Alemania: el creciente poder adquisitivo de los salarios alimenta la demanda
Como no ocurría desde hace tres años, la debilidad de la tasa de inflación ha hecho aumentar el poder adquisitivo de los salarios en términos reales en el último trimestre de 2014, relanzando el consumo privado.
Fuente:  Les Echos , ICEX  -  26/12/2014
El salario mensual medio de un empleado a tiempo completo en el tercer trimestre fue de 3.541 euros
El salario mensual medio de un empleado a tiempo completo en el tercer trimestre fue de 3.541 euros
El consumo privado está tomando el relevo de las exportaciones como motor de la economía

Según ha comunicado la Oficina Federal de Estadísticas de Alemania (Destatis), en el tercer trimestre del año en curso se ha registrado un incremento del 1,8% en los salarios reales respecto al mismo intervalo de 2013. Como señala el diario económico 'Les Échos', esta situación no se había vuelto a dar en el país germano desde hacía algo más de tres años, en concreto, desde el segundo trimestre de 2011. 

Esta circunstancia se debe no tanto a la presión al alza de los salarios cuanto a la bajada continuada de la tasa de inflación. En el tercer trimestre de 2014, los salarios nominales han aumentado un 2,6% en términos interanuales, mientras que los precios al consumo sólo crecían un 0,8% en el mismo período. En opinión de Destatis, esto apunta a un “incremento significativo” de los salarios reales para el conjunto del año 2014. 

La población activa germana ha superado los 43 millones de efectivos en octubre, y la tasa de desempleo se sitúa por debajo del 7%, muy cerca del nivel del pleno empleo. Valiéndose de su reforzado poder adquisitivo, los consumidores están volviendo a ser el primer factor impulsor del crecimiento económico, a gran distancia del comercio exterior. El aumento del consumo privado, estimado en un 0,7%, y un incremento de las exportaciones superior al de las importaciones son los principales factores que han evitado que Alemania entrara en recesión en el tercer trimestre del año. 

Consultado por el citado rotativo, el economista Karl Brenke del Instituto Alemán de Investigación Económica (DIW, por sus siglas alemanas), se muestra de acuerdo en que hay una ligera mejora salarial este año, y que aún no se ha agotado su efecto. En efecto, a su parecer, los salarios brutos han aumentado menos rápido si se toma como medida la hora de trabajo efectivo. “Esto se debe al aumento en Alemania del trabajo a tiempo parcial, que afecta fundamentalmente a las mujeres”, considera el especialista del mercado laboral.

La tendencia a la recuperación salarial debería proseguir el año próximo. El sindicato siderúrgico IG Metall exige una subida lo salarios de hasta un 5,5% para algo más de 3,5 millones de trabajadores del sector. A ello hay que unir que el salario mínimo fijado por el Gobierno federal entrará en vigor el próximo 1 de enero, aunque afectará sobre todo a empleos de baja cualificación, o en segmentos de fuerte competencia retributiva. 

Seguirá quedando muy lejos del salario medio del país. Según Destatis, en el tercer trimestre del presente ejercicio, un empleado a tiempo completo percibía un salario medio de 3.541 euros. Esta cifra representa un jornal de 20,40 euros la hora, para una semana laboral de 40 horas, lo que es más de 2,3 veces superior al salario mínimo garantizado alemán, que se estrenará a 8,50 euros por hora.

Récord de ventas para el comercio minorista en Alemania

El 'ecommerce', motor de crecimiento del sector minorista alemán

 

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: