Sistema financiero

 

El sector financiero en Argelia está dominado por seis bancos propiedad del Estado, los cuales poseen la mayoría de la cuota del mercado (el 90% de los préstamos y depósitos provienen de estas entidades). Sin embargo, las instituciones privadas con respaldo extranjero están creciendo en importancia.

El Banco de Argelia (banco central), ha otorgado licencia a 20 bancos. Seis de los cuales son propiedad del Estado y el resto están en manos privadas). Los principales bancos públicos argelinos son: El Banco Nacional de Argelia (BNA), la Banca exterior de Argelia (BEA), el Crédito Popular de Argelia (CPA), el Banco de Agricultura y de Desarrollo Rural (BARD), el Banco del desarrollo local (BDL) y la Caja Nacional de Ahorro y de Previsión (CNEP-Banque). Los bancos públicos cuentan con una red extendida y un conocimiento amplio de los sectores de actividad y los clientes nacionales. En términos de seguridad y riesgo se ajustan a los estándares internacionales.

Los bancos comerciales privados son filiales de grandes bancos extranjeros (Citybank, Société Générale, Arab Banking Corp., etc.) El Banco Sabadell es la única entidad española que tiene una oficina de representación. La Caixa cuenta con un delegado en Argelia y está en trámites para la apertura de una oficina de representación.

Además, existen otras nueve entidades financieras con licencia: cuatro entidades de leasing (Arab Leasing Corporation, Maghreb Leasing Algérie, Ijar Leasing Algérie y Societé Nationale de Leasing); la Caisse Nationale de Mutualité Agricole; Sofinance (sociedad respaldada por el Estado y dedicada a operaciones de préstamo, leasing e inversiones); Société de Refinancement Hypothécaire; Cetelem Algérie y El Djazair Ijar. El Banco de Argelia también ha listado siete bancos extranjeros con oficinas de representación.

El Banco de Argelia es el encargado de controlar la inflación, de la política monetaria y la emisión de moneda. Desde el año 1990, el Banco de Argelia también tiene el poder de autorizar la apertura de los nuevos establecimientos financieros y bancarios, tanto extranjeros como nacionales.

El sistema financiero y bancario está siguiendo políticas acordes con el objetivo del gobierno de facilitar el crédito a las pequeñas y medianas empresas, para desarrollar un tejido industrial y empresarial que reduzca la dependencia de la economía de los hidrocarburos. La distribución del crédito en 2014 estuvo marcada por la gran importancia de los sectores de industria, siendo los sectores que más recibieron crédito los siguientes: producción y distribución de gas y electricidad (32%), fabricación (22%) y comercio y reparación de vehículos (10%). La banca electrónica no está apenas desarrollada.

A pesar de los avances, el sector bancario argelino funciona ineficazmente y su escaso desarrollo es uno de los principales problemas para el progreso económico del país.
 

Líneas de crédito, acuerdos multilaterales de financiación

Las importantes reservas de divisas de Argelia, 2º país de la región MENA después de Arabia Saudí, y el temor al endeudamiento externo tras la crisis de liquidez sufrida a mediados de los 90, han provocado que Argelia no recurra a la financiación exterior.

Argelia redujo drásticamente su tasa de endeudamiento externo entre 2004 y 2006. La deuda exterior de Argelia fue objeto de renegociación entre 1994 y 1998 y se pago en su mayor parte anticipadamente entre 2004 y 2006 cuando pasó de 21.411 millones de dólares (2004) a 5.062 millones de dólares (2006). Desde entonces, la deuda externa se ha estabilizado y en 2013 ascendía a 3.309 millones de dólares y en 2014 en 3.735.
 

 

 

Régimen de cobros y pagos al exterior

 

El Reglamento nº 07-01 del 3 de febrero de 2007 (JORA del 13 mayo de 2007) declara la convertibilidad del dinar para las transacciones internacionales corrientes y establece las reglas aplicables para las operaciones con el exterior. Los pagos y cobros correspondientes a las transacciones corrientes internacionales están liberalizadas siempre que se utilicen los intermediarios financieros acordados (incluida Algérie Poste).

Declara prohibida la exportación tanto de la moneda nacional como de cualquier tipo de crédito, valor mobiliario, etc., en moneda nacional. Además, siguen fijando un tope a la salida de divisas por viajes de turismo.

Está prohibida la constitución de tenencias monetarias, financieras, e inmobiliarias en el extranjero por residentes en Argelia.

Los recursos en divisas procedentes de operaciones con el exterior deben ser tramitados obligatoriamente por el Banco de Argelia, correspondiendo la gestión de dichos recursos también al Banco Central. No obstante, el Banco de Argelia permite disponer a la empresa argelina de un porcentaje de las divisas obtenidas para otras operaciones internacionales.

Los residentes pueden adquirir activos en divisas sólo a través de los intermediarios financieros autorizados por el Banco de Argelia. Lo mismo se aplica para cambiar divisas en dinares.

Un viajero que entre en Argelia está autorizado a introducir billetes y cheques de viajero en moneda extranjera bajo reserva de una declaración en Aduanas para cualquier cantidad. Por otro lado, el viajero que sale de Argelia está autorizado a llevar billetes en moneda extranjera así como cheques de viajero, siendo para el caso de no residentes igual o inferiores a la cantidad con la que entró en el país y para los residentes en el límite autorizado por el Banco de Argelia, 140 euros, solo una vez al año.

Toda operación de exportación y de importación debe domiciliarse en un intermediario financiero autorizado por el Banco de Argelia, anteriormente a cualquier transferencia o repatriación de fondos y antes de desaduanar la mercancía, excepto las importaciones y exportaciones sin pagos y cobros, o con un valor inferior al contravalor de 100.000 dinares FOB, las muestras, las donaciones, las importaciones del cuerpo diplomático, así como las importaciones realizadas bajo un régimen aduanero suspensivo.

Las importaciones-exportaciones de equipos bajo crédit-bail (leasing) son asimiladas a import/export con pago diferidos.

Todo compromiso financiero solo se puede realizar cuando se tengan las facturas definitivas y los documentos de expedición. Cuando el pago de la importación es aplazado, todo debe estar de acuerdo con las modalidades definidas por el Banco de Argelia. En el caso de que el contrato exija el pago por anticipado a la expedición de la mercancía, se puede realizar hasta un 15% siempre que se presente una garantía de restitución por el exportador de un banco de primera línea por importe igual al importe que quiere se le transfiera. Por importes superiores, es necesaria la autorización del Banco de Argelia.

Toda exportación de hidrocarburos y de productos mineros está sometida a una reglamentación específica.

Si la exportación no lleva consigo un pago aplazado, las divisas deben ser repatriadas en un plazo no superior a 120 días desde la fecha de expedición. Cuando el pago es superior a 120 días, debe contarse con la autorización del BA para la realización de la exportación.

El cobro de las exportaciones en consignación es exigible a medida que se realicen las ventas.

Los trabajadores extranjeros en Argelia se benefician de un derecho de transferencia de hasta el 90% de su salario en las condiciones definidas por el Banco de Argelia.

 

Repatriación de capitales

La salida de divisas no está liberalizada en Argelia y para realizar la repatriación de beneficios se necesita en la práctica la conformidad del Banco de Argelia. No obstante, para transferir los dividendos, la empresa debe dirigir su demanda a los bancos comerciales, ya que el Banco de Argelia efectúa el control a través de dichos bancos.

Para solicitar la transferencia de dividendos por parte de un inversor extranjero éste debe adjuntar los siguientes documentos:

-          Copia del registro de comercio

-           Justificación de las aportaciones exteriores

-          Copia del balance certificado por el Comisario de Cuentas

La transferencia de dividendos al extranjero está sometida a una imposición del 15%.