Argentina se convierte en nuevo miembro del Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras
China sigue aumentando su influencia en la región gracias al activo papel financiador del organismo internacional.
Fuente:  MercoPress  -  28/06/2017
La falta de infraestructuras está lastrando el desarrollo comercial de la región latinoamericana

La república argentina se une a Bolivia, Brasil, Chile, Perú y Venezuela y se convierte en el sexto miembro latinoamericano de la institución financiera multilateral, que en poco más de año y medio de existencia ha conseguido convertirse un actor influyente en la escena internacional.

Según explica la agencia de noticias MercoPress, el Gobierno de Mauricio Macri se ha visto empujado a tomar esta medida como parte de la estrategia de búsqueda de nuevos canales de financiación para hacer frente a los reiterados problemas existentes relacionados con la deuda.

El rápido crecimiento del Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras (AIIB) en la región es un ejemplo de las estrechas relaciones existentes con Asia y muestra además la intención de algunos países de buscar bonos bilaterales.

El vicepresidente de la entidad, Danny Alexander, señaló al respecto durante la segunda reunión anual de la junta directiva que “la intención de los países latinoamericanos de participar en el AIIB refleja el hecho de que nuestros compromisos son globales”.

Por su parte, el presidente argentino ya había alabado la propuesta del nuevo banco durante su viaje a China realizado en mayo de este año y había afirmado que puede servir como un vínculo con el país asiático para impulsar el desarrollo común.

El creciente peso de China
El analista del Instituto de Investigación de América Latina de la Academia china de ciencias sociales señaló a la mencionada agencia que Argentina está bajo una gran presión para encontrar nuevos canales de financiación internacional que les ayuden a resolver los problemas relacionados con la crisis de la deuda.

“El AIIB es capaz de financiar y priorizar proyectos de infraestructuras y eso es exactamente lo que Argentina y otros muchos países de la región necesitan urgentemente”, añadió el investigador.

La falta de desarrollo de la red de infraestructuras de Latinoamérica está lastrando su comercio exterior y perjudicando la llegada de capitales, por lo que Yang considera que el ingreso en el organismo multilateral ayudará a mejorar las condiciones y a impulsar la competitividad internacional.

De forma paralela, este apoyo implicará un aumento de la cooperación del principal impulsor del banco, China, con los países de la región, que se traducirá en la puesta en marcha de nuevos proyectos dirigidos por firmas chinas y en el crecimiento de la influencia inversora y comercial asiática.

Las repúblicas sudamericanas están mostrando además un creciente interés por la iniciativa Belt and Road propuesta por el gigante asiático. Esta busca el desarrollo y la prosperidad comunes mediante la construcción de redes de infraestructura y comercio orientadas hacia el suministro de las necesidades chinas.

Nueva Zelanda se convertirá en miembro fundador del Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: