La industria india del procesado de alimentos requerirá 10.000 millones de dólares de inversión a corto plazo
El sector mantiene un crecimiento del 10% y ofrece todavía un amplio margen de mejora para incentivar la economía.
Fuente:  The Economic Times  -  16/10/2017
Las autoridades se han propuesto doblar los ingresos agrícolas en 2022

La ministra de Industria para el Procesado de Alimentos, Harsimrat Kaur Badal, ha asegurado que las reformas iniciadas por el Gobierno indio permitirán que su país atraiga durante los próximos dos o tres años una inversión de unos 10.000 millones de dólares al sector.

Según informa el diario especializado The Economic Times, Badal realizó estas declaraciones durante la celebración a principios de mes del India Economic Summit  y también aprovechó la ocasión para resaltar que “ha habido un aumento del 40% en la entrada de inversión extranjera directa (IED) a este sector desde el año pasado”.

De hecho, durante los dos primeros meses del año fiscal en curso (abril y mayo), “ya se habían recibido más de 200 millones de dólares de inversión”, puntualizó la dirigente.

Badal señaló que “tras la celebración en noviembre de la World Food India, veremos un crecimiento notable de las cifras de IED en el sector, puesto que la Administración ya ha creado durante los últimos tres años el escenario necesario a través de diferentes programas”.

También apuntó que el sistema está preparado para el establecimiento de joint-ventures, ya que el país cuenta con materias primas y consumidores suficientes para aquellas compañías que estén interesadas en acceder a nuevos mercados.

Un sector clave
El desarrollo de la industria del procesado de alimentos es crucial para la economía india, puesto que el sector agrícola constituye cerca del 15% del PIB y da trabajo al 60% de la población activa.

Las autoridades se han propuesto el ambicioso objetivo de doblar los ingresos agrícolas en cinco años. Para ello, debe mejorar la productividad, que actualmente ronda el 60% de la media mundial.

Aquí jugarán un papel importante aspectos como los nuevos sistemas de irrigación, la modernización de las instalaciones, el uso de nuevas tecnologías y de fertilizantes o la mejora en la capacitación de los trabajadores, pero, sobre todo, la ampliación de la red de transportes.

Esta modernización permitiría aumentar los ingresos, dar trabajo a nueve millones de personas más y mejorar notablemente la seguridad alimentaria, lo que redundaría en un impulso notable de las todavía relativamente reducidas exportaciones de este tipo de productos por parte del segundo mayor productor mundial de frutas y verduras.

Actualmente, solo el 10% de los alimentos son procesados y existe un gran potencial para desarrollar y aumentar la capacidad de almacenaje, transporte y producción en el país.

El sector lácteo indio puede dar un buen ejemplo al resto de la industria, puesto que ya afrontó con cierto éxito su propia transformación a finales de los sesenta. Desde entonces, ha seguido ganando competitividad y ha conseguido crecer al 4,5% durante los últimos diez años para convertirse en líder mundial con una quinta parte de la producción mundial.

La India podría convertirse en la tercera economía mundial en 10 años

La India, récord de inversión extranjera directa en 2016

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: