La economía nigeriana entra en recesión
Los problemas del sector petrolero y la falta de inversiones extranjeras lastran el desempeño de la principal economía africana.
Fuente:  Times Live  -  08/09/2016
El FMI calcula un descenso del PIB del 1,7% en 2016

Los datos oficiales de la Oficina Nacional de Estadística nigeriana confirman la situación de recesión que atraviesa el país, con una caída de más del 2% del PIB en el segundo trimestre de este año

En este sentido, el medio Times Live destaca el negativo impacto que ha tenido el descenso de la producción de petróleo.

Este sector reportó una pérdida de actividad de dos dígitos durante el citado período, debido, en buena medida, a los ataques rebeldes contra oleoductos en la zona productora del sur del país y a la bajada de los precios del crudo.

No obstante, el hecho de que la desaceleración se haya registrado en otros sectores también ofrece una señal inequívoca de que la mayor economía africana está luchando con problemas estructurales más profundos que los estrictamente relacionados con el bajo precio del petróleo, como la falta de diversificación o la elevada inflación, que ya supera el 17%.

Pérdida de atractivo
En este sentido, los inversores extranjeros han mostrado sus recelos ante el controvertido tipo de cambio fijo establecido por el Gobierno.

El resultado directo de todo ello ha sido la reducción récord en la entrada de inversión extranjera en el país. Así, los datos provisionales de la Oficina Nacional de Estadística nigeriana contabilizaron la atracción de apenas 650 millones de dólares en el segundo trimestre del año en curso, un 75% menos que en 2015 y la menor cantidad registrada en la historia económica reciente del país.

La Administración dirigida por el presidente Muhammadu Buhari finalmente devaluó la moneda en junio después de haber defendido el mantenimiento del tipo fijo durante meses. Sin embargo, los expertos señalan que su impacto negativo en la política económica del país todavía se sentirá durante los próximos meses.

El economista para África de la firma Capital Economics, John Ashbourne, valora de forma muy negativa la actual situación de la economía del país y considera que “hay una sensación de que las políticas que se han implementado hasta el momento no están funcionando".

“Nigeria es muy dependiente de la inversión extranjera para mejorar las infraestructuras y poner en marcha de nuevo su economía, por lo que resulta fundamental recuperar la confianza de los inversores”, considera Ashbourne.

Solo así se podría mejorar la evolución económica de un país para el que el FMI calcula un descenso del PIB del 1,7% en 2016.

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: