Sistema financiero

El sistema bancario está formado por el Banco de los Estados del África Central (BEAC), que es el encargado de la supervisión del sistema financiero, dentro de la Comunidad Económica y Monetaria de África Central (CEMAC) así como de la emisión de la moneda y las instituciones públicas y privadas de ahorro y crédito. Su sede está en Yaoundé.

En 1992, los Estados miembros de la BEAC crearon una autoridad supranacional de supervisión, la Comisión Bancaria de África Central (COBAC), para asegurar y homogeneizar la regulación bancaria de los Estados de África Central. La Oficina de Control de cambios de Camerún controla las transacciones financieras efectuadas entre el Camerún y territorios extranjeros. Las principales innovaciones legislativas han sido introducidas por la ley Nº 00/80/CEMAC/UMAC/CM del 29 de abril de 2000, que armoniza el control de cambios en los países miembros y estipula la libre transferencia de beneficios. Este reglamento aumenta la responsabilidad de los bancos comerciales en la aplicación de las leyes y normas de comercio, considerándolos como “intermediarios autorizados” para la ejecución y seguimiento las operaciones de transferencia de dinero y comercio.

El sistema bancario camerunés comprende 13 bancos comerciales de los que cinco entidades son filiales de grupos internacionales -Banque Internationale du Cameroun pour l’Epargne et le Crédit (BICEC); Attijariwafa; Standard Chartered; Citibank N.A. y Société Générale-, cinco son filiales de bancos cuyas matrices están sitas en la región subsahariana -Ecobank; Union Bank of Cameroon; United Bank of Africa; Banque Gabonese et Française Internacionale y Banque Atlantique de Cameroun- y tres son bancos locales -Afriland First Bank, Commercial Bank of Cameroun y National Financial Credit. En conjunto, representan más del 40% de los activos bancarios de la CEMAC. Los grandes grupos financieros internacionales dominan el sector bancario camerunés. A finales de 2011, representaban el 57% del crédito financiero, de los que las entidades francesas suponen más del 40%. Los bancos locales representan el 24% del crédito financiero. El gobierno dispone de participaciones significativas tanto en los dos bancos de origen francés como en el de origen marroquí. El banco de Togo Ecobank ha recientemente adquirido indirectamente Union Bank of Cameroon al comprar su matriz Nigerian Oceanic Group. Asimismo, el sistema bancario está conformado por otros organismos públicos de ahorro y de crédito: Caisse d'Epargne Postale, Société Nationale d'Investissement, Crédit Foncier du Cameroun, Fonds de Garantie de Crédit aux PME y la Société de recouvrement des créances (SCR).

El funcionamiento del sistema de intermediación financiera y el acceso al crédito bancario sigue estando obstaculizado por un sistema judicial defectuoso y la existencia de información limitada sobre la solvencia de los prestatarios. Por ello, los mercados de crédito personal no se han desarrollado plenamente. De acuerdo con el Artículo IV del FMI de 2012, en los últimos años se ha producido un considerable reducción de la solidez del sistema bancario, con cuatro bancos en práctica situación de insolvencia y un quinto con grandes dificultades financieras. Según el análisis realizado sobre el sector bancario, el FMI sostiene que existe una mala gestión del crédito concedido, difcultades para ejectuar reestructuraciones en los bancos con dificultades y una mala gestión de los recursos humanos como principales problemas que explican la situación actual del sector. El número de bancos que tienen una exposición excesiva a determinados prestatarios, especialmente la refinería nacional SONARA, asciende a nueve, mientras el ratio de adecuación del capital es del 5,2%, por debajo del 8% exigido por la COBAC. Sin embargo, la ausencia de un préstamos interbancarios mitiga el riesgo de contagio en caso de que algún banco colapsase, quedando como único medio de contagio la pérdida de confianza en el sector por parte de los depositantes.

Esta ampliamente extendido el sistema de ahorro informal y sistema de préstamos conocido como “tontine” que ocupan el lugar que debiera ocupar la banca. La devolución de los créditos viene forzada por la presión social.

El sector de las microfinanzas tiene un tamaño significativo, semejante en su totalidad al de un banco mediano camerunés. La COBAC es responsable de la supervisiones de las entidades de microcréditos pero, según el FMI, no es capaz de llevar a cabo dicho mandato debido a sus limitados recursos y el elevado número de entidades implicadas, que acendía a 495 a finales de 2010. Una gran parte de estas entidades han sido denunciadas por las dificultades financieras que atraviesan. Estas instituciones se desarrollaron a principios de los noventa tras la crisis económica que afectó al país y que provocó el cierre de bancos y la pérdida de confianza en el sistema financiero. Ante las dificultades de las PYMES para obtener financiación de la banca, actualmente las entidades de microcrédito están cubriendo esta necesidad. En todo caso estas instituciones vienen a cargar un interés entre un 8 y un 35% anual. Los establecimientos de microfinanzas se dividen en tres categorías:

- 1ª Cat.: De tipo asociativo, cooperativo, mutualista;
- 2ª Cat.: Sociedades anónimas; y
- 3ª Cat.: Establecimientos de microcrédito, proyectos, sociedades que conceden créditos sectoriales o sociedades de caución mutua.

Entre las instituciones de microcréditos destacan la Agence de Crédit pour l’Enterprise Privée (ACEP) y la Cooperative d’Epargne et de Credit des promotrices (CEC-PROM).

La Bolsa de Camerún (Douala Stock Exchange, DSX) abrió sus puertas en abril de 2003 y tiene su propio reglamento interno. La actividad en la Bolsa es baja, a pesar de los incentivos fiscales existentes para su promoción. Tres empresas están actualmente incluidas en ella: la SEMC, empresa embotelladora de agua, la SAFACAM, empresa agro-forestal y la SOCAPALM, empresa agroindustrial.

El mercado de seguros está regulado por el tratado firmado por Camerún y otros 14 países de África Subsahariana instituyendo la organización integrada del mercado de seguros y la Conferencia Interafricana del Mercado de Seguros (CIMA). Hay unas 20 compañías de seguros operando en Camerún, entre ellas AGF Cameroun Assurances. Desde enero de 2002, las compañías de seguros tienen que separar el negocio de los seguros generales del de los seguros de vida, sector pequeño aunque en crecimiento.

Líneas de crédito, acuerdos multilaterales de financiación

Puesto que la financiación privada es aún relativamente difícil, y que las industrias apenas pueden contar con el apoyo de las asociaciones profesionales, la financiación internacional, y especialmente la procedente de la Unión Europea y del Banco Mundial, permiten dan impulso al desarrollo de la industria camerunesa.

Camerún tiene un acuerdo con la Asociación Internacional de Desarrollo (firmado el 15 de noviembre 2007) para la concesión de un crédito de 80 millones de dólares (crédito n 4313-CM) para financiar proyectos de desarrollo del sector urbano y de suministro de agua. Hay otro acuerdo para la concesión de un crédito de 147 millones de dólares (crédito nº 4337-CM) para la financiación de proyectos de transporte y tránsito en la zona CEMAC. Ambos están publicados en el Journal Officiel del 30 de mayo 2008.

El Fondo OPEP para el Desarrollo Internacional ha concedido un crédito de 6 millones de dólares para la financiación parcial del proyecto de desarrollo rural integrado de Chari-Logone. Está publicado en el Journal Officiel del 1 de junio 2008.

Régimen de cobros y pagos al exterior

Las transferencias bancarias al exterior están reguladas por el Reglamento 02/00/CEMAC/UMAC sobre la armonización de la reglamentación de cambios en los Estados miembros de la CEMAC y por la Orden Ministerial 2/2008 que regula las transferencias de los bancos comerciales de la República de Guinea Ecuatorial. El Reglamento 02/00/CEMAC/UMAC se rige bajo el principio de control en donde las 22 labores de supervisión recaen principalmente sobre la banca comercial. Para transferencias superiores al millón de francos CFA es obligatoria la presentación en el banco de documentación justificativa. Los movimientos de capitales pueden ser objeto de autorización previa del Ministerio de Hacienda en cierto casos, entre ellos:

- Transacciones relativas a obtención o concesión de créditos de más de 100 millones de francos CFA;
- transacciones relativas a las inversiones directas de más de 100 millones de francos CFA (se considera inversión directa la compra de al menos un 10% del capital de una empresa);
- transacciones relativas a valores mobiliarios extranjeros de más de 10 millones de francos CFA.

Los expatriados están autorizados a transferir regularmente al extranjero una parte de su salario presentando su nómina. Las transferencias de salario justificadas para atender cargas familiares fuera de la CEMAC no están limitadas.

Según el Reglamento, las transferencias interiores de la CEMAC son, con excepciones, efectuadas libremente, siendo obligatoria su declaración para fines estadísticos. Para transferencias superiores al millón de francos CFA, también es obligatoria la presentación en el banco de documentación justificativa. Según el Art. 11, todas las transferencias cuyo beneficiario tenga una cuenta dentro de la CEMAC están sujetas a una comisión regulada nunca superior al 0,25%, que se reparten el intermediario y el BEAC.

La repatriación de beneficios de los no residentes es libre, siempre que la operación económica que los haya propiciado esté autorizada o no sujeta a autorización - artículo 55-. En las transferencias al exterior, se aplica una comisión regulada que no puede superar el 0,50%. Asimismo, hay que tener en cuenta que las personas físicas o jurídicas residentes tienen prohibida, salvo autorización ministerial, la tenencia de cuentas en divisas. El personal no residente puede repatríar su salario sin límites, mientras que el personal extranjero residente está autorizado a transferir regularmente al extranjero una parte de su salario presentando su nómina. Las transferencias de salario justificadas para atender cargas familiares fuera de la CEMAC no están limitadas.

El reglamento impone también nuevos requisitos para el caso de las transferencias superiores a 5 millones de francos CFA cuando correspondan a operaciones de importación. Deben de estar aseguradas por un intermediario financiero acreditado, estar domiciliadas en un banco local -artículo 41-, constar de una factura pro forma y de un atestado profesional emitido por el importador. Lo anterior también es válido para exportaciones y para el intercambio internacional de servicios. Por último, las inversiones de más de 100 millones de francos CFA deben ponerse en conocimiento del Ministerio de Hacienda y presentarse junto a los documentos exigidos en el artículo 96.

Por otra parte, debemos señalar que los intermediarios bancarios tienen la obligación de declarar todas las operaciones realizadas a la BEAC (Banco de los Estados de África Central). La BEAC, actúa como banco central, interviniendo los pagos al exterior, por lo que en cualquier momento puede bloquear una transferencia o solicitar más documentación justificativa.

Repatriación de capitales

El reglamento nº 02/00/CEMAC/UMAC/CM, armonizado en la CEMAC, y la ley nº 03/009/CF/MINFI/DCE/D del 7 de enero de 2003 para el desarrollo y aplicación del primero en Camerún, estipulan la libre transferencia de beneficios. No obstante, todas las transferencias fuera de la CEMAC, incluyendo los préstamos obtenidos por compañías residentes, deben ser declaradas y están sujetas a medidas de control con fines estadísticos. Todas aquellas que superen los 5 millones de francos CFA deben ser domiciliadas en intermediario autorizado. Toda transferencia de fondos al extranjero tiene una comisión de hasta 0,50%. Los bancos autorizados por el BEAC son los intermediarios que se ocupan de verificar, ejecutar las transacciones, recoger los datos estadísticos e informar a las autoridades monetarias.

Las siguientes transacciones necesitan autorización previa del Ministerio de Finanzas:

- Préstamos que superen los 100 millones de francos CFA; las
- inversiones directas que superen los 100 millones de francos CFA; y los
- valores mobiliarios extranjeros que superen los 10 millones de francos CFA.

Los empleados expatriados pueden pedir autorización para repatriar parte de su salario. Como personas no residentes, no se le aplica el Reglamento de Cambios de la CEMAC y pueden ser transferidos libremente. La solicitud de transferencia debe estar acompañada las nóminas correspondientes y el contrato de trabajo.

Dividendos y beneficios

Los documentos justificativos para la remuneración de las inversiones directas en el país efectuadas por los no residentes son los siguientes:

- Balance de explotación de la sociedad;
- actas de la junta ordinaria de accionistas;
- lista de accionistas y reparto de capital;
- copia del recibo de transferencia de la tasa proporcional sobre el beneficio de capitales mobiliarios (TPRCM); y
- declaración fiscal del ejercicio correspondiente.

En el caso de rentas arrendaticias procedentes del alquiler de inmuebles propiedad de no residentes o de residentes extranjeros el importe de la transferencia no puede superar el 50% del alquiler percibido. Los documentos justificativos a presentar son:

- Contrato de arrendamiento;
- copia de la declaración fiscal del año en curso en el que el alquiler fue percibido;
- copia del título de propiedad.

En el caso de intereses de préstamos los documentos justificativos son:

- Copia del acuerdo de préstamo;
- tabla de amortización;
- copia de la autorización del Ministerio de Finanzas, en caso de necesitarla.

Para dividendos de valores mobiliarios superiores a 10 millones de francos CFA la información a aportar es:

- Nombre y dirección del emisor;
- lugar de emisión;
- lugar de venta en Camerún;
- naturaleza del título;
- modalidad de emisión;
- importe del título;
- condiciones de cesibilidad o de reventa;
- fecha de emisión y de venta; y
- destino del producto de la emisión o venta.

Inversión directa

Las inversiones extranjeras directas que superen los 100 millones de francos CFA deben ser declaradas ante el Ministerio de Finanzas 30 días antes de su realización, excepto en los casos de ampliación de capital como resultado de reinversión de beneficios no distribuidos. La liquidación de estas inversiones debe ser declarada ante el Ministerio de Finanzas 30 días antes de ser efectuada. Los documentos justificativos son los siguientes:

- Tabla detallando las participaciones nominativas en el capital de la empresa de inversión directa;
- copia de la decisión de creación de la empresa o de la ampliación de capital;
- ficha describiendo la naturaleza y actividad de la empresa;
- el balance de los últimos tres años,
- la cuenta de resultados de los últimos tres años; y
- los informes de los auditores de los últimos tres años.