Sectores más interesantes para nuestro comercio

En este momento, la gran oportunidad está en el segmento de consumo de lujo en general tanto en alimentación y bebidas, como en moda, complementos, joyería, cosmética y hábitat. Las ventas e importaciones de este tipo de productos procedentes de Europa mantienen tasas superiores al 20 % en la mayor parte de estos productos tanto en 2012 como en 2013.

Productos agroalimentarios: Corea es un país escasamente dotado para la agricultura y la ganadería, con una estructura productiva ineficiente. En los sectores en que no hay barreras no arancelarias o se ha conseguido un protocolo bilateral de exportación, las exportaciones españolas experimentan crecimientos sostenidos. Los principales productos de exportación son carne de cerdo, aceite de oliva, vinos y en menor medida, naranjas. Los productos orgánicos son uno de los nichos de mayor valor añadido y crecimiento esperado.

Componentes de automoción: constituye ya una de nuestras principales partidas de exportación a Corea y de inversión en el país. 

Moda y complementos: el mercado de moda atraviesa un momento de transformación, con un importante aumento del gasto per cápita y del interés del público por la moda. Las principales cadenas de franquicias de moda están abriendo establecimientos en Corea o tienen planes para introducirse en el país. Las empresas españolas están bien situadas tras el éxito de ZARA.

Energías renovables: igual que en el caso de las industrias medioambientales, el interés coreano en este campo es exportador. Sin embargo, la necesidad de las empresas coreanas de dotarse de proyectos computables como referencia en licitaciones internacionales, está motivando la instalación de proyectos piloto por todo el país, algunos de ellos de escala muy ambiciosa.

Medio ambiente: La administración muestra un gran interés en el sector, como nuevo motor de crecimiento de la economía. Hay varios planes administrativos de fomento de las “industrias verdes” (energías renovables, reciclado, tratamiento de residuos, etc.) Sin embargo estos planes están fundamentalmente orientados a la exportación y es difícil que cree demanda significativa de nuestros productos.

Construcción industrial: Como solución a la crisis inmobiliaria y del sector de la construcción, las empresas coreanas han desplegado una gran actividad para captar proyectos industriales en el exterior, fundamentalmente Oriente Medio. Se trata de contratos de construcción de plantas industriales, refinerías, etc. para los que la mayor parte de los suministros y equipamiento se procuran en terceros países.