China se convierte en el mayor consumidor de vino tinto del mundo
Crece exponencialmente el gasto en botellas de 10 dólares o más
Fuente:   -  09/04/2014

Según un reciente estudio de mercado elaborado por International Wine and Spirit Research (ISWR) para Vinexpo, el vínculo tradicional en China entre el color rojo y la suerte ha ayudado a convertir al gigante asiático en el primer consumidor de vino tinto del mundo. Por añadidura, los compradores hongkoneses y chinos continentales (englobados en un solo colectivo en el estudio) son los más dispuestos a pagar 10 dólares (unos 7,20 euros) o más por una botella de vino, por detrás tan sólo de los de Estados Unidos. El gasto en vinos de dicho precio aumentó un 430% entre 2008 y 2012, y el estudio prevé que crezca un 60% adicional hasta 2017.

 

China (incluido Hong Kong) es en la actualidad el quinto mayor consumidor de vino del mundo. El espectacular aumento del 134,3% en 2008-2012, se prevé que disminuya a una tasa media del 33,8% para el periodo 2013-2017 conforme vaya madurando el mercado. Según el informe, la ralentización del consumo obedece también en parte a la adopción por el gobierno, a principios de 2013, de medidas de austeridad para los gastos públicos en celebraciones.

 

El pasado año, China se convirtió en  el mayor consumidor de vino tinto del mundo, con 155 millones de cajas de nueve litros (1.865 millones de botellas) frente a los 150 millones de Francia y los 141 millones de Italia. Sin embargo, el consumo per cápita sigue lejos del de los países con cultura vinícola: 1,5 litros per cápita en 2013, mientras que la media francesa anual es de 51,9 litros. El informe de Vinexpo vaticina que China mantendrá su posición de líder en consumo al menos hasta el año 2017, fecha en que alcanzará los 207 millones de cajas, de las cuales el 90% será de vino tinto.

 

Considerando todos los tipos de vinos (tintos, blancos, rosados, espumosos y generosos), la mayor parte de la demanda en China es satisfecha por la producción local. El vino de importación representa en la actualidad el 18,8% del mercado, pero con tendencia al alza, habiéndose multiplicado por siete las compras al exterior entre 2007 y 2013. Los proveedores tradicionales son Francia y Australia, pero los vinos procedentes de Italia, EE UU y España ganan terreno.

 

En la primera década del siglo, las exportaciones de vino de España a China eran principalmente de vino a granel (un 90% del valor total en 2005), pero a partir de 2011 la situación se invirtió. En 2012 y 2013, el vino embotellado representó, respectivamente, el 70% y el 75% del valor total del vino exportado por España al país asiático. En 2013, en términos de valor, España se ha situado como tercer proveedor chino de vino embotellado por delante de Italia y Chile, con unas ventas totales de 62,73 millones de euros.

 

El gusto por el vino tinto es, según apunta el estudio de ISWR, una cuestión cultural, pero también tiene que ver con la juventud del mercado. Por un lado, el vino tinto es considerado más saludable que los alcoholes de arroz tradicionales y el color rojo es un símbolo de buena suerte. Por otro lado, los mercados que se inician en el consumo del vino, como el chino, suelen empezar por centrarse en el consumo de vino tinto, para después orientarse hacia otras clases. En opinión de Guillaume Deglise, director ejecutivo de Vinexpo, China se halla ahora en la misma situación que Japón hace 20 años. Conforme vaya madurando el mercado, los vinos blancos, rosados y espumosos verán crecer su demanda, como ha sucedido en el mercado nipón.

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: