El descenso en ventas de vehículos y teléfonos inteligentes, un mal augurio para la economía china
El gasto del consumidor que impulsa la economía de China está perdiendo potencia porque las ventas de vehículos y teléfonos inteligentes han descendido en el mayor mercado del mundo.
Fuente:  Nikkei Asian Review  -  12/02/2018
Las ventas chinas de vehículos nuevos crecieron únicamente un 3% el año pasado

Según Nikkei Asian Review, las ventas chinas de vehículos nuevos crecieron únicamente un 3% el año pasado, el aumento más lento en seis años, con ventas que caen en ocho de las 12 compañías que componen el 90% del mercado.

Dongfeng Motor Group, que ocupó el segundo lugar en ventas el año pasado, registró un descenso del 4%. China Changan Automobile Group -que figura en cuarto lugar- lo hizo en un 6% y el quinto, Beijing Automotive Group (matriz de BAIC Motor) cayó un 12%. BYD, el principal fabricante de vehículos de "nueva energía" del país, como los eléctricos y los híbridos enchufables, sufrió una caída del 17%.

La situación no parece que vaya a solucionarse ya que la Asociación de Fabricantes de Automóviles de China prevé otro año de crecimiento del 3% en 2018.

La desaceleración se debe en gran parte al hecho de que el Gobierno redujo o eliminó los incentivos, incluido un recorte de impuestos a los vehículos pequeños introducido en octubre de 2015 como parte de un programa de estímulo económico. Estos alicientes se redujeron en 2017 y se eliminaron a finales del pasado año.

El Gobierno también está reduciendo los subsidios para la producción de automóviles eléctricos y otros vehículos ecológicos, en los que muchos fabricantes de automóviles han confiado. Estos pagos fueron reducidos hasta en un 40% el año pasado, mientras que también se impusieron requisitos más estrictos. El Gobierno está considerando nuevas reducciones este año.

Beijing tiene la expectativa de darle un impulso al mercado promoviendo un cambio hacia los coches eléctricos. Sin embargo, aún tiene que analizar detalles de las próximas regulaciones sobre vehículos de nueva energía, incluidas las cuotas de producción, un elemento clave de este impulso. La fecha de inicio de estas reglas se ha retrasado al año que viene.

Teléfonos inteligentes
El mercado de teléfonos inteligentes de China está experimentando una desaceleración aún más pronunciada. Los envíos cayeron un 4,9% hasta 444,3 millones de unidades el año pasado, lo que marca el primer declive anual, según datos publicados por la firma de investigación IDC. La caída en China -el mercado de teléfonos inteligentes más grande del mundo desde 2012- pesó sobre los envíos globales, que también se redujeron anualmente por primera vez, aunque menos del 0,1%.

Los datos del último trimestre muestran una imagen aún más sombría en China, con los envíos disminuyendo un 15,7% en el cuarto trimestre del año pasado. Existe la preocupación de que las condiciones sean aún más difíciles este año que en 2017.

Parte del problema proviene de un mercado saturado que ha hecho más difícil que los fabricantes de teléfonos inteligentes destaquen entre la oferta. "Cuando Apple lanzó nuevos productos el otoño pasado, los fabricantes chinos lanzaron nuevos teléfonos con las mismas características casi al mismo tiempo", señaló un vendedor de teléfonos inteligentes en Shenzhen.

Las empresas emergentes Oppo y Vivo dieron al mercado un estímulo en 2016 y principios de 2017, atrayendo a los consumidores jóvenes con nuevas marcas de teléfonos inteligentes con alta calidad de audio y vídeo. Pero ambas perdieron gran parte de su impulso en la segunda mitad del año pasado. Los envíos chinos de Oppo cayeron un 18,5% en el trimestre de octubre a diciembre, mientras que los de Vivo cayeron un 13%.

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: