional. La nueva ley entrará en vigor el 1 de enero de 2014.

Hay que señalar que algunas de las medidas anticrisis que Rusia había adoptado se han consolidado en el Arancel Aduanero Común de la Unión Aduanera entre Rusia, Kazajstán y Bielorrusia. Además, ya en el marco de la UA, se han elevado los aranceles sobre otros productos (gafas protectoras, corchos y tapones, neumáticos usados).

El acceso de la FR a la OMC ha generado una considerable actividad de los lobbies en distintos sectores para tratar de evitar, o al menos de paliar, los efectos de la prevista -y en todo caso inevitable- liberalización.

 Por último, el 18 de abril de 2013 Rusia prohibió la importación de productos de origen animal procedentes de España (y de otros países) por razones fitosanitarias, salvo para un número reducido de empresas. Se mantienen negociaciones con el organismo responsable, Rosseljoznadzor, para ampliar gradualmente la lista de empresas españolas autorizadas a exportar (ver apartado anterior sobre problemas de empresas exportadoras españolas).

 

 

Barreras no arancelarias. Contingentes y licencias de importación