Las importaciones japonesas crecieron un 14% en 2017
La recuperación de las ventas a China y Estados Unidos y la mejora económica no evitaron que el superávit comercial nipón se redujera un 25% el año pasado.
Fuente:  The Asahi Shimbun  -  29/01/2018
Estados Unidos continuó siendo el mayor mercado para Japón

Según informa el medio local Asahi, los últimos datos oficiales del Gobierno japonés muestran cómo las exportaciones crecieron un 11,8% en 2017 hasta superar los 78,3 billones de yenes, casi 580.000 millones de euros. Mientras, las compras aumentaron a un ritmo más rápido y llegaron a superar la barrera de los 75 billones de yenes, casi 560.000 millones de euros, animadas por la recuperación en los precios del petróleo. 

Las exportaciones a China experimentaron un incremento del 20,5% durante el pasado ejercicio gracias a los grandes pedidos de maquinaria industrial y productos químicos. Aun así, los casi 15 billones de yenes que significaron estas ventas, unos 110.000 millones de euros, no consiguieron frenar el tradicional déficit comercial con Pekín.

El total de lo exportado a Asia en su conjunto subió un 16% y superó holgadamente los 300.000 millones de euros. El superávit de casi 6 billones de yenes, cerca de 40.000 millones de euros, con el continente representó un 52% más de lo conseguido en 2016.

Estados Unidos continuó siendo el mayor mercado y aliado japonés durante el año pasado. El incremento del 6,8% de las ventas, impulsado por los envíos de automóviles, piezas y otros equipos de transporte, que supusieron el 40% del total, permitió situar en 7 billones de yenes, más de 5.000 millones de euros, el superávit comercial con el país americano.

No obstante, el aumento de las compras de carbón, petróleo y alimentos procedentes de EE. UU. permitió elevar las importaciones con este origen un 10% y reducir ligeramente el elevado superávit.

En el caso concreto de diciembre, las importaciones aumentaron un 15% hasta llegar a los 6.900 billones de yenes, un poco más de 51.000 millones de euros. Mientras, las ventas en el exterior crecieron un 9% durante ese mes, con lo que el superávit comercial cayó un 44% frente a lo marcado en diciembre de 2016, con casi 340.000 millones de yenes, que representaron poco más de 2.500 millones de euros.

El repunte de la demanda de otras economías importantes también ha sido de gran ayuda para los fabricantes japoneses durante todo el ejercicio pasado. Esta tendencia parece mantenerse también en la actualidad, los últimos resultados de la tradicional encuesta mensual de Nikkei a los directores de compras de las grandes compañías niponas mostraron que los nuevos pedidos ayudaron a impulsar la actividad fabril en este mes de enero a su ritmo más rápido en cuatro años.

Japón planea aumentar el programa de aranceles preferenciales

La UE y Japón formalizan un acuerdo de libre comercio 

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: