Aumenta el interés por Omán como destino para la inversión
La inversión extranjera directa (IED) recibida por el sultanato durante los nueve primeros meses de 2017 creció un 13% y llegó a los 8.324 millones de riales, unos 17.600 millones de euros.
Fuente:  Times of Oman  -  15/02/2018
El PIB del tercer trimestre aumentó un 10,1% empujado por el impulso de la actividad petrolera

Según el Centro Nacional de Estadísticas e Información de Omán, esta cantidad representa unos 1.160 millones de riales más (alrededor de 2.450 millones de euros) de lo captado durante el mismo período del año anterior.

Tal y como señala el medio local Times of Oman, el Reino Unido fue el mayor inversor durante los primeros nueve meses de 2017 con 3.511 millones de riales, unos 7.400 millones de euros, seguido por los Emiratos Árabes Unidos, que invirtieron casi 950 millones de riales, unos 2.000 millones de euros, en esta etapa.

Otros países vecinos también llevaron a cabo movimientos importantes. Así, Bahréin, Kuwait y Catar destinaron 458 millones de riales (casi 970 millones de euros), 455 y 443 millones de riales, respectivamente, a diferentes proyectos de IED en Omán durante este período.

La inversión extranjera procedente de Estados Unidos dio un salto a finales del tercer trimestre para elevar la cantidad total originada en este país hasta los 367 millones de riales, unos 775 millones de euros, frente a los apenas 230 millones de riales registrados en esos tres trimestres de 2016.

Necesaria diversificación económica
Todo ello refleja un mayor interés de las firmas foráneas por una economía que ha mostrado un sólido crecimiento durante esa etapa. De hecho, el PIB omaní en el tercer trimestre de 2017 aumentó un 10,1%, empujado por el impulso del 23,9% de la actividad petrolera.

Esta industria contribuyó con 6.248 millones de riales, unos 13.215 millones de euros, al total del PIB registrado de 20.335 millones de riales, unos 43.000 millones de euros, en esos tres meses.

Omán sigue dependiendo en gran medida de los ingresos originados por los hidrocarburos, aunque su contribución a la economía se ha ido reduciendo gradualmente. Estos representaron cerca del 45% del PIB en 2014, para pasar al 34% en 2015 y caer de nuevo hasta el 27% en 2016, arrastrados por la caída de los precios.

Tanto esta elevada dependencia, como la constatación de que las reservas energéticas están a punto de agotarse, en unos 15 años para el caso del petróleo y en 20 años para el gas, han animado al Gobierno a poner en marcha una amplia estrategia para diversificar la economía.

El sultanato cuenta ya con una cartera de proyectos planificados o en curso valorada por algunos medios en más de 177.000 millones de dólares. Estos están destinados a fomentar sectores considerados clave, como el transporte y la logística, el turismo o las manufacturas, pero sin olvidar la necesaria mejora de los servicios públicos y de las infraestructuras.

El Banco Mundial espera que la economía de Omán se recupere a medio plazo 

El consumo de alimentos crecerá en los países del Golfo una media del 4,2% anual hasta 2021

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: