Régimen de comercio exterior. Tramitación de las importaciones

Durante la liberalización del sector exterior comenzada en los años ochenta, las cuotas de importación fueron eliminadas y los aranceles reducidos al mismo tiempo que se promovían activamente las exportaciones por medio de desgravaciones fiscales, ayuda financiera y mediante la adopción de una política cambiaria flexible. Consecuentemente, la participación del comercio exterior en la economía creció considerablemente.

El Tratado de Unión Aduanera con la UE (en adelante, TUA) ha modelado el régimen de comercio exterior desde 1995. En enero de 1996, con la entrada en vigor oficial del TUA, se eliminaron los aranceles y cargas sobre la importación de productos industriales procedentes de la UE. Los productos agrícolas no están incluidos en el ámbito de la Unión Aduanera. Turquía ha armonizado la legislación sobre la importación textil con el objetivo de cumplir con los criterios de la UE, aunque existe normativa, alguna en vigor desde enero de 2009, que dificulta esta importación.

Turquía ha tomado medidas encaminadas a adoptar la Política Comercial Común de la UE, mientras que, paralelamente, ha adoptado algunas medidas dirigidas a proteger la producción local frente a la posible avalancha de importaciones. Existe un Comité Conjunto de Unión Aduanera entre Turquía y la UE para negociar los aspectos más conflictivos y de coordinación entre sus respectivas políticas comerciales. Los temas más importantes actualmente son: la eliminación de las barreras no arancelarias que subsisten, la preparación de Turquía para la apertura de negociaciones en los capítulos pendientes y el cierre de los 12 en negociación.

Tramitación de las importaciones

El régimen de comercio actual, adaptado a la Unión Aduanera, ha simplificado y liberalizado los procedimientos. Entró en vigor el 1 de enero de 1996 y se basa en un método simplificado parecido al comunitario para los trámites aduaneros. Se suprime la necesidad de licencias y permisos de importación para los bienes incluidos en el Acuerdo.

Según lo previsto en el Acuerdo de Unión Aduanera, se eliminan los aranceles para productos industriales procedentes de países UE/EFTA y se introduce el Arancel Exterior Común para los procedentes de terceros países. La normativa que regula la materia aduanera en Turquía es la Ley de Aduanas Nº 4458, de 27 de octubre de 1999, modificada por la Ley Nº 5810 de 25 de diciembre de 2008, el Reglamento de Aduanas y la normativa de desarrollo, con especial de la publicada cada año referente al régimen de importaciones. Para un número decreciente de productos existe normativa específica del Instituto de Estandarización (TSE) y otra normativa que afecta a diversos productos y que ha dado lugar a problemas y reclamaciones de la industria comunitaria. Destacan las disposiciones que afectan al contenido de organismos genéticamente modificados (Ley de Bioseguridad), productos farmacéuticos (Certificados GMP, Good Manufacturing Practices), bienes de segunda mano, productos extracomunitarios exportados desde territorio comunitario, registro de textiles, bebidas alcohólicas, restricciones a la importación de carne y la deficiente protección de la propiedad industrial e intelectual.

En lo que se refiere a los productos del carbón, del hierro y del acero se llegó a un Acuerdo de Libre Comercio que entró en vigor el 1 de agosto de 1996, entre la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) y la República de Turquía. Tras haber expirado la CECA el 23 de julio de 2002, sigue en vigor con la UE. Con este acuerdo, la UE pretende conseguir un mejor acceso de sus productos a Turquía y, al mismo tiempo, que este país comience a respetar la disciplina europea en cuanto a subsidios y políticas de competencia en este sector.

En relación con los productos textiles, es de destacar el Comunicado 2009/21, de 31 de diciembre de 2008, que afecta a la importación de dichos productos exigiendo determinados requisitos adicionales al exportador y al importador, lo que supone una barrera indirecta al comercio. De este modo, a partir del 1 de febrero de 2009, es necesario adjuntar en cada envío un documento adicional “Formulario de Registro del Exportador”, que deberá reunir determinadas formalidades. Se han abierto a principios de 2010 dos investigaciones para la posible instauración de medidas de salvaguardia en el caso de textiles y confección procedentes de un conjunto de terceros países, que han introducido incrementos provisionales de las tarifas arancelarias y que podrían tener impacto sobre la actividad de empresas comunitarias.

Las importaciones de artículos de segunda mano, reparados o defectuosos requieren un permiso de la Subsecretaría de Comercio Exterior. También se permite, previa obtención de licencia, la importación de diversos tipos de maquinaria y de equipos de menos de 10 años de antigüedad, con la condición de que el 50% del valor CIF esté ya pagado. El Comunicado relativo a la importación de estos productos es el nº 2009/9, en vigor desde el 1 de enero de 2009.

La importación de determinados productos, tales como: narcóticos, tintes y máquinas de juego está prohibida. Asimismo, las importaciones de productos restringidos por el Convenio de Viena para la Protección de la Capa de Ozono y sus protocolos están prohibidas.

Régimen de Importación

El régimen de importación vigente está basado en la Ley de Aduanas Nº 4458, el Decreto Marco de Importación, de fecha 31 de diciembre de 1995 y la legislación de desarrollo. El régimen de importación refleja tanto los derechos y obligaciones internacionales como las necesidades económicas de Turquía. Ha sido diseñado de acuerdo con las directrices de la OMC, el Tratado de Unión Aduanera entre la República de Turquía y la Unión Europea, los Acuerdos de Libre Comercio en vigor y los Acuerdos Preferenciales firmados con algunos Países Menos Desarrollados y Países en Vías de Desarrollo.

Los Derechos Arancelarios aplicables se clasifican en función tanto del país de origen de las mercancías: si procede de la UE/EFTA (con arancel cero para productos industriales), de terceros países o de países con los que Turquía tiene acuerdos de libre comercio o preferenciales (bajo el Régimen Generalizado de Preferencias); como teniendo en cuenta el tipo de producto importado.

Deben de tenerse en cuenta, asimismo, los Comunicados que son publicados todos los años, complementan la regulación en este campo y que introducen requisitos adicionales para la importación de determinados productos por razones de orden público, moral y de seguridad nacional, de protección del medio ambiente, razones médicas y de protección de los derechos de los consumidores.

La obligación aduanera nace en el momento en el que se presenta la Declaración de Aduanas en la Oficina de Aduanas. El IVA (KDV) se aplica también a las importaciones y se devenga en el momento del despacho de las mercancías, siendo el importador el sujeto pasivo. Las mercancías importadas pueden almacenarse en un depósito franco, en cuyo caso sólo se pagarán Derechos Aduaneros cuando las mercancías se retiren del depósito franco y se despachen a libre circulación.

Par el despacho de aduanas se debe presentar la siguiente documentación:

  • Factura comercial.
  • Certificado de Origen.
  • Documentos de embarque/transporte.
  • Para beneficiarse de la exención o minoración arancelaria en virtud de lo dispuesto en el TUA será necesario presentar un “Certificado de Circulación de Mercancías” (certificado ATR) para las mercancías procedentes de la UE o bien un certificado EUR.1 para las importaciones procedentes de los países EFTA.
  • Algunos productos precisan la obtención de certificados fitosanitarios, sanitarios o de libre venta, los farmacéuticos precisan un certificado GMP (Good Manufacturing Practices) y en el caso de productos agroalimentarios pueden ser necesarios documentos en base al tipo de producto y a la Ley de Bioseguridad y otra normativa aplicable.

Acuerdos de libre comercio

Turquía es miembro del Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT) desde 1951, a través del protocolo de Torquay. Desde entonces, ha participado en todas las rondas, incluida la de Uruguay, de la que es signatario, y es miembro actualmente de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Turquía tiene acuerdos de libre comercio con 17 países: Albania, Bosnia-Herzegovina, Croacia, EFTA (Islandia, Noruega, Suiza y Liechtenstein), Egipto, Georgia, Israel, Macedonia, Marruecos, Autoridad Nacional Palestina, Siria, Túnez, Montenegro, Serbia, Chile, Jordania y Líbano. (Los acuerdos con Chile y Jordania han entrado en vigor el 1 de marzo de 2011 y el del Líbano entrará cuando acaben las negociaciones bilaterales).

En 2005 fue firmada la extensión del Acuerdo de Unión Aduanera con la UE a los 10 nuevos Estados Miembros, con los que existían acuerdos de libre comercio.

Actualmente Turquía está en negociaciones comerciales con Islas Feroe, y el Consejo de Cooperación del Golfo-KIK (Arabia Saudita, Bahrein, Emiratos Árabes, Omán, Qatar, Kuwait).

Regímenes arancelarios temporales

En Turquía hay cinco regímenes arancelarios temporales que ofrecen un tratamiento especial de los aranceles (exenciones, reducciones,...) y otros impuestos:

A) Zonas y Depósitos Francos:

(Zonas exentas de aranceles y otros impuestos creadas para exportar al exterior). Son áreas exentas de impuestos y en las que no se aplica la normativa turca de comercio exterior, financiera y fiscal diseñadas para fomentar la exportación. Los impuestos exentos son: Derechos de Aduana, Impuesto sobre la Renta en los sueldos de los empleados (para empresas que exportan al menos un 85% del valor de FOB de la mercancía que fabrican en las zonas francas), Impuesto sobre Sociedades para las empresas de fabricación e Impuesto sobre el Valor Añadido (KDV en turco). Para operar, las empresas deben presentar una solicitud a la Subsecretaría de Comercio Exterior (T.C. Basbakanlik Dis Ticaret Müstesarligi). Se permite la transferencia de beneficios a cualquier país, incluido Turquía, y está libre de impuestos, excepto la “tasa de contribución” establecida por la Subsecretaría de Comercio Exterior cuando la transferencia se hace a Turquía. Los pagos relacionados con las actividades desarrolladas en la Zona Franca serán en divisas (aunque el Consejo de Ministros puede aprobar pagos en Liras Turcas).

B) Importación Temporal:

(Importación con una reducción total o parcial de los Derechos Arancelarios de importación, no hay proceso industrial, y existe una re-exportación posterior). Este régimen arancelario permite la importación de mercancías extranjeras destinadas a la reexportación para su uso dentro del territorio arancelario turco. Dichas mercancías no podrán someterse a un proceso industrial de transformación, salvo el normal para hacer frente a su deterioro. La duración máxima de este régimen será de 24 meses (ampliable, a instancia de parte, si lo considerasen oportuno las autoridades aduaneras, siempre ante circunstancias excepcionales y por un periodo de tiempo razonable). El arancel que grava esta importación temporal es del 3% mensual del importe que habría tenido que desembolsarse si se hubiera importado para libre práctica. El cuaderno ATA es válido para la importación temporal de mercancías en Turquía. Con dicho cuaderno las muestras y el equipo profesional que se pretendan utilizar en ferias y exhibiciones podrán ser importados sin pagar Derechos Arancelarios. Los cuadernos serán válidos por un plazo de un año y podrán ser usados para múltiples entradas y salidas.

C) Transformación bajo Control Aduanero:

(Importación sin arancel, proceso industrial y posterior venta con arancel sobre las manufacturas). En virtud de este régimen arancelario es posible proceder a la importación de bienes dentro del territorio arancelario turco para ser procesados sin que estén sujetos a Derechos a la Importación y a medidas de política comercial. El producto resultante del proceso industrial operado sobre dichos bienes será despachado a libre práctica, sujeto, por tanto, al arancel de importación correspondiente como producto manufacturado. El plazo máximo de aplicación de este régimen será de dos años (si concurren circunstancias excepcionales el plazo podrá ampliarse por un período de tres meses).

D) Tráfico de Perfeccionamiento Pasivo:

(Importación con exención arancelaria de productos exportados anteriormente desde Turquía). Las mercancías importadas, que incorporen bienes exportados temporalmente desde Turquía previamente, con objeto de ser incorporados a esas mercancías que ahora se importan, gozarán de una reducción total o parcial de los Derechos a la Importación. Para poder acceder a este régimen arancelario temporal será necesario obtener con anterioridad una autorización de la Subsecretaría de Comercio Exterior. El plazo máximo por el que se concederá el acceso a este régimen es de 12 meses (ampliable en otros 12).

E) Tráfico de Perfeccionamiento Activo:

(Importación sin arancel, proceso industrial y posterior re-exportación). Este régimen arancelario temporal, al contrario que el anterior, permite la importación en Turquía, libre de aranceles y otras medidas de política comercial, de mercancías extranjeras para ser reexportadas tras su perfeccionamiento dentro del territorio arancelario turco. Se precisa autorización previa de perfeccionamiento activo otorgada por la Subsecretaría de Comercio Exterior. El plazo máximo para este proceso será de 12 meses, aunque podrá ser prorrogado. El proceso es más complejo que el seguido para acceder al régimen de perfeccionamiento pasivo, puesto que deben otorgarse garantías por los Derechos a la Importación e impuestos suspendidos, para cubrir el riesgo de que dichos bienes se comercializarán finalmente en Turquía en vez de ser reexportados. Si los bienes perfeccionados están sujetos a cuotas de importación, estas deberán respetarse y si no las hubiere se procederá a la exportación de los mismos, su destrucción si es posible o al pago de una multa.

Aranceles y otros pagos en frontera. Regímenes económicos aduaneros

Ver apartados anteriores.

Normas y requisitos técnicos. Homologación, certificación y etiquetado

Los requisitos técnicos a los que deben responder los productos importados son fijados por el Instituto Turco de Estandarización, TSE (Türk Standardlari Enstitüsü www.tse.org.tr). Las normas se refieren a un número cada vez menor de productos.

Otros organismos competentes en la materia y que expiden certificados de Inspección y de control son la Dirección General para la Estandarización del Comercio Exterior (englobada dentro de la Subsecretaría de Comercio Exterior), el Ministerio de Sanidad, el Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales y el Ministerio de Medio Ambiente.

El TSE tiene plenas facultades para la certificación de calidad según criterios internacionales.

En todos los vehículos, motores, máquinas y aparatos importados deben incluirse las instrucciones de uso y mantenimiento en turco. Las normas técnicas y sanitarias se refieren especialmente a los productos alimenticios, electrodomésticos, interruptores y fusibles eléctricos, herramientas, aparatos de telefonía, y derivados del petróleo.

Hay disposiciones específicas en materia de embalaje y etiquetado, sobre todo en lo que se refiere a productos sanitarios, farmacéuticos, alimenticios y detergentes. Conviene destacar sobre todo, los datos de expedición y el número correspondiente, las dimensiones y el peso bruto de las mercancías. Los paquetes y conocimientos de embarque de los productos en tránsito por Turquía deben llevar una indicación que especifique que se hallan en tránsito, dado que de lo contrario estarían obligados a pasar por la aduana y se les aplicarían los aranceles pertinentes.

Según el TSE, si los productos importados están en el marco de la normativa CE no se requerirían exámenes adicionales más allá de la inspección de la documentación por parte del TSE. Es de destacar el Comunicado 2009/9 sobre la importación de ciertos productos con marca CE, en vigor desde el 1 de enero de 2009, que establece la exigencia de trámites ante el TSE en el caso de la importación de determinados productos extracomunitarios a pesar de contar con el ATR o el certificado EUR.1.; este Comunicado exige la presentación del Certificado de Origen del producto con el objeto de verificar su procedencia real y ha dado lugar al examen de la Comisión Europea por su dudosa justificación.

Por otra parte, los medicamentos, productos químicos y materias primas de uso en la agricultura y productos veterinarios, agrícolas y alimenticios tienen que someterse a una inspección sanitaria. Existen 8 Direcciones Regionales que se encargan de la correspondiente inspección: Mármara, Anatolia Occidental, Anatolia Oriental, Anatolia Sur, Mar Negro Oriental, Mar Negro Occidental, Anatolia Central y Sudeste de Anatolia.

Para obtener el certificado de inspección hay que efectuar una solicitud ante el Ministerio de Sanidad o el Ministerio de Agricultura, a la que se adjuntará la factura pro-forma, certificados sanitarios, de análisis y otros documentos pertinentes. El certificado de inspección deberá presentarse ante la Administración de Aduanas.

Régimen de Exportación

El procedimiento se ha simplificado con la introducción del régimen que armonizado con la legislación de la UE. Los certificados de exportación y las declaraciones de exportación incluidas en el anterior régimen se abolieron para dar paso al Documento Único Aduanero (DUA). Además, con la introducción del nuevo régimen, todos los fabricantes y establecimientos registrados en Cámaras de Comercio podrán exportar.

La Subsecretaría de Comercio Exterior se encarga de diseñar las medidas para supervisar, controlar, dirigir e imponer las restricciones y prohibiciones a la exportación. Los exportadores ya no necesitan de la anterior licencia de exportación y todas las transacciones de exportación se llevan a cabo mediante la declaración de aduana.

Existen productos cuya exportación está prohibida o sujeta a autorización, incluidos en la Comunicación 96/31, publicada en la Gaceta Oficial el 19/9/1996, con número 22762. En base a esta Comunicación, se realizan actualizaciones de las que la última fue publicada en la Gaceta Oficial el 17 de mayo de 2011 con número 27937.

Barreras de entrada para bienes y servicios españoles

La Unión Aduanera UE-Turquía implica libre circulación para la práctica totalidad de los productos industriales, pero únicamente diversas preferencias para varios de los agroalimentarios.

Varios productos agroalimentarios han tenido problemas de importación, aunque algunos se deben a enfermedades aun no erradicadas en España. En febrero de 2012 se produjo en Ankara una primera reunión de ambos Ministerios de Agricultura, auspiciada por esta Ofecome, para abrir el mercado a bovinos y ovinos y sus carnes. En noviembre 2012 visitó España una delegación de alto nivel del Ministerio de Agricultura turco para verificar el sistema técnico- sanitario español. Durante 2013 se ha conseguido abrir el mercado para los conejos y su carne, así como para la carne de porcino. Comenzado 2014 se pusieron en vigor certificados para los productos lácteos y los productos de la pesca. No obstante, en la actualidad sigue cerrado el mercado turco para los bovinos (debido a la enfermedad de la lengua azul) y las ovejas españoles (por brucelosis y anthrax); sus carnes siguen la misma suerte.

Turquía no se ha incorporado al Acuerdo plurilateral de Contratación Pública de la OMC, lo que le permite mantener condiciones ventajosas para sus empresas en numerosas licitaciones públicas, pudiendo llegar a conceder hasta un 15% de preferencia en el precio ofrecido a favor de los licitantes nacionales. En los últimos meses se aprecia una tendencia creciente a aplicar esta preferencia sobre todo en las licitaciones de TCDD, ferrocarriles turcos, que deja prácticamente fuera del mercado a las empresas internacionales.

En 2010 Turquía introdujo una medida de salvaguardia para múltiples sectores, que afectan a empresas españolas, que incrementa el IVA a pagar en la importación, al calcularlo sobre un precio base en función del peso y no del valor declarado. En diciembre 2012 endureció el método de cálculo. Turquía aduce que se está produciendo una entrada desde España y otros estados miembros de productos fabricados en Asia. Se encuentra afectada seriamente la empresa española Savera, fabricante de guías de ascensores.

Por otro lado, hay que destacar la muy deficiente protección de los derechos de propiedad intelectual e industrial, que está siendo tratada en un grupo de trabajo bilateral específico promovido por la UE.

Barreras no arancelarias. Contingentes y licencias de importación